BEM – Capítulo 143

Modo Noche

Capítulo 143 – Archipiélago Pirata (3)

 

Jack miró a Theo con sorpresa.

“¿E-el gobernante?”

La reacción del chico fue buena para su edad, pero él no tuvo suerte hoy. Randolph y Theodore leeyeron la falsedad en la voz de Jack.

En la historia actual, el héroe de guerra, Alfred Bellontes, fue grabado como una persona despiadada cuando se trataba de interrogar a los prisioneros. Theodore había heredado la experiencia de un gran hombre, por lo que sus ojos vieron que Jack estaba ocultando algo.

Sin embargo, era demasiado temprano para asustar a la serpiente en la selva.

“¿Es la pregunta tan sorprendente? Esto es como un pueblo, así que ¿el Archipiélago Pirata no debería tener un jefe? No creo que los piratas tengan una democracia.”

Esta fue la razón por la que Theodore dio un paso atrás. El guía era sólo un niño. La cantidad de información que se podría obtener a través de la fuerza era limitada. Era mejor recopilar pistas de la historia más que empujarlo al azar.

“Oh, eso es lo que usted quiere decir.”

“Es mi primera visita, así que tengo un montón de preguntas. Te daré esto si me contestas.” Como Theo habló, él sacó dos monedas de cinco de oro, haciendo que los ojos de Jack brillararan.

Las preocupaciones de Jack no duraron mucho. Este era el Archipiélago Pirata, una isla de forajidos que ignoran la ley y la ética. En este lugar, lo más importante era el poder. Los que tenían más poder, ya sea a través de la violencia o poder, tendrían la ventaja. La propina de 10 de oro era absolutamente fascinante para un niño que nació y creció en el Archipiélago Pirata.

Los labios de Jack se separaron lentamente, “… ¿Debo decirte?”

Como si estuviera sosteniendo una gran información, Jack puso una expresión exagerada y miró a su alrededor.

Theodore asintió con la cabeza.  Entonces el niño empezó a susurrar, “Hay un par de personas en la isla que se comportan como si fueran reyes. En primer lugar, ¿no fueron guiados por algunos de los barcos piratas cuando llegaron a esta isla?”

“Sí.”

“¿Viste a un hombre con un ojo, que estaba usando accesorios de cráneos humanos?”

Tan pronto como Theo escuchó la descripción de los ardornos de calavera y el parche, una escena brilló en su mente. El hombre que había estado conversando con el capitán del barco de pasajeros se ajustaba a esa descripción. Jack notó su expresión y asintió con la cabeza.

“‘El capitán Virtus, así es como los isleños lo llaman.”

Jack parecía entusiasmado por la historia a medida que continuó en un tono emocionado. Según el chico, había cuatro personas en esta isla que tenían plena autoridad. Aparte del capitán, que llevaba a los visitantes aquí, la isla estaba dividida en tres zonas. Los labios del muchacho, que olía el aroma de dinero, se movieron de manera rápida.

El distrito de Luz Roja de la Abeja Reina, la ‘Reina’ Maeve.

El padrino del Casino, ‘Sapo de Oro’ Todd.

Ladrón de Bienes Derrochador, ‘Ladrón’ Lupian.

Cada uno era responsable de uno de los ejes del Archipiélago Pirata. Tenían completamente divididas sus funciones y áreas, de modo que no entraban en conflictos con otros. Era una estructura bastante ordenada para una zona sin ley. Bueno, si este orden no existiera, la isla de los delincuentes se habría derrumbado ya.

“Qué interesante”, Theodore susurró antes de tirar una moneda de oro. “Pero eso no es todo, ¿cierto?”

“¿Huh?”

“Incluso si las personas que describes están en equilibrio, esa es sólo la historia del tiempo presente. Sería extraño que no hubiesen habido conflictos cuando las cuatro organizaciones se establecieron.” Mientras rodaba el oro restante entre sus dedos, Theodore observó los ojos codiciosos de Jack. “¿Acaso hay alguien por encima de esas cuatro personas?”

Theo finalmente llegó al punto principal. Él había invertido cerca de 30 minutos escuchando una inútil historia por esta razón.

La historia de los cuatro criminales era buena, pero no era lo que él necesitaba. Desde el principio, Theodoro se había estado preguntando acerca de la identidad de la persona que había creado una barrera alrededor de las islas y logró el paraíso de los delincuentes.

“E-e-eso…” Jack siguió el movimiento de la moneda de oro con sus ojos antes de cerrar sus ojos. Tal vez él no sabía nada, o tal vez él era incapaz de hablar. “Y-yo no sé.”

¿Fue hasta aquí? Theodore estaba a punto de  guardar la moneda de oro con un corazón arrepentido cuando…

“¡P-pero! ¡Te diré todo lo que si sé!” Jack habló un segundo más tarde, en un intento desesperado para detener la mano de Theodore.

 

* * *

 

“Uno de oro para una habitación individual y dos de oro por una habitación doble por día. Si es una habitación especial, uno de oro se agrega a cada uno.”

El posadero miró a las dos personas con una codiciosa expresión mientras se frotaba las palmas.

Era un par de veces más caro que el alojamiento en tierra, pero este era el precio listado para el Archipiélago Pirata. De todos modos, no era demasiado caro para los visitantes de la isla. Randolph arrugó las cejas por la absurda cantidad, pero Theodore entregó las monedas de oro sin ningún tipo de objeciones.

Los dos de ellos fueron capaces de obtener dos habitaciones, donde iban a estar los próximos 10 días. Randolph se quitó su armadura pesada en la habitación y habló en primer lugar, “Así que, Joven Maestro, ¿qué vas a hacer ahora?”

“No estoy seguro.” Theodore sonrió con ironía a la pregunta y se sentó en la cama.

Pudo haber costado 10 de oro, pero la información que obtuvo de Jack valió la pena. No sabía acerca de Jack, pero ambos Theodore y Randolph pensaban así. Había una leyenda que las cuatro zonas y los gobernantes del Archipiélago Pirata tenían en común.

“Es un problema si realmente hay un ‘dios del mar’.”

Dios del mar… Si una iglesia lo escuchara, Theodore podría ser acusado de blasfemia.

Jack nunca había estado allí, pero la isla en el centro del Archipiélago Pirata parecía tener un templo dedicado al dios del mar. Al final, no era nada más que un rumor que flotaba alrededor. Sin embargo, ambos lo notaron.

El dios del mar era el verdadero gobernante de esta isla.

Si el dios del mar creó esa niebla… nosotros no podemos permitirnos el lujo de ir en contra de él.

Theodore se había encontrado con varios clases maestro y seres legendarios en el pasado, así que lo adivinó fácilmente. No había sólo un poco de poder en la niebla, su cuerpo completo había sentido escalofríos.

El dios del mar tenía el control sobre el mar. En cuanto a la cantidad de fuerza que tenía, el presente Theodore ni siquiera podía imaginarlo. Era una habilidad que era exactamente lo opuesto de un mago, que produjo resultados de manera eficiente. Este era un poder ilimitado que podía torcer la realidad.

“… Es sólo una conjetura, pero no creo que el rival sea un humano.”

Un humano con tal poder no lo usaría en formas tan primitivas. Sólo la niebla que cubría el Archipiélago Pirata supera la magia de un mago de clase anciano. Theodore no era de un estándar común, pero él no sería capaz de soportar la mitad de ello.

Con el fin de mantener la niebla tan natural que era como respirar, un mínimo de ocho círculos serían necesarios.

Randolph aceptó la suposición de Theo sin cuestionarlo. “También lo creo. He visto algunas de las Siete Espadas del imperio a la distancia, pero la presencia en esta isla es de toda una categoría diferente.”

“Toda la isla parece ser su reino, de modo que las condiciones ambientales son desfavorables para nosotros. No es algo que podamos enfrentar, incluso si combinamos nuestros poderes.”

“Correcto. Entonces, ¿qué hacemos?”

Theodore se encogió de hombros. Ellos no vinieron aquí con la tremenda misión de someter al Archipiélago Pirata. Fue sólo una coincidencia, ya que estaban huyendo de la compañía Orcus. No había ninguna razón para imprudentemente ir en contra de un oponente con el que no tenían ninguna animosidad.

“Nuestra prioridad es ocultarnos de la compañía Orcus. No creo que puedan perseguirnos al Archipiélago Pirata. Bueno, todo aquel que nos persiga será bloqueado por la niebla.”

Si él lo miraba de forma diferente, esta isla era una fortaleza. Ningún huésped no invitado podía vagar a través de la niebla, así que no había necesidad de revelar su identidad. La presencia del ser que gobernaba la isla daba miedo si era un enemigo, pero fue un alivio para aquellos que estaban escondiéndose.

“Es una decisión racional. Entiendo.”

Por supuesto, Randolph podría estar tentado a llamar la elección de Theo cobarde. Sin embargo, Randolph era un mercenario, no un caballero.

En lugar de arriesgar su vida en una batalla sin sentido, daría un paso atrás y esperaría. Al igual que en el caso del anciano liche, se desconoce si había una salida, así que no había ningún punto en apostar. Él no tenía una afición de arrastrarse hacia la muerte.

Los dos hombres terminaron su consulta y entraron en sus habitaciones.

Theodore, cuya mente había estado ocupada por correr, comenzó a respirar con calma. La elección de luchar contra el dios del mar fue desechada, así que ¿qué debe hacer con este tiempo?

Mi objetivo de escapar de las manos de la compañía Orcus ha sido logrado.

Al menos, siempre que se quede en este Archipiélago Pirata. También tomaría algún tiempo para que el próximo barco de crucero llegue. Basado en la explicación de Jack, el crucero permanecía por cerca de 10~14 días antes de salir para el destino original. Theodore pensó acerca de lo que él podía hacer durante este descanso.

“Gluttony.”

Esta fue una oportunidad para averiguar más acerca de la ‘Transmisión’.

– Llamaste. Como siempre, la voz llegó desde el agujero en la palma de la mano izquierda de Theo.

“Me hablaste la última vez de Transmisión.”

– Um.

“Dijiste que es diferente de lo que yo pasé con Alfred, y que hay un proceso. Asimilar el alma poco a poco, o algo así.”

Gluttony sólo lo había mencionado rápidamente, pero la extraordinaria memoria de Theodore recordó cada momento de ese tiempo, sin perder un solo detalle. Al final, Gluttony respondió a la pregunta.

– Sí, eso es correcto.

“Enséñame cómo usar Transmisión. Esta es una pregunta con respecto a tu función, por lo que no cuenta como una pregunta y una respuesta.”

– … Está bien.

Theodore escuchó atentamente mientras que suprimía interiormente su deleite.

– En primer lugar, ‘Transmisión’ es mi función de 4ta etapa. Fue diseñada como un medio de utilizar ‘Sobrescribir’ de manera más eficiente. Si el alma del autor se carga, se puede utilizar esa capacidad para que absorba el alma.

Él sabía eso. Después de usar la Transmisión en Alfred, Theodore había sufrido un terrible dolor ya que el alma se había absorbido. Si Superbia no hubiese atacado, hubiese podido haber una oportunidad de que su ego colapsara y de que él hubiera muerto. La fusión de almas era una peligrosa e inestable ley.

Sin embargo, de acuerdo con Gluttony, no era originalmente así.

– Como has experimentado antes, mezclar las almas directamente es un gran riesgo. Así, hay un proceso independiente en Transmisión.

“¿Proceso?”

– Sí. Ese proceso se llama Misión.

Mientras Theodore rodaba la palabra ‘misión’ en su boca, Gluttony continuó explicando.

– El usuario puede hablar con los autores de los libros originales comidos y absorber el fragmento de alma al solucionar los deseos que dejaron atrás.

“… En otras palabras, ¿hacer algo por ellos?”

– Eso es correcto. Si lo deseas, puedes preguntarles sus deseos ahora mismo al llamar a ‘Lee Yoonsung’ o a ‘Satomer.’

– ¿A quién quieres llamar primero? Gluttony preguntó.

Theodore respondió, “El autor de [Canción de Batalla], Lee Yoonsung.”

Descarga: