HJC – Capítulo 232-3

Modo Noche

¡Capítulo Patrocinado por el Maestro Demoniaco Carlos!

Capítulo 232-3 – ¡Finalización total, Técnica de la Deidad Inmortal! (3)

Para el linaje del Espíritu Divino del Tigre Celestial, el uso de la Habilidad Resurrección les costaba un gran precio, y también era imposible sin los Atributos Divino y Espiritual juntos. Incluso el Señor de la Montaña Celestial de la Nieve, si quería usar esa Habilidad, tenía que ser extremadamente cuidadoso. Por supuesto, la cantidad de energía requerida para la habilidad también era diferente dependiendo del objetivo de la resurrección. Por ejemplo, revivir un pequeño ratón ordinario y un poderoso dragón definitivamente sería extremadamente diferente en términos de la potencia requerida.

Tian’er agarró el Bastón del Espíritu de Dios con fuerza en su mano derecha, blandiéndolo lentamente mientras cantaba, y el Bastón del Espíritu de Dios se arqueó en el aire de una manera misteriosamente profunda, mientras la luz dorada del Equipo Consolidado de Nivel Dios comenzaba a formar un complicado símbolo dorado en el aire.

Cuando aparecieron los símbolos, comenzaron a elevarse en el aire, flotando sobre el cuerpo del dragón Hui Yao. Cada vez que aparecía un símbolo adicional, se unía a los otros, y otro rayo de luz dorada se emitía desde el símbolo respectivo al cuerpo de Hui Yao.

En ese momento, aunque ya había establecido el remolino de Energía Santa con Tian’er, no tenía muchas otras sensaciones. Después de todo, Tian’er todavía estaba usando su Energía Celestial para comenzar la Habilidad de Resurrección; a diferencia de él, ella no había transformado por completo su Energía Celestial en Energía Santa y no había formado un ciclo completo de creación. Como tal, cuando usaba sus Habilidades, primero priorizaría la Energía Celestial.

El uso de la Habilidad Resurrección era mucho más largo de lo que cualquiera de ellos había imaginado… habían pasado casi dos horas antes de que se formara el símbolo dorado ciento ocho, y todos los símbolos dorados comenzaron a reorganizarse para formar un gran diagrama de luz en el aire.

En este punto, Tian’er hizo una pausa por un momento, mirando a Zhou Weiqing. Al instante, Zhou Weiqing también se puso nervioso. Sabía que era hora de que comenzara la resurrección ‘real’; todo el trabajo preparatorio finalmente había terminado.

Elevando el Bastón del Espíritu de Dios en lo alto, el canto de Tian’er instantáneamente se hizo más rápido, como si estuviese agitada o emocionada. Su cuerpo entero ya no se podía ver desde fuera, todo lo que se podía ver era el brillante dorado del Atributo Divino puro.

Flotando sobre el cuerpo del dragón Hui Yao, los ciento ocho símbolos dorados parecían estar listos, y fueron activados, sucesivamente ciento ocho brillantes rayos de luz dorados se cayeron desde arriba en el cuerpo del Hui Yao.

Justo en ese momento, la energía atmosférica en el aire comenzó a fluctuar violentamente, y el Bastón del Espíritu de Dios también lanzó un rayo de luz dorada brillante que iluminó el aire.

Al instante, todo el Reino Brillo Espacial comenzó a temblar violentamente, debido a ese rayo de luz dorada. Poco después, los ciento ocho símbolos dorados comenzaron a fluir hacia la luz, formándose a su alrededor como el punto focal central.

En ese instante, Zhou Weiqing pudo sentir la Energía Celestial en el cuerpo de Tian’er saliendo de ella a velocidades vertiginosas, siendo liberada locamente hacia el Bastón del Espíritu de Dios.

Una capa de luz dorada y brumosa rodeaba los ciento ocho símbolos, cubriendo por completo el cuerpo de Hui Yao. Su cuerpo originalmente rojo carmesí era ahora completamente de un color dorado brillante.

La Habilidad Resurrección era una habilidad que podía luchar contra la fortuna del cielo y la tierra, y cualquiera que considerara la Habilidad Resurrección como aparecía tendría una comprensión y entendimiento diferente en su mente.

Zhou Weiqing cerró lentamente los ojos, su Técnica de la Deidad Inmortal volvió a circular por completo, y se convirtió en un remolino dorado una vez más. No era exactamente un remolino dorado, solo que todo el cuerpo de Zhou Weiqing se volvía dorado, la energía atmosférica comenzó a ser atraída a un ritmo aterrador, formando la apariencia de un remolino gigante. Incluso la tasa de absorción del Bastón del Espíritu de Dios de Tian’er no era rival para él.

No era que el Bastón del Espíritu de Dios no fuese poderoso, sino que la Técnica de la Deidad Inmortal completa de Zhou Weiqing era demasiado fuerte, especialmente dado que su cultivación ahora estaba por encima de Tian’er por una cantidad bastante considerable.

En este punto, los rayos de luz que el Bastón del Espíritu de Dios estaba emitiendo ahora tenían un toque de blanco-plateado. La Energía Celestial de Tian’er estaba casi agotada y secaría en poco tiempo, por lo que estaba empezando a infundir Energía Santa en la Habilidad Resurrección. Sin embargo, cuando lo hizo, su rostro se relajó levemente.

Mientras ella cambiaba a la Infusión de Energía Santa, la cantidad de gasto bajó abruptamente, muy lejos de la fuga masiva anterior de la Energía Celestial.

La madre dragón Duo Si estaba a un lado, mirando nerviosamente. Su garra ya estaba puesta en una posición estable frente a Zhou Weiqing, lista para ayudar en cualquier momento. Su otra garra ahora estaba cavando profundamente en el duro granito, mostrando lo nerviosa que estaba realmente.

Las tres Hermanas Shangguan se pararon en la parte posterior mirando nerviosamente, sin atreverse a respirar demasiado fuerte. La más nerviosa era naturalmente Shangguan Xue’er; después de todo, si tuviesen o no éxito en la resurrección de Hui Yao también determinaría la seguridad futura del Reino Brillo Espacial, y lo que es más importante, la seguridad de toda la Ciudad ZhongTian y de los millones de ciudadanos comunes. ¿Cómo podría ella no estar nerviosa?

La luz dorada que brillaba sobre el cuerpo de Hui Yao continuaba ingresando en él, su cuerpo era como una esponja masiva que absorbía la gran cantidad de energía de Atributo Divino.

Incluso en comparación con Tian’er, el actual Zhou Weiqing era en realidad el que estaba trabajando más duro ahora. Con la Técnica de la Deidad Inmortal circulando a toda potencia, la energía atmosférica se transformaba continuamente en Energía Santa antes de ser enviada a Tian’er. Tian’er era más como un convertidor gigante, infundiendo la Energía Santa que Zhou Weiqing le enviaba a la Habilidad Resurrección.

En este punto, la cara de Tian’er tenía una leve sonrisa. Nunca había imaginado que una vez que había completado con éxito la Habilidad Resurrección, el gasto en ellos sería mucho menor de lo esperado. Por supuesto, si finalmente tenían éxito o no en revivir al dragón Hui Yao estaría en manos de los cielos.

Pasó todo un día así. En este punto, la cara de Zhou Weiqing ya estaba muy pálida. A pesar de que podía recuperar su Energía Santa por su cuenta, ¡apenas podía soportar el gasto continuo de la Habilidad Resurrección! Al poder durar todo un día, ya había hecho todo lo posible, y ya era más que suficiente para demostrar lo fuerte que era. Tal velocidad de recuperación, incluso una potencia de la Etapa Rey Celestial no la tendría.

Abruptamente, los ojos de Zhou Weiqing se abrieron de par en par, y miró hacia Duo Si.

La mirada de Duo Si estaba fija en Hui Yao. Como su esposa, los sentidos de Duo Si hacia Hui Yao eran definitivamente los más fuertes, y ella podía sentir claramente que la fuerza vital de su esposo se estaba recuperando lentamente bajo la Habilidad Resurrección. Incluso podía oír un suave y débil sonido de latido de su corazón siendo cada vez más fuerte.

Justo en ese momento, el cuerpo de Duo Si se estremeció violentamente. Girando para mirar, vio a Zhou Weiqing colocando su mano sobre su garra, con el remolino gris de la Habilidad Devorar alrededor de su mano.

Duo Si asintió con la cabeza hacia Zhou Weiqing, liberando su poderosa Energía Celestial de la Etapa Rey Celestial sin detenerse, permitiendo a Zhou Weiqing devorar a voluntad.

Para Zhou Weiqing perseverar hasta poder sostener la Habilidad Resurrección durante un día entero ya estaba más allá de sus expectativas, haciendo que admirara fuertemente a ese joven. Ella podía sentir claramente la aterradora cantidad de energía utilizada hasta el momento, sin embargo, ese joven humano pudo durar todo ese tiempo. Incluso como una potencia de la Etapa Dios Celestial, se sintió bastante conmocionada y con un poco de miedo.

La Habilidad Devorar comenzó a hacer su trabajo, y la expresión de Zhou Weiqing comenzó a recuperarse. Después de completar su Técnica de la Deidad Inmortal, los treinta y seis Puntos de Acupuntura de la Muerte, todos sus canales meridianos eran mucho más fuertes y más flexibles que los de cualquier Maestro de Joyas Celestiales ordinario. Como tal, cuando comenzaba a devorar, no tenía que contenerse en lo absoluto, y comenzó a recuperar la Energía Santa a una velocidad increíble.

