ISSTH – Capítulo 307

Modo Noche

Capítulo 307: Fang Mu es Meng Hao!

En el momento en el que Ji Hongdong murió, algo ocurrió en el otro lado del Mar Vía Láctea, en la frontera de las enormes Tierras del Este encima de una montaña blanca. La montaña no tenía nieve en ella; en cambio, los riscos que la formaban eran completamente de color banco, pareciendo no tener marcas o impurezas.

En las Tierras del Este, este lugar era denominado Montaña Blanca.

En algún lugar de la Montaña Blanca había una cisterna. Esta cisterna era tan profunda que, de acuerdo a las leyendas, la profundidad de esas aguas era mucho mayor que la misma montaña.

Sentado al lado de la cisterna había un anciano. Era delgado, con su rostro inexpresivo, y en su mano sostenía una caña de pescar. El hilo de la caña descendía en la cisterna, y en ese momento, estaba inmóvil.

Repentinamente, el hilo de la caña se tensó. La expresión del anciano no cambió; simplemente tiró hacia arriba con su mano derecha. Un extraño y miserable chillido atravesó el aire mientras el hilo de la caña salía volando. Enganchado al final había una esfera de luz.

Si pudieras mirar de cerca a la luz, podrías ver que estaba comprimida con innumerables cordeles brillantes. En cada uno de esos hilos había rostros, y en mitad de todas ellas, en el centro de la esfera de luz, había un hombre de mediana edad. Su expresión era de terror, cayendo inmediatamente sobre sus rodillas y empezando a suplicar piedad.

El anciano le miró serenamente y dijo, “Que yo haya pescado tu Karma de entre toda la multitud de criaturas vivientes, no es nada más que algo bueno para ti, verdad? Por qué pedir clemencia?” Su mano hizo un movimiento de agarre en mitad del aire y la esfera de luz voló hacia su mano. Mientras la agarraba, el hombre de mediana edad dejó salir un aullido desafiante, del tipo que emerge en el momento antes de la muerte. Adicionalmente, el Qi que emitía era el del gran círculo de la última etapa del Alma Naciente.

El anciano permitió que emergiera el Qi. Después, lanzó la esfera de luz en su boca. Se escucharon unos cuantos sonidos de crujidos, y después tragó. Algo de sangre se escapó por las comisuras de su boca, la cual lamió rápidamente. Sus ojos estaban llenos de un brillo intenso.

“Ah, el sabor del Karma…” murmuró. Después de que pasara algo de tiempo, levantó la mirada hacia el cielo, después cayó sobre sus rodillas repentinamente y se postró él mismo.

Hizo una reverencia nueve veces, después se alzó y miró de nuevo a la cisterna. Después de un tiempo, frunció el ceño. Extendió su mano hacia fuera y apareció una hoja de jade rota en su mano.

“Hmm?” sus ojos brillaron. “Un hijo de Ji murió… Uno de los hijos de Ji, de mi linaje. Muerto en el Dominio Sur…?” pinchó en la hoja de jade y apareció la imagen de un rostro en su mente.

Este rostro pertenecía ni más ni menos que a Meng Hao!

Al mismo tiempo, una voz aguda resonó en su mente.

“Patriarca, la persona que me mató era llamada Fang Mu de la Secta Destino Violeta, también conocido como Meng Hao”. La voz pertenecía no pertenecía a nadie más que a Ji Hongdong. Esta era la última pizca de voluntad que permaneció de él antes de morir. La voz era triste y aguda, llena de un intenso resentimiento.

No había forma de que Meng Hao hubiera podido predecir que esto fuera a ocurrir. El Clan Ji tenía un método con el cual transmitir las voces junto con sus muertes; Meng Hao solo estaba al tanto de la habilidad de transmitir imágenes.

Por suerte, extraer la sangre del Clan desde Ji Hongdong antes de su muerte final había inflingido bastante dolor; como resultado, la conciencia de Ji Hongdong había sido lanzada al caos. Lo único que había sido capaz de hacer fue transmitir el nombre de Meng Hao; había olvidado por completo el tema de Xu Qing.

“Inútil estúpido”, dijo el anciano frunciendo el ceño ligeramente. “Sin embargo, siendo tan inútil como se podía haber sido, la sangre del Clan Ji todavía fluía dentro de sus venas. Cómo pueden los mortales haberle matado tan fácilmente? Aunque… la Secta Destino Violeta…” Sorprendentemente, este anciano veía a los cultivadores como meros mortales!

Movió su manga ancha, transformando la hoja de jade en ceniza. Después, saltó por el aire, desapareciendo en un parpadeo.

Sólo permaneció allí su siniestra voz, resonando a través de las montañas: “Dominio Sur. No he estado allí desde hace años.”

Fuera de la Cueva del Renacer, habían ocho ancianos sentados con las piernas cruzadas bajo la bandera del Clan Ji. Uno tras otro, sus ojos se abrieron. En sus ojos brillaba asombro e incredulidad mientras se ponían en pie.

Sus ojos estaban llenos con venas de sangre mientras una intención asesina intensa emergía de ellos. Esta visión sorprendente sacudió a todos en el área. Uno tras otro, los cultivadores de las otras Sectas y  Clanes levantaron su mirada asombrados mientras observaban la indescriptible y frenética rabia e intención asesina alzándose desde esos ocho ancianos.

Todos ellos eran excéntricos en Alma Naciente, con bases de cultivo extraordinarias. Sus intenciones asesinas combinadas eran suficiente para sacudir los Cielos, agitar la Tierra y cambiar el color del viento.

“Uno de los hijos de Ji ha fallecido…” Los ocho hombres intercambiaron miradas. En medio de sus intenciones asesinas que aumentaban, solo podía sentir el miedo mútulo que causé que sus corazones temblaran.

Basándose en las leyes del Clan Ji, sabían que si no encontraban al asesino de Ji Hongdong, entonces serían enviados a la tumba con Ji Hongdong como ofrendas ceremoniales. De hecho, todos los miembros del Clan dentro de sus esferas de influencia serían instantáneamente exterminados.

Eso era el precio que debía de ser pagado si no lograban encontrar al asesino y llevarle de regreso a las Tierras del Este!

Uno de entre los ocho hombres levantó su mano para golpear su bolsa privada. Inmediatamente aparecieron fragmentos de una hoja de jade, ocho de ellos. Cada uno de esos ancianos tomó uno, y cuando los sujetaron para unirlos, inmediatamente brilló una luz cálida.

La luz se alzó hacia el cielo mientras los rostros de los ocho ancianos seguían increíblemente serios mientras la estudiaban atentamente. No solo eran ellos; los cultivadores de las Sectas de alrededor también estaban observando atentamente lo que estaba ocurriendo.

Dentro del brillo a pareció una figura; llevaba una máscara, haciendo imposible de determinar qué apariencia tenía. Sin embargo, la máscara desbordaba una intención asesina sangrienta. Inmediatamente hizo que los corazones de todos los espectadores temblaran.

“Eso es…”

“Esa es la máscara del Legado del Inmortal de Sangre! Esa es la máscara del Clan De Muerte Antigua de l Inmortal de Sangre!”

“Estás en lo cierto! Durante el último torneo por el Legado del Inmortal de Sangre, la vi con mis propios ojos… Pero no dijo el Clan Li que hubo algún tipo de accidente y que se había perdido dentro de la zona de Legado del Inmortal de Sangre? Por supuesto, las grandes Sectas no les creyeron y realizaron sus propias investigaciones, sin embargo, al final, determinaron que el Clan Li no había adquirido el legado…”

Cuando los ocho acianos escucharon esas palabras, sus ojos brillaron y sus intenciones asesinas se hicieron aún más intensas. Miraron hacia el pilar de luz que pertenecía al Clan Li, causando que los rostros de los miembros del Clan Li cambiaran instantáneamente.

Antes de que pudieran darse cualquier explicación, ocho rayos de luz se acercaron repentinamente dese la distancia. Al avanzar producían un chillido. Estaba claro que los Ancianos del Clan Li se estaban acercando.

El anciano al cargo gritó, “El Descendiente Dao del Clan Li, Li Daoyi pereció en este lugar. Compañeros Daoístas, reconocéis a esta persona?” Ondeó su mano y apareció una pantalla ilusoria, sobre la cual estaba la imagen de Meng Hao.

En ese mismo momento, la figura enmascarada dentro del rayo de luz protegido por el Clan Ji se distorsionó repentinamente, transformándose en otra imagen. De nuevo, no era otro que…. Meng Hao!

Justo en esos momentos, los ojos de todos los que estaban en el área estaban fijos en las dos pantallas brillantes y a la persona mostrada allí. Sus mentes se tambalearon.

Se tambalearon debido a la novedad de que el Descendiente Dao del Clan Li había perecido.

Se tambalearon debido a que todos los Clanes y Sectas del Dominio Sur juntaron las piezas repentinamente; ahora sabían por qué el Clan Ji había sacado la hoja de jade rota, y por qué la figura era la misma que había aparecido desde el Clan Li.

Uno de los Patriarcas del Clan Escarcha dorada jadeó. “Puede ser que.. uno de los hijos de Ji del Clan Ji…”

“Si eso es cierto, entonces sea quien sea ha provocado un gran desastre! El Clan Ji de las Tierras del Este… Cómo podrían dejar esto pasar!?”

“A qué Secta pertenece el asesino de…?”

Había un silencio mortal. Todos los cultivadores presentes empezaron lentamente a recomponerse.

“Ese…. Ese se parece mucho a ese tipo, Meng Hao, que desapareció hace unos cuantos años…”

“Meng Hao? La Escritura de Espíritu Sublime! Lo recuerdo! Ese es Meng Hao!”

“Meng Hao…”

Un gran zumbido de conversaciones llenó el área alrededor de la cuenca. En mitad del revuelo, los ojos de los ancianos del Clan Ji bullían con una intención asesina, así como los de los Ancianos del Clan Li.

El anciano del Clan Li apretó sus dientes y dijo, “Este Meng Hao está todavía dentro de la tierra ilusoria del Cuerpo. Sellemos el área! La teletransportación está prohibida! No importa qué tesoros tenga ese pequeño bastardo, no será capaz de escapar incluso si tuviera alas!” Los Ancianos en Alma Naciente de alrededor salieron inmediatamente disparados hacia el norte, sur, este y oeste.

Claramente, planeaban sellar el área y prevenir que alguien se alejara teletransportándose.

“Uno de los hijos de Ji del Clan Ji ha perecido aquí. Compañeros Daoístas del Dominio Sur, por favor, permanecer aquí y esperar hasta que todos los detalles salgan a la luz. Hasta entonces, nadie tiene permitido irse”. Inmediatamente, cuatro de los ocho Ancianos del Clan Ji se dispersaron. Obviamente, no tenían una fe completa en los métodos del Clan Li y fueron a implementar sus propias medidas de sellado.

“Aparentemente, esta persona posee algún arte de transformación”, dijo otro de los ancianos del Clan Ji, junto con un resoplido frío. “Eso no importa. Habiendo matado a un miembro del Clan Ji, ha sido manchado por el Karma del Cielo y la Tierra. Una vez que emerja en el mundo seremos capaces de sentirle.”

Fue en ese momento en el que, repentinamente, un Qi helado apareció desde cerca de la Cueva del Renacer. Contenía una potencia temible; el poder de la Separación de Espíritu. Lentamente, una figura alta avanzó hacia dentro de la cuenca.

Era un hombre de mediana edad, vistiendo una túnica larga naranja. Mientras avanzaba, atrajo la atención de todos los cultivadores de alrededor de las diversas Sectas. Todos le reconocieron inmediatamente; este era el más poderoso experto presente entre los del Clan Ji.

Su base de cultivo estaba en el nivel Separación de Espíritu; cuando todos los demás Patriarcas del Clan Ji se habían retirado hacia la cuenca que rodeaba la Cueva del Renacer, él permaneció atrás. Sabía  que esa cueva podía ser un lugar temible, incluso para alguien en la etapa Separación de Espíritu, y que a menos que fuera absolutamente necesario, nadie entraría en ella. De hecho, ninguno de los Patriarcas de las diversas Sectas locales deseaba entrar en ella; como mucho, se acercarían a la boca de la cueva.

Este hombre no se hizo atrás, de hecho, se había enzarzado en  unas cuantas batallas con diversas formas de vidas extrañas en la vecindad de la cueva. Mientras emergía desde esa área, su rostro estaba serio. Cuando alcanzó a los ocho ancianos del Clan Ji, todos ellos unieron sus manos para saludarle respetuosamente.

El hombre de mediana edad abrió su mano para revelar algo de un polvo destrozado que había sido anteriormente una hoja de jade.

“El asesino es Fang Mu de la Secta Destino Violeta, también conocido como Meng Hao!” dijo el hombre serenamente. “Ese es el mensaje transmitido por Ji Hongdong antes de su muerte. Este tema ha revuelto incluso al Patriarca Ji Fang, quien está actualmente corriendo hacia aquí desde las Tierras del Este”. Aunque su voz era tranquila, contenía un aire intensamente amenazante, lo cual hizo que los corazones de los miembros de todas las Sectas de alrededor se llenaran de temblores.

“Fang Mu… Meng Hao…”

“Cómo puede ser eso posible!? Fang Mu de la División Píldora del Este de la Secta Destino violeta es también el mismo tipo que todos estaban buscando a través del Dominio Sur desde aquel año?? Meng Hao?!?!”

“Esto.. no es de extrañar que nadie pudiera siquiera encontrar a Meng Hao. Se estaba escondiendo en la Secta Destino Violeta. Incluso se convirtió en un Aprendiz de legado…”

En mitad de la conmoción, una mirada tras otra fue a recaer en el pilar de luz que pertenecía a la Secta Destino Violeta. Dentro de la cual, los rostros de los cultivadores de la Secta Destino  Violeta empezaron instantáneamente a cambiar.

El rostro de An Zaihai cambió. A su lado, Lin Hailong jadeó mientras se ponía en pie. Wu Dingqiu se quedó mirando fijamente mudo por un momento, y después su rostro se puso increíblemente serio. Una sensación profunda de crisis llenó las mentes y los corazones de todos los discípulos de la Secta Destino Violeta.

Fue en este momento en el que dentro del pilar de luz de la Secta Destino Violeta, los ojos de los Patriarcas en Separación de Espíritu se abrieron lentamente.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>


  1. El nombre en chino de Ji Fang es 季方 jì fāng – Ji es un nombre de familia. Fang es el mismo Fang que en Fang Mu.