DCF – Capítulo 12

Modo Noche

Capítulo 12: ¿Competir con la protagonista femenina significa una muerte miserable?

 

Bai Xiangxiu frunció el ceño. Ella nunca había sido buena con las relaciones interpersonales, pero tampoco quería apuñalar a otras personas a propósito por la espalda. Una persona como ella le disgustaría no importa cuáles fueran sus motivos. Ella retiró la mirada, y sus ojos accidentalmente se cruzaron con los del protagonista masculino al mismo tiempo. H-h-el, ¡En realidad estaba buscando encontrarse su mirada!
Estaba tan asustada que casi se deslizó de la silla. Rápidamente, bajo su cabeza para mirar a sus pies, tenía demasiado miedo de mirar a cualquier otra persona por un tiempo. Sólo después de que los dos amantes de los patios de primavera y otoño hubieran terminado de presentar sus regalos para la vieja madame, ella tuvo tiempo para mirar de reojo al personaje masculino de apoyo.

Realmente el personaje masculino de apoyo era el número uno del libro. Su aspecto, su situación social y disposición eran tan buenos. Por no hablar de cómo mostraría lo profundo de su amor. No importa lo que pasara, al menos ella no sería golpeada hasta la muerte si pudiera sacarla de aquí. Sin embargo, ¿Se daría cuenta de su virtud? ¿Le arrebataría al menos un poco la atención por parte de la protagonista femenina?
Pero después se sintió desalentada cuando recordó cómo la protagonista femenina había capturado los pensamientos del protagonista masculino y el de personaje de apoyo sin aparecer personalmente. ¿Es cierto que los personajes femeninos de apoyo que compitieron con la protagonista femenina estaban condenados a una muerte miserable?
“Ama Xiu, es su turno. Ama Xiu…” Ella estaba bien hace un momento, pero ¿Por qué su mente se había distraído de nuevo? la frente de Xiao Shi estallo en sudor antes de que finalmente decidiera darle a su señora un empujón implacable.
Bai Xiangxiu gritó por el empujón, y se froto el hombro mientras miraba hacia atrás distraídamente a Xiao Shi. ¿Por qué esta chica uso tal fuerza al empujarme? Entonces vio a Xiao Shi sacar la barbilla en dirección a la vieja señora y estalló en un sudor frío. Sólo entonces se dio cuenta de que era su turno para subir. Urk, está bien, es tiempo para presentar mi regalo.
                                                                                                                                                      Originalmente se había preparado a fondo de antemano, pero al final había conseguido distraerse. En el momento en que se levantó, las ideas se habían alborotado y se le habían escapado las palabras de su mente, había olvidado por completo el discurso que había pensado de antemano. Ella sólo pudo improvisar a lo largo de su camino, “Me gustaría que la vieja madame tenga una buena fortuna tan vasta como los mares del este, y tan vieja como las montañas del sur.” Estas palabras estaban podridas en su cliché. ¿El personaje masculino de apoyo realmente pasaría por alto su discurso? ¿Ahora que? Ella realmente quería llorar.
Bai Xiangxiu tenía la costumbre de agachar cabeza y jugar con los dedos de sus manos cuando estaba nerviosa. En este momento ella sólo tenía un pañuelo disponible, por lo que ella lo jugo de un lado a otro mientras se arrodillaba con torpeza y pagaba sus aspectos.
Sin embargo, debido a que era una belleza, estos movimientos sólo parecían agradables a la vista como a la mente. Bajo las miradas de los espectadores, la Bai Xiangxiu de este momento era extremadamente adorable y tímida. Casi parecía que obligarla a decir algo más se convertiría en un castigo cruel.

Los viejos dedos de la señora temblaron. Esta mujer realmente era demasiado hermosa. Incluso ella casi no pudo soportar verla sufrir. Ella frunció el ceño y tomo una mirada de su hijo, sólo para encontrar alivio cuando vio que él no tenía ninguna reacción. En verdad, se parecía a su padre, un hombre que nunca sucumbió por los encantos de una mujer. Por lo tanto, ella habló. “Has demostrado tu preocupación.”

Bai Xiangxiu sólo se atrevió a enderezarse después de eso y respondió, “Esta concubina ha preparado un regalo para la Vieja madame. ¡Xiao Shi, haz que lo transporten!”

¿Transporten?
Song Jiaoyue tuvo un sobresalto. Todos los otros presentes habían sido presentados o dados, pero ¿Por qué necesitaba de otros para transportarlo? Esta bonita señora era ciertamente divertida. Su poesía era interesante y también lo era su personalidad. Él curvó sus ojos en una ligera sonrisa mientras colocaba la taza de té a un lado para mirar hacia adelante, con ganas de ver qué tipo de cosa se transportaría al interior.
Long Heng pensó en ese muñón de árbol roto. ¿Podría ser que ella todavía estaba loca y quería darle a su madre un muñón de árbol como un regalo? Con todos los huéspedes y visitantes presentes, en realidad comenzó a pensar en una manera para sacarla de este lío. Un enorme objeto cubierto en seda roja fue transportado mientras todo el mundo se perdía en medio de sus preguntas y pensamientos. Incluso la vieja señora tenía curiosidad. Por lo general, las doncellas y las esposas, le regalarían algunos clásicos confucianos bordados, pinturas, o caligrafía. ¿Que es lo que exactamente esta concubina esta por darle?
Bai Xiangxiu se acercó personalmente para tirar de la seda roja. Como una artesana, no le gustaba ser el centro de atención, pero ella disfrutaba mucho de que todo el mundo apreciara su obra de arte. Por lo tanto, cuando la mesa de té se reveló ante los ojos de todos, ella se retiró a un lado y se quedó allí después de quitar la seda roja.
“Esto…” Los ojos de la vieja madame se iluminaron. A ella realmente le gustaba tomar el té, así como los juegos de té bien hechos y ni se diga de las mesas de té, pero esta era su primera vez viendo una mesa de té tan extraña y auspiciosa. Se dio cuenta de que a primera vista estaba hecha de un muñón de árbol. La mesa estaba apoyada por tres patas gruesas de forma extraña, pero elegantes, mientras que su superficie era extremadamente lisa y brillante. A pesar de que su forma no era un círculo regular, su forma se parecía a la del carácter longevidad, Shou (壽). Eso ya era muy agradable, pero tallada alrededor del carácter Shou estaba la imagen de una grúa celestial que llevaba un melocotón de la longevidad sobre su espalda. La tabla entera se quedó allí como una obra de arte, agradable a los ojos y a la mente, e incluso mostrando ya su valor práctico.

Cuando ella pensó, en como serviría té a los huéspedes que la visitaran con esta mesa, realmente no pudo evitar dejar de pensar que daría mucha cara a su propietario. La vieja señora nunca había pensado que esta pequeña muchacha tuviera tal consideración. Parecía que ella realmente quería ganarse su favor. Cuando volvió a mirar hacia la chica, esperaba verla feliz o con la esperanza de que su regalo fuera bien recibido, ¡O por lo menos verla de muy buen humor! Pero esa jovencita ya se había retirado a un lado, con el rostro completamente rojo mientras se apretaba firmemente el pañuelo entre sus dedos. Ella se veía muy nerviosa. Con esto, ella se parecía menos a alguien que mostraría arrogancia sobre su regalo, y más como a un sirviente listo para disparar.
No, el ojo de la vieja señora era bueno. Cuando vio esos dedos, ella frunció el ceño y dijo: “Has demostrado tu corazón, pero eres una joven mimada. No lesiones tus dedos. Sirviente, de a Bai Xiangxiu un ungüento refrescante.”
“Por supuesto.” Respondió la sirvienta de edad avanzada.
Bai Xiangxiu ya se sentía constreñida por las miradas atentas, pero ahora que la vieja señora había descubierto las heridas en sus manos, estaba aún más nerviosa. Ella ocultó apresuradamente sus manos y habló como una pequeña flor blanca.(1) “Esta concubina esta solo un poco herida.”

La mitad vino de la ansiedad, y la otra tratando de fingir. Después de leer la novela, ella conocía claramente las preferencias de la vieja señora. La mujer era parcial con las niñas obedientes, suaves y agradables, por lo que detestaba a la protagonista femenina y su naturaleza rebelde, ni tampoco le gustaban las mujeres que poseían demasiada ambición. Bai Xiangxiu temía a la vieja señora, así que por supuesto encontraría una manera de dejar una buena impresión. Como resultado, ella sin problemas actuó su parte.
Al mismo tiempo, tomo una mirada al personaje de apoyo, sólo para dar un respingo cuando vio sus ojos fijos en la mesa. Este personaje masculino de apoyo era demasiado duro para atraer. ¡Usted debe tomar una mirada a la creadora de la mesa! ¿Ese es su motivo, de acuerdo? Por desgracia, el personaje masculino de apoyo Song jiaoyue no la había mirado desde el principio. Para hacer más fácil su revisión de la mesa, se levantó y se dirigió hacia ella. Un “¿Eh?” casi no intencional salió mientras la examinó de cerca.

Long Heng le pregunto, “¿Qué pasa?” ¿no le gusta el presente? Él pensó que era bastante bueno. y que ya era una bendición que la mujer no se había vuelto loca y trajera consigo el muñón de árbol como si nada.

“Estos dibujos son tan pequeños; ¿Cómo fueron creados?” Song Jiaoyue señaló las alas de la grúa celestial, mientras miraba directamente a Bai Xiangxiu.

Bai Xiangxiu estaba encantada de captar la atención de su objetivo el personaje masculino de apoyo. Pero se sentía un poco fuera de tema. Ella quería difundir la palabra de su poema al mundo exterior para que pudieran oírla hablar de eso, pero ¿Por qué estaba más preocupado por cómo lo había tallado en la madera? Esta era una pregunta de trabajo, ¿Ella debía responder?
Naturalmente. Ella sabía que al personaje masculino de apoyo le gustaba la inteligencia y la creatividad de la protagonista femenina, así como un poco de su inocencia como una pequeña flor blanca. Por lo tanto, ella habló con una voz suave y exquisita. “Con una aguja, la tallé.”
“¿Aguja?” Song Jiaoyue tomo un vistazo a las manos de Bai Xiangxiu. Ella había hecho un gran sacrificio por el bien de la fiesta de cumpleaños de la vieja señora. ¡Parecía como si ella quisiera hacer una gran actuación frente a Prince Li a propósito! Había visto las artimañas de las mujeres dentro de una casa, por lo que todo lo único que hizo fue sonreír, sin decir una palabra.

  • La imagen de una hermosa tierna, mujer, suave, emocional que llora fácilmente.