ISSTH – Capítulo 71

Modo Noche

En el remoto desierto, no muy lejos de Monte Daqing, estaba sentado Meng Hao en la Cueva Inmortal, con su cuerpo temblando, el sudor no para de salir de él, empapándole mientras él emanaba un intenso calor. Esto, al mismo tiempo, producía una gruesa niebla que circulaba alrededor de la cueva, llenándolo con el olor del sudor.

Todo el cuerpo de Meng Hao estaba de color rojo brillante, y se sentía como si un inmenso fuego estuviera avivándose dentro de él, que pronto acabaría con su cuerpo y su sangre y le transformaría en un montón de ceniza. En ese momento, su cuerpo estaba completamente rígido, incapaz de realizar el más mínimo movimiento.

Realmente, esta era una de las desventajas de consumir una Píldora de Fundación Establecida. Después de tragarla, el cuerpo se vuelve inamovible hasta que la píldora se disemina, sin importar si había una inundación o una tormenta, o si la persona en frente de ti tuviera una espada, preparada para perforarte, no serías capaz de mover un músculo. Esto es por lo que los Cultivadores son increíblemente cuidados cuando seleccionan el área donde van a consumir una Píldora de Fundación Establecida.

Después de todo, si uno encuentra un enemigo mientras se sufre de los efectos secundarios de la asombrosa píldora, la muerte sería el resultado.

Meng Hao era la primera persona en consumir una Píldora de Fundación Establecida mientras se encuentra en el octavo nivel de Condensación Qi sin la ayuda de un golpe de suerte o especiales píldoras medicinales.

Las Píldoras de Carga de Meseta no habían sido efectivas, por lo que ahora lo único que le quedaba era la Píldora de Fundación Establecida. Por supuesto, no se atrevió a usar muchas a la vez. Eran increíblemente poderosas  y su cuerpo no. Consumirlas era realmente apostar con su propia vida.

Por ahora, Meng Hao estaba bastante seguro de que sabía por qué su cuello de botella del octavo nivel era tan difícil de atravesar. Definitivamente tenía algo que ver con sus años de consumir tantos Núcleos Demoníacos. A pesar de su renacimiento en el Mar Norte, el poder Demoníaco dentro de sus huesos nos podía ser eliminado fácilmente.

Debido a esta razón, el bloqueo causado por el cuello de botella era más grueso que el que experimentado por cualquier persona corriente. Por supuesto, había también ventajas a esta situación. Una vez que avanzaras dejando atrás el cuello de botella, crecería a la mitad del noveno nivel de Condensación Qi. Aún mas, su cuerpo, aunque pareciera débil, era ahora mucho más robusto que cuando había estado en sus días escolares. Este cambio era lento, pero seguro. A

Este cambio no había venido por su Cultivo, sino debido al poder Demoníaco dentro de su cuerpo, así como al Núcleo Demoníaco en su Mar Central.

Días y días pasaron. Pronto dos meses habían pasado, durante ese tiempo había estado consumiendo su escaso suministro de Píldoras de Fundación Establecida. Justo ahora, había absorbido completamente el poder de una píldora. De pronto, abrió sus ojos. Podía moverse de nuevo! Sintió un rugido dentro de sí mismo, junto con un severo dolor, como si varias partes de su cuerpo estuvieran rasgándose. Escupió una bocanada de sangre negra.

Conforme escupió la sangre, sus ojos se nublaron, como si estuviera apunto de perder la conciencia. En cambio, mordió su lengua, forzándose a estar despierto. Rotó su base de Cultivo mientras salía disparada hacia el noveno nivel de Condensación Qi.

Una mirada de determinación llenaba sus ojos. Reuniendo el explosivo poder espiritual dentro de él, siguió hacia delante.

En un instante, la energía espiritual avanzó, llenando su cabeza con un rugido como el de un trueno. Sintió como si su cuerpo estuviera a punto de explotar. Entonces, de pronto, sintió como si la energía espiritual hubiera abierto un nuevo campo dentro de él. Instantáneamente sintió una sensación maravillosa, difícil de describir. Era un sentimiento de hormigueo, como si alguien estuviera acariciándole con incontables plumas.

Se sumergió en ese sentimiento y, después de que pasara un tiempo, abrió los ojos. Brillaban intensamente, como si la oscuridad de la cueva fuera destrozada por dos brillantes rayos de luz.

Meng Hao dio un respiro profundo y la energía espiritual de la cueva pareció ser succionada dentro de él capa tras capa. Luego lo dejó, y cantidades masivas de suciedad salieron por sus poros. Su cuerpo se hizo más ligero, sus ojos brillaron.

El ilimitado Mar Central dentro de él era dos veces su tamaño previo, como si no pudieras ver desde un lado el otro. El agua dorada se infló y rugió. Dentro de ella, el Núcleo Demoníaco descansaba, inamovible, enviando fuera masivas cantidades de energía espiritual, haciendo que la luz dorada fuera aún más brillante, llenando todo el cuerpo de Meng Hao. Casi sintió ganas de levantar su cabeza y dejar salir un gran grito.

“El noveno nivel de Condensación Qi! Yo, Meng Hao, finalmente he alcanzado el noveno nivel! Mi siguiente paso será la Fundación Establecida!” sus ojos se llenaron de euforia, mientras daba varias respiraciones profundas.

“Con la Escritura de Sublime Espíritu, puedo establecer una Fundación Sin defectos, de lejos superior a una Fundación Agrietada o Fracturada.” Se puso en pie, lleno de confianza y esperanza mirando al futuro.

Esperaba con interés viajar al Dominio Sur y ver las tierras allí. Miró más allá aún, al día en el que pudiera alcanzar la Fundación Establecida. Se preguntaba cómo sería tener una Fundación Sin Defectos. Qué pensarían otros Cultivadores cuando se encontraran con él entonces?

Por supuesto, no habiendo todavía alcanzado la Fundación Establecida, no comprendía lo raro que era una Fundación Sin Defectos. A pesar de su ignorancia, esperaba con entusiasmo.

Movió su manga y apareció un globo de Agua del tamaño de un puño. Lo apretó formando una hoja de agua del tamaño de su cuerpo. Caminó a través del agua. Cuando apareció al otro lado, la suciedad que le cubría se había ido, en cambio, un aroma fragante salía de él.

La puerta de la Cueva Inmortal se rompió. Fuera era medio día y la estación hacía tiempo que había cambiado. Mientras que Meng Hao caminaba fuera sintió un viento seco y caluroso en su rostro. Todo su cuerpo se sentía relajado y fresco.

“Cuando alcance la Fundación Establecida, seré capaz finalmente de conseguir verdaderamente volar.” Miró hacia el cielo azul y su sonrisa se hizo más ancha. Caminó por un tiempo, después saltó en su valioso abanico y aceleró.

Estaba volando alejándose del Monte Daqing cuando de pronto vio a alguien corriendo en su dirección. Esta persona se movía tan rápido como podía, mientras estaba siendo perseguido por un  hombre grande y de aspecto vicioso.

La persona siendo perseguida estaba pálida, pero tenía unos ojos duros. No era muy alto, era delgado, parecía tener unos trece o catorce años. Aparte de eso, su base de Cultivo estaba en el quinto nivel de Condensación Qi.

Estaba siendo perseguido por un cultivador en el sexto nivel de Condensación Qi. El hombre vestía una túnica andrajosa de color azul agua y parecía como si estuviera herido. El asesinato se agitaba dentro de sus furiosos ojos.

“No importa dónde intentes correr, Dong Hu. Si me das la perla, considerando mi estatus en la Secta Tarde Vertical, puedo dejarte con vida. De otra forma, estás muerto!” El hombre grande levantó su mano derecha y apareció un frío helado que se solidificó en una Cimitarra Luna Llena. La lanzó rodando hacia el joven.

El joven no era otro que uno de los del grupo de Meng Hao a quien la Hermana Xu había llevado a la Secta Confianza, Tigre Pequeño. (Nota del traductor de Chino a Ingles: la palabra “Hu” en el nombre “Dong Hu” significa “Tigre”)

Después de la disolución de la Secta, había sido enviado fuera y después desapareció. Meng Hao flotó por encima, mirando hacia Pequeño Tigre.

El rostro de Pequeño Tigre estaba pálido, pero la intención asesina parpadeaba dentro de sus duros ojos. Ondeó su manga, desde la cual varios rayos de luz fría salieron disparados, eran flechas brillantes. Basadas en su brillo, parecían estar cubiertas de veneno. Las flechas salieron disparadas hacia el hombre grande.

Se rió, moviendo su manga, causó que un viento saliera y barriera las flechas lejos. Su mano se movió en patrones de encantamiento, causando que su cimitarra saliera disparada hacia Pequeño Tigre. Estaba encima de él en el parpadeo de un ojo. Los ojos de Pequeño Tigre estaban inyectados con sangre mientras giraban. De pronto, una perla de color azul agua apareció en su mano. Era parcialmente transparente y estaba llena de capas de nubes rizadas. Un torrente de nubes salió desde dentro de la perla, fusionándose en una figura difusa, que salió disparada hacia la cimitarra.

Cuando colisionaron, se escuchó una explosión y la cimitarra colapsó en pedazos, al igual que la figura difusa.

El hombre grande tosió algo de sangre, la avaricia en sus ojos se hizo más fuerte. Continuó su persecución.

La sangre se fue del rostro de Pequeño Tigre. Parecía que el ataque de hacía un momento había sido de bastante dificultad para lanzarlo. Se tambaleó hacia delante, corriendo unos cuantos pasos antes de caerse al suelo.

“No puedes escapar!” rió el hombre grande viciosamente, aproximándose rápidamente a Pequeño Hu, cuyos ojos estaban llenos de desesperación. En la distancia, Meng Hao suspiró, mirando de nuevo a la escena. Finalmente, levantó un dedo de su mano derecha, haciendo que un furioso viento se levantara en el bosque. La presión aplastante del noveno nivel de Condensación Qi instantáneamente envolvió al hombre grande. Temblando, miró hacia arriba asombrado al ver a Meng Hao bajar flotando hacia él.

Simultáneamente, Pequeño Tigre, que todavía estaba en el suelo, sacó una daga envenenada de su manga. Saltó con una sorprendente velocidad, y la daga se movió. En el exacto momento en que el hombre grande fue sorprendido por Meng Hao, la daga le degolló.

Dejó salir un miserable grito mientras la sangre salía hacia todos lados, cubriendo a Pequeño Tigre. Pequeño Tigre todavía estaba débil y agotado, pero que se cayera justo entonces había sido una trampa. Cuando el hombre se acercó con su guardia baja, tenía planeado realizar su movimiento.

El hombre grande colapsó en el suelo, retorciéndose. Intentó cubrir el tajo de su cuello, pero la sangre fluía en grandes cantidades. Después de unos momentos, estaba muerto. Sus ojos miraban fijamente hacia la lejanía.

Pequeño Tigre dio unos pasos más, mirando a Meng Hao, pareciendo preparado a huir en cualquier momento. Entonces sintió el poder de la base de Cultivo de Meng Hao y su cuerpo empezó a temblar.

Meng Hao no dijo nada. Caminó y se plantó encima del cuerpo, examinándolo. Entonces miró al obviamente nervioso Pequeño Tigre, mirándole silenciosamente.

Pequeño Tigre no dijo nada tampoco. Solo miró a Meng Hao con una expresión complicada en sus ojos.

Pasó un largo momento, después del cual Meng Hao abrió su boca. “Es debido a esa perla que tú mataste a Wang Youcai,” dijo tranquilamente. Una mira imperceptible en su ojo reveló que estaba echando un farol, pero Pequeño Tigre no lo vio.

En cambio, Pequeño Tigre permaneció allí plantado silenciosamente, rehusando hablar. Era bajo, con piel oscura y una complexión delgada. Sus ropas estaban andrajosas y estaba obviamente en una difícil posición. Casi parecía un vagabundo. Pero la frialdad que acababa de mostrar cuando mató al hombre hacía parecer que todo fuera obvio.

Meng Hao le miró por un tiempo, antes de sacudir su cabeza. Dejó salir un suspiro y se giró para irse.

Justo cuando lo hizo, sin embargo, una mirada de duda apareció en los ojos de Pequeño Tigre. De pronto habló, su voz estaba ronca y llena de nerviosismo.

“Hermano… Hermano Meng, vas a ir al Monte Daqing a salvar a todo el mundo?”

Meng Hao paró en sus pasos y miró de nuevo hacia Pequeño Tigre. “De qué estás hablando?” dijo, con una voz baja.

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>