<- Actualmente solo registrados A- A A+

TSS – Capítulo 347

Capítulo 347: El Dominante Lin Fan

Ding…. se aumentó el nivel de Inmortalidad Eterna.

Inmortalidad Eterna Nivel 5. (0/1, 500, 000,000)

Estado Físico: “Celestial Superior, nivel superior”.

Al escuchar las notificaciones del sistema, el corazón de Lin Fan saltó de alegría.

¡Nada mal, nada mal!

Este castigo divino no ha defraudado a Este Servidor. Además estaba contento de no haber desperdiciado esos Biggras. Para Zhang Ergou y los demás, estas píldoras eran como una existencia divina. Ahora que Este Servidor había alimentado esa cosa con tantas píldoras gratuitas, será mejor que este le dé un buen uso.

El poder del relámpago del castigo divino ya había alcanzado un punto de extrema intensidad. Pero a pesar de esto, Lin Fan no tuvo miedo en lo más mínimo, permitiendo que los rayos cayesen continuamente sobre él.

Ding…. +70, 000,000 puntos de experiencia en Inmortalidad Eterna.

Ding…. +70, 000,000 puntos de experiencia en Inmortalidad Eterna.

En este momento, Sha Dulong y los demás están acurrucados en un grupo, abrazándose entre sí. Ya no podían soportar ver todos estos terroríficos acontecimientos, estaban tan asustados que no sabían qué hacer.

¡Aterrador…. era extremadamente aterrador!

¡¿Los humanos siquiera tenían permiso para seguir existiendo en este mundo?!

“Jefe, por favor, ¡deténgase! ¡Estamos realmente asustados…!” El gordito Sha Miexiong estaba escondido detrás de Sha Dulong y temblaba incesantemente.

Dejando a un lado su personalidad cobarde, la forma en que el entorno estaba cambiando era suficiente para conmocionar a la gente.

Las nubes rojas se estaban esparciéndose como si fueran sangre en este momento. Junto con los gruesos rayos que caían desde el cielo, todo esto eran señales de que el mundo estaba a punto de ser destruido.

“No te preocupes. Mira y aprende cómo tu jefe se roba el castigo divino.” Lin Fan respondió con confianza.

Sha Dulong y los demás se dieron cuenta de que sus mandíbulas estaban tan abajo que casi podían tocar el suelo. ¡¿Robar el castigo divino?! ¡¿COMO?!

Lin Fan miró a Sha Dulong y a los demás, y sintió que era su obligación darles otra buena lección.

Entonces sacó una gran cantidad de Biggras de su inventario y adoptó una maravillosa postura antes de lanzarlos justo en medio del castigo divino.

“Hoy, tu jefe te mostrará cual es el epítome del robo.” Con sus manos en su espalda, el aura de Lin Fan volvió a cambiar por completo.

Este era el aura de un hombre lleno de sabiduría que nadie podía comprender.

Al ver lo poderoso y majestuoso que su jefe parecía una vez más, Sha Dulong y los demás se juntaron y comenzaron a observarlo de cerca con una expresión seria.

Alegre por la centrada atención de todos ellos, Lin Fan continuó: “Hay muchos caminos que uno puede recorrer en la vida. Aunque la mayoría de la gente se burlará de nosotros por tomar el camino del robo, tu jefe te mostrará que el camino del robo es, de hecho, el camino más poderoso que uno puede tomar en la vida”.

“Aprovechando la fuerza de los demás para complementarnos, creando una existencia inigualable en este mundo. ¿Chicos, lo entienden?”

Incluso en este momento, Lin Fan no se olvidó de su tradicional profesión de hablar estupideces.

“No entiendo”. Sha Dulong y los demás movieron su cabeza, incapaces de comprender el significado de las enigmáticas palabras de su jefe. Pero a pesar de eso, sabían que sonaba como algo realmente impresionante.

“Está bien si no lo entienden. Pero nunca olvides esto: Tú no elegiste la vida del robo; la vida del robo te eligió a ti. Una vez en ella, nunca te rindas. Dejen que su jefe les muestre lo que significa ser el ladrón de todos los ladrones”. Lin Fan respondió calmadamente.

Como pollos picoteando maíz, Sha Dulong y los demás asintieron con furia con sus cabezas.

Aunque apenas pudieron entender las palabras de su Jefe, comprendieron la esencia de todo eso. El jefe estaba diciendo: El camino del robo es maravilloso. ¡Nunca te rindas!

¡BOOM!

El castigo divino experimentó algunos cambios una vez más. Esos cielos rojos como la sangre comenzaron a moverse. Incluso esos rayos negros se convirtieron en rayos rojos como la sangre.

“¡Vamos, castigo divino! No desperdicies las píldoras de Este Servidor!” Lin Fan se paró allí y le grito.

“¡I-imposible…!” Chen Xuan gritaba todavía penetrando el suelo.

El dolor en esa zona de su entrepierna ya no era un dolor cualquiera. Al mismo tiempo, era incapaz de controlar su cuerpo mientras seguía penetrando en la Madre Naturaleza.

Todo esto era tan humillante para Chen Xuan.

¡BOOM!

Los rayos rojos del castigo divino comenzaron a reunirse continuamente. Dentro de esas nubes rojas, los rayos que parpadeaban eran aún más gruesos que los negros.

Una lluvia de rayos rojos cayó por el castigo divino. Su objetivo era Lin Fan, que había estado continuamente burlándose desde hace mucho tiempo.

Ding…. +100, 000,000 puntos de experiencia en Inmortalidad Eterna”.

Ding…. +100, 000,000 puntos de experiencia en Inmortalidad Eterna ”.

Mirando a Lin Fan de pie entre esta ráfaga de rayos que parecía lluvia, Sha Dulong y los demás tenían sus ojos muy abiertos.

Sin importar lo mucho que pensaban que sabían del mundo, no había manera de que pudieran haber imaginado o visto algo así en toda su vida.

“¡JA, JA, JA! ¡Nada mal, nada mal! ¡No estás defraudando a Este Servidor!” Lin Fan ni siquiera cedió un milímetro. Cada vez que su piel era desgarrada por esta ráfaga de rayos, el Mar Sangriento trabajaba duro para regenerarla de forma inmediata.

Ding…. +100.000.000 puntos de experiencia en Inmortalidad Eterna

Ding…. Inmortalidad Eterna, subió de nivel.

Inmortalidad Eterna Nivel 6. (0/2, 000, 000,000)

Inmortalidad Eterna subió de nivel pero el estado del cuerpo de Lin Fan seguía siendo el mismo. A pesar de ello, Lin Fan todavía pudo sentir una diferencia significativa en su resistencia.

Lin Fan no pudo evitar admirar aún más a su sistema en este momento.

Esta forma rápida de subir de nivel era una locura. Si se le diera la oportunidad adecuada, uno podría incluso superar fácilmente a los dioses.

“¡Otra vez….!”

Mientras Lin Fan continuaba burlándose del castigo divino, sucedió algo sorprendente. El castigo divino detuvo cada uno de sus movimientos, como si se hubiera agotado toda su energía. Ahora sólo había un rayo con el grosor de un pulgar que estaba dando vueltas por ahí.

Raro. Esto era realmente extraño.

“Mierda. No me digas que este castigo divino es un eyacular precoz. ¡¿Ya ha gastado toda su energía?!” Lin Fan encogió sus hombros, decepcionado.

“Jefe, ¿se acabó?” Sha Dulong y los demás sintieron que acababan de vivir la experiencia más horripilante que la humanidad haya visto jamás. En el momento en que el castigo divino dejó de retumbar, suspiraron aliviados.

Aunque no estaba muy a gusto con las palabras de Sha Dulong y los demás, Lin Fan no pudo evitar admitir que probablemente tenían razón. Este castigo divino ya debe estar hecho polvo.

¡Pero no, definitivamente no! Finalmente había encontrado una oportunidad como esta. ¿Cómo puede dejarlo pasar tan fácilmente?

“¡Castigo divino! ¡Incluso si hoy debes morir por falta de esperma, debo asegurarme de que satisfagas a Este Servidor!” Con un grito furioso, Lin Fan saco innumerables Biggras de su inventario que inmediatamente salieron disparados hacia los cielos.

“¡Vayan!” Con un movimiento de su túnica, todos los Biggras volaron hacia el castigo divino e irrumpieron allí.

“¡DETENTE…!” De repente, una voz resonó desde el castigo divino.

Pero era demasiado tarde.

El poder del Biggra había irrumpido en sus narices.

¡BOMBOOMBOOMBOOMBOOMBOOM!

Ese rayo con el grosor de un pulgar se volvió a poner como loco una vez más. Mientras impecablemente se fusionaba, parecía estar reuniendo toda la energía del trueno que estaba oculta dentro de ese castigo divino.

“¡JA, JA, JA! ¡Lo sabía…!” Lin Fan rugió de risa. Pero esta risa no duró demasiado.

Los rayos que retumbaban en el cielo no cayeron sino que desaparecieron al cabo de un rato.

Aunque Lin Fan no sabía exactamente lo que estaba pasando, sólo había una manera de explicar esto.

Le faltan ‘balas’.

“¡DETENTE…!”

La voz resonó una vez más mientras todo el suelo temblaba.

Al escuchar esta voz, Lin Fan frunció el ceño. Entonces gritó con desagrado: “¡Hmph! ¿Quieres que Este Servidor se detenga? Entonces, ¿dónde quedaría la dignidad de Este Servidor desde este día en adelante? Hoy, vas a experimentar lo que significa llegar al límite, ¡incluso si te quedas sin esperma! ¡HAZ ALGO DE ESPERMA INCLUSO SI NO TIENES MÁS ESPERMATOZOIDES!”

Descarga:

8 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.