HJC – Capítulo 226-3

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Demoniaco Carlos!

Capítulo 226-3 – Bing’er: Pero, yo quiero… (3)

El corazón de Yun Li se detuvo con fuerza momentáneamente, cuando entendió al instante el significado de Zhou Weiqing. El Palacio Extensión del Cielo obviamente ya había enviado un equipo de investigación previamente, sin importar lo que Shangguan Longyin hubiese dicho, y debieron haber sido las élites de la generación joven del Palacio Extensión del Cielo. Si incluso ellos no hubiesen tenido éxito en sus investigaciones, Yun Li sabía que también sería una tarea difícil para él. Además, después de ingresar al Reino Brillo Espacial, sus posiciones serían todas aleatorias, y no serían ubicados juntos. Como tal, si hubiese algún peligro repentino, tendrían que tratarlo por su cuenta sin la ayuda de su equipo. Zhou Weiqing estaba pensando en su seguridad después de todo.

Aunque no estaba dispuesto a hacerlo, al final Yun Li asintió con la cabeza. En cuanto a Ma Qun y Crow, también estaban decepcionados por no poder participar, pero no tenían otra opción. Después de todo, su nivel de cultivo aún no había alcanzado la etapa requerida.

Shangguan Longyin agitó sus manos, y el personal del Palacio Extensión del Cielo se adelantó para presentar a aquellos miembros de los Equipos de Batalla que estaban entrando en el Reino Brillo Espacial un conjunto de Anillo Espacial y Gema Brillante.

Asintiendo con la cabeza, Shangguan Longyin dijo: “En el Anillo Espacial que acaban de recibir, hay suficiente comida y agua para treinta días. Prepárense ahora, la teletransportación comenzará ahora.” Mientras decía eso, levantó su mano y asintió con la cabeza hacia los diez Ancianos detrás de él.

Diez figuras blancas se movieron inmediatamente como una, mientras retrocedían en un instante, desapareciendo en la espesa niebla.

La niebla alrededor del Palacio Extensión del Cielo comenzó lentamente a cambiar de color, el blanco original adquirió un tono plateado tenue a medida que las reverberaciones de energía del Atributo Espacial se hacían más fuertes y más obvias.

La rica Energía Celestial alrededor les dio a todos una sensación extremadamente confortable, y el color plateado de la niebla se hizo más y más fuerte. Lentamente, la niebla plateada comenzó a arremolinarse alrededor del cuerpo de Shangguan Longyin en un remolino.

La luz plateada penetrante comenzó a brillar desde el centro del remolino, y lentamente la plata comenzó a convertirse en dorado desde el centro, como si se abriese una puerta. Si uno se concentraba lo suficiente, casi podían sentir que había otro mundo detrás de la luz dorada.

Como la puerta de entrada al Reino Brillo Espacial estaba abierta, Zhou Weiqing inconscientemente se aferró a la pequeña mano de Tian’er. Ambos intercambiaron miradas, y no había nada más que decir, ya que se entendieron instantáneamente.

En cuanto a las tres Hermanas Shangguan, todas sus miradas se posaron en Zhou Weiqing, aunque las tres hermanas tenían diferentes expresiones.

Shangguan Xue’er estaba en su yo frío como siempre, casi inexpresiva. Sin embargo, si alguien que la conocía bien la examinara de cerca, podrían ver un leve rastro de envidia en el fondo de sus ojos.

Shangguan Fei’er tenía los labios fruncidos, mirando a Zhou Weiqing con ojos hostiles, mientras que los ojos de Shangguan Bing’er eran amables, sin ninguna reacción mientras miraba a Zhou Weiqing agarrado a la mano de Tian’er.

Bruscamente, Shangguan Longyin gritó en voz alta: “¡Pueden entrar ahora, apúrense! Recuerden, pase lo que pase, no se arriesguen innecesariamente. Tan pronto como descubran que algo no está bien, usen inmediatamente la Gema Brillante para transportarse…”

Zhou Weiqing, todavía sosteniendo la mano de Tian’er, fue en realidad el primero en dar un paso al frente. En un brillante destello, ambos desaparecieron en el Reino Brillo Espacial.

Con un paso, ingresaron a la luz dorada. Al instante, tanto Zhou Weiqing como Tian’er sintieron una indescriptible sensación de libertad llenándolos, y todo el mundo a su alrededor se volvió ilusorio. Luego, una fuerza de succión masiva comenzó a tirar de sus cuerpos, y en un swoosh, sintieron como si se hubiesen movido una distancia incontable en un solo instante.

Justo en ese momento, la inmensa fuerza del Reino Brillo Espacial intentó separar a los dos, pero al mismo tiempo, Zhou Weiqing y Tian’er habían estado constantemente manteniendo el gran remolino de Energía Santa, y en ese instante circularon su Energía Santa para un mayor efecto, desencadenándola a su alrededor.

Con la advertencia de Shangguan Longyin, naturalmente comprendieron que entrar en el Reino Brillo Espacial esta vez no sería una tarea fácil, y tendrían que enfrentar grandes problemas. Bajo tal circunstancia, si querían investigar claramente lo que había sucedido, la seguridad era su principal importancia primero. Para asegurarse de ellos estar juntos era también de importancia crítica. Como resultado, Zhou Weiqing y Tian’er decidieron intentar ver si podían mantener su teletransportación juntos.

La razón por la cual Zhou Weiqing no recurrió a las tres Hermanas Shangguan no fue porque estuvieran en un Equipo de Batalla diferente, sino porque no tenía la confianza de que esto funcionaría en primer lugar, y mucho menos de poder proteger a tantos otros también. Sin embargo, si fuesen solo él y Tian’er, eso podría ser diferente.

Mientras el gran remolino de Energía Santa giraba rápidamente, una capa de gruesa de luz blanca plateada encapsuló instantáneamente al par. El resto del mundo a su alrededor seguía siendo de un tono dorado brumoso, pero tan pronto como apareció la luz blanca plateada, tanto Zhou Weiqing como Tian’er sintieron la sensación de arrastre en sus cuerpos desaparecer de inmediato.

Su juicio había sido preciso después de todo. La Energía Santa era un atributo que estaba por encima de todos los demás, e incluso un poder extremadamente poderoso fuerte del Atributo Espacial del Reino Brillo Espacial, no era capaz de influir en ellos bajo la protección de la Energía Santa. Esa era una diferencia total en el escenario.

En un instante, el mundo comenzó a reaparecer a su alrededor.

A diferencia de la vez anterior en que habían ingresado al Reino Brillo Espacial, esta vez Zhou Weiqing no sentía la sensación de incomodidad. Después de todo, no solo su nivel de cultivación era mucho más alto que antes, su cuerpo y su capacidad para resistir la presión también era mucho más fuerte. Más aún, también estaba mucho más familiarizado con el Atributo Espacial y la presión, mucho más allá del estado en el que había estado la vez anterior.

Sin embargo, en el instante siguiente, las expresiones de Zhou Weiqing y Tian’er cambiaron.

La sensación de calor abrasador instantáneamente abrumó sus cuerpos enteros. Tenía que saberse que se encontraban actualmente en la sexta y séptima Joya respectivamente, y las altas temperaturas ordinarias no les afectarían fácilmente. Además, sus físicos eran mucho más duros y más fuertes que los de cualquier Maestro de Joyas Celestiales común, y para que ellos realmente sintiesen ese calor, uno podría imaginar la gran temperatura en el Reino Brillo Espacial.

La verdad del asunto era tan mala como habían pensado. Tan pronto como el mundo entró en claridad alrededor del par, ambos vieron de inmediato un parche rojo brumoso frente a ellos.

De hecho, era un rojo brumoso completo. Además del rojo, en un corto período de tiempo, en realidad no podían ver ningún otro color alrededor.

Justo a su alrededor, había grandes cantidades de árboles que ardían con violentas llamas, y todas las plantas más pequeñas estaban ya secas y muertas. Por debajo de ellos, podían ver que la tierra estaba reseca e incluso rajada. Una aterradora Energía Celestial de Atributo Fuego rabiaba a través de los cielos, ola tras ola impulsaba el calor continuamente, como si quisiera convertirlos en meros combustibles.

Enfrentando un ambiente así, aunque tanto Zhou Weiqing como Tian’er se sorprendieron, aún no era suficiente para afectarlos demasiado. Instantáneamente, su Energía Celestial se liberó, formando un escudo lechoso de luz blanca alrededor de ellos, cortando con fuerza las llamas y la temperatura que los afectaba.

El ceño de Zhou Weiqing se frunció ligeramente y dijo solemnemente: “Parece que las cosas realmente han ido muy mal en el Reino Brillo Espacial.”

Tian’er asintió y dijo: “¿Qué hacemos ahora? ¿En qué dirección deberíamos dirigirnos?” Originalmente, había planeado regañar a Zhou Weiqing ligeramente una vez que estuviesen solos en el Reino Brillo Espacial. Sin embargo, por la forma en que se veían las cosas, la situación ya no le permitiría hacerlo.

Zhou Weiqing hizo una pausa para pensar por un momento, antes de finalmente decir: “Espera un momento, volaré para echar un vistazo rápido.”

Tian’er fue sorprendida, diciendo: “¿Quieres volar? ¿No has olvidado lo que sucedió la última vez?”

Zhou Weiqing sonrió amargamente y dijo: “Ahora no tenemos muchas opciones con este entorno… Aunque puede que no sea demasiado dañino para nosotros, es demasiado difícil caminar o encontrar algo. Además, dado que el Reino Brillo Espacial se ha vuelto así, estoy seguro de que tiene algo que ver con los dragones. Además de los dos Dragones, ¿quién más podría tener el poder de convertir todo el Reino Brillo Espacial en un océano de fuego? Necesito volar para echar un vistazo, al menos determinar lo que está sucediendo en el entorno antes de poder tomar una decisión.”

