LHP – Capítulo 128

Modo Noche

Capítulo 128 – Nadie viene

 

Después de instruirlos para que entrenen sus técnicas de cultivo personalizadas adecuadamente e informarles que podría estar fuera por unos días, Zhang Xuan abandonó la academia.

Encontró un callejón remoto, y cuando salió a la calle una vez más, ya se había transformado en el ‘Maestro Titular Yang Xuan’.

Todavía faltaban catorce días para el comienzo del Torneo de Novatos y él tiene que contar cada segundo.

En solo un momento, ya se estaba acercando a la mansión. Antes de subir, ya podía ver a dos guardias de pie junto a la puerta. Su fuerza ya había alcanzado el reino Luchador 4-dan Pigu.

–No está mal, ¡se ve impresionante!

Los dos guardias estaban vestidos de uniforme. No parecía extravagante, pero tenía un estilo único, dando la impresión de que eran guardias de un poderoso clan.

Para poder contratar guardias y preparar todo lo demás en tan poco tiempo, parece que la capacidad de Xiao Qiang para completar las tareas no era mala.

–¡Viejo maestro!

Al verlo caminar, los dos guardias dudaron un momento antes de gritar al unísono.

–¡Muy bien!– Zhang Xuan asintió con la cabeza con satisfacción.

Parece que el mayordomo Xiao Qiang ya les había informado de su apariencia y vestimenta. De lo contrario, debería haber sido imposible para ellos reconocerlo de un vistazo. De esta manera, logró evitar la incómoda situación de no poder ingresar a su propia casa.

Al entrar en la residencia, se dio cuenta de que el interior estaba ordenado y abierto. Los alrededores estaban llenos de macetas y al entrar, la fragancia lo rodeaba.

–¡Viejo maestro!

–¡Viejo maestro!

Los guardias y las doncellas se acercaron y le presentaron sus respetos a Zhang Xuan.

Zhang Xuan asintió con la cabeza con satisfacción y caminó majestuosamente hacia el salón.

–Viejo maestro, siguiendo sus órdenes, ya he reclutado al personal necesario. Hay un total de 30 mucamas y 5 guardias…

Incluso antes de llegar al salón, Sun Qiang corrió a darle la bienvenida. La alegría de uno que había completado con éxito las misiones delegadas a él se podía ver en su rostro.

Probablemente fue la única persona que pudo reunir a mucha gente de calidad en este corto período de tiempo.

–¡No está mal!– Zhang Xuan felicitó. –¿Has difundido las noticias que te pedí ayer?

–Descansa tranquilo, viejo maestro. Ya he corrido la voz. No pasará mucho tiempo antes de que todos en la Ciudad Real de Tianxuan sepan que estoy sirviendo a un Maestro Titular– Sun Qiang lo miró con reverencia.

No sabía por qué el Viejo Maestro quería dar a conocer su identidad como Maestro Titular, pero debe tener sus razones para que lo haga.

–¿Cómo lo extendiste?

–Me emocioné vendiendo mi tienda y les dije a todos en la ciudad comercial que a partir de hoy seré un mayordomo en la mansión de un Maestro Titular. La ciudad comercial está llena de gente curiosa, creo que no tomará mucho tiempo para que todos lo sepan.

Sun Qiang respondió rápidamente.

–¡Muy bien!– Zhang Xuan respondió.

De hecho, esa era la mejor manera de publicitarse. No solo parecía no ser intencional, las noticias también se extenderían rápidamente. Por supuesto… Sería difícil saber cómo son los resultados en este momento.

–Viejo maestro, ¿hay algo más que necesites que haga?

Al ver que el viejo maestro estaba satisfecho con él, la emoción brilló en los ojos de Sun Qiang mientras preguntaba.

–Nada más…– Zhang Xuan reflexionó por un momento –Deberías haber gastado bastante dinero contratando a esas criadas y guardias, ¿todavía tienes suficiente dinero?

Solo le dio cien mil a su mayordomo. El alquiler de la mansión ya ocupaba cincuenta mil. En total, se contrataron treinta mucamas y cincuenta guardias, por lo que era probable que los cincuenta mil restantes no fueran suficientes.

–Es más que suficiente. En el momento en que se enteraron de que se convertirían en los guardias y las doncellas de un Maestro Titular, se lanzaron a cubrir la oferta. Estaban dispuestos a aceptar bajos salarios, algunos incluso estaban dispuestos a trabajar gratis. Cincuenta mil es más que suficiente– Sun Qiang dijo.

En este punto, a Sun Qiang todavía le costaba creer el prestigio que poseía un Maestro Titular.

Había bastantes personas que no creían que realmente estaba sirviendo como mayordomo a un Maestro Titular. Aun así, bastantes guardias y muchachas corrieron hacia él y expresaron sus intereses para servir a su Viejo Maestro.

Ninguna otra ocupación poseía tal poder de reunión.

Poniendo todo lo demás a un lado, solo un apunte casual o dos de un Maestro Titular podría ser equivalente a años de su entrenamiento. Esto solo fue suficiente para volver a incontables personas frenéticas.

–Tráeme una taza de té.

Sabiendo que las noticias ya han salido, lo que tenía que hacer ahora era esperar a que la gente llamara. Como tal, Zhang Xuan fue al salón, se sentó en una silla y esperó pacientemente.

Pronto, una doncella le trajo una taza de té.

Esta doncella tiene entre dieciséis y diecisiete años y su nombre es Wan’er. Ella tiene una apariencia hermosa y sus ojos son excepcionalmente brillantes. Inicialmente, al ver a Zhang Xuan, sus movimientos fueron un poco restringidos. Sin embargo, después de darse cuenta de que él no era una persona de mal genio, soltó un suspiro de alivio y volvió a sus acciones.

Sabiendo que el pánico es inútil, Zhang Xuan esperó en silencio a que alguien llamara mientras tomaba su té.

Esperó desde la mañana hasta la tarde. El sol estaba a punto de ponerse pero aún así, nadie había venido. Ni siquiera había una sola persona que se había reunido afuera por curiosidad.

–Viejo maestro, ¿me necesitas para colgar un letrero afuera diciendo que ‘un Maestro Titular está aquí’…

Sun Qiang se acercó, pareciendo muy ansioso.

–…– Zhang Xuan se quedó sin palabras.

Solo se vería como un verdadero experto si alguien hubiera sabido del hecho involuntariamente. Si cuelgas un cartel afuera, parecería que estoy manejando un negocio. ¿Cómo puedo actuar como un experto no mundano como el que pretendo ser?

Además, ‘un Maestro Titular está aquí’… ¿Por qué se siente como ‘un perro está en las instalaciones, por favor, ingrese con precaución’?

–Parece que nadie visitará hoy. Salgamos a caminar.

Ignorando las palabras de la otra parte, Zhang Xuan se levantó.

A pesar de que Sun Qiang dio a conocer que hay un Maestro Titular aquí, una gran parte de la gente sigue optando por no creerlo.

Después de todo, dado el estado de un Maestro Titular, no había forma de que uno llegara al Reino de Tianxuan y por no decir, viviera aquí.

Además, incluso si uno realmente viviera aquí, debería residir en un lugar extravagante como el palacio. Alquilar una mansión y contratarte como mayordomo, debes estar soñando…

–¿Salir a dar un paseo?

Sun Qiang parpadeó sorprendido. –Entonces… ¿Qué pasa si alguien visita mientras tanto?

Entendió que este viejo maestro suyo estaba tratando de hacerse una reputación en el menor tiempo posible. Después de esperar todo un día, si alguien viniera a llamar mientras él estaba fuera, ¿no sería inútil su esfuerzo de haber esperado todo el día?

–Dile a los guardias que detengan a todos en la puerta. Independientemente de quién sea, sin mi permiso, no pueden ingresar.

Zhang Xuan dijo.

Un Maestro Titular debe tener dignidad al nivel de uno. Independientemente de quién sea, incluso si la persona fuera el emperador Shen Zhui, ¡no se le permitiría entrar sin el permiso del Maestro Titular!

–Sí…

Sun Qiang asintió con la cabeza con vehemencia.

–¡Vámonos!

Como la espera no tiene sentido, él también podría salir a buscar oportunidades él mismo. Después de que este día llegue a su fin, solo quedaran trece días para el Torneo de Novatos y nueve días para la llegada de los medicamentos. El tiempo no espera a nadie.

Caminando por la calle, la multitud se movía de un lado a otro. El sol estaba a punto de ponerse en el oeste y el cielo estaba teñido de un tono naranja. Ya era otoño y el viento soplaba frío.

–De todos ellos sabes ¿quién es el más rico?

Después de dar unos pocos pasos, Zhang Xuan se volvió para preguntar.

–Informando al viejo maestro, es el jefe de la Ciudad Comercial de Tianyu, Lord Ling Tianyu. ¡Su riqueza es equivalente a la del Tesoro Nacional y es un verdadero multimillonario!– La admiración profunda se podía ver en los ojos de Sun Qiang.

–¿El jefe de la Ciudad Comercial de Tianyu? ¿Multimillonario?

Los ojos de Zhang Xuan se iluminaron.

–¡Él será!

Su razón para hacerse pasar por un Maestro Titular era ganar dinero fácil. Naturalmente, tuvo que elegir objetivos ricos.

–¿Donde vive el?– Llegando a una decisión, Zhang Xuan preguntó.

–Informando al viejo maestro, durante este período de tiempo, Lord Ling ha estado viviendo en su Casa Comercial. ¿Quieres conocerlo?– Sun Qiang preguntó dudosamente.

–¡Si!, ¡vamos a echar un vistazo!

Zhang Xuan asintió con la cabeza y con un movimiento impresionante de su brazo, los dos caminaron hacia la Casa Comercial de Tianyu.

 

Descarga:
<