EOT – Capítulo 2

Modo Noche

Capítulo 2 – Ciudad Gaotang

En una parte de la Ciudad Donghu,  estaba el Pueblo Gaotang era un pueblo pequeño independiente con el transporte conveniente y una economía bien desarrollada. Sin embargo, sus recursos forestales eran pobres. Con sus limitados ingresos y donaciones adicionales, la estación forestal parecía mucho más desolada en comparación con la grandiosa estación de policía a unos diez metros de distancia. Luo Yuan entró en el vestíbulo del edificio. Había sólo unos pocos trabajadores en el mostrador de recepción y todos ellos estaban jugando cartas o charlando. Fue directamente al segundo piso.

El oficial principal no estaba ahí, por lo que Luo Yuan sólo pudo llamar a la puerta del subdirector.

“¡Adelante!”

Abrió la puerta y entró en la oficina. Un hombre de mediana edad regordete estaba dentro. Tenía grandes bolsas debajo de los ojos, que parecían un poco hinchadas. Echó un rápido vistazo a Luo Yuan y preguntó: “¿Qué ocurre?” Antes de reanudar la lectura del documento en su escritorio.

A Luo Yuan no le gustaba ser ignorado, pero forzó una sonrisa y dijo: “Hola, soy cuñado de Chen Weiqiang. Él vino al Pueblo Gaotang para una inspección con el consejero de la ciudad el día de ayer y no ha vuelto todavía. Mi hermana me ha enviado aquí para comprobarlo. ¿Sabes a dónde fueron?”

El hombre de mediana edad finalmente alzó la cabeza, el shock era evidente en su rostro.

“El supervisor He y Chen no regresaron. Espera, déjame hacer una llamada.”

Se levantó, sacó su teléfono e hizo llamadas, las gotas de sudor en su frente se llenaban cada vez más a cada minuto. Unos minutos más tarde, finalmente se dejó caer contra su silla.

“¿A dónde fueron ayer?” Preguntó Luo Yuan con curiosidad.

“Ayer el Supervisor He, el Alcalde Xia, y los Oficiales Principales Wang y Chen subieron la colina para la inspección después del almuerzo. Ya deberían haber vuelto. ¿Has llamado a Chen? ¿Es posible que se haya ido a otro lugar?” Preguntó nervioso.

Luo Yuan se sobresaltó. Eso parecía un mal presagio en su corazón. Rápidamente respondió: “Mi hermana lo ha llamado varias veces y he visitado el Ministerio de Silvicultura esta mañana también. Su gerente me dijo que mi cuñado y su supervisor no han vuelto todavía, y que es posible que todavía estén en la colina. Lo más importante ahora es conseguir ayuda de la policía.”

“¡Sí! ¡Sí! “El hombre asintió con la cabeza. Si algo les ocurriese a esos superiores, no sólo se criticaría al gobierno local, sino que también sería despedido de su cargo como subdirector. Rápidamente se levantó y llamó.

“¡Hola!”

“¿El inspector en Jefe Xie? Soy Cao Minghua de la estación forestal… Sí, sí… Voy a estar en camino en un tiempo… Es difícil de explicar por teléfono… ¡Voy a ir ahora mismo!” Colgó el teléfono y dijo, “¡Vamos, sígueme a la comisaría!”

Luo Yuan y el Suboficial Cao se marcharon rápidamente y fueron a la comisaría cercana.

Diez minutos más tarde, el Suboficial Cao entró en la oficina del Inspector General junto con Luo Yuan y lo explicó todo una vez más. El Inspector en Jefe Xie se alarmó y se levantó, acusándolo: “¡¿Por qué le tomo tanto tiempo darse cuenta?! ¡Pasaron casi 24 horas!”

Viendo la expresión sombría de Cao Minghua, hizo un gesto con la mano, “¡Déjame llamar a PA Zhao!”

Luego sacó su teléfono y salió de su oficina. Se veía muy serio cuando regresó.

