SDG – Capítulo 5

Modo Noche

Capítulo 5 – Un intento, tres píldoras.

“¡Qué demonios pasa! ¡¿Qué es esto?!”

Al principio vio que algo apareciera en su palma y no le importaba mucho ello. Pero entonces empezó a expandirse y a cubrir sus dos brazos. Había líneas rojas en todo sus brazos y parecía como si todos sus vasos sanguíneos hubieran aparecido en la parte superior de su piel. Si alguien que no sabía lo que estaba pasando viera esto, el probablemente pensaría que había contraído algún tipo de enfermedad rara.

Movió sus brazos por todo el lugar para ver si todavía trabajaban y después de un rato, se cansó. A continuación, se frotó los ojos y se pellizcó para ver si estaba soñando. Él trató de suprimir el color que apareció en su piel, pero nada funciono. Por otra parte, no importa lo mucho que lo intentara, no podía usar cualquiera de los poderes espirituales de la sombra del fantasma. Ni siquiera sabía si había o no algunos requisitos para utilizar el poder del espíritu tampoco.

“No me importa si no puedo usar el poder de ese maldito espíritu…. Pero estas líneas rojas son demasiado visibles. Él no puede dejarlo así. ¿Y si alguien accidentalmente lo ve?” Ye Zifeng estaba preocupado.

Se calmó y trató de pensar en una solución. Entró en su reino de los sueños para encontrar a la sombra del fantasma, pero esta vez, estaba completamente vacío. No había nada allí en absoluto.

“Parece que voy a tener que usar mangas largas durante el verano ahora” Ye Zifeng no podía pensar en una solución y suspiró.

Justo en ese momento, rápidas pisadas se escucharon acercarse a la habitación.

Ye Zifeng podía decir que los pasos le pertenecían, a Ye Xueyi.

“Hermano Ye Zifeng, esta píldora que me dio. No era falsa. Era una verdadera píldora [Ósea Dorada] de nivel Huang!” Eso fue lo primero que dijo Ye Xueyi después de volver a la habitación.

Ye Zifeng asintió, “Ya te lo dije. No me creíste”

“No puede ser…” Ye Xueyi quedó sin aliento, mirándolo muy sorprendida y asombrada.

“De ninguna manera. No hay forma. ¿Podría ser que en realidad fuiste y le has robado a algún alquimista?” Ella todavía no creía que Ye Zifeng pudiera perfeccionar píldoras, y mucho menos una píldora de nivel Huang.

Ella sólo había ido a la tienda a comprar algunos ingredientes y quería utilizar este nivel muy inferior falsa píldora [Ósea Dorada] para ayudar a bajar el precio un poco. ¿Quién iba a pensar que cuando se presentó la píldora a la recepcionista, le dijera que esperara y llevó a cabo con el propietario. Después de evaluar la píldora, el propietario confirmó que se trataba de una verdadera píldora [Ósea Dorada] de nivel Huang. Mediante el intercambio de la píldora, ella fue capaz de conseguir todos los ingredientes de la tienda, incluso le dio un extra de 30 monedas de oro.

“¿Sólo 30 monedas de oro?” Ye Zifeng río con frialdad. Los ingredientes son un valor aproximado de 20 monedas de oro y la píldora es probablemente un valor de al menos 100 monedas de oro. Ye Zifeng no estaba muy contento con el dueño de la tienda. No fue porque se la arrancó Ye Xueyi , sino porque probablemente estaba mirando hacia abajo sobre la Familia Ye.

[N/T: La estaba menospreciando]

“¿No estás satisfecho con las 30 monedas de oro? Hace dos años, estaban luchando conmigo por sólo diez monedas de cobre. ¡Después perder, lloraste por medio día!” Sonrió Ye Xueyi. Ella no tuvo que gastar ni una sola moneda y ella tiene treinta monedas de oro a cambio, se sentía muy bien.

Ye Zifeng por otro lado sentía un dolor de cabeza. Incluso si fue hace dos años, esta basura no era tan joven entonces. Y, sin embargo, todavía estaba luchando con su propia hermana menor por algunas monedas de cobre. ¡Lo más importante fue que se perdió! Eso era absolutamente vergonzoso. Este hombre era una basura al máximo.

“Muy bien Muy bien, no vamos a hablar de los viejos tiempos…” Ye Zifeng sacudió la cabeza y sonrió ligeramente. La historia de ese tipo es completamente negra. Parece que tiene que sufrir un poco antes de que pueda construir su reputación.

Suspiró y luego miró la bolsa que sostenía Ye Xueyi. “¿Trajiste todo lo que te pedí?”

“¡Por supuesto! Mira. Todo está aquí.”

Ye Zifeng examinó los ingredientes y murmuró para sí mismo, “Hm …. A pesar de que la calidad no es tan grande, todavía está todo aquí. Por fin puedo empezar a refinar algunas píldoras [Ósea Dorada].”

Al enterarse de que iba a refinar algunas píldoras, Ye Xueyi no podía dejar de mirar profundamente a Ye Zifeng. En cuanto a lo serio que era, parece que en realidad tenía el aura de un alquimista. Parecía que no era para nada débil y enfermizo no se parecía nada a Ye Zifeng en absoluto.

“Ye Xueyi, Ye Xueyi, ¡Sal de allí!”

De repente, una voz llama desde fuera del sótano.

“Esta voz …. ¡Mi madre!” Cambió la expresión de Ye Xueyi. Antes de que pudiera reaccionar, la mujer ya estaba en la habitación. Mirándola a la cara, nadie puede decir si ella estaba muy enojada.

Esa mujer es Tang Feng. La madre de Ye Xueyi pero no de Ye Zifeng. Los dos tenían el mismo padre pero diferentes madres biológicas.

“Madre, viniste….” Ye Xueyi en voz baja dijo mientras tragaba un poco de saliva.

“Buenas tardes, señora Tang…” Ye Zifeng sonrió y la saludó.

Al ver cómo Ye Zifeng la saludó, ella estaba un poco sorprendida. Normalmente, Ye Zifeng ni siquiera haría un sonido de respiración mientras se encontraba frente a ella. ¿Cómo es que no tenía miedo hoy?

Ella no le hizo caso y volvió con Ye Xueyi, “¿Cuántas veces te lo he dicho? Tu talento no es malo y tienes un buen futuro en frente de usted. ¿Por qué siempre estás en torno a este bueno para nada? Te lo eh repetido muchas veces ya. ¿Por qué nunca me escuchas?”

Ella no tuvo piedad al hablar de Ye Zifeng. En realidad, ella estaba demasiado acostumbrada a llamarlo un bueno para nada.

Ye Xueyi estaba un poco perturbada y refutó, “Madre, ¡El Hermano Ye Zifeng no es un bueno para nada!”

“¡No le llames hermano!” Tang Feng fulminó con la mirada. “Si él no es un bueno para nada , entonces, ¿quién es ese tipo que todo el mundo en la Ciudad Leizhou llama basura? Además, he oído que este chico enloqueció por ser golpeado demasiado. Diciendo algo de que iba a refinar píldoras. Jajajaja. ¿Qué puede hacer además de basura? Ya he dicho a tu padre que no pierda dinero en este tipo, pero en verdad que se está haciendo viejo… En realidad fue y el mismo compro los ingredientes. Estuvo realmente gracioso. Debiste de haber visto la expresión de su cara después de escuchar lo que hizo esta basura con los ingredientes.”

Ye Xueyi quería hablar de nuevo, pero no pudo encontrar una manera en absoluto.

“Oh, bien, vine a hablar contigo de otra cosa. Si no fuera por los guardias de las puertas, yo no habría sabido que se escapó y compró algunos de los ingredientes para este tipo. Ye Xueyi …. ¿Cuándo te volviste tan tonta? Los ingredientes no son tan caros pero aún así es dinero. No puedes ser como tu padre y tirar el dinero en este tipo”.

Después de que Tang Feng dejó de hablar, Ye Xueyi finalmente dijo algo, “Madre. Yo no use de mi dinero. El Hermano Ye Zifeng refinó una píldora [Ósea Dorada] de nivel Huang y la cambie por los ingredientes.”

Tang Feng se sorprendió. Miró a Ye Xueyi y luego miró a ese montón de escoria en el lateral.

“¿Una Píldora [Ósea Dorada] de nivel Huang? ¿Cómo es eso posible?”

Ye Xueyi asintió y con una mirada seria, dijo, “Fue un verdadera Píldora [Ósea Dorada] de nivel Huang. Cuando fui a la tienda antes, el propietario salió y me dio todos los ingredientes y un extra de 30 monedas de oro a cambio de ella”.

Dicho esto, sacó una pequeña bolsa y saco todas las monedas.

“Mira. Todo está aquí.”

¡Había exactamente 30 monedas de oro sobre la mesa!

Cuando Tang Feng vio esto, sus ojos se abrieron y su expresión cambió. 30 monedas de oro no era una pequeña cantidad. Se trataba de lo que recibió en el plazo de un mes.

“Ya veo, aquí esta todo…..”

Ella se rió secamente unas cuantas veces y ferozmente vio a Ye Zifeng, “Bastardo deshonesto. Dime la verdad. ¿Dónde la robaste? Si el Clan Ye ofende a un alquimista, debido a esto, ¡todo el clan va a caer!”

“Me hicieron los ajustes oportunos.” Respondió Ye Zifeng.

Ye Xueyi se paró frente a Ye Zifeng, tratando de protegerlo y dijo: “Madre, en un primer momento pensé lo mismo que tú. Sin embargo, el hermano fue encerrado aquí y no puede salir. ¿Cómo iba a salir a robar algo, y mucho menos algo de un alquimista? Probablemente lo refinó el mismo.”

Robar una píldora no era un crimen pequeño. Si Tang Feng había dicho a su padre acerca de esto, ¿quién sabe lo que le ocurrirá a Ye Zifeng?

Tang Feng fulminó con frialdad a Ye Xueyi, “Entonces voy a preguntarte esto. ¿Le viste refinar la píldora con tus propios ojos? Probablemente la robo en algún lugar antes de ser encerrado.”

“Yo…” Ye Xueyi no podía responder a eso.

Sin embargo, después de pensar un rato Ye Xueyi se abrió de nuevo la boca, “Pero madre. Conoces al hermano Ye Zifeng durante ya tanto tiempo. Por lo general se encierra en su habitación y no sale en absoluto. Cada vez que ve a alguien más que yo tenía miedo. ¿De dónde sacó el valor de ir y robar a un alquimista?”

Tang Feng pensó en ello durante un tiempo. Ella sabía qué clase de persona era Ye Zifeng. No podía haber salido y robado a alguien como un alquimista.

“Bien. Él no lo robo. Probablemente cayó del cielo o algo y que accidentalmente lo recogió.”

Tang Feng sonrió con frialdad y continuó hablando: “Está bien. no hay punto en discusión. Ye Xueyi, ve a la tienda y devuelve los ingredientes. Si el dueño de la tienda no lo permite, regresa conmigo y nos vamos juntas.”

“Madre…. ¿Por qué tienes tanta prisa por devolver los ingredientes? Vamos a creer en el hermano Ye Zifeng.” Ye Xueyi sacó los brazos de Tang Feng y declaró.

“¡Tu!” Tang Feng estaba furiosa. Ye Xueyi nunca había discutido con ella antes.

Ye Zifeng repente sonrió y dijo: “Ya sea que lo creas o no … ¿Qué tal darme otra oportunidad para mostrarle?”

Tang Feng miró con frialdad, “Esta bien. Si terminas con otro montón de basura, ¿cómo puedo volver atrás y devolver los ingredientes?

“¿No Ye Xueyi tiene treinta monedas de oro? Si no puedo refinar una píldora, entonces puede tener todo. Y también, nunca voy a refinar píldoras de nuevo”

Al oír esto, Ye Xueyi se sorprendió: “No. No puedo hacer eso. A lo sumo, sólo puedo tomar algunas monedas de cobre como el intermediario. Treinta monedas de oro no es una pequeña cantidad, ¿cómo puedo mantener todo para mí?”

Tang Feng entonces ferozmente fulminó con Ye Xueyi, hizo una señal para no hablar más.

Una sonrisa apareció entonces en su rostro, “Wow, qué inesperado que no te importe el dinero en absoluto. También eres más atrevido. Bien. Entonces, voy a ir junto con su juramento de “No volver a hacer píldoras de nuevo” y ve lo que puede hacer.”

Ella había hacia escuchado que Ye Zifeng había dicho algo tan casualmente en un juramento. Esta mujer Tang Feng es muy intrigante.

Sin embargo, Ye Zifeng no le importaba en absoluto. Era un alquimista Nivel Cielo. Si ni siquiera puede refinar una píldora de tan bajo nivel, entonces no debería seguir haciendo más píldoras.

“Señora Tang, si de alguna manera puedo crear una píldora [Ósea Dorada], entonces usted tiene que mantener lo que ha pasado hoy en secreto.”

“Bien. Te lo prometo.” Tang Feng miró profundamente en él. Ella no sabía lo que tenía bajo la manga, pero ella no tenía nada que perder tampoco.

Después de decir eso, dispuso inmediatamente los ingredientes y encendió el horno.

Luego de un rato, un fuerte aroma comenzó a filtrarse fuera del horno. Tang Feng estaba sorprendida, pero no hizo nada.

Una hora más tarde, vapor púrpura apareció desde el horno.

Tang Feng sabía que un vapor de color púrpura sólo aparecerá cuando se estaba refinando una píldora de alta calidad. Después de ver el vapor, no podía quedarse quieta nunca más. Ella se levantó y se dirigió hacia el horno.

“Vuelva a sentarse. Estoy en un momento crítico en este momento así que no me moleste.” Ye Zifeng frunció el ceño y dijo con frialdad. La manera imponente en el tono de Ye Zifeng había causado que Tang Feng volviera a su asiento inmediatamente.

Cuando se sentó, sintió que algo estaba mal. ¿Por qué había obedeció las palabras de ese bueno para nada?

Después de dos horas, el fuego en el horno ardiente se detuvo y comenzó a enfriarse.

Ye Zifeng dejó escapar un largo suspiro y miró hacia Tang Feng, “He terminado. ¿Quieres que abra el horno o quieres abrirlo?”

Tang Feng tragó un poco de saliva y dijo, “Déjame hacerlo.”

En ese momento, se sentía muy nerviosa.

Se movió lentamente hacia el horno y abrió la tapa. Al mismo tiempo, rayos de luz dorada aparecieron y llenó toda la sala. Era muy deslumbrante y cegadora.

La expresión de Tang Feng se congeló. Su mandíbula cayo y no pudo decir nada. Lo único que podía hacer era contemplar a Ye Zifeng como si nunca lo había visto antes.

En cambio Ye Xