ED – Capítulo 315

Modo Noche

Capítulo 315: Matar Sin Misericordia

—¡Hermano Li, date prisa y ven, Ba Xia ya está en nuestra puerta! Chi Xiaodao urgió ansiosamente a Li Qiye.

Li Qiye no pudo evitar sonreír; él asintió con la cabeza y dijo: —Bien, están a tiempo. Puesto que vinieron a nuestro lugar para buscar su muerte, sería un pecado si no los matara.

Al ver la brillante sonrisa de Li Qiye, Sikong Toutian —con escalofríos por la columna vertebral— sintió que una bestia sanguinaria y feroz estaba abriendo su mandíbula. Simplemente quería escapar de inmediato.

—¿A dónde vas? Li Qiye habló lentamente: —Es hora de que contribuyas; de lo contrario, ¿cómo podría confiar en ti?

El Sikong Toutian que quería correr se congeló después de oír esto, y rápidamente respondió: —A ninguna parte, no voy a ninguna parte. ¡Sobre tu mando, yo atravesaré cualquier camino traicionero!

Li Qiye asintió con la cabeza con seriedad y dijo sin ninguna broma: —¡Muy bien, preparaos para una gran masacre entonces!

Sikong Toutian frunció el ceño y lo siguió. Luchar directamente no era su estilo, pero no tenía otra opción en este momento.

Ba Xia, junto con Sima Longyun, vino para la propuesta de matrimonio con un ímpetu agresivo; estaban decididos a lograr la victoria.

Después de un rechazo, y especialmente cuando la dama en cuestión mantenía su posición, otras personas no serían lo suficiente piel gruesa para volver.

Pero esta vez, Ba Xia y Sima Longyun llegaron atrevidamente sin ninguna vacilación. Sus actitudes dejaron claro que Chi Xiaodie no podía rechazar este matrimonio.

Ba Xia habló cortésmente: —Señor Real Chi, tres Tesoros Verdaderos de Paragon Virtuoso están incluidos en la dote de la Señorita Chi; creo que esto demuestra lo suficiente nuestra buena voluntad.

Tres de estos tesoros era ciertamente aterrador, no importa la ubicación porque eran ítems aterradores y de precio inestimable. Si se tratara de otra secta menor, entonces estarían muy honrados frente a tal dote.

Mientras tanto, el Señor Real de Rugido del León tenía una expresión exasperada mientras Chi Xiaodie temblaba de ira con chispas en los ojos.

El señor real dijo fríamente: —Sobrino, por favor regresa. El País Santo es una potencia mundial contemporánea, mi Puerta de Rugido del León no merece subir tan alto.

Ba Xia no vino audazmente a proponer matrimonio, sino a obligar a un matrimonio con independencia de la opinión de Chi Xiaodie. Como su padre, ¿cómo podría el señor real aceptar esto? Era demasiado humillante.

La mirada de Ba Xia se volvió aguda y opresiva mientras hablaba: —Señor Real Chi, no se equivoque. Mi hermano menor es un prodigio contemporáneo. En cuanto a apariencias, talentos y personalidades, él y la Señorita Chi son un partido hecho por los cielos. Mi padre real presidirá personalmente su matrimonio que será bendecido por nuestro antepasado. Esta es una gran ocasión, y confío en que este matrimonio será maravilloso. Mi País Santo no maltratara a la Señorita Chi, y esto es también un gran honor a los antepasados ​​de la Puerta de Rugido del León.

—¿Un gran honor a los antepasados ​​de la Puerta de Rugido del León? Una voz perezosa surgió: —Incluso el Progenitor del País Santo del Inmortal Furioso no es nada. ¿Cómo puede alguien atreverse a compararlo con el Antepasado del Clan Chi, el Dios Rey de Cien Batallas? ¡Cuando tu Progenitor estaba vivo, sólo era digno de llevar los zapatos del Dios Rey!

—¡Li Qiye! Habiendo oído esta voz, Sima Longyun saltó de repente como si hubiera sido picado por un escorpión y gritó.

Li Qiye caminó tranquilamente hacia adelante; simplemente miró a Ba Xia una vez, y luego no lo volvió a poner en sus ojos.

La mirada aguda de Ba Xia exudó un aura tan torrencial como una inundación. Dio un paso adelante, sacudiendo las montañas y los ríos. Su energía de sangre torrencial dejaba a otros sin aliento.

Chi Xiaodie soltó un suspiro de alivio después de ver a Li Qiye. Estaba bastante segura con su presencia; incluso si el cielo se cayó, Li Qiye asumiría la carga.

Ba Xia también se burló después de ver la llegada de Li Qiye; asimismo, él tampoco tomó a Li Qiye en consideración. Luego habló con gravedad al señor real una vez más:  —Señor Real Chi, no arrojes a la Puerta de Rugido del León, esta herencia de larga data, en el abismo sólo por un extraño. Si todavía tienes alguna previsión, entonces deberías echar a cierto alguien de la Puerta de Rugido del León, para que no cause un desastre a tu secta.

Otra voz sonó: —¡Ba Xia está completamente en lo correcto!

Hu Yue, de la Escuela de Aullido del Tigre, también se apresuró a entrar; los discípulos de Rugido del León no pudieron detenerlo.

Su poderoso avance lo describió como un dragón arrogante que se elevaba en un cielo vacío; nadie era capaz de obstaculizar sus pasos.

El señor real estaba bastante disgustado al ver la intrusión flagrante de Hu Yue. Sus acciones no le dieron respeto a la Puerta de Rugido del León.

Hu Yue entró y miró a su alrededor, luego sonrió y añadió: —También siento que el Hermano Sima y la Señorita Chi son un partido hecho en el cielo. La Señorita Chi casándose en el País Santo se debe a la gracia de sus antepasados. Hermano Ba Xia, en lugar de elegir un día, ¿por qué no casarse hoy?

—¡Tú…! En este punto, la familia Chi estaba furiosa. Chi Xiaodao se destacó y gritó airadamente: —¡Tu Escuela de Aullido del Tigre no debería empujar a la gente demasiado lejos!

—¿Demasiado lejos? Hu Yue miró a Chi Xiaodao con desprecio y dijo: —Chi Xiaodao, presta atención a mi advertencia, no siga a este Pequeño Mocoso Li. En el futuro, si aún te atreves a aparecer por el Clan Bao Yun, ¡entonces personalmente cortaré tus miembros y destruiré tu cultivo para que seas un lisiado por el resto de tu vida!

—Hermano Yun, ve a saludar a tu suegro. —Ba Xia se burló y dijo.

El extático Sima Longyun rápidamente se adelantó para inclinarse hacia el Señor Real. Sin embargo, sólo se encontró con sangre vomitada de ira del señor real y Chi Xiaodie.

Su saludo también fue bloqueado por Li Qiye, que estaba de pie delante del señor real. Li Qiye luego bromeó: —¿Hmm? ¿Quieres inclinarte ante tu abuelo? ¡Desafortunadamente, no tengo un nieto tan indigno como tú!

Una oleada de ira ahogo a Sima Longyun. En este momento, finalmente perdió la cabeza por la ira. Sin embargo, contaba con el apoyo de Ba Xia y el País Santo, por lo que ya no tenía miedo de Li Qiye: —¡Pequeño animal, he tenido suficiente de ti!

Rugió y se precipitó como un toro enloquecido. Su Físico Toro Dorado se adelantó con su postura más poderosa, queriendo despedir a Li Qiye.

¡BOOM!

Li Qiye no trató de esquivar. En lugar de eso, levanto la mano y agarró a Sima Longyun. Aunque el Toro Dorado de Sima Longyun podía destruir una montaña alta, no podía mover a Li Qiye un poco.

La técnica de Li Qiye se parecía a una miríada de manos; él era como un dios verdadero descendiendo al mundo mortal. Cada una de estas manos podía asumir un mundo aparte como nueve grandes esferas aparecieron detrás de él. En este punto, Sima Longyun fue atrapado por las cuatro manos de Li Qiye al tiempo que Li Qiye estaba a punto de despedazarlo.

Las cuatro manos de Li Qiye parecían ser hechas de oro divino, inquebrantable. Sima Longyun estaba completamente atrapado. A pesar de que era un Noble Real equipado con el Físico Toro Dorado no podía impedir a Li Qiye en lo más mínimo.

Una terminación menor de Físico Inmortal, la técnica de las Mil Manos Contra los Nueve Mundos, más el actual cultivo de Noble Real de Li Qiye —Sima Longyun no era su partido.

La técnica de las Mil Manos fue el tesoro definitorio del Dios Verdaderos de las Mil Imágenes. Podría sacudir los nueve cielos arriba y hundir el inframundo abajo; era capaz de matar a los inmortales y sostener este mundo. El Físico de Sima Longyun no era nada comparado con la técnica del Dios Verdadero.

Ba Xia dio un paso adelante con energía creciente como una tormenta: —Li Qiye, si te atreves a tocar incluso un mechón de pelo en mi hermano menor, ¡entonces ni siquiera sueñes con dejar este lugar vivo!

Hu Yue también se adelantó y resopló: —Li, sé inteligente y acepta tu destino. Nadie será capaz de salvarte. ¡Entonces le mostraremos un destino que es peor que la muerte!

Hu Yue y Ba Xia atraparon a Li Qiye con una formación de tenaza; ambos tomaron acción a medida que querían matarlo de un golpe.

Hoy en día, llegaron bien preparados no sólo para la cuestión del matrimonio, sino también para matar a Li Qiye. Antes de obtener la Ley de Físico Inmortal de la Puerta de Rugido del León y lograr su objetivo, deben matar a Li Qiye y erradicar este guijarro que bloqueó su camino.

—¿Todavía se atreven a amenazarme con solo ustedes dos insectos? Li Qiye, con su técnica de Mil Manos, miró a Hu Yue y a Ba Xia antes de que él sonriera y dijo: —Por no hablar de ustedes dos insectos, incluso si sus antepasados ​​se arrastraran fuera de sus tumbas, ¡todavía personalmente cuidaría de ellos si me enojaron!

Después de estas palabras, Li Qiye fortaleció su agarre sobre Sima Longyun.

—¡No! —Gritó Sima Longyun con voz miserable. Después de un sonido de estallido, fue desgarrado por Li Qiye; su Destino Verdadero no pudo escapar tampoco y fue aplastado por otra mano.

En un abrir y cerrar de ojos, Sima Longyun no pudo resistirse a ser despedazado vivo por Li Qiye. Incluso antes de su muerte, no podía creer que Li Qiye todavía se atrevía a matarlo a pesar de que su hermano mayor lo apoyaba.

—¡Estás cortejando a la muerte! Ba Xia y Hu Yue se pusieron furiosos e instantáneamente golpearon con golpes que eran capaces de hundir el cielo y la tierra. Una increíble hoja de energía cortó directamente hacia Li Qiye, queriendo acabar con él de un solo golpe.

—¡Largo! En este momento, el Físico Divino Supresión del Infierno estalló. Su poder arrasó los nueve cielos y diez tierras. Sus mil manos sostenían tres mil pequeños mundos y su espalda llevaba los nueve grandes mundos. El descenso opresivo de las mil manos era como si los tres mil pequeños mundos aplastaran los firmamentos; incluso las dieciocho capas del infierno se derrumbarían de tal poder.

El Poder de Noble Real, una terminación menor de Físico Inmortal y la técnica definitoria de un Dios Verdadero —los tres combinados derrotarían fácilmente a un Santo Antiguo. ¡Todas estas cosas no eran sólo nombres vacíos!

¡BOOM!

Un ruido ensordecedor llenó el aire a medida que el campamento de la Puerta de Rugido del León se agrietaba bajo este golpe. El esfuerzo combinado de Hu Yue y Ba Xia no equivalía a nada; fueron despedidos por las mil manos en el campamento de la Puerta de Rugido del León.

  • Baboni Beibe

    En la mejor parte se acabo :’v espero mas capítulos

  • Camilo Camargo

    Siempre en la mejor parte jajaja gracias por el cap XD

  • blacklothus

    Diablos justo termina en la mejor parte

  • Alex Petrov

    Idiotas.

  • HubertLayle

    Era hora que empezaran a morir esas ratas

  • Mirko

    No entiendo para que piden donación, acaso simplemente no puedes robartelos de wuxia xd?

    • OnlyDash

      Aqui nadie pide nada, es solo si el lector quiere constribuir su aporte – al menos esa es mi manera, no hablo por lo demas traductores

    • HubertLayle

      A que te referis con robarlos de Wuxia? wtf

  • Gibran

    Gracias 😀

  • Pither R. Chavez

    Señor usted es diabólico

  • Ecle-chan

    https://uploads.disquscdn.com/images/0cdd6e947388eb8a6a67517ddb3332df9d005efc26d0fb78c1950f750cfda055.jpg
    kuahahaha kuahahha…. mueran… mueran… [instinto asesino activado]
    Muchas gracias.