AWE – Capítulo 3

Modo Noche

Capítulo 3: Seis Líneas de la Verdad.

El momento en que Bai Xiaochun asomo su cabeza por la ventana inmediatamente atrajo la atención del joven con cara de cretino. Furioso, gritó, “¡Así que tú eres el que me quito mi lugar!”
Era muy tarde para Bai Xiaochun para esconder su cabeza de vuelta en la ventana. Inmediatamente puso una expresión inocente en su rostro y dijo, “¡No, no fui yo!”

“¡Mentiroso!” ¡Eres tan bajito y flaco, eres obviamente nuevo aquí! Xu Baocai apretó sus manos en puños y miró furiosamente a Bai Xiaochun. Estaba tan molesto que parecía que podría explotar en cualquier momento.

Sintiéndose acusado injustamente, Bai Xiaochun se asomó: “¡Realmente no tuvo nada que ver conmigo!”

“¡No me importa! Dentro de tres días en la pendiente sur de la secta, ¡tú y yo vamos a tener una pelea a muerte! Si tú ganas, entonces no tendré otra alternativa que aceptarlo. Si tú pierdes, entonces tendré mi puesto de vuelta. ” Xu Baocai metió sus manos en su túnica y saco un Anuncio de Sangre, el cual arrojo por la ventana de Bai Xiaochun. El anuncio estaba cubierto de innumerables versiones del carácter “MUERE,” todos escritos en sangre.

Bai Xiaochun miro a todos los caracteres de “Muere” y no pudo evitar notar la intención asesina que emanaba de ellos. Su corazón se enfrió. Entonces recordó que Xu Baocai acababa de mencionar una “pelea a muerte” y quedó boquiabierta.

“Hermano mayor, ¡esto no es gran cosa! ¿Por qué tuviste que ir y usar tu sangre para escribir tantos caracteres? ¿No te… dolió?”

“¿¡No es gran cosa!?” Xu Baocai rugió, rechinando sus dientes. “¡Humph! He vivido frugalmente por siglos. Y ahorré piedras espirituales por siete años! ¿¡Siete años, me oyes!? ¡Solo asi pude permitirme sobornar al Guardia de Honor para conseguirme un lugar en Los Hornos! ¿Y luego decides meterte tú? ¡Esta enemistad jamás será reconciliada! ¡Dentro de tres dias, sera el dia en el que mueres!”

“Creo que yo paso,” dijo Bai Xiaochun, levantando el Anuncio de Sangre con temor entre su pulgar y su índice, y tirándola por la ventana.

“TU!” se enfureció Xu Baocai. De repente, sintió la tierra temblando, y se dio cuenta que había una montaña de carne de pie frente a él. Era difícil decir cuánto tiempo estuvo el Gran Gordito Zhang de pie allí, pero allí estaba, en un lado, juzgando fríamente a Xu Baocai.

“Noveno Gordito,” dijo, refiriéndose a Bai Xiaochun, “estas encargado de los platos junto a Hermano Segundo.” Luego miro de vuelta a Xu Baocai. “En cuanto a ti, deja de causar tanto alboroto! Saca el culo de aquí!” Agito la cuchara en el aire amenazantemente, ocasionando que apareciera una corriente de viento.

La expresión de Xu Baocai decayó y retrocedió algunos pasos. Quería seguir discutiendo, pero al ver la mirada impaciente en el rostro del Gran Gordito Zhang, arrojo una mirada venenosa a Bai Xiaochun y se fue.

“Cuando Bai Xiaochun pensó sobre ello, se dio cuenta que considerando la mirada cruel que le dio Xu Baocai, estaba seguro que aparecería de nuevo en algún momento. Por lo tanto lo mejor que podía hacer en esta situación era quedarse en Los Hornos. Lo más probable es que, Xu Baocai no se atrevería a volver a causar problemas.”

Los días pasaron. Bai Xiaochun lentamente se acostumbró a trabajar en Los Hornos durante el día y cultivando el Arte del Control de Caldera de Qi Violeta durante la noche. Sin embargo, el progreso era lento. Eventualmente llego al punto en el que podía aguantar por el tiempo de 4 respiros, pero no más, dejándolo muy frustrado.

En una noche en particular en el medio de su sesión de cultivo, de repente escucho una gran conmoción entre sus gordos Hermanos Mayores.

“Cierra la puerta, Cierra la puerta! Apúrate, Segundo Gordito Huang, cierra la puerta!”

“Tercer Gordito Hei, ve y asegúrate que no hay nadie espiándonos. ¡Rápido!”

Bai Xiaochun parpadeo en shock. Habiendo aprendido de su error anterior, se alejó de la ventana y miro por una grieta en la puerta. Lo que vio fue un montón de gorditos alborotados en el patio tan rápido que parecía que estaban casi volando.

alguna razón una tenue neblina había aparecido, haciendo que los gorditos se vieran más misteriosos que nunca.

Momentos después, la puerta principal de Los Hornos fue cerrada fijamente. Además, por
Bai Xiaochun observe la escena que transcurría. Los gorditos estaban apresurándose ahora a una cabaña en particular. A pesar de toda la niebla, Bai Xiaochun podía ver claramente la figura formidable del Gran Gordito Zhang, parecía estar hablándoles a los demás. Toda la escena era bastante extraña, así que Bai Xiaochun empezó a alejarse de la puerta en un intento de pretender que no había visto nada.

Sin embargo, fue exactamente en ese momento que la voz del Gran Gordito Zhang resonó: “Noveno Gordito, sé que estas mirando. ¡Sal de ahí!” A pesar de que no hablo muy fuerte, su voz inmediatamente peso en Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun parpadeo algunas veces, y salió lentamente por la puerta, poniendo una expresión inocente de alguien que sería capaz de hacerle daño ni a una mosca.

Tan pronto se acercó al grupo de gorditos, el Gran Gordito Zhang lo agarro y lo acerco a pararse entre ellos. Casi de inmediato, Bai Xiaochun pudo oler un aroma único, algo que inmediatamente causo que un calor se expandiera por su cuerpo.

Miro alrededor a los demás, y vio que tenían expresiones eufóricas en sus caras. Por alguna razón, también se sintió animado. Fue en ese momento que se percató que el Gran Gordito Zhang estaba sosteniendo un hongo mágico en su mano. Era más o menos del tamaño de la mano de un niño, y traslucido como el cristal, una mirada bastaba para darse cuenta que no era un objeto ordinario.

Gran Gordito Zhang miro a Bai Xiaochun,  entonces le acerco el hongo y bruscamente dijo, “Vamos, Noveno Hermano menor, dale un mordisco.”

“Uh….” Respondió Bai Xiaochun, observando el hongo mágico. Luego miro alrededor a todos sus Hermanos mayores gordos, y dudo. El Gran Gordito Zhang inmediatamente se irrito. Por la mirada en su rostro, si Bai Xiaochun no se comía el hongo, se volverían enemigos.

No era solo él. Segundo Gordito Huang, Tercer Gordito Hei, y todos los demás estaban mirando fijamente a Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun trago fuertemente, ni en sus sueños más locos, se hubiera imaginado en una situación en la que las personas se pondrían furiosas si no le daba una mordida a un invaluable hongo mágico, como si no fuera más que una pierna de pollo. Y sin embargo, eso era exactamente lo que estaba pensando frente a sus ojos.

El corazón de Bai Xiaochun latía fuertemente, rechino los dientes y acepto el hongo mágico. Finalmente, abrió su boca y le dio un gran mordisco. El hongo inmediatamente se disolvió en su boca, causando que una maravillosa sensación llenara su cuerpo, algo mucho más intenso que lo que había experimentado hace unos momentos cuando lo olió. Casi de inmediato su cara enrojeció de rojo brillante.

“Excelente. El Anciano Sun exigió que usáramos este hongo mágico de cien años en una sopa. Si todos tomamos un mordisco, entonces ¡estaremos en el mismo barco!” El Gran Gordito Zhang se veía extremadamente contento mientras abría la boca y tomaba un mordisco. Luego le paso el hongo al siguiente gordito en línea, pronto todos estaban masticando pulpa del hongo. Ahora que todos estaban masticando juntos, el grupo sonrió a Bai Xiaochun como si fuera ahora uno de ellos.

Bai Xiaochun sonrió dándose cuenta que todos estos chicos eran esencialmente compañeros en crimen. Además, considerando que habían llegado tan lejos de esta manera, probablemente no era peligroso unírseles. Con razón Xu Baocai le había dado un desafío con la palabra “MUERTE” escrita tantas veces…

“Hermano mayor,” dijo Bai Xiaochun, “ese hongo mágico fue delicioso! Siento como si todo mi cuerpo estuviera en llamas! Se lamio los labios y miro impaciente al Gran Gordito Zhang.”

En respuesta, los ojos del Gran Gordito Zhang empezaron se iluminaron brillantemente, con una risa cordial, saco extravagantemente una flor de orquídea la cual le dio a Bai Xiaochun.

“¿¡Ya ves como de increíbles Los Hornos son, Hermano Menor!? ¡No estaba mintiendo! De acuerdo, come, ¡come hasta que estés full!”

Los ojos de Bai Xiaochun empezaron a brillar mientras tomaba un gran mordisco. Luego, Gran Gordito Zhang tomo algún otro tipo de material precioso natural, algo que aprecia una gema dorada, la cual emitía un aroma fragante.

Bai Xiaochun no necesito más incitación del Gran Gordito Zhang. De inmediato le dio un mordisco y trago. El sabor picante lo lleno de una sensación maravillosa. Después de eso Gran Gordito Zhang saco una fruta espiritual roja increíblemente dulce.

Más objetos surgieron. Hongos mágicos, varios ingredientes medicinales, frutas espirituales y otros objetos preciosos. Bai Xiaochun comió de todos, al igual que los demás gorditos. Comió tanto que pronto, su cabeza daba vueltas. Se sentía casi borracho, su cuerpo caliente y quemando al punto que humo blanco salía de su cabeza. Ya se sentía como una bola.}

Mientras más comía, con más favorablemente lo veían Gran Gordito Zhang y los demás. Al final se golpearon las panzas y se rieron felizmente, de verdad se veían como compañeros de crimen.

Lanzándose de cabeza, Bai Xiaochun estiro sus brazos y piernas, su mano cayo en la enorme panza de Gran Gordito Zhang, y su pie cayó a un lado. Empezó a reír junto con los demás.

“Otros departamentos de sirvientes matarían para enviar a uno de los suyos a la Secta Externa. ¡Pero nosotros matamos para estar seguros de quedarnos afuera! ¿Quién quiere ir allí de todos modos? ¿Qué tiene de bueno la Secta Externa, uh?” Gran Gordito Zhang sonaba muy orgulloso de esto. Al terminar de hablar, tomó una raíz de ginseng. La raíz misma tenía innumerables apenas visibles anillos de edad, y estaba cubierta en numerosas ramas. Claramente, esta raíz de ginseng era muy antigua.

“Noveno hermano menor, todas nuestras bases de cultivo son lo bastante fuertes que podríamos habernos vuelto discípulos de la Secta Externa hace tiempo. Sin embargo preferimos ocultar nuestro verdadero nivel. Mira, hay discípulos de la Secta Externa que matarían por la oportunidad de tener un solo mordisco de una raíz de ginseng de cien años como esta. ¿Nos vemos asustados?” posteriormente Gran Gordito Zhang  arranco una rama de la raíz y la arrojo en su boca, masticó y trago. Luego le dio la raíz de ginseng a Bai Xiaochun.

Bai Xiaochun estaba tan full que casi no podía ver derecho. “Estoy full… Realmente no puedo comer otro mordisco-”

Antes de que siquiera terminara de hablar, Gran Gordito Zhang tomo otra rama de la raíz y se la metió en la boca.

“Noveno hermano menor, eres demasiado flaco, tan flaco que no les gustaras a las chicas en la secta, en nuestra secta, les gustan chicos como nosotros Hermanos, ¡fornidos y rechonchos! Vamos, come…” Gran Gordito Zhang dejo salir un gran eructo. Luego tomó una pila de tazones vacíos, simultáneamente apuntando a dos rollos colgando a cada lado de una cabaña cercana, en las cuales estaba escrita una copla. “Mira, aquí tenemos un dicho, prefiero morir de hambre en Los Hornos que escalar el camino en la Secta Externa.”

Bai Xiaochun miro a la copla y dijo, “¡Si, seguro! ¡Todos queremos morir de hambre aquí! Uh… si, morir de hambre.”

Luego golpeo su panza y dejo salir un eructo.

Escuchando esto, Gran Gordito Zhang y los demás empezaron a reír. Todos les parecía que Bai Xiaochun era cada vez más encantador.

“Hoy es un gran dia,” Gran Gordito Zhang dijo. “Noveno hermano menor, Tengo algo importante que decirte. Tenemos cierta manera de las cosas aquí en Los Hornos, y para integrarte debes memorizar cierto nemónico. Presta atención. Frutas y Hierbas de naturaleza mágica; mordisquea los bordes pero deja el tallo; corta la carne delgada cuando allá algo que cortar; en cuanto a los husos deja algo de carne en ellos; ¿Congee Espiritual (1)? Dilúyelo hasta que este aguado; ¿Buen vino? Media copa te servirá. (2)

“Estas seis líneas fueron compiladas después de años de sufrimiento por las generaciones anteriores. Si comes siguiendo estos principios, tu seguridad está garantizada. De acuerdo, suficiente por esta noche. A dormir todos, nuestro bocadillo de medio noche se acabó. Los discípulos de la Secta Externa aún esperan su sopa.” Mientras hablaba, Gran Gordito Zhang empezó a llenar los tazones vacíos con gachas de arroz.

La cabeza de Bai Xiaochun daba vueltas, y no podía dejar de pensar sobre las seis líneas de la verdad que le acababan de decir. Miro a Gran Gordito Zhang y los demás llenando los tazones y dejo salir un eructo, luego se agacho a examinar los tazones mismos. Luego su boca se convirtió en una sonrisa.

“Hermanos mayores, estos tazones son muy buenos.”

Gran Gordito Zhang y los demás lo miraron con expresiones extrañas

Viéndose tan encantador como siempre, sonrió y dijo, “A primera viste, no se ven muy grandes, pero de hecho pueden contener bastante comida, ¿Por qué no los hacemos ver grandes pero contener menos comida? Por ejemplo, podríamos hacer el fondo de los tazones… ¡más gruesos!”

Gran Gordito Zhang lo miro en shock, como si su cabeza le hubiera golpeado un rayo. Sus rollos de grasa empezaron a temblar, y sus ojos brillaron intensamente. Los demás gorditos empezaron a jadear, y su grasa también empezó a temblar.

De repente el sonido de un manotazo sonó mientras Gran Gordito Zhang golpeaba su muslo. Luego hecho su cabeza para atrás y rio alucinantemente.

“¡Si, Si, SI!¡Esa es una idea digna de transmitir!¡ Las futuras generaciones en Los Hornos se beneficiaran de esto! Noveno Hermano menor, ¡nunca me hubiera imaginado que alguien tan encantador como tu podría ser tan astuto! ¡Jajajaj! ¡Naciste para ser parte de Los Hornos!”

  1. Congee una manera de servir arroz en Asia, como unas gachas.
  2. En Chino las 6 líneas se supone que sea una especia de rima fácil de recordar.