Tian’er asintió, convencida. Sin embargo, ella todavía dijo: “Bien entonces, pero sé muy cuidadoso. Tan pronto como pienses que algo anda mal, use tu Energía Santa para protegerte.”

Asintiendo con la cabeza, Zhou Weiqing no habló más, ingresando instantáneamente al Estado de Transformación Tigre-Dragón. Las alas detrás de su espalda se desplegaron, aleteando bruscamente mientras se elevaba hacia los cielos.

La vegetación en el Reino Brillo Espacial eran todos tesoros extremadamente preciosos. Después de todo, era obvio que tales llamas habían estado ardiendo violentamente durante mucho más de un día o dos, pero el ‘combustible’ en el que se había convertido esta vegetación todavía era capaz de aguantar y resistir. Zhou Weiqing tuvo que pasar por delante de un masivo parche de llamas antes de que finalmente alcanzara los cielos.

Sin embargo, tan pronto como su cuerpo irrumpió a través de las nubes en los cielos, fue inmediatamente sorprendido por la vista frente a sus ojos.

Fuego. Fuego por todos lados. Por lo que sus ojos podían ver, todo el Reino Brillo Espacial estaba completamente inmerso en llamas rojas. Aún más extraño, aunque las llamas estaban en todas partes, no había humo en lo absoluto. Las gruesas energías del Atributo Fuego en el aire parecían rechazar la existencia de cualquier otro atributo. La temperatura en los cielos era sorprendentemente más alta que la del suelo, ya que las llamas abrasadoras envolvían todo el aire una ola tras otra, haciendo que realmente se viese como un océano de llamas.

Zhou Weiqing respiró profundamente. Ante tal situación, incluso él no tenía ideas brillantes. Todo lo que podía hacer era tratar de encontrar una dirección para avanzar y ver qué podían encontrar.

Justo en ese momento, la expresión de Zhou Weiqing cambió abruptamente cuando de repente sintió una fuerte presión espiritual incomparable y aterradora sobre él.

Sin ninguna vacilación, las alas detrás de la espalda de Zhou Weiqing envolvieron su cuerpo. Alrededor de las alas, usó su Energía Santa sin pensar en el desperdicio.

*Puuu* Un sonido suave sonó, mientras las llamas alrededor del cuerpo de Zhou Weiqing en un centenar de radios zhang se extinguieron instantáneamente por el golpe masivo, y su cuerpo cayó en picada desde los cielos, estrellándose contra el suelo en un momento.

“Dragón… es uno de los dragones…” Zhou Weiqing se quedó sin aliento al instante.

Tian’er corrió a su lado, sosteniendo la mano de Zhou Weiqing mientras la pareja rápidamente establecía el gran remolino de Energía Santa para ayudarlo a recuperarse.

“¿Qué pasó?” Preguntó preocupado Tian’er.

Zhou Weiqing respondió: “Estoy seguro de que fue uno de los Dragones que me atacó. Justo ahora, un poderoso golpe espiritual me envió al suelo. Si no hubiese usado la Energía Santa para protegerme, tal vez habría sido gravemente herido en este punto…”

Los Dragones eran potencias de la Etapa Dios Celestial, y su fuerza estaba definitivamente mucho más allá de lo que Zhou Weiqing o Tian’er podían manejar.

Sin embargo, incluso mientras hablaba sobre eso, Zhou Weiqing frunció el ceño mientras continuaba: “Sigo pensando que algo anda mal. Aunque esa presión espiritual era definitivamente de uno de los Dragones, pude sentir que su espíritu estaba lleno de locura… como si estuviera en lo más profundo de mí, queriendo destruir todo. Anteriormente, cuando ingresábamos al Reino Brillo Espacial, incluso cuando su hijo estaba en problemas, no mostraban ninguna de esas locuras. Ahora estoy absolutamente seguro de que la razón principal de los problemas del Reino Brillo Espacial es porque algo les sucedió a los Dragones.”

Tian’er también frunció el ceño, diciendo: “En ese caso, ¿realmente vamos a buscarlos? Será un gran riesgo… después de todo, frente a esos Dragones, incluso si tenemos la Gema Brillante para teletransportarnos, seguirá siendo un gran peligro. Si no tenemos cuidado, podemos ser completamente destruidos incluso antes de que podamos activarlo.”

Zhou Weiqing se rió de buena gana y dijo: “Eso podría ser cierto para otros, pero ya que tenemos la Energía Santa para protegernos, al menos debería darnos el tiempo suficiente para activar la Gema Brillante y escapar. Vamos, justo ahora sentí la dirección de la cual proviene la presión espiritual. También podemos investigar ahora. Después de todo, previamente hemos ayudado a los Dragones, y mientras tengan algo de lucidez y sentidos dentro de ellos, aun deberíamos poder comunicarnos.”

Justo en este momento, Tian’er estaba colocando a Zhou Weiqing en prioridad y como líder. Como mujer, quería apoyar a su hombre sin importar lo que él hiciera, y no trataría de imponerse por encima de él.

Descarga:
<