<- Actualmente solo registrados A- A A+

XN – Capítulo 1654

10mDaos es tu turno de ser el primero en los agradecimientos—

MUCHAS GRACIAS

10mDaos – Nolberto – Sebmyl

Traductor  –  Solcarj

 

 

 

Capítulo 1654 – La hija de Qing Shui

 

“No morirá tan fácilmente… Es el futuro que predije verdadero… o falso…” La preocupación en el corazón de Yun Luo se había vuelto aún más fuerte con el paso del tiempo.

Ella nunca podría olvidar esas escenas del pasado. Durante su adivinación, ella vio claramente la parte posterior de la figura que destruiría el Sistema Estelar Antiguo.

En este momento, solo podía reprimir la preocupación en su corazón. Levantó su mano de jade y los cultivadores de los alrededores se apresuraron hacia adelante.

El ejército del Reino Externo atacó desde ocho direcciones diferentes, como ocho espadas afiladas hacia la formación de planetas.

Se escucharon estruendosos retumbos y poco después, una monstruosa onda expansiva se extendió. Los cultivadores observadores de Arcano del Vacío agitaron sus manos para disipar la onda de choque para que no pudiera afectar a los cultivadores atacantes del Reino Externo.

Mu Bingmei se paró en un planeta con miles de cultivadores de la Secta Dios a su alrededor. Con los años, como maestro de la Secta Dios, Mu Bingmei había usado su encanto único y las palabras de despedida de Wang Lin para unir a la Secta Dios. Desde entonces, la Secta Dios siempre la había escuchado y había usado toda su fuerza en la batalla en el Mar de Nubes, en el Río Invocado, en el Vacío Brillante y en esta batalla final.

Habían sufrido grandes cantidades de muertes y heridas y ella misma casi había muerto dos veces. Sin embargo, solo quedaron unos pocos miles de personas de la Secta Dios.

–Maestra de secta, ¡por favor ve al altar central, podemos proteger este lugar!– Al lado de Mu Bingmei, un anciano de cabello blanco la miró con una mirada triste y estrechó sus manos hacia ella.

Mientras hablaba, los cultivadores de la Secta Dios que lo rodeaban miraron a Mu Bingmei. ¡Todos le dieron la mano y le dijeron lo mismo!

–Maestra de secta, por favor ve al altar central, ¡podemos proteger este lugar!

Los ojos de Mu Bingmei permanecieron tranquilos. Ella no miró al miembro de la Secta Dios que la había seguido a través de innumerables batallas. Miró hacia el cielo a las decenas de miles de cultivadores del Reino Externo que bombardeaban la formación.

Entre ella y los cultivadores del Reino Externo había una pantalla de luz de la formación de planetas, que los cultivadores del Reino Externo estaban bombardeando. Una vez que la pantalla de luz se derrumbara, el planeta de cultivo también perecería.

Había un joven vestido de verde entre esos cultivadores del Reino Externo. Era muy guapo pero emitía un aura malvada. Tenía innumerables fantasmas de mujeres hermosas formadas por hechizos. Soltaron gritos miserables y atacaron la pantalla de luz.

La mirada del joven penetró la luz y aterrizó en Mu Bingmei. Él sonrió.

–Belleza, no te preocupes, esta luz se romperá pronto. Escuché que eras la mujer del Señor del Reino Sellado muerto. Siempre me ha interesado el cultivo en pareja con la mujer de otra persona –. Esta voz vino lentamente de la luz exterior. Ni siquiera el atronador estruendo de decenas de miles de cultivadores bombardeando pudo evitar que su voz resonara.

¡Este joven era uno de los siete cultivadores de tercer paso debajo de los cultivadores de Arcano del Vacío!

Levantó su mano derecha y señaló a Mu Bingmei dentro del planeta y sonrió

– ¡Eres mía!

La mirada de Mu Bingmei estaba tranquila y sus ojos se enfriaron. El joven se llamaba Dao Feishan, el jefe del Clan Dao Fei, que era bueno para el cultivo en pareja. Su personalidad era cruel y muchos discípulos de la Secta Dios habían muerto en sus manos.

A este Dao Feishan no solo le gustaban las mujeres sino también los hombres guapos. Mu Bingmei se había enfrentado a dos crisis de vida o muerte. En una de ellas estaba siendo cazada por él. Si no fuera por Qing Shui haciendo un movimiento para ayudar, le habría sido difícil escapar de la humillación.

– ¡¡Maestro de secta!! ¡Le pido al maestro de secta que entre en el altar central! Este viejo no cree que el Señor del Reino Sellado esté muerto. Si algo te sucede y el Señor del Reino Sellado regresa, nosotros… –. Esto vino de un anciano de cabello blanco junto a Mu Bingmei, su voz sonaba ansiosa.

– ¡Soy el maestro de la Secta Dios!–, Dijo Mu Bingmei suavemente, ¡sus palabras llenas de determinación!

En otra dirección, la mujer de rosa que dijo «Dios no me conoce» ante la estatua de Wang Lin estaba en un planeta de cultivo. Detrás de ella estaban los cultivadores de la Alianza de Cultivación del Vacío Brillante. Aunque la Alianza se había derrumbado años atrás, muchos cultivadores permanecieron. Sin embargo, mientras la batalla continuaba, quedaban menos de 3 mil.

Estos 3 mil cultivadores provienen del Vacío Brillante. Aunque estaban cansados, todavía estaban parados allí. Se pararon detrás de la mujer vestida de rosa, ¡listos para morir!

Por encima de ellos, fuera de la luz de la formación de planetas, decenas de miles de cultivadores del Reino Externo continuaron bombardeando como locos. Entre este grupo de cultivadores había un hombre de mediana edad en topless. Tenía una expresión feroz mientras atacaba con viento y truenos. Viento y truenos interminables bombardearon la formación de planetas.

¡Sus ataques solos fueron un rival para estas decenas de miles de cultivadores!

¡Esta persona también fue uno de los siete cultivadores de tercer paso! Su cuerpo era grande como una montaña asesina. Soltó un rugido mientras atacaba con las decenas de miles de cultivadores. Él sonrió y atacó la pantalla de luz, haciendo que se distorsionara y se volviera inestable.

“Todo está por terminar… Esto también es bueno…” La mujer de rosa había ocultado su profundo agotamiento. Su cuerpo parecía muy débil, como si incluso el viento pudiera hacerla colapsar. Ella retiró su mirada del cielo y miró a sus compañeros cultivadores del Vacío Brillante.

Ella quería decir algo, pero sus palabras fueron interrumpidas por un ruido en la distancia.

Un planeta en la distancia se derrumbó. Los miles de cultivadores en el planeta murieron por una ola de un anciano de azul. Otro planeta fue destruido.

Esta formación estaba hecha originalmente de 999 planetas. Cada planeta formaría una pantalla de luz y 999 capas se combinarían para formar una poderosa fuerza reflectante.

Sin embargo, a medida que los planetas fueron destruidos y las capas de luz destrozadas, el poder de la formación de planetas disminuyó rápidamente.

La mujer vestida de rosa volvió la cabeza y murmuró suavemente: –Nací como cultivadora del Reino Interno y morí como un alma en el Reino Interno… Es solo que estoy un poco reacia en mi corazón… No le he dicho quién soy…

Decenas de miles de cultivadores del Reino Externo estaban bombardeando la parte occidental de la formación de planetas y la pantalla de luz estaba al borde del colapso. En el planeta, Xi Zihong se mordía el labio inferior junto con otros cultivadores de Cielo Absoluto. Zhang Conglie y Shengong Hu también estaban allí.

Maestro Llama Destellante también estaba entre ellos.

Todos eran cultivadores de Cielo Absoluto y se sentían impotentes frente a las decenas de miles de cultivadores que estaban afuera, viendo cómo la pantalla de luz se destruía poco a poco. Estaban esperando que la pantalla de luz se derrumbara antes de estallar con el último poder en sus vidas.

–Cuando se rompe la pantalla de luz, todos nos autodestruimos. ¿Están listos…?– El Maestro Llama Destellante habló en voz baja.

No fueron el primer grupo en elegir autodestruirse. Casi todos los planetas de cultivo aquí habían elegido autodestruirse cuando se rompió la pantalla de luz.

A lo lejos, un estruendoso trueno resonó. Otro planeta colapsó después de que la pantalla de luz fuera destruida.

Una risa aguda vino de la formación de planetas y un rayo de luz verde voló hacia el ejército del Reino Externo. En el momento en que apareció la luz verde, una risa provenía de los cultivadores de Arcano del Vacío del Reino Externo. El viejo que había participado en el ataque a Wang Lin chocó con la luz verde.

Con un estallido atronador, la luz verde se disipó un poco y retrocedió unos pasos. Por otro lado, el viejo retrocedió mil pies y sus ojos brillaron. Con una sonrisa, formó un sello y una niebla negra llenó el área.

–Eres poderoso, Emperador del Reino Celestial de la Lluvia, Qing Lin. ¡Eres digno de ser el último discípulo del Señor del Reino Sellado! ¡Tu cultivo claramente no es tan poderoso como el mío, pero puedes tomar prestado el poder de Llamas Joss!

La luz verde se dispersó, revelando el cuerpo de Qing Lin. Tenía la cara pálida y estaba gravemente herido. ¡Solo había descansado un poco antes de irse a luchar contra los cultivadores del tercer paso del Reino Externo!

¡Desde el día en que comenzó el asedio, él había sido así!

Justo cuando apareció Qing Lin, un aura escalofriante vino de la formación de planetas. Una mujer vestida de púrpura salió. Su expresión era suave, pero sus ojos contenían intención asesina. Ella era del Río Invocado, ¡ella era la maestra del Río Invocado!

Cuando ella salió, uno de los cultivadores de Arcano del Vacío que miraba se echó a reír. La mujer que destruyó los órganos internos de Wang Lin voló hacia la mujer de color púrpura.

En lo profundo de la formación de planetas, había un altar envuelto en niebla. Qing Shui estaba sentado allí, su figura estaba oscurecida por la niebla. Su cuerpo tembló y su expresión se volvió retorcida mientras soportaba un dolor sin fin.

Siete hebras de gas negro cubrían sus orificios. Este gas negro era como serpientes venenosas y no importaba cuánto luchara Qing Shui, no podía obligarlos a salir.

El maestro Hong Shan estaba sentado detrás de él. Sus dedos continuaron aterrizando en la espalda de Qing Shui. Estaba ayudando a Qing Shui a expulsar este gas negro.

– ¡Maestro Hong Shan, no se preocupe por mí!– Los ojos de Qing Shui se abrieron y se estaban volviendo laxos. Había siete débiles puntos negros dando vueltas.

– ¡Si no te ayudo, morirás en 45 minutos!– La frente del Maestro Hong Shan estaba cubierta de sudor. Agitó su mano derecha y una luz negra apareció de la nada. Una marioneta cargó mientras él permanecía detrás de Qing Shui.

Qing Shui apretó los dientes y dejó escapar un rugido. Su esencia de matanza estalló y chocó con el dedo del Maestro Hong Shan. Su cuerpo temblaba y tosió una gran cantidad de sangre, luego se dio la vuelta y rugió.

– ¡No te preocupes por mí!

El maestro Hong Shan miró profundamente a Qing Shui con tristeza en los ojos. Luego se levantó y salió del altar. Un estruendoso trueno resonó. La anciana de Arcano del Vacío del Reino Externo lo saludó con una sonrisa burlona.

Qing Shui respiró hondo en el altar mientras la sangre negra fluía de su boca. Su visión se volvió borrosa y luchó por levantar la cabeza para mirar un planeta en la distancia. Ese planeta era donde estaba la mujer de rosa.

“Es ella… Debería ser…” Una suavidad apareció en los ojos de Qing Shui. Lo había notado hace muchos años, pero no lo había confirmado.

Justo en este momento, la luz alrededor del planeta de cultivo en la que estaba la mujer de color rosa fue interrumpida por el hombre corpulento que usaba viento y truenos. El hombre corpulento soltó una carcajada y cargó con decenas de miles de cultivadores.

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.