“Ambos vuelvan y esperen. Haré que mi gente suba la colina. Me aseguraré de que los encuentren.”

“¡Bien! ¡Confiamos en usted, inspector en jefe Xie!” Cao Minghua asintió solemnemente y se dispuso a marcharse.

Luo Yuan se dio cuenta de que no era asunto suyo, pero tenía que ir a trabajar en el caso mismo o de lo contrario la misión no se podría completar. Rápidamente dijo: “Inspector en Jefe Xie, ¡yo quiero ir también!”

“Es muy peligroso en la colina y no tenemos la mano de obra para protegerte. Espera aquí pacientemente, ¿de acuerdo?” El Inspector en Jefe Xie rechazó su propuesta con el ceño fruncido.

“Sé que es peligroso, pero él es mi cuñado. ¿Cómo puedo quedarme aquí y esperar? Ya he tenido entrenamiento de combate antes. Le prometo que no seré una carga para usted.” Dijo Luo Yuan, tratando de parecer ansioso.

El Inspector en Jefe Xie echó un vistazo a Luo Yuan. El hombre era alto y musculoso. Obviamente había estado trabajando y podría ser de ayuda en la colina.

“Bueno. ¡Pero tienes que seguir las órdenes!”

“¡Prometo que las seguiré!” Luo Yuan respondió de inmediato.

El inspector en Jefe Xie volvió a llamar por su teléfono antes de decir: “¡Capitán Chen, tome tres guardias en este momento e informe en mi oficina!”

Apenas un momento después de haber colgado, un hombre de mediana edad curtido, entró en la oficina, “Inspector en Jefe, ¿usted pregunto por mí?”

“Sí, ponga su trabajo en espera por ahora, hay un asunto más apremiante. Algunos superiores de la ciudad y el alcalde Xia han desaparecido en la colina. ¡Quiero que tu equipo los encuentre ahora!”

La expresión facial del hombre se volvió seria de inmediato. “Yo iré enseguida. ¿Hay algo más, Inspector en Jefe?”

“Sí, este es Luo Yuan, uno de los miembros de la familia de las víctimas. ¡Quiere ir, así que llévalo!”

Echó un vistazo a Luo Yuan y respondió: “Está bien, ¡me voy ahora mismo!”

Luego habló con Luo Yuan fríamente, “¡Sígueme!”

Los dos salieron de la oficina. Había ya tres personas esperando en el pasillo, dos hombres y una mujer, todos los cuales tenían menos de treinta años.

Por supuesto, los ojos de Luo Yuan se fijarían en la joven. Llevaba una camisa de uniforme de policía de manga corta, la cintura delgada y los pechos apretados, y sus largas piernas estaban vestidas con un par de medias desnudas bajo el dobladillo de su falda de uniforme policial. Era como un melocotón maduro, absolutamente seductor.

Supongo que esto es lo que la gente llama un fetiche por los uniformes Luo Yuan pensó mientras cambiaba su mirada a los dos hombres. Uno de ellos tenía alrededor de treinta años, alto, con un rostro lleno de espinillas y un corte de cabello que lo hacía ver como pandillero. Si no fuese por su uniforme de policía, seguramente podría pasar por un asaltante. El otro hombre parecía el epítome de la inocencia. Parecía ser nuevo en el trabajo.

“Capitán Chen, ¿qué tenemos hoy? ¿Por qué es tan urgente?” Preguntó el oficial que parecía pandillero al Capitán Chen, su tono no era muy respetuoso.

“Hablaremos de eso más tarde. Todos pónganse un uniforme de manga larga y preparen sus armas. Estamos subiendo la colina. Wang Fei, consigue un uniforme para Luo Yuan también, él vendrá con nosotros.” Ordenó al novato mientras miraba al oficial pandillero.

“¡Sí, Capitán!” Respondió Wang Fei inmediatamente antes de dirigirse a Luo Yuan, “Sígueme. Debes ser del mismo tamaño que yo, ¿verdad? No te importará usar mi uniforme, ¿verdad?

“Por supuesto no. ¡Gracias!” Luo Yuan sonrió y preguntó, “Sargento Wang, usted acaba de pasar la prueba de funcionario de este año, ¿no?”

Wang Fei se rió y dijo, “Mierda, no pasé, me gradué de la academia de policía. Vine aquí para ser un miembro del equipo de defensa usando algunas conexiones. Pero me pueden transferir si me desempeño bien. De todos modos, ¡vamos a trabajar ahora!”

“Eso no suena mal. ¡Al menos los beneficios deberían ser buenos!”

“¡Están lo bastante decentes para sobrevivir!” Fue la respuesta del hombre, pero su tono estaba mezclado con un toque de determinación. Sacó dos conjuntos de uniformes y dos pares de botas de su casillero y entregó uno de ellos a Luo Yuan. El tiempo había sido cálido y húmedo últimamente, y era evidente que el uniforme de manga larga había sido descartado por un corto período de tiempo, ya que olía a moho, pero en general estaba todavía limpio.

Cuando Luo Yuan fue a cambiarse, el policía pandillero entró y golpeó la cabeza de Luo Yuan, “Podrías pasar como un policía. ¿De dónde eres, chico? ¿Por qué nos sigues por la colina?”

Luo Yuan estaba un poco descontento y movió la cabeza fuera del camino discretamente mientras sonreía: “Mi cuñado ha desaparecido en la colina. Voy a buscarlo. Mi nombre es Luo Yuan. ¿Cómo debería llamarte?”

“Sólo llámame Zhao Qiang.”

Zhao Qiang sabía que había molestado al joven y sonrió, “No te preocupes, es un viejo hábito. ¿Quién es tu cuñado?”

“Él trabaja para el Ministerio de Silvicultura,” Luo Yuan respondió vagamente e ignoró a Zhao Qiang a favor de preguntarle a Wang Fei, “¿Puedes darme un arma para la defensa propia? He oído que es bastante peligroso en el bosque”.

Wang Fei sacudió la cabeza, “No puedo simplemente darle un arma. ¡Es contra las reglas! ¡De ninguna manera!”

Luo Yuan preguntó rápidamente, “¿Qué tal un cuchillo o algo así? No puedes ir al bosque completamente desarmado, ¿verdad?” Esta era una misión F+. Definitivamente sería muy peligroso para él entrar sin un arma.

“De acuerdo, déjame preguntarle al Capitán Chen.”

Wang Fei salió del vestuario.

Un momento después, volvió y dijo: “No hay arma, pero puedes tener un cuchillo, hemos tomado muchos de ellos, te llevaré al almacén.”

Los dos se dirigieron al almacén, que estaba situado al final del pasillo. Wang Fei abrió una de las grandes cajas. Había todo tipo de armas en el interior: cuchillos, cuchillos de sandía, puñales, cuchillos de fruta, machetes, cuchillos de carnicero… Era como una colección de armas blancas de uso doméstico.

“¡Elije uno!” dijo Wang Fei generosamente.

Teniendo en cuenta que había serpientes y otras criaturas similares alrededor de la zona, así como juncos y ramas en la colina, Luo Yuan supuso que un arma corta, como una daga, sería prácticamente inútil, mientras que un cuchillo de sandía parecía demasiado frágil y no sería capaz de infligir mucho daño. Después de alguna consideración, decidió un machete utilizado principalmente para cortar.

Luo Yuan lo balanceo unas cuantas veces para probar cómo se sentía en sus manos, y estaba bastante satisfecho con él. Al mismo tiempo, susurró «Identificar» en silencio y una cadena de palabras apareció en su cabeza.

“Machete afilado”

“Material: Aleación.”

“Rareza: Blanca.”

“Peso: 2.5kg.”

“Nitidez: 10 – 15.”

“Requisito de equipo: Fuerza 9.”

“Observaciones: Se trata de un arma agrícola moderna, apta para la recuperación de tierras, corte de madera y, por supuesto, capaz de matar. Su calidad es promedio, pero la hoja es fuerte. ¡Es perfecto para cortar!”

No está mal. Es más agudo que los cuchillos de cocina en casa. Luo Yuan pensó antes de decir, “Este.”

“¡Vámonos entonces! ¡El capitán Chen nos está esperando!” Dijo Wang Fei.

Los dos salieron por la entrada, donde todos ya estaban esperando dentro del coche de la policía. Luo Yuan aceleró el paso y rápidamente subió al coche. El coche arranco y se dirigió hacia las afueras.

Después de un rato, bajaron por una avenida que gradualmente se convirtió en una pequeña carretera. Ambos lados del camino estaban enmarcados por interminables campos verdes.

“Esa es la tierra de cultivo, ¿verdad?” Preguntó Luo Yuan, inseguro.

Las malas hierbas estaban por todas partes. Sorprendentemente, alcanzaban alrededor de un metro de altura, cubriendo completamente el suelo. Parecía un océano verde cuando el viento soplaba.

La policía sentada en el asiento del pasajero también parecía sorprendida, “No recuerdo que la hierba fuese tan exuberante cuando llegué hace unos 10 días. Esto es increíble, las malas hierbas van a tomar el camino pronto.”

“Si las malas hierbas ya han crecido a esta altura, ¿no será peor en el bosque? ¿Cómo podrías aceptar esta misión, Capitán Chen? ¡Es posible que todos nosotros también pudiésemos desaparecer!” Bromeó Zhao Qiang.

“Es cierto, he oído que es muy peligroso subir la colina ahora.” Agregó la mujer.

“Díganselo al Inspector en Jefe Xie si ustedes se atreven. ¿Por qué me lo dicen? Podrías hablar con el inspector si quisieras. No puedo ayudar en ese asunto.” Respondió el Capitán Chen con severidad.

También estaba preocupado por el repentino aumento de casos de personas desaparecidas. Había ya cinco personas desaparecidas, y la mayoría de ellos habían venido de la aldea cerca de Zhu Hill. Él era más consciente de los peligros de Zhu Hill que cualquier otro. Sin embargo, no podía hacer otra cosa que obedecer las órdenes del Inspector en Jefe.

“Supongo que no puede ser tan peligroso en la colina, ¿verdad? Todos llevamos armas. Podríamos manejar la situación, incluso si nos encontramos con un jabalí.” Luo Yuan trató de desviar la conversación.

Si seguían discutiendo eso, los policías podrían regresar a la comisaría después de un corto trayecto en coche. Fue entonces cuando los policías se dieron cuenta de que había un pariente de una de las víctimas con ellos.

“Está bien, dejemos de discutir eso. Somos policías. Si nos rendimos fácilmente cada vez que enfrentamos las adversidades, ¡todo el mundo estaría riéndose de nosotros! Vamos a subir esa colina, y nos retiraremos si es demasiado peligrosa. Al menos habremos hecho algo. ¿Qué piensas, Luo Yuan?” Dijo el Capitán Chen.

“¡Por supuesto! Si estuviésemos todos en peligro, creo que mi cuñado haría lo mismo…” Respondió suavemente Luo Yuan. Esa era su única opción por ahora. Sólo podía rendirse si la misión se volvía demasiado peligrosa. Aunque eso restaría una gran parte de su EXP, todavía era mejor que perder su vida.

Media hora más tarde, se dirigieron a una aldea remota e hicieron una parada allí. Luo Yuan salió del coche de policía y miró hacia el frente. La colina era un tramo de verde oscuro, su cima estaba a menos de 200 metros, sin embargo, fue suficiente para angustiar a Luo Yuan.

“Son casi las 11 de la mañana. ¡Almorcemos primero y partiremos hacia la colina en una hora!”

El capitán cambió su mirada de la colina a su reloj mientras se dirigía a una tienda en la carretera.

Descarga:
<