Anteriormente, Zhou Weiqing había devorado la Energía Celestial de las Bestias de la Etapa Rey Celestial. Sin embargo, si comparaba esas Bestias Celestiales con Duo Si, podría ser comparado con la diferencia entre una hormiga frágil y un elefante poderoso. La energía pura del Atributo Fuego de Duo Si era tan profunda y vasta como los océanos, y aunque no podía compararse con la energía sagrada, la pureza y la gran cantidad de energía era como un horizonte sin límites. El ritmo devorador de Zhou Weiqing ya estaba a una velocidad increíble, pero se sentía como si fuera apenas una gota en el océano, sin afectar siquiera a Duo Si ligeramente.

Con tal fuerza respaldándolo, Zhou Weiqing inmediatamente aumentó su infusión de Energía Celestial a Tian’er. Tian’er le había dicho una vez antes que una vez que se usaba la Habilidad Resurrección, cuanto más rápido se completase, mayor era la posibilidad de una resurrección exitosa. Como ya no tenía preocupaciones por reponer su Energía Santa, naturalmente decidió aumentarla.

Poco a poco, el cuerpo de Hui Yao comenzó a experimentar algunos cambios extraños. El cuerpo masivo que había sido manchado dorado por el Aura del Atributo Divino ahora brillaba, y podían verse estrellas de luz dorada que se elevaban lentamente, y el cuerpo gigante también comenzaba a mostrar señales de la emisión de la fuerza vital.

Habiendo alcanzado tal etapa, se podría considerar que la Habilidad Resurrección completó la primera parte en términos de revivir el cuerpo. Lo que vendría después sería volver a llamar y despertar su Alma. Solo haciendo que el Alma de Hui Yao regrese a su cuerpo recién recuperado, la resurrección real se considerará un éxito.

Esa era también la razón principal por la cual, por lo general, la Habilidad de Resurrección solo debe usarse dentro de las primeras horas después de la muerte. Eso era porque ese era el período en el cual el Alma no se ha disipado del cuerpo. Por supuesto, los poderosos dragones tenían su Núcleo Celestial que podría ayudar a mantener sus almas, evitando que se disiparan demasiado rápido. Sin embargo, en la historia de los Espíritu Divinos del Tigre Celestial, ninguno había intentado resucitar a un dragón, por lo que aún no estaba claro si podían tener éxito o no.

La expresión de Tian’er se hizo aún más seria mientras levantaba el Bastón del Espíritu de Dios en su mano una vez más, comenzando a dibujar otro símbolo que era mucho más complicado que todos los anteriores. Mientras comenzaba a cantar en un tono bajo una vez más, las líneas plateadas formaron un rayo de luz, imprimiéndose directamente en la gran frente de Hui Yao.

Al instante, Zhou Weiqing sintió que su Energía Santa se alejaba de él de inmediato, ya que casi la mitad de su Energía Santa se agotó inmediatamente. Como el símbolo dorado impreso en la frente con éxito, la cabeza gigante de Hui Yao se levantó de repente. Justo en el centro de sus ojos, en el hueso de la frente, una bola de luz dorada brillante resplandecía.

Al instante, una reverberación de energía aterradora sacudió toda el área, la poderosa aura opresiva causó que las tres Hermanas Shangguan que estaban detrás se tambalearan involuntariamente.

Duo Si invocó apresuradamente una barrera de luz roja, envolviendo a todos los jóvenes humanos en su interior. En ese momento, sus ojos brillaban intensamente mientras miraba fijamente la cabeza alzada de su esposo. La garra que sostenía Zhou Weiqing estaba temblando incontrolablemente… La Habilidad Resurrección estaba claramente en la última etapa, y su corazón estaba nervioso y ansioso.

Tian’er apuntó el Bastón del Espíritu de Dios hacia afuera una vez más. En este punto, su cuerpo también había comenzado a temblar levemente. Estaba claro que estaba llegando al límite de Energía Santa que podía soportar.

Aun así, Tian’er continuó sin parar. Mientras ella usaba todo su poder, ella dibujó otro símbolo dorado, brillando intensamente, ya que fue impreso directamente en la frente de Hui Yao una vez más.

La deslumbrante luz dorada era tan cegadora que apenas podían abrir los ojos. Sin embargo, en el instante siguiente, la luz dorada desapareció bruscamente en el cuerpo de Hui Yao mientras su gigantesca cabeza se elevaba aún más.

Por desgracia… justo cuando la madre dragón Duo Si estaba a punto de llorar de alegría, la enorme cabeza de dragón de Hui Yao se desplomó en el suelo una vez más.

 

Descarga: