SH – Capitulo 121

Modo Noche

Capítulo 121: Una Completa Locura.

Según la información escrita en el libro de monstruos, las arpías eran monstruos humanoides de cristal oscuro que residían en la Quinta Dimensión los cuales eran débiles y relativamente fáciles de matar debido a sus formas humanas.

Pero esto era solo en la teoría. Al igual que con las brujas enanas, su mayor fortaleza era reunirse en grupos para acabar a sus enemigos y eran mucho más letales que las brujas enanas.

Las arpías estaban clasificadas en cinco grupos, los que se distinguían por las habilidades que podían utilizar.

El primer tipo eran las arpías de las hojas de viento que comprimirían su energía flux con el objetivo de crear hojas que luego lanzarían a sus oponentes, cuyo poder era extremadamente alto.

Estas hojas de viento tenían una cualidad perforante, gracias a la cual hasta podían destruir armaduras flux oscuras. Sin embargo, lo más aterrador de este tipo de arpías es que no solo podían crear hojas y lanzarlas a sus oponentes, sino que también podrían cambiar sus trayectorias a voluntad.

Si se diese el caso en que uno debiese enfrentar a un gran grupo de estas arpías, uno debería dar todo para poder sobrevivir.

El segundo tipo eran las arpías de fuego, que tenían la habilidad de condensar bolas de fuego del tamaño de una pelota de futbol y lanzárselas a sus oponentes. Según las historias narradas por las Fluxers que se han enfrentado a ellas, combatirlas no es muy diferente que tener que enfrentarse a un gran escuadrón de artillería, lo que las hacía que fuese mucho más difícil de tratar con ellas que con las arpías de la hoja de viento.

El tercer tipo eran las arpías Bramantes, que lo único que hacían era chillar. Sin embargo, esta habilidad que usaba el sonido era bastante aterradora. [i]

La razón de esto era que esta habilidad afectaría directamente el mar de conciencia del Fluxer y ni siquiera las armaduras flux podían ofrecer protección en contra de estos tipos de ataques. Si un Fluxer que no hubiese practicado métodos para fortalecer su mar de conciencia se llegase a encontrar con un grupo de ellas, la única opción que el Fluxer tendría seria correr por su vida.

El cuarto tipo eran las arpías de garras veloces, cuya especialidad era la velocidad y contaban con unas filadas garras. Este tipo de arpía era parecida a los asesinos ya que se escondían en las sombras, esperando la oportunidad perfecta para atacar.

Cada uno de sus ataques estaba dirigido ya sea a los ojos, o el corazón, así que si un Fluxer bajaba su guardia, era muy posible que terminase muerto o ciego.

El quinto tipo eran las arpías del demonio interno, que podían influir en la mente de un Fluxer. Si las arpías Bramantes ya eran un dolor de cabeza que fácilmente podían acabar a sus oponentes, este tipo de arpía era muy parecido a un Dios de la Muerte.

Su habilidad era emitir un sonido a una determinada frecuencia que despertaría uno de los demonios internos de su objetivo. Si bien no eran la bestia dimensional que más personas mataba, si era la bestia dimensional contra la que ningún Fluxer deseaba enfrentarse dentro de la Torre de la Gloria.

Una vez que chillasen, la avaricia del Fluxer despertaría por completo y se volvería loco. En su mente solo habría un objetivo, y ese sería conseguir la mayor cantidad de insignias posibles, para lo que seguirían subiendo en la Torre de la Gloria hasta que muriesen.

Pero para suerte de Li Yunmu, él tenía en su posesión el libro de los monstros o de lo contrario, si se hubiese encontrado con una de estas arpías, era muy probable que hubiese sucumbido a la codicia.

“Sistema, ¿hay algún método para poder resistirse al ataque mental de estas arpías?”

Li Yunmu apenas consiguió formular su pregunta cuando nueve arpías volaron hacia él. Pero no tenía miedo de ellas y sacudió ligeramente su mano, dándole la señal a los cuervos infernales de que las atacasen.

Estas nueve arpías no representaban ninguna amenaza y las podría haber derrotado solo confiando en su triple defensa.

Incluso si los cuatro primeros tipos de arpías atacasen en conjunto, no causarían gran daño en él gracias a su triple defensa. Por otra parte, los ataques de las arpías gritonas no causarían gran efecto en él debido a que su mar de conciencia fue constantemente fortalecido por el sistema.

Pero no todo era perfecto ya que no tenía ninguna manera de poder defenderse del  quinto tipo. Después de todo, aún era un Fluxer novato y podía ser fácilmente influenciado por sus demonios internos.

No entró a la Torre de la Gloria para hacerse conocido en los seis continentes, sino que lo hizo con el único objetivo de conseguir insignias para intercambiarlas por tesoros. Si llegase a sucumbir frente a la avaricia, todo lo que ha hecho hasta ahora se iría al desagüe.

La Torre de la Gloria contaba con 108 niveles, así que Li Yunmu obviamente no era lo suficientemente arrogante como para creer que podría limpiar todos los niveles con su actual nivel de cultivo.

Sin embargo, lo que él temía sucedió. Las arpías volaron extremadamente rápido, y antes de que Li Yunmu pudiese recibir la respuesta del sistema, las arpías ya estaban frente a él.

Una de las arpías que volaba hacia él repentinamente levantó la cabeza y chilló. La onda expansiva producida por el penetrante grito atacó el mar de conciencia de Li Yunmu.

Una vez que recibió el ataque mental, todo su cuerpo se volvió pesado y su velocidad de reacción disminuyo drásticamente.

“Es una arpía Bramante…”

Li Yunmu pensó que esto no era tan malo, pero al instante siguiente algo terrible ocurrió. Sin previo aviso, desde detrás de él, una extraña y suave voz de una mujer le susurró al oído.

Cuando Li Yunmu escuchó el lento y suave murmullo, un intenso deseo surgió en su corazón.

Insignias… ¡Tenia que conseguir más insignias!

« Ding, la condición actual del anfitrión es extremadamente peligrosa. Se sugiere que el anfitrión utilice los puntos de habilidad para defenderse de los ataques mentales. Cada segundo de protección consumirá dos puntos de habilidad. ¿Estás de acuerdo? »

« Ding, ya que el anfitrión se encuentra bajo un ataque mental y es incapaz de responder, el sistema ha decidido hacer la elección. Por lo tanto, a continuación se empezaran a usar los puntos de habilidad para resisitir los ataques. »

Ahora que el sistema se encontraba en el tercer nivel ya era capaz de hacer elecciones por sí mismo, siempre y cuando estas beneficiasen al anfitrión. Li Yunmu actualmente no podía responder por sí mismo, así que el sistema decidió usar los puntos de habilidad con tal de defenderlo de los ataques de las arpías.

Sin embargo, en el momento en que el sistema estaba preparándose para comenzar a utilizar los puntos de habilidad, la Ancestral Sombra Femenina, que hasta el momento se encontraba inmóvil en el hombro de Li Yunmu, se movió lentamente.

Un rastro de ira apareció en su pequeño rostro. Ella podía sentir que su amo estaba bajo ataque y se encontraba sufriendo, así que Li Ying abrió su pequeña boca y empezó a aspirar aire, devorando los ataques de la arpía gritona y la arpía del demonio interno.

Apenas hizo esta acción, todos los ataques de las arpías desaparecieron sin dejar ningún rastro. Todo esto fue gracias a que Li Ying absorbió oportunamente los ataques mentales.

« Ding, el peligro ha sido evitado. El plan de usar puntos de habilidad para ayudar al anfitrión a resistir los ataques mentales ha sido cancelado. »

En el momento en que el mar de conciencia de Li Yunmu volvió a la normalidad ya habían pasado más de diez segundos desde el ataque inicial. En cuanto a las nueve arpías que estaban volando cerca de él, todas ellas fueron reducidas a cenizas por los cuervos infernales.

Por otra parte estaba el daño a su mar de conciencia, que fue oportunamente absorbido y evitado por la Ancestral Sombra Femenina, Li Ying. Aunque estos ataques mentales eran la peor pesadilla de los Fluxers, para Li Ying no eran más que una comida.

La Ancestral Sombra Femenina era un ser capaz de absorber la esencia de las oraciones y plegarias de los miembros del Clan de las Sombras, así que absorber estos simples ataques mentales no era nada.

“¿Qué acaba de suceder? ¿Acaso escapé por los pelos?”

Li Yunmu estaba feliz y asustado.

Lo que hace poco sufrió le enseño una gran lección, uno no podía depender solo de la defensa física para detener cualquier daño. Si bien antes su prioridad era conseguir un nuevo Método de Cultivo Defensivo, este evento le hizo cambiar sus prioridades y ahora estaba decidido a ahorrar los suficientes orbes espaciales para comprar un Método de Cultivo Defensivo Mental Grado A

Por otra parte, ¿Qué rayos hizo Li Ying?

Solo succionó un poco de aire y los ataques mentales de las arpías se desvanecieron al instante. Realmente era digna de ser llamada un ser comparable a las Deidades.

Ahora que contaba con el apoyo de Li Ying, Li Yunmu ya no temía tanto a las existencias más fuertes que él. Mientras pensaba esto ascendió al 12° nivel junto con los 56 cuervos infernales de cristal plateado.

12° nivel limpiado, 13° nivel despejado, 14° nivel superado. Cuando alcanzó el 15° nivel, finalmente debió enfrentarse al primer Jefe de esta ronda — Arpía Hechicera.

Al contrario de cuando se enfrentaba a los Generales de las Ratas Infernales, esta vez decidió relajarse un poco y divertirse mientras se deshacía de este Jefe, por lo cual camino hacia ella escoltado por los 56 cuervos infernales.

Pasaron quince minutos y todas las arpías junto con la Arpía Hechicera fueron derrotadas por los cuervos infernales.

Como era natural, la Arpía Hechicera fue la bestia dimensional que más insignias dejo caer, para un total de treinta de ellas.

Mientras todo esto pasaba, las personas de los Seis Continentes aún no lograban recuperarse de la conmoción que les trajo la notificación global y los títulos que se le confirieron a Li Yunmu. Pero mientras todos intentaban recuperarse de esto, la Coalición Fluxer hizo un nuevo anuncio indicando que Li Yunmu había conseguido superar el 15° nivel.

No paso mucho hasta que todos los Fluxers se volviesen locos. No podían entender como Li Yunmu podía haber superado el 15° nivel siendo solo un Discípulo Flux de Cristal Ordinario.

Esto simplemente era una locura…

 


Notas del Editor

[i] Editor desconocido salvaje ha aparecido: Decidí llamar al tercer tipo de Arpía “Bramantes”, quería llamarles Arpias Banshee, pero no se si salga alguna bestia dimensional futura con este nombre, o solo dejarlo como Arpia “Gritona” me abro a sugerencias

Descarga: