SDG – Capítulo 156

Modo Noche

Capítulo 156 – Perro que come perro.

Al escuchar el nombre de Ye Zifeng, muchos discípulos se estremecieron. Todos estaban de puntitas, deseando ver cómo lucia.

Todo el mundo ha oído hablar de él después de la Reunión del Clan Celestial, pero muchas personas nunca lo habían visto. Ahora que también se ha convertido en el campeón de la competencia de la alquimia, todo el mundo quería verlo.

“Ese Ye Zifeng ahora es el orgullo de nuestra Ciudad de Leizhou. Junto con la señorita BingQian, derrotaron a los expertos alquimistas de las otras Ciudades. Él ayudo a dar un nombre a nuestra Ciudad Leizhou.”

Algunas personas también bromeaban, “Pero… ¿Alguien sabe sobre la relación entre él y la señorita BingQian?”

“Por lo que puedo ver, un hombre talentoso y una mujer hermosa hacen la pareja ideal. No sólo participaron en la competencia de alquimia juntos. En lugar de regresar a su casa después de haberse lesionado, se dirigió directamente a la mansión del Clan Liu para descansar. ¿Qué piensas de su relación?”

Al oír todos los chismes a su alrededor, Wang Tianzhi se volvió para acercarse a Ye Zifeng.

Observo fijamente a Ye Zifeng con una mirada siniestra.

Su paciencia era muy fuerte. Aparte de la mirada fría, nadie podía decir que estaba descontento con algo.

Ye Zifeng notó la expresión de Wang Tianzhi y sonrió.

Los dos se miraron mientras Ye Zifeng se acercaba.

Cuando estuvieron de pie hombro con hombro, Wang Tianzhi soltó una risita fría, “¡Ye Zifeng, te aconsejo que tengas tacto y te retires de esta misión!”

“¿Y si no lo hago?” Ye Zifeng se detuvo y miró hacia atrás.

“Hehe … Entonces, conocerás los resultados muy pronto.” La expresión de Wang Tianzhi era tan fría como el hielo. Era una expresión que hacía temblar a la gente.

“Bueno. Entonces yo, Ye Zifeng esperare a ver los resultados.”

Cuando los dos se pararon uno al lado del otro, un aire de hostilidad los rodeó. Se sentía como si estuvieran en una batalla de vida o muerte entre ellos.

Los dos se alejaron y la tensión a su alrededor se relajó.

“Dios. ¿Qué les pasa a los dos? ¿Están tratando de luchar antes de que comience la misión?”

“¿Por qué lucharían? ¿No es la misión acerca de cazar bestias feroces?” Sólo cuando alguien dijo eso hizo que las expresiones de algunas personas mejoraran. Eran personas débiles que estaban aquí sólo para participar. Si hicieran algo para ofender a uno de ellos, entonces no tendrían una buena vida después.

Al mismo tiempo, un grito sonó detrás de ellos.

“Miren. Las dos flores del clan Liu están aquí…”

La aparición de las dos niñas inmediatamente atrajo la atención de otros.

Liu BingQian y Liu Ningzi eran ambas como hermosos jades. Todos los chicos dejaron lo que estaban haciendo y voltearon para mirarlas.

Liu Yige, que estaba detrás de ellos, fue visto como un sirviente.

Liu BingQian miró por todo el lugar con una expresión preocupada.

“Hermana… Ye Zifeng está ahí…” Liu Ningzi suspiró y tiró de las mangas de su hermana. Luego señaló hacia el otro lado.

En los últimos dos días, Liu BingQian se encerró en su habitación porque se sentía mal después de expulsar a Ye Zifeng. Lo lamentaba. Ella quería ir personalmente al Clan Ye, pero no podía encontrar la oportunidad de hacerlo.

Liu Ningzi sabía lo que le estaba pasando a su hermana.

Después de oír eso, los ojos de Liu BingQian se iluminaron. Pero se volvió hacia su hermana, “Ningzi, ¿de qué estás hablando? ¿Quién dijo que estaba buscando a Ye Zifeng? Estaba buscando a Xueyi. La última vez tuvimos una buena charla.”

Liu Ningzi rió amargamente y negó con la cabeza. Su hermana sólo había conocido a Xueyi una vez. No importaba cuánto hablaran, ella no la buscaría de esa manera. Definitivamente estaba buscando a Ye Zifeng. Después de pensar en ello, una extraña sensación apareció en su corazón.

Si ella no hubiera ido a cancelar el compromiso, entonces ¿cuál sería la situación ahora? ¿Sería diferente? Al menos, Ye Zifeng no la odiaría.

Luego sacudió la cabeza y respiró hondo. ¿En qué estaba pensando…?

“Todo el mundo…. Todo el mundo, por favor silencio.”

Ye Zifeng oyó una voz familiar y levantó la vista. Un viejo anciano caminó lentamente hacia todos con una mirada seria en su rostro.

¡Es el Anciano Qin! Ye Zifeng sonrió. No es de extrañar por qué la voz de este tipo sonaba familiar. El Anciano Qin se encargó de él y le dio sus puntos de contribución durante la primera misión de la secta.

A Ye Zifeng le agradaba el Anciano Qin, pues dio una buena impresión.

El Anciano Qin continuó: “La misión comenzará pronto. Pero antes de eso, todo el mundo debería entrar en un grupo. ¡Habrá veinte personas por grupo y cazaran bestias de alto nivel!”

“Anciano Qin, tengo una pregunta. ¿Podemos decidir libremente sobre nuestros grupos?”, Preguntó alguien.

“Buena pregunta. Pero la respuesta es no. Ya hemos hecho grupos para que toman en cuenta los niveles de su fuerza. Para que todo sea justo, la fuerza de todos los equipos será igual.”

Al escuchar esto, Ye Zifeng sonrió. Cada vez que alguien quiere hacer algo malo en secreto, primero lo anunciaría para que parezca justo. Al parecer la secta estaba haciendo exactamente eso.

“Todos miren…” El Anciano Qin reveló un papel espiritual y lo hizo flotar en medio del aire con su Qi.

Las palabras comenzaron a formarse en el papel. Todos los nombres fueron anotados y ordenados en grupos.

El corazón de todos se estremeció cuando todos miraron el papel, tratando de encontrar sus nombres.

“Hay un centenar de personas y todos se dividirán en cinco grupos. Después de revisar la lista, los traeré a la misión si no hay ninguna queja.”

La Reunión del Clan Celestial también tenía un centenar de personas. Esto significaba que sólo había alrededor de un centenar de discípulos en el Reino Refinador Qi en la Secta Ceniza Espiritual.

“Gra… ¡Gracias a Dios! ¡Estoy en el mismo grupo que el joven maestro Wang! ¡Parece que estaré en el equipo ganador!”

“Mi suerte tampoco es tan mala. Para ser agrupado con las dos bellezas del clan Liu, estará bien incluso si pierdo.”

“… Eso es mejor que yo. Estoy en el mismo grupo que Ye Zifeng. Incluso si sus habilidades de alquimia no son malas, sus capacidades de lucha no son probablemente tan grandes. ¿Cómo puede alguien en la 6ª etapa del Reino Refinador Qi compararse a los de la 9ª etapa?” Shi Chen rió amargamente. La vez anterior, él tuvo que tomar el lugar de su hermano en la Reunión del Clan Celestial debido a la restricción de la edad. Ahora, él estaba en el grupo más débil. Su suerte debe ser muy mala.

La persona más fuerte en el grupo era Ye Xueyi quien estaba solamente en la 8ª etapa del Reino Refinador Qi.

Ye Zifeng sacudió la cabeza mientras escuchaba a Shi Chen hablar y murmuró, “¿Por qué no te fijas en tu cultivo antes de hablar del mío.”

“¿Hay alguna pregunta o queja?” El Anciano Qin habló.

“Ninguna en absoluto. Anciano Qin, comencemos. ¡He estado esperando demasiado tiempo!”

“Está bien. Díganos a dónde nos va a llevar. ¿Qué clase de bestias feroces estamos cazando?”

En este momento.

“Espere.” Shi Chen levantó la mano, “Anciano Qin, no tenemos a nadie en la 9ª etapa Refinador Qi en nuestro grupo. ¿Qué vamos a hacer al respecto?”

Él por ninguna razón no quería perder, por lo que tuvo que quejarse.

El Anciano Qin sonrió amargamente, “Hay sólo unas pocas personas en la 9ª etapa del Reino Refinador Qi en nuestra secta. Shi Chen, mira a tu grupo. Nadie más está diciendo nada… ¿Qué tal si les damos algunos puntos de contribución más por sus esfuerzos entonces?”

Cuando Shi Chen oyó hablar de conseguir más puntos, una sonrisa apareció en su cara, “Entonces… ¡está bien!”

Ye Zifeng sonrió también. Como era de esperar del clan Wang que tiene una estrecha relación con los subalternos de la secta. Antes de que la misión comenzara, ya lo habían puesto en desventaja.

¿Agregar algunos puntos de contribución? Eso no es nada comparado con poder ir a la Ciudad Tiandao y cultivar en la Secta Profunda.

Además, incluso si en el grupo faltaba a alguien en la 9ª etapa del Reino Refinador Qi, la secta podría haber asignado más gente en la 8ª etapa del Reino Refinador Qi al grupo para compensarlo. Sin embargo, la secta no hizo nada al respecto. Estaban favoreciendo claramente al Clan Wang y al Clan Liu.

Sin embargo, Ye Zifeng seguía sonriendo con calma.

‘Bueno. Si el clan Wang quiere engañarnos, ¡entonces vamos a ver quién sale engañado!’

Miró a Wang Tianzhi. Los dos se sonrieron con inmensa intención asesina en sus ojos.