ISSTH – Capítulo 192

Modo Noche

Capítulo 192: Juegos con Han Bei.

“Compañera Daoísta Han, a qué te refieres exactamente?” respondió Meng Hao, con su expresión igual que siempre. A pesar de su tranquilo exterior, su corazón temblaba. Se giró para mirar a Han Bei y sus ojos se encontraron. Ella claramente le estaba observando atentamente, tanteándole.

Si la expresión de Meng Hao cambiara en lo más mínimo, Han Bei lo notaría. Eso, por supuesto, era por lo que se había movido tan cerca de él.

Han Bei era una estratega, lo cual Meng Hao había llegado a entender muy claramente en la Tierra Bendita de la Secta Tamiz Negro. De hecho, no se había encontrado a nadie entre sus colegas que llegara a estar cerca de ella en términos de maquinaciones.

“Hermano Meng”, dijo ella con una sonrisa encantadora, “no hay necesidad de hacer preguntas de las que ya conoces la respuesta. La Hermana Junior Xu era una miembro de la Secta Confianza en el Estado de Zhao, al igual que lo eras tú”. Unido a su ropa de hombre, su tono dulce hacía que fuera aún más seductora.

“Oh?” respondió Meng Hao, mirándola con una sonrisa vaga.

Su expresión hizo que ella se sobresaltara momentáneamente. Entonces frunció el ceño y, repentinamente, empezó a sentirse nerviosa por dentro.

“Hermano Meng, fue por tu bien que ayudé a la Hermana Junior Xu en múltiples ocasiones. Si no hubiera sido por mi interferencia, habría caído sobre ella un montón de sospechas. Por suerte, tengo un montón de influencia en la Secta, por lo que ella no se vio implicada cuando te llevaste la Vejación Máxima”. Ella sonrió, “por tanto, cómo planeas recompensarme?”

Su sonrisa era bella, pero sus ojos parpadearon con astucia. A pesar de su apariencia encantadora, Meng Hao sabía de lo profundo de su naturaleza estratega, la cual era imposible de conocer por su expresión. Nunca olvidaría cuántas veces había escuchado, repetido por ella, lo de “Xie, cariño” ese día, sólo para después exterminarle en un instante. La escena se reprodujo en la mente de Meng Hao.

Ella se inclinó un poco más hacia Meng Hao. Desde la perspectiva de cualquiera que les viera, definitivamente parecería que estaban en términos bastante íntimos.

“Compañera Daoísta Han”, dijo él serenamente, “no estás preocupada de que te vean tan cerca de mí? Qué ocurriría si la Secta Tamiz Negro empezara a sospechar algo? Imagino que están buscándome en estos momentos. Después de hoy, definitivamente enviarán a gente detrás mío”. Sus palabras parecían normales, pero estaba de hecho intentando tantearla.

“Hermano Meng, puedes simplemente preguntarme lo que quieras saber. No hay necesidad de intentar tantearme”. Ella rió, mirándole. Soltó el aire lentamente y su exhalación le recorrió, llegándole con el aroma de orquídeas. Meng Hao frunció el ceño y se apartó un poco de ella.

Viéndole separarse, Han Bei sonrió pensativamente. Se volvió a acercar otra vez. Una delicada fragancia salía de ella.

Meng Hao frunció el ceño y se volvió a apartar aún más. Han Bei dejó salir una suave risa que llevaba un poco de burla contenida.

“La Secta Tamiz Negro está de hecho buscándote. Pero no te preocupes. Las otras sectas no tienen ni idea. Tu búsqueda se está llevando en secreto. Necesitas ser cuidadoso…” Ella sonrió y, finalmente, pareció pensar que estaba un poco demasiado cerca de Meng Hao, por lo que se movió un poco hacia fuera. Repentinamente, la mano de Meng Hao se deslizó como una serpiente y la agarró por su cintura. La acercó a él.

“Cómo exactamente quieres que te lo agradezca?” dijo él. “Dímelo”. Estaba tan cerca de ella que ella podía sentir su aliento. Se miraron a los ojos, y aunque sus expresiones parecieran tiernas, en realidad estaban claramente enzarzados en un combate de estrategia.

Han Bei pareció, repentinamente, algo sonrojada. Nunca hubiera anticipado que Meng Hao fuera a hacer algo como esto. Sin embargo, recuperó su compostura rápidamente y, entonces, sus ojos brillaron con una belleza rebelde.

“Es simple”, dijo ella suavemente. “Dame la página de jade que te llevaste de dentro del caldero cuadrado, la quiero entera. Eso es todo”. Su cuerpo se retorció imperceptiblemente de forma repentina y se apartó de Meng Hao, plantándose.

“Hermano Meng, piensa sobre ello cuidadosamente”, dijo con una sonrisa.

Meng Hao miró de nuevo hacia ella con una sonrisa vaga. No le dijo nada, pero después de un momento, levantó su mano hacia su bolsa privada para sacar una hoja de jade. Se la entregó.

