MNU Volumen 3 – Capítulo 14

Modo Noche

Capítulo 26

Saga de OldWorld:

Charles Irving Smith, y el resurgimiento.

Ya las hojas se estaban terminando. Todo cobraba sentido a medida que leía más de él.

El mundo donde me encontraba se formaba poco a poco en mi cabeza, y todo apuntaba a una cosa: la humanidad ya había aparecido en este mundo.

Así que tan solo tendría que buscar en los escritos de Charles, de donde salían las razas, y el porqué de sus colores.

Tome el libro de Slovan y lo ojee un poco para ver que contenía.

La primera línea decía lo siguiente:

Existen lugares, de ahí provenimos nosotros.

Existe hombre, provenimos de ellos.

Existe todo, de ahí todo salió.

Y una ilustración acompañaba el escrito.

Un rey de cabello dorado bebiendo vino con un rey de cabello negro. Un rey de cabello rojo, riendo y robando comida y mujeres. Un hombre de cabello castaño orando a los dioses. Barcos que salen de los mares, desiertos y mares; un hombre y una mujer desnudos con ojos negros recibiendo los hombres reyes, dejando bebes de diferentes colores.

Y es cuando entiendo todo. Seguramente surgimos casi que en el principio para encontrarnos con estas criaturas, tal vez pasaron años desde que Charles llegó, y todo sucedió.

Charles había escrito que comprendía el origen de todo.

¿Cómo habrá terminado?

Para unir todas las piezas, me propuse terminar toda la historia.

Entendí, que esta realidad me estaba olvidando, nunca pertenecí aquí, mis historias perdían interés y todo lo relacionado con migo desaparecía. Eso explicaba los incendios, solo las editoriales donde mi historia se publicaba era  los afectados, los libros que fueron comprados, poco a poco se desvanecían sus letras, las personas ya no me conocían. El vendedor que me había vendido la propiedad en la costa, me estaba reclamando la casa. No tuve opción que irme, amenazaba con matarme si no me iba, este hombre no recordaba que había hecho un negocio con migo.

No sabía cómo explicarle a ese hombre que la casa me pertenecía. Pero era inútil, el hombre no recordaba nada.

Saque lo poco de valor que tenía, y me fui de ahí.

¿Erasmus cómo hubiera podido  recordarme? ¿Es así como funciona esto? Yo era un muchacho ignorante al principio de todo esto. Si no le hubiera conocido antes de naufragar mi vida hubiera sido diferente. Todos mis conocimientos se los debo a  él, que me dio en que pensar. Charles Darwin abrió un camino que me permitía emprender no solo un viaje en mi mundo si no fantástico sobre todas las criaturas del mundo, su origen.

Charles viajó en el Beagle, y quien sabe si aún posea recuerdos  de mí.  Lo que más me duele de todo es Chardi, le había prometido volver para tener una vida juntos, pero ahora estoy en una época donde no ha nacido.

Ya que no he podido regresar al mundo dos, solo tengo que morir en el olvido.

Estas serán mis últimas anotaciones, me sumergiré por última vez en estas aguas heladas, si alguien encuentra este diario con mi cuerpo, entiérrenme con este libro, pero si no haga como guste…

No puede ser, ¿este es el fin? ¿Sin más?

Donde esta lo demás, sus investigaciones, el origen revelado, no puede ser, Charles muere en el pasado.

Que realidad tan dura por la que paso este hombre.

Y solo puedo deducir una cosa de todo lo leído.

Charles conoce Charles,  Darwin olvida Irving porque este viaja al pasado antes de conocerlo, es una ley de compensación por haberlo conocido en el futuro, si es así, es muy obvio que en los registros históricos este no haya conocido a Charles,  Pero lleva su nombre a honor de él. Quien había incursionado en el mundo de la filosofía y las ciencias a su abuelo Erasmus.

Oh Charles, después de tanto tiempo, tu historia ha llegado a mis manos.

Un momento, parece que hay otra anotación en otra hoja escondida entre los libros desordenados, una hoja seguramente que se habría caído de esta cubierta tan vieja.

La ultima hoja.

Descarga:
<