ISSTH – Capítulo 245

Modo Noche

Capítulo 245: Regreso a la Secta Tamiz Negro

Meng Hao no quería realmente ir, pero la hoja de jade de órdenes había sido entregada, y no tenía una buena razón para negarse. Además… debía un montón de píldoras medicinales a la Secta. Todas sus deudas estaban en los registros oficiales, y aunque no quería pagarlas inmediatamente, antes o después lo tendría que hacer.

Si no lo hacía, entonces su acceso a plantas medicinales se vería restringido. Por tanto, este viaje fuera de la Secta le serviría para más de un propósito. No solo conseguiría ganar experiencia, sino que podría reducir algo de su deuda con la Secta.

“Para Fang Mu, un viaje a la Secta Tamiz Negro… es una gran oportunidad!” La determinación brilló en los ojos de Meng Hao. Cuando su decisión de ir a la Secta Tamiz Negro fue finalmente aceptada, la imagen de la hermana Senior Xu apareció en su mente.

También pensó en Han Bei, así como en Zhou Jie y en todos los eventos que habían ocurrido aquel año conectados a la Secta Tamiz Negro.1

“Esta vez, estaré viajando por el Dominio Sur como un Lord Horno de la Secta Destino Violeta”. Riendo, Meng Hao movió su manga para reunir varios de los diversos objetos que llevaría con él. Entonces, con la hoja de jade en su mano, se fue de su cueva inmortal.

Varios días después.

“Gran Maestro Zhou, Gran Maestro Fang, esta es una Fruta Tamiz Negro, las cuales crecen aquí, en la Secta Tamiz Negro. El sabor es el de un buen vino, y solamente se suelen entregar a los Ancianos de la Secta”.

En algún lugar fuera de la Secta Destino Violeta, una enorme aeronave salió disparada por el aire a toda velocidad. Estaba tripulada por varios cientos de discípulos de la Secta Tamiz Negro, todos los cuales tenían unas bases de cultivo extraordinarias dentro de la etapa Fundación Establecida.

Había un discípulo en la etapa Formación del Núcleo, era el Protector Alquimista enviado por la Secta Tamiz Negro para escoltar a los discípulos de la Secta Destino Violeta. Se sentó con ellos en el centro de la aeronave, sonriendo, ocultando las reflexiones que tenía dentro de su mente. En frente de él estaba un anciano de  pelo blanco con una túnica negra y púrpura; parecía emanar el Dao, puro transcendental. Cerca del anciano había un atractivo joven de tez blanca.

La expresión del anciano era de indiferencia mezclada con austeridad. Su base de cultivo estaba en la etapa final de la Fundación Establecida. No era otro que el Lord Horno Zhou, con quien Meng Hao había debatido en el valle hacía un mes.

El joven a su lado emitía un débil olor de plantas medicinales. Parecía más un escolar que un cultivador. Naturalmente, no era otro que Meng Hao.

A parte del cultivador en Formación del Núcleo, la Secta Tamiz Negro había enviado también a un joven que parecía estar sobre los treinta años de dad. Vestía una túnica larga negra-azulada y parecía rebosar de profundidad y conocimiento. Se sentó a un lado sin decir palabra, pareciendo algo taciturno. Cuando Meng Hao posó su vista en él por primera vez hace ya varios días, se había sentido pasmado interiormente.

Era Zhou Jie!

Descendiente Dao de la Secta Tamiz Negro!

Esta era la misma persona con la que había luchado Meng Hao hacía años, una batalla en la cima de la Fundación Establecida! En esa batalla Zhou Jie había perdido. Sus acciones directas y rectas habían ganado el respeto de Meng Hao y le había perdonado la vida.2

Meng Hao no le había visto desde hacía cinco años, y ahora, algo en él parecía diferente. Meng Hao no podía decir qué era, pero le daba una sensación muy extraña.

Tales pensamientos rotaron por su corazón, pero no los reveló en su rostro. Después de escuchar las palabras del cultivador en Formación del Núcleo, Meng Hao todavía consideró cómo responder, cuando el anciano Zhou cogió uno de los Frutos Tamiz Negro.

“Qué fruto más extraordinario”, dijo serenamente. “Sería mejor gastarlo como ingrediente medicinal. No lo malgastaré comiéndolo”. Le dirigió una mirada a Meng Hao.

Meng Hao no dijo nada. Con una sonrisa, aceptó el Fruto Tamiz negro y entonces lo puso en su bolsa privada. Interiormente, suspiró. Cómo podía haber imaginado que la Secta Destino Violeta le enviaría con el anciano Zhou? Zhou era el responsable de dar lecciones con respecto al Dao de la Alquimia, mientras que él estaría a cargo de la elaboración de píldoras.

Durante todo el tiempo en el que habían estado en la aeronave, Zhou no había hecho otra cosa que darle a Meng Hao miradas asesinas. Por supuesto, la gente de la Secta Tamiz Negro se había dado cuenta de esto.

El cultivador en Formación del Núcleo tenía una sonrisa amplia en su rostro, pero interiormente tenía algunas dudas. “Este Lord Horno Zhou Dekun es famoso y profundamente cualificado. Él es uno de los más importantes Lord Horno, y sus frecuentes visitas a la Secta Tamiz Negro muestran cuánto nos respeta la Secta Destino Violeta. Sin embargo, este Fang Mu… después de preguntar por allí, se encontró que había usado artimañas para llegar a ser Lord Horno hacía un año. Realmente no era nada más que un maestro alquimista”. Por supuesto, el hombre nunca se atrevería a expresar eso en su rostro, lo cual indicaría que estaba menospreciando a Fang Mu. Sin embargo, trató con un mayor nivel de respeto al anciano Zhou.3

 Rió fuerte. “Si os gustan, Gran Maestro Zhou”, dijo él, con una voz amable, “puedo suplicarle al Líder de la Secta que os consiga más Frutos Tamiz negro”.

Zhou Jie estaba sentado en un lado taciturno. No había dicho una sola palabra en todo el tiempo. A este respecto, era algo similar a Meng Hao, quien no estaba de humor para conversaciones. Además, esto parecía satisfacer al anciano Zhou, ya que esto permitía que él manejara todas las formalidades.

De las cuatro personas sentadas allí, solo dos estaban enzarzadas en conversaciones, con sus expresiones animadas. El anciano Zhou parecía muy orgulloso de sí mismo. “Esta vez”, se dijo así mismo, “mostraré a este novato lo formidable que soy realmente”.

El tiempo pasó. La aeronave viajó rápidamente, e incluso hizo uso de varios portales de teletransporte. Unos días después, las Cien Mil Montañas de la Secta Tamiz Negro aparecieron en la distancia.

Meng Hao había pasado la mayor parte del tiempo en meditación aislada. Nadie había osado interrumpirle; los discípulos de la Secta Tamiz negro le dirigieron miradas llenas del mayor respeto.

En cuanto a Zhou, sus acciones eran bastante opuestas a Meng Hao. Estaba enzarzado en discusiones grandilocuentes con el cultivador en Formación del Núcleo, mostrando flagrantemente su comprensión inspiradora y profunda del Dao de la Alquimia.

A Meng Hao no le importó, le daba igual el modo en el que el anciano Zhou parecía detestarle. A pesar de su odio, no se atrevió a ridiculizar a Meng Hao como había hecho anteriormente. De hecho, su debate con Meng Hao le había dejado con temor en el corazón.

Esta era la primera vez que Meng Hao aparecía en frente de forasteros como alquimista. Observando el respeto con el que otros le trataban debido a su posición, estaba aún más seguro de que había tomado la decisión adecuada al unirse a la Secta Destino Violeta.

 Por supuesto, si la gente de allí averiguara que él era realmente Meng Hao, entonces su intención asesina se hincharía hacia los cielos. Donde quiera que escuchara las historias que decía la gente sobre Meng Hao, suspiraba interiormente.

“En este momento, soy realmente parte del Dominio Sur. Hace cinco años era únicamente un forastero”. Se puso en pié en la proa de la aeronave, perdido en sus pensamientos, mirando hacia la Secta Tamiz Negro, la cual estaba cada vez más cerca.

Las Cien Mil Montañas se extendían pareciendo no tener fin. El humo negro del quemador de incienso gigante se alzaba hacia el cielo. La Secta Tamiz Negro parecía estar llena de un poder increíble y misterioso.

Los rostros de los discípulos de la Secta Tamiz negro emanaban un orgullo que parecía surgir desde sus huesos, nacido desde las interminables montañas y del humo que se alzaba hacia los cielos.

Zhou y el cultivador en Formación de Núcleo se adelantaron, hablando. Cuando Zhou vio a Meng Hao, resopló. Eran miembros compañeros de Secta, y aunque hubiera malos sentimientos entre ellos, no debían ser mostrados abiertamente a los forasteros. Por tanto, solo resopló, pero no dijo nada más, se unió a Meng Hao a mirar hacia la Secta Tamiz Negro.

Por supuesto, esta no era la primera vez que Meng Hao había venido a ayudar a la Secta Tamiz Negro. Sin embargo, las circunstancias de esta vez eran enormemente diferentes. Tan pronto como la aeronave se acercó a las Cien Mil Montañas, los sonidos de las campanas llenaron el aire.

Se escucharon seis repiques, atrayendo la atención de cientos de miles de discípulos de la Secta Tamiz negro. Realmente, ninguno de ellos sabía qué estaba ocurriendo, pero pronto, hicieron preguntas y la noticia de la llegada se extendió.

La Secta Tamiz Negro había invitado a Lores Horno de la Secta Destino Violeta a que les visitaran.

Pronto, Meng Hao alcanzó a ver docenas de rayos de luz volando desde la Secta Tamiz negro, seguidos de cientos de discípulos Cónclaves.

Entre los discípulos Cónclaves estaba Han Bei. Tenía una expresión extraña en su rostro cuando miró a Meng Hao. Meng Hao había hecho preguntas anteriormente sobre la Hermana Senior Xu, y había descubierto que se había convertido ya en una discípula Cónclave. Sin embargo, no estaba entre el grupo que se acercaba ahora.

Se escucharon risas, seguidas de una poderosa y clara voz desde el grupo de cultivadores a la cabeza, que estaban todos en la etapa Formación del Núcleo. Uno estaba incluso en la etapa Alma Naciente! “Saludos al Gran Maestro Zhou y al Gran Maestro Fang! Bienvenidos a la Secta Tamiz Negro!”

El cultivador den Alma Naciente no era extraño para Meng Hao. No era otro que… el Patriarca Tamiz Violeta!3

Él era además la persona que acababa de hablar!

Cuando los enemigos se encuentran, normalmente los ojos se vuelven rojos y la intención asesina aparece. En cambio, el rostro del Patriarca Tamiz Violeta tenía una gran sonrisa. No expresaba arrogancia debido a su base de cultivo en Alma Naciente, sino que mostraba el máximo respeto por los dos alquimistas.

La expresión de Meng Hao era solemne. Rápidamente dio un paso hacia delante, con una expresión respetuosa en su rostro. Casi al mismo tiempo, el anciano Zhou avanzó caminando. Juntos, unieron sus manos en saludo hacia el Patriarca Tamiz Violeta.

Que la Secta Tamiz Negro hiciera que un cultivador en Alma Naciente fuera a recibirles era un honor extremo. Como representantes de la Secta Destino violeta, Meng Hao y el anciano Zhou no podían romper las normas de etiqueta.

“Gran Maestro Zhou”, dijo el Patriarca Tamiz Violeta, “es usted uno de los Lores Honro de más alto rango. Su ascenso a Lord Horno Violeta está seguramente a la vuelta de la esquina. Su estimada presencia en la Secta Tamiz Negro añade brillo a nuestra humilde morada”. Rió enérgicamente, sonriendo a Zhou, después giró su atención a Meng Hao. “Gran Maestro Fang, es usted el más joven de los Lores Honro de la Secta Destino Violeta. Su fama se ha extendido por todo el Dominio Sur, hace tiempo que escuché su nombre. Viéndole hoy aquí, estoy seguro de que es usted un héroe entre plebeyos”.

Las palabras del Patriarca Tamiz Violeta estaban bien dichas. Aunque interiormente le importaba más el anciano Zhou, no mostró ninguna falta de respeto hacia Meng Hao. Los cultivadores en Formación del Núcleo que le rodeaban unieron sus manos y saludaron a Meng Hao y al anciano Zhou. Ninguno de ellos mostró siquiera el menos rastro de arrogancia, solo la mayor cortesía.

Después de intercambiar algunos halagos, uno de los cultivadores en Formación del Núcleo llamó a los discípulos Cónclave y los presentó a Meng Hao y al anciano Zhou. Una sonrisa débil apareció en el rostro de Meng Hao mientras asentía ante los diversos discípulos uno tras otro.

“Mis respetos, Gran Maestro Zhou, Gran Maestro Fang!”

“Saludos, Gran Maestro Zhou, Gran Maestro Fang”. Normalmente, estos discípulos Cónclave tendrían comportamientos altivos y arrogantes en frente de los cultivadores forasteros. Pero hoy, sus expresiones estaban llenas del mayor respeto. La fama de los Lores Honro era suficiente para sorprender a cualquiera.

El título de Gran maestro por el cual les llamaban era simplemente honorario, por supuesto, ninguno de los dos eran verdaderos Grandes Maestros.

El anciano Zhou sonrió hacia los discípulos Cónclave de la Secta Tamiz Negro. Considerando su edad, todos lo que se requería de él era una ligera afirmación. Sn embargo, cuando notó que Meng Hao estaba haciendo lo mismo, un sentimiento irritado se alzó en su corazón.

Cuando Han Bei fue presentada, Meng Hao la miró con una sonrisa. No la había visto por cinco años. En todo caso, era más bella. Su figura era más escultural1, su rostro atractivo y, mientras estaba de pie allí, parecía como si los arco iris fueran a perder su color si se acercaban a ella. Era excepcionalmente preciosa.

“Han Bei extiende sus saludos al Gran Maestro Zhou y al Gran Maestro Fang”, dijo ella, con su voz suave y aterciopelada. Tal voz parecía capaz de incitar al anhelo del corazón.

Meng Hao sonrió y asintió, justo cuando iba a mirar hacia la otra persona, repentinamente, escuchó una voz en su mente. Hacía tiempo desde que el Jade del Demonio Sellado le había hablado.

“Almas Descarnadas poseen el cuerpo, deseando regresar desde la otra vida, una técnica de despertar. Demonios bajo la bóveda de los Cielos deben ser incinerados; las cenizas deben de volar. Séllalos y el sol del séptimo mes será oculto; ayúdalos y la sangre del Demonio Sellado se puede fusionar con su voluntad!!”

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


1.- Han Bei es la bella discípula Cónclave conspiradora que apareció en el capítulo 192. Zhou Jie es el Descendiente Dao cuya vida perdonó Meng Hao en el capítulo final del libro 2, en el capítulo 204.

2.- La batalla entre Meng Hao y Zhou Jie empezó en el capítulo 202.

3.- El nombre de Zhou Dekun en chino es 周德坤 zhōu dé kūn – Zhou es un apellido común. De significa “moralidad” o “virtud”. Kun es uno de los Ocho Trigramas que representan a la Tierra y que tiene una gran variedad de otros significados.

4.- El Patriarca Tamiz Violeta estaba a cargo de la misión para capturar a la Vejación Máxima. Apareció por última vez en el capítulo 166.

5.- La palabra traducida como escultural es un tipo de moda en china. Los caracteres son muy visuales:  凹凸