Ella frunció el ceño. Esta era solo una hoja de jade ordinaria, no la página de jade que ella quería. Sin embargo, también sabía que Meng Hao tenía unas habilidades profundas en estrategia, por lo que no era alguien a quien pudiera engañar fácilmente. Ella aceptó la hoja de jade, escaneándola con su Sentido Espiritual. Una extraña expresión pasó por su cara antes de regresar a la normalidad. Le dio a Meng Hao una mirada intensa, y después apareció de nuevo una sonrisa ancha en su rostro. Ella asintió, después se giró y se dirigió hacia donde estaba la Secta Tamiz Negro sentada.

Meng Hao levantó su vaso y tomó un sorbo de alcohol. La única cosa que había en la hoja de jade era una imagen de ella matando a Xie Jie, la cual había grabado Meng Hao secretamente aquel día.

Realmente, incluso si Han Bei no hubiera venido buscándole, habría pensado en alguna manera de contactar con ella. Él había preparado la hoja de jade como una forma de obtener información, aunque también un poco como seguro.

Gordito observó a Han Bei irse, después empezó a acribillar a Meng Hao con preguntas. Chen Fan miró a Meng Hao con admiración. Repentinamente se dio cuenta de que considerando las habilidades de su Hermano Junior, no había necesidad de intentar prepararle un matrimonio.

Algo de tiempo pasó. Después de un rato, se escucharon los repiques de campanas mientras aparecía de nuevo un brillo multicolor. Desde dentro del brillo, emergieron dos personas, una era un hombre, la otra era una mujer. El hombre era atractivo, alto y esbelto, con ojos como rayos. Vestía una túnica blanca y tenía un largo pelo negro que le daba algún tipo de belleza demoníaca. Sonrió hacia todo el mundo y levantó las manos para unirlas en un saludo.

“Es el Descendiente Dao del Clan Song, Song Yunshu¹!!”

“Song Yunshu tiene una base de Cultivo extraordinaria. Como Descendiente Dao del Clan Song, él es la figura número uno entre sus expertos en Fundación Establecida…”

“La chica de su lado es Song Jia. Ella es la chica del Clan Song a la que le están buscando un marido”.

Meng Hao levantó la vista, su mirada recorrió al hombre y a la mujer mientras salían andando desde el brillo multicolor. Son Jia era pequeña y delicada. Tenía el pelo largo y limpio, con una tez clara. Ella emitía una suave femineidad, y tenía unos ojos brillantes y bellos. Sus ojos brillaban, no con las estrategias de Han Bei, ni la reprimenda de Li Shiqi, o la frialdad de Xu Qing. Sus ojos brillaban con dulzura.

Cualquiera que mirara a Song Jia sería capaz de sentir su pureza y dulzura. Parecía ser el tipo de chica que nunca perdería su temple.

Miró hacia la multitud. En el instante en el que Meng Hao miró en su dirección sus miradas se entrecruzaron por un momento.

Song Tian, quien estaba sentado en la misma parte delantera, rió y avisó, “La hora ha llegado! De generación en generación, el Clan Song ha practicado el Cultivo sin excesivas formalidades. Preferimos la simplicidad. Héroes y talentosos individuales de las diversas Sectas y Clanes, bienvenidos al Clan Song. Con la excepción de aquellos que están aquí para observar, todos estáis aquí por la misma razón. No gastaré tiempo con más explicaciones”. Mientras su voz resonaba, ondeó su mano derecha y las nubes empezaron a rotar. En un parpadeo, apareció un enorme vórtice, detrás del cual se podía ver un extraño mundo.

Dentro de este mundo había un mar enorme, en medio del cual había un enorme árbol que se alzaba hacia el cielo. El colosal árbol era más alto incluso que una montaña.

Gruesas enredaderas envolvían el tronco, serpenteando con él hacia los cielos.

El tronco era enormemente grande. En su cima, se extendían ramas tomando la forma casi de una seta. Hacia abajo colgaban lianas, algunas de ellas incluso, bajan adentrándose en el mar. Un viento salvaje batía las aguas, haciendo que se alzaran olas.

Encima, en el cielo, había acumulaciones de nubes negras en las que se podían ver rayos. El sonido de los truenos se podía oír también.

El banquete de los Cultivadores en realidad estaba localizado en las nubes encima de este mundo.

Con una risa, Song Tian dijo, “En la cima de este árbol, está la Perla Cúbica. Quien sea el primero en adquirir la perla, será el más nuevo yerno de esta generación del Clan Song!” Miró a través de la multitud y después a Song Jia. Sus ojos brillaban con el amor de un anciano por un junior. Después, su mirada recayó sobre Meng Hao. Rápidamente miró hacia otro lado.

Excéntrico Song no había hablado durante todo este tiempo. Era imposible de saber qué estaba pensando.

Han Bei no se movió, pero los discípulos de la Secta Tamiz Negro que la rodeaban parecían tener muchas ganas de ir. Habían venido al Clan Song con el único propósito de ganar un lugar como yerno del Clan Song. El éxito significaría beneficios instantáneos, no para la Secta, sino para sí mismos.

Fue difícil de decir quién fue el primero. Múltiples figuras saltaron hacia arriba y volaron hacia el vórtice de nubes y del mar de debajo.

Li Daoyi no hizo ningún movimiento. Como Descendiente Dao, había venido únicamente para observar. Obviamente no se podía casar y entrar en el Clan Song. El resto de los hombres del Clan Li a su alrededor, estaban en una situación totalmente diferente. Uno por uno, volaron hacia el vórtice.

Wang Tengfei se sentó allí pensativamente, vacilando. Wang Xifan extendió una mano para mostrar su camino. Sin embargo, hacía tiempo que había tomado su decisión. Dio un paso y entonces se transformó en un rayo colorido que se dirigió hacia el vórtice.

Su participación era diferente de todos los demás. Miradas de asombro aparecieron en los rostros de los discípulos de la Secta Destino Violeta, especialmente en su Cultivador en Alma Naciente. Sus ojos parpadearon. A su lado, el cultivador en Alma Naciente del Clan Wang frunció el ceño.

Gordito dio una tos seca y miró a Meng Hao. Después, voló por el aire. Su base de Cultivo no estaba en la etapa Fundación Establecida todavía, pero tenía un montón de objetos mágicos. El resto de los Cultivadores de la Secta Escarcha Dorada volaron con él. Juntos, cargaron hacia el vórtice.

En cuanto a Chen Fan y los demás de la Secta Espada Solitaria, volaron uno tras otro. También lo hicieron los discípulos de la Secta Sangre Demonio, incluyendo a Wang Youcai. Li Shiqi se sentó allí, con su expresión serena.

Meng Hao miró hacia el vórtice de nubes, al extenso mar  y al enorme árbol. Sus ojos se entornaron, y se quedó sentado allí pensativamente por un momento. Después se plantó, dio un paso hacia delante y se dirigió hacia el vórtice.

La mujer invisible todavía estaba allí. Ella observó a Meng Hao desapareciendo en el vórtice. El tierno amor en sus ojos se hizo más fuerte. Finalmente, suspiró.

“Debes caminar tu camino solo. Quizá algún día, encuentres la forma de llegar a nosotros, y entonces, lo comprenderás todo…. Si no lo logras, entonces tu madre esperará por ti a que te reencarnes en los arroyos amarillos del inframundo”. Su voz era suave mientras miraba hacia Meng Hao. Cerró sus ojos, se giró y entonces desapareció. Era como si nunca hubiera estado allí desde el principio.

Olas monstruosas se agitaban por la superficie del mar, impulsadas por el viento que gritaba. Amenazaba con barrer a todos los Cultivadores que se acercaban, haciendo increíblemente difícil incluso, alcanzar el árbol gigante.

Comparado con el árbol, ellos eran como grillos u hormigas, pequeños hasta el extremo.

Meng Hao miró hacia las aguas y sus ojos se entornaron. Debajo de las masivas olas, se podía ver sombras oscuras nadando de un lado para otro. Un sentido de peligro brotó desde dentro de él.

“La búsqueda de un yerno del Clan Song es una prueba de fuego”, dijo el Patriarca del Clan Song. “No queremos un espectáculo sangriento. Si cualquiera siente que el peligro ha llegado a un nivel demasiado extremo, puede rendirse y con una simple palabra, será instantáneamente teletransportado fuera”. Sus palabras resonaron por el mar. Ante el sonido de sus palabras, el viento aflojó repentinamente, como si no se atreviera a interferir.

—————

Este capítulo está patrocinado por: Luisiom.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- El nombre Song Yunshu en chino es  宋云书 sòng yún shū – Song es por supuesto, un nombre de familia. Yun significa “nube. Shu significa “libro”.


  • hernan fontela

    Gracias por el cap-

  • hernan fontela

    Gracias por el cap-

  • hernan fontela

    Gracias por el cap-

  • JOE253

    Gracias :v/

  • JOE253

    Gracias :v/

  • JOE253

    Gracias :v/

  • yashino

    muchas gracias por el capitulo

  • yashino

    muchas gracias por el capitulo

  • yashino

    muchas gracias por el capitulo

  • Gracias!!!!!!!!!

  • Gracias!!!!!!!!!

  • Gracias!!!!!!!!!

  • Entonces sí era la madre..
    Gracias por el capítulo jaja

    Vestía una túnica blanca y tenía un pelo largo negro que le daba algún tipo de belleza demoníaca. (un largo pelo negro)

    Si no lo logras, entonces tu madre esperará por ti a que te reencarnes en los arrollos amarillos del inframundo”. (arroyos)

  • Entonces sí era la madre..
    Gracias por el capítulo jaja

    Vestía una túnica blanca y tenía un pelo largo negro que le daba algún tipo de belleza demoníaca. (un largo pelo negro)

    Si no lo logras, entonces tu madre esperará por ti a que te reencarnes en los arrollos amarillos del inframundo”. (arroyos)

  • Entonces sí era la madre..
    Gracias por el capítulo jaja

    Vestía una túnica blanca y tenía un pelo largo negro que le daba algún tipo de belleza demoníaca. (un largo pelo negro)

    Si no lo logras, entonces tu madre esperará por ti a que te reencarnes en los arrollos amarillos del inframundo”. (arroyos)