DBW – Vol 4 Capitulo 2-2

Modo Noche

Volumen 4 Capítulo 2

Ardiente Batalla Contra La Piton

Parte 2

 

–              La vesícula biliar de este pitón tiene una energía muy grande, en caso de que entre en el cuerpo de una persona, hará que la sangre de esa persona circule a una velocidad diez veces mayor, además, seguirá aumentando la velocidad hasta que explote su cuerpo.

Lisa dijo con una expresión solemne.

–              ¿Es realmente así?

Beira agarró la ropa de Lisa y le suplicó:

–              Hermana mayor, Lisa, ¿no tienes ningún método? ¡Salva rápidamente a Aiwa!

–              Una vez vi a alguien tragar la vesícula biliar de una serpiente de tres metros de largo, los ojos de esa persona se abrieron y su cuerpo explotó. Además, el cuerpo de este pitón mide más de diez metros de largo y su edad es más de cien años, su vesícula biliar debe haber acumulado una gran cantidad de energía; si Aiwa realmente se lo tragó, me temo que sería difícil preservar su vida. Ahora solo hay un camino, precisamente es vomitar, incluso si una pequeña parte es vomitada, puede aliviar los síntomas. Solo que, aunque quede una pequeña mitad dentro de su cuerpo, aún pondría en peligro su vida

Lisa habló con certeza.

Al escuchar a Lisa hablar en un tono tan grave, Aiwa rápidamente trató de vomitarlo. Sin embargo, no importa cuánto lo intentó, no salió una sola cosa; ni siquiera se puede lograr una sensación de náuseas.

–              Hermana mayor Lisa, yo… … no puedo vomitar… …

Después de escuchar su tono serio, también estaba asustado. Podía adivinar por la expresión de Lisa que no estaba jugando una broma con él.

–              Solo hay una otra forma ahora

Lisa dijo.

–              ¿Qué? ¡Dilo rápidamente, hermana mayor Lisa!

Todas las mujeres se gindaron a la ropa de Lisa, como si ella fuera la única doctora que pudiera salvar a Aiwa.

–              ¡Deje que beba orina!

–              ¿Beber orina?

Todas las mujeres estaban asombradas. Quién no sabía que la orina no era algo que se pudiera beber; además, todas ellas eran mujeres, por lo que naturalmente tendría que beber la orina de una mujer.

–              Además de este método, ¿hay alguien que pueda hacerle vomitar la vesícula biliar? Darse prisa; si es demasiado tarde, esa hiel de serpiente comenzará a transformarse dentro de su abdomen. Además, si se bebe orina, puede neutralizar una parte del líquido de la vesícula biliar.

La mirada de Lisa recorrió a todas las mujeres aquí.

–              Aiwa, no hay otra manera, ¡salvar tu vida es importante!

Beira persuadió a Aiwa.

–              Beba de una vez, ¿qué tiene de bueno eso? Solo que, ¿quieres que beba de quién?

La vista de Aiwa recorrió la cara de algunas chicas. Ya había experimentado a Wuya y Lisa y no quería beber de Beira en este momento, había que dejar algo bueno para el final.

La mirada de Aiwa cayó sobre la cara de la doncella más bonita.

–              Mowa, deja que Aiwa beba de ti.

Beira podía adivinar los pensamientos de Aiwa. Mowa era su doncella, su aspecto era muy bonito.

La cara de Mowa se puso roja.

–              Ese …. YO …. ¿Debería orinar en dónde? Tiramos el hervidor de agua que utilizamos en el camino.

Mowa dijo embarazosamente.

–              ¿Todavía usas qué hervidor? Déjame beber directamente de ti.

Aiwa observó los senos altísimos de Mowa; su mirada parecía un poco obscena y demoníaca. Mirando su cuerpo bien redondeado, Aiwa olvidó el peligro que enfrentaba.

–              ¡Princesa!

Mowa se escondió tímidamente detrás de Beira.

–              Mowa, Aiwa también es tu maestro. Para salvar la vida de tu amo, deberías poder ignorar todo.

Wuya también estaba preocupada.

–              Jeje, no hay necesidad de estar ansiosa, todavía estoy bien, lentamente le quitaré la ropa a Mowa, no importa qué, ella también es una niña, es inevitable que sea tímida.

Aiwa, por el contrario, se sentó con indulgencia en el suelo.

–              Mowa, ¿se siente tímida en este momento? Deberías sentirte honrada de que Aiwa te haya señalado, ¿sigues infeliz?

Beira no estaba feliz. Si Aiwa quería beber de ella, lo habría hecho sin la menor vacilación.

–              ¡Si, princesa!

Al ver que su amo se enojaba, Mowa rápidamente se alejó de su espalda. Miró tímidamente hacia la cara de todos, entonces, lentamente desató su ropa.

Aiwa se sentó allí, mirando a esta chica desnudandose al quitar su ropa una por una. Cuando solo quedaban sus calzoncillos obscenos, Mowa miró hacia Beira nuevamente.

–              Deja de hacerte cargo, si algo le sucede a Aiwa, ¡te quitaré la vida!

Al ver que Mowa dudaba, Beria quiso dar un paso adelante y darle una bofetada.

Sin embargo, Wuya pinchó su larga espada hacia los calzoncillos obscenos de Mowa, un pequeño agujero se abrió de inmediato en ellos, exponiendo su hermosa y tierna carne.

–              Aaahh… …

Mowa estaba asustada por la espada; ella pensó que iba a matarla. Después de mirar la cara enojada de Wuya, comenzó a moverse.

Mowa estaba completamente desnuda frente a Aiwa, un espeso matorral negro estaba en su vientre, escondido debajo estaba su profundo valle. Aiwa no se levantó, más bien, esperó a que Mowa se le acercara, sus manos acariciaron su bien redondeado trasero; la tímida Mowa no tuvo más remedio que llevar su cuerpo desnudo a la cara de Aiwa.

Aunque hacía bastante frío dentro del cañón, en este momento, el cuerpo de Mowa estaba hirviendo. Abrió vergonzosamente los ojos para mirar a las personas de los alrededores, sintió que sus miradas se posaban en su cuerpo desnudo; era la primera vez que sentía que la vista de una persona podía sentirse tan caliente.

–              Orine, ¡lo beberé cuando lo haga!

Aiwa levantó la cabeza, como si la persona que esperaba ser salvada no fuera él, sino la otra persona.

–              Yo… … no puedo orinar… …

Mowa dijo tímidamente. Ella no estaba mintiendo, el evento aterrador acababa de evaporar toda la humedad en su cuerpo; ¿Cómo podría ella orinar?

–              ¿No puede orinar? ¡Puedo usar otro método!

Aiwa se rió maliciosamente.

Sabía que Mowa era una virgen que no había sido arada, si usara su lengua para burlarse de su clítoris, seguramente orinaría. Entonces, la boca de Aiwa se deslizó hasta su vientre, él usó sus manos para empujar ligeramente, Mowa inmediatamente le separó obedientemente sus piernas; La lengua de Aiwa alcanzó su clítoris.

–              Maestro… … yo … …

Murmuró Mowa.

–              ¿Qué?

Aiwa no tuvo más remedio que levantar la cabeza.

–              Déjame lavar ese lugar.

Mowa cambió su mirada hacia Beira, ella era su verdadera maestra y la escucharía.

–              ¡Ve!

Beira, enojada, le lanzó una mirada.

–              ¡Realmente problemática!

Mowa rápidamente se lavó los genitales dentro del arroyo una vez; aunque iba a orinar para hacer que Aiwa vomitara la vesícula biliar, ninguna chica querría dejar una mala impresión delante de un hombre que le gustara.

Cuando ella apareció, Aiwa pudo ver algunas gotitas en su vello púbico.

Mowa se paró frente a Aiwa, él le agarró el trasero una vez más, soplando en su vello púbico; esas gotas cayeron. Después de usar su dedo para girar ese espeso vello púbico, miró hacia su clítoris.

–              ¡Jeje, es muy suave!

Aiwa se rió con esa hermosa mujer, Mowa se volvio timida. Sus brazos le sostenían el pecho, encerrando sus senos imponentes, esa tierna areola mamaria y sus cautivadores pezones rojos resaltaban la madurez de su cuerpo. Cuando se sentía tímida, la lengua de Aiwa había comenzado a lamer su clítoris.

–              Aaaahhhhh

Aiwa había lamido una vez y era incapaz de contenerse, gimiendo bajo esta burla, cerró los ojos de la timidez.

–              ¡Mira su apariencia, seguramente debe ser agradable!

Lisa se rió y dijo. Ella naturalmente sabía la sensación de ser lamida por Aiwa, sin embargo, Beira no lo había experimentado, por la expresión de Mowa; ella solo podía ver que debía ser muy cómodo.

Solo que, dejando que Aiwa la lamiera frente a todos, además de orinar en público, no tenía ese coraje, de no ser así, habría dado un paso valiente.

Después de ser lamida por Aiwa, los brazos que sostenían sus pechos ahora estaban sobre los hombros de Aiwa; sus pechos bien redondeados se completaron expuestos ahora.

Wuya también estaba aturdida y no pudo evitar burlarse de ella:

–              Mowa, ¿no es bastante agradable?

–              Oh… … agradable o no, ¡la joven no lo entendería a menos que lo intente!

El maestro de Mowa era Beira, ella no le tenía miedo a Wuya. Además, después de luchar junto a Wuya todo este tiempo, no hubo mucha preocupación entre el amo y el sirviente, por lo tanto, ella también bromeó con Wuya.

–              Este esclavo se está volviendo más libertino; es ella quien está disfrutando cómodamente, pero está mostrando su astucia. Si dejo que Aiwa me lame, ¿podrías disfrutar ahora mismo?

Wuya se rió y avanzó; pellizcando los pechos regordetes de Mowa, esto estimuló su lujuria.

En este momento, no era tímida y más bien tomó la iniciativa de darse la vuelta, dejando que sus genitales rozaran la boca de Aiwa.

–              Wu… Aaahhh…

Los gemidos de Mowa se volvieron más y más licenciosos frente a todos. Ella dobló sus piernas, haciendo que sus genitales se abrieran y sacaran su cuerpo, dejando que Aiwa lamiera toda su vulva.

–              Aaahhh… … oh… …

Mowa agarró la cabeza de Aiwa mientras la lamía.

–              Mowa, ¿cómo puedes agarrar la cabeza de tu amo?

Una doncella miró la expresión de Mowa, enamoradísima y dolorida, y no pudo evitar reírse.

Después de que le recordaran, Mowa soltó su mano, sin embargo, sin nada que sujetar, agarró sus pechos y los acarició.

–              Mowa, ¿por qué no has orinado? ¿No te está haciendo lamer por el maestro?

Otra doncella se rió.

Al ver su sufrimiento, Aiwa también se detuvo.

–              Mi parte inferior también está sufriendo, ¿quién vendrá a ayudarme a resolverlo?

Aiwa miró a esas hermosas mujeres formando un círculo.

–              Sé que tienes dudas sobre mi identidad; Aún así, déjame hacerlo. De todos modos, soy una mujer desvergonzada;esto no hará ninguna diferencia para mí.

Al decir esto, Lisa se quitó la falda de muselina.

Los pechos regordetes de Lisa y su figura exquisita hicieron que todas las bellas mujeres allí presentes exclamaran admiradas, especialmente, cuando desnudaba su ropa frente a todos, Wuya y Beira se sentían avergonzadas de ser inferiores a ella.

Lo que los hizo admirar fue que Lisa inesperadamente bajó sus genitales, dejando que Aiwa chupara sus pechos.Todavía levantó la cabeza para mirar descaradamente hacia esas mujeres, un aliento encantador se extendió desde su cuerpo, formando ondas en los corazones.

–              ¡La hermana mayor Lisa es muy bonita!

Beira la alabó.

–              No necesitas alabarme; También fui follada por Aiwa. No sabes cuán feroz es; ¡fue capaz de hacer que la mujer con el más intenso deseo en este mundo se desmaya!

Al decir esto, Lisa le quitó los pechos a Aiwa de la boca; dejando que Wuya extendiera un almohadón debajo de su cuerpo y se acostó.

Separó sus piernas y directamente expuso su vulva, sin sentirse siquiera un poco tímida, como ella dijo, precisamente una mujer desvergonzada; era imposible para Wuya ser así.

–              Jeje, hermana mayor Lisa, ¿quieres que te lama dos veces?

Después de ver el cuerpo desnudo y blanco como la nieve de Lisa, esa cosa entre su entrepierna ya se había levantado.

–              Enfócate en lamer a tu pequeña esclava; si no puedes hacer que orine, entonces, ¡estas terminado!

Lisa protestó coquetamente. Ella también se preocupaba por la vida de Aiwa, él ya había dicho, si él muere, nadie podría controlar el Casta Gu dentro de su cuerpo; por lo tanto, hizo todo lo posible para salvar la vida de Aiwa.

Sin embargo, Aiwa todavía usaba su mano para tocar sus genitales; ya estaba mojada.

–              Jeje, parece que la hermana mayor Lisa quería mi gran polla, o bien, ¿cómo pudiste haber tomado la iniciativa para venir?

La mano de Aiwa continuó acariciando la vulva de Lisa, mostrando una cara lasciva.

Beira se avergonzó de mirarlo, así que giró la cabeza.

–              Realmente no sabes la diferencia entre lo bueno y lo malo, pero quería salvarte. Ven, inserta rápidamente ese capullo aquí; mira tu apariencia, solo lamiste a esa niña dos veces, y ya estás erecto. Si no fuera por mí, ¿quién podría satisfacer tu picazón?

Aiwa liberó lentamente su cuerpo, bajo esas numerosas miradas; él insertó su polla gruesa dentro de su agujero de miel que gotea con secreciones sexuales.

El orificio de carne de Lisa era diferente de la de otra mujer, era muy profundo y tragó inesperadamente la pica de Aiwa hasta que solo quedaron dos centimetros.

–              Oh… … muy agradable… …

Cuando la pica de Aiwa golpeó su útero, Lisa no pudo evitar gemir.

Aiwa pensó insertarse más profundamente dentro de ella, pero, ya había llegado a su parte más profunda.

La vagina de Lisa apretó fuertemente a Aiwa mientras su barra de carne se retiraba lentamente.

Beira se sintió tímida y no se atrevió a mirar este comportamiento copulativo; sin embargo, la curiosidad instó a su corazón a volver la cabeza hacia atrás.

En este momento, todas las chicas estaban mirando hacia Aiwa y Lisa teniendo sexo; todas sus penetraciones y extracciones profundas no escaparon a sus ojos.

Escuchando los gemidos de Lisa, mirando la expresión de embriaguez en su cara, todas las mujeres sintieron como si Aiwa estuviera empujando dentro de ellas, gradualmente, cada uno de sus cuerpos inferiores se mojó.

–              Oh… … Aiwa, empuja más rápido, ¡me estás atormentando hasta la muerte!

Lisa deseaba que Aiwa fuera más rápido, sería difícil decir qué cambio vendría en él después de que estalló la energía de la hiel de serpiente.

–              Mowa, vamos, ¡tu trabajo no está hecho!

Gritó Aiwa. Mowa rápidamente se adelantó; hizo que separara sus piernas en los dos costados de Lisa, así, Aiwa podría chupar su vulva y también empujar dentro del orificio de carne de Lisa, ambas no interferirían entre sí.

Después de que Aiwa lamió su vulva unas cuantas veces, Mowa ya estaba intoxicada. Sus manos masajearon sus pechos, con los ojos cerrados, su cuerpo temblaba continuamente.

El clítoris de una niña era muy sensible, cada lamer hacía que su deseo se reprodujera. Su trasero se volvió rápidamente, su vulva se frotó contra los labios de Aiwa; esa sensación la hizo sentir un placer extremo.

Como sirviente, no había ningún pensamiento de ser licencioso o no, la única misión era servir al maestro, la necesidad del maestro era su trabajo. Además, en este momento, ella también podría disfrutar mientras trabajaba para el maestro.

–              Aaaahhhh… …

Después de ser lamida ferozmente por Aiwa, el cuerpo de Mowa tembló, una porción de fluidos sexuales salió disparada de su agujero secreto.

–              ¿Ella orinó?

Wuya preguntó ansiosamente.

–              Aaaahhh… … Aiwa… … más rápido… … empuje más rápido… …

Después de que el útero de Lisa fue golpeado por la gruesa barra de carne de Aiwa, una vez tras otra, su intenso deseo original ya había burbujeado, similar a la apertura de una compuerta de inundación.

Considera apoyar la traducción con este botón  y saltando la publicidad:

Descarga: