AWE – Capítulo 18

Modo Noche

Capítulo 18: ¡Llamando la Atención de la Multitud!

“¡Jajaja! ¡Hermana Mayor Zhou lo hizo! ¿¡No dije que obtendría otro primer lugar sin precedentes!?”

“Definitivamente merece tener ese meridiano de plantas y vegetación. ¡Sus opciones para el futuro son ilimitadas!”

“Hermana Mayor Zhou, estaremos esperando por ti para romper otro record. ¡Cuando obtengas el primer lugar en las diez, la Gran Campana Corriente Espiritual sonara para notificar a toda la secta!” Todos los discípulos de la Secta Externa alrededor estaban alentando. A pesar de que se podían ver algunos rostros descontentos, y algunas palabras agudas, estas eran ahogadas por el abrumador aplauso. La posición de Zhou Xinqi entre los discípulos presentes era como el sol en el cielo. De hecho, ella se encontraba en alta estima por virtualmente todos en el Pico Nube Fragante.

A pesar de que normalmente era bastante fría, el aplauso de los discípulos alrededor no podía evitar hacerla sentir un poco satisfecha consigo misma, y sonrío ligeramente. Esa sonrisa hizo que los alientos sonaran aún más fuerte.

Bai Xiaochun estaba de pie allí en la multitud, sintiendo un poco de envidia por ella. Murmurando consigo mismo, observó de vuelta a la primera lápida de piedra y repentinamente, sus ojos se abrieron ampliamente. Luego miró hacia abajo a la tablilla de jade con el primer volumen de plantas y vegetación, y después de examinarlo de cerca, se dio cuenta de que además de las originales 10.000 tipos de plantas y vegetación, otras 10.000 habían sido añadidas. Su corazón repentinamente se infló de alegría.

Luego volteó su cabeza para ver a la primera lápida de piedra, y vio que justo arriba de la insignia de la botella mágica se encontraba la imagen de una tortuga. Repentinamente, se sintió de maravilla.

Originalmente había planeado irse de inmediato. Pero ahora, lleno de emoción, esperó a escuchar a la audiencia empezar a aplaudir sus hazañas. Sin embargo, rápidamente se hizo evidente que todos estaban prestándole atención solamente a Zhou Xinqi, y ni siquiera habían notado lo que acababa de ocurrir. De hecho, incluso Zhou Xinqi se estaba preparando para partir.

Bai Xiaochun inmediatamente empezó a ponerse nervioso. Parpadeando, repentinamente gritó con su voz más impresionada: “¡Miren! ¡Hermana Mayor ya no está en el primer lugar en la primera lápida de piedra! ¡Alguien más tomó su lugar! ¡Raro! Ahora hay una tortuga bastante genial allí. ¿Me pregunto quién dibujo eso?”

Su voz penetró a través de todo el escándalo, y mientras la gente escuchaba sus impresionantes palabras, empezaron a voltearse a ver a la lápida de piedra. Pronto, rostros se decepcionaron, y gritos de alarma empezaron a sonar.

Esto hizo que aún más gente se volteara impresionados. Expresiones de incredulidad podían verse mientras más y más personas empezaron a ver el texto en la primera lápida de piedra.

“¡Eh-eh… Alguien ha sobrepasado a Hermana Mayor Zhou en la primera lápida de piedra!”

¡Eso es imposible!! ¡Cielos! ¡Alguien sobrepasó a Hermana Mayor Zhou, y con esa horrible tortuga! ¡¿Quién podría ser?!

“¿De verdad hay alguien que puede ser un reto para Hermana Mayor Zhou en términos de habilidad con plantas y vegetación? ¡¡Esto es inédito!! ¡Hermana Mayor Zhou justo acaba de obtener el primer lugar en la novena lápida de piedra, pero aún tiene solamente ocho primeros lugares!”

Todo el mundo estaba escandalizado, y el sonido de las discusiones llenaba el aire. Hace unos momentos, todo el mundo había estado alentando a Zhou Xinqi, y no podían haber estado posiblemente preparados para algo tan inesperado como esto que ocurriera.

Bai Xiaochun estaba allí de pie en la multitud, tan satisfecho consigo mismo que casi empezó a reír. Sin embargo, sabía que hacer eso no sería muy apropiado, así que se contuvo. En cambio, gritó impresionado como todos los demás alrededor de él.

De hecho, nunca tuvo la más mínima idea de que él podría obtener el primer lugar.

Fue en este punto que Zhou Xinqi, quien había estado a punto de partir, repentinamente tembló allí donde estaba. Después de escuchar los ecos de los gritos alrededor de ella, sus ojos como de fénix se voltearon a ver la primera lápida de piedra, y vio la tortuga en el primer lugar.

Al principio frunció el ceño, pero luego se expresión se calmó. De hecho, ni siquiera estaba impresionada del todo. En lo que a ella respecta, cuando había tomado el primer lugar en la prueba del primer volumen de plantas y vegetación, fue justo después de haber sido promovido a la Secta Externa. En ese entonces, no había intentado tan fuertemente como podía cuando tomó la prueba, y esto sin mencionar el progreso que había hecho desde entonces.

“No está mal.” Dijo fríamente. “Parece que podría haber una nueva estrella surgente en la secta.” Con esto, su cuerpo parpadeo y salió disparada hacia la primera lápida de piedra.

En su mente, esto era un asunto sencillo. En el momento que alguien la sobrepasara, ella tomaría de vuelta lo que era suyo.

Su movimiento inmediatamente causó que una onda de emoción se esparciera entre la multitud de discípulos. Todos ellos observaban con anticipación mientras Zhou Xinqi caminaba hacia la cabaña de madera para tomar la prueba del primer volumen de plantas y vegetación.

“¡Hermana Mayor Zhou va a tomar de vuelta el primer lugar que le pertenece por derecho! Quien quiera que fuera el Hermano Menor que dibujó esa tortuga parece bastante bueno. Es una lástima que solo podrá mantener el primer lugar por el tiempo que toma un palillo de incienso en quemarse.”

“Bueno, así es como debería ser. Definitivamente es un Elegido en lo que respecta a plantas y vegetación. Solo es desafortunado por haberse encontrado con Hermana Mayor Zhou.”

Después de escuchar lo que todos estaban diciendo, Bai Xiaochun empezó a sentirse nervioso. No solo se le había acabado el tiempo, pero Zhou Xinqi era simplemente demasiado famosa.

Incluso el mismo estaba empezando a pensar que quizás su lugar era el segundo puesto.

“Ah, eso está bien también.” Se consoló a sí mismo. “Si obtengo el segundo lugar, pues que sea el segundo lugar. ¡Los hombres no deberían estar luchando con mujeres de todos modos!” Quería irse, pero no podía decidirse a hacerlo. No podía evitar preguntarse si de verdad perdería lo que acababa de ganar.

Pronto, suficiente tiempo pasó para que un palillo de incienso se quemara, y la lista de nombres no había cambiado. Bai Xiaochun aún estaba en el primer lugar, y Zhou Xinqi ahora estaba saliendo de la primera cabaña de madera. Su expresión estaba calmada, estaba completamente segura, habiendo usado un ochenta por ciento de su habilidad para juntar 4.000 del total de 10.000 plantas medicinales.

Desde su punto de vista, ya había sobrepasado a todos los discípulos naturalmente dotados.

Sin embargo, tan pronto salió, se dio cuenta de que no se podía escuchar ningún sonido. De hecho, todos estaban observándola con expresiones extrañas. Incluso había miradas impresionadas.

Miro alrededor con la mirada vacía, luego se volteó a revisar la lápida de piedra. Fue en este punto que se dio cuenta de que la botella mágica que representaba su nombre aún estaba debajo de la fea tortuga.

Todo estaba completamente silencioso, los discípulos alrededor, incluso Bai Xiaochun, estaban mirando boquiabiertas. Bai Xiaochun luego miró a Zhou Xinqi y se dio cuenta de que, además de verse bastante atractiva… Quizás no era tan especial después de todo.

Los ojos de Zhou Xinqi se entrecerraron brevemente, y luego su expresión volvió al a normalidad.

“Esta persona de verdad tiene algo de talento con plantas y vegetación. Ahora estoy curiosa de encontrar quien será.” Su cuerpo parpadeó y nuevamente entró a la cabaña de madera.

Esta vez, Bai Xiaochun ni siquiera pensó en irse. Se quedó de pie allí en la multitud, aguantando la respiración en anticipación. Los discípulos de la Secta Externa alrededor  ya no estaban discutiendo el asunto con voz alta. En cambio, estaban susurrando en voz baja, viendo la escena sin precedentes que estaba ocurriendo frente a ellos.

Además, muchos de ellos subían la mirada a la marca de tortuga, que ahora se veía  completamente misteriosa para ellos. Después de que pasara el tiempo suficiente para que un palillo de incienso se quemara, Zhou Xinqi salió nuevamente, y esa sensación enigmática aumentó.

¡La tortuga… Aún estaba a la cabeza!

Los ojos de Bai Xiaochun se abrieron ampliamente, y luego gritó en voz alta para incitar a los demás discípulos: “¿¡¿¡Cielos, quién es esta persona!?!?”

Finalmente, la multitud, que había estado silenciosa hasta ahora, explotó en conversación.

“¡Hermana Mayor Zhou trató dos veces y sin embargo no pudo sobrepasar a la tortuga! ¿Cómo puede estar pasando esto? ¡¿Cuántas plantas medicinales completó esa persona?!”

“¿Alguien vio que Hermano Mayor fue el que justo tomó la prueba?”

Zhou Xinqi se quedó de pie bajo la lápida de piedra, frunciendo el ceño. Justo ahora, había usado toda la habilidad a su disposición para juntar 6.000 plantas. Jamás se hubiera imaginado que aun así aun estaría atascada en el segundo lugar.

Sus ojos se entrecerraron, se aclaró la garganta fríamente mientras se volteó y caminó de vuelta al a cabaña de madera, una mirada muy seria en sus ojos.

Después de que pasara el tiempo para que se quemara un palillo de incienso, salió nuevamente, su expresión grave. Se volteó nuevamente y volvió a entrar, y la misma cantidad de tiempo pasó antes de que saliera, su rostro pálido. Con su expresión firme, entró nuevamente.

Una vez. Dos veces. Tres veces. Cuatro veces…
Los cultivadores alrededor estaban jadeando mientras veían a Zhou Xinqi intentar una y otra vez. Sin embargo, el resultado final fue que todos quedaron en completo silencio.

La escena que ocurría frente a ellos era aterradora. Jamás se hubieran imaginado que quien quiera que fuera el dueño de la insignia de tortuga podría haber juntado tantas plantas medicinales, y sobrepasado tan completamente a Zhou Xinqi.

En este momento, todos estaban completamente estupefactos por la tortuga.

Esto era especialmente cierto de Zhou Xinqi, quien una vez más emergió, sus hermosos ojos inyectados de sangre. Todos en la audiencia jadearon asombrados.

Bai Xiaochun no pudo evitar aclarar su garganta. En este momento, no podía simplemente decir que él era la persona en primer lugar. Sin embargo, el deseo de hacer eso le estaba rasguñando el corazón como un gato inquieto. De hecho, era una sensación maravillosa.

“Ahora no es el momento,” Pensó. “Encontraré una oportunidad en el futuro para hacer una gran escena frente a todos. ¡Me aseguraré que todo el mundo sepa que la persona que posee el primer lugar en la primera lápida de piedra no es nadie más que yo, Bai Xiaochun!” Levantando al mirada, se dio cuenta que estaba oscureciendo, y bostezó, viéndose como la imagen de un héroe solitario.

“En el parpadeo de un ojo, Yo, Bai Xiaochun, He reducido a Zhou Xinqi a nada más que cenizas….” Con esto, sacudió su manga y se volteó, alejándose de la multitud.

Mientras partía, Zhou Xinqi apretó los dientes, Y obstinadamente entró nuevamente a la cabaña de madera para una vez más tomar la prueba del primer volumen de plantas y vegetación….

Eventualmente, la luna estaba alta en el cielo, Y Zhou Xinqi estaba allí de pie, completamente agotada mientras veía arriba a la tortuga. Jamás se hubiera imaginado que un día como este llegaría, que algo como esto ocurriría.

La multitud partió, y palabras de la tortuga se convirtieron en la conversación del Pico Nube Fragante.

Uno pensaría que el asunto estaba terminado, pero al día siguiente, mientras el sol iluminaba al Pabellón del as 10.000 Medicinas, los discípulos estaban impresionados de ver a Zhou Xinqi regresar una vez más y entrar a la cabaña de la primera lápida de piedra. Una vez más, falló, una y otra vez.

Un día, dos días, tres días… Por tres días completos, nunca se rindió. Pronto, las charlas sobre la tortuga habían alcanzado el mayor punto en el Pico Nube Fragante.

No había una sola persona que no había escuchado sobre el asunto, e incluso discípulos de la Secta Interna estaban hablando sobre eso.

Siete días después, Zhou Xinqi estaba de pie bajo la primera lápida de piedra, observando con apatía a la tortuga. Había intentado una y otra vez durante los pasados siete días. No se contuvo para nada, e incluso se impulsó a si misma al punto de juntar 7.000 plantas. Sin embargo, aún no podía superar a ese misterioso discípulo.

“¿¡Quién eres?!” Murmuró. Finalmente, tomó un respiro profundo, apretó los dientes, y se volteó para irse. Ya no intentaría competir por la primera lápida. Sin embargo, la imagen de esa tortuga ahora estaba implantada profundamente en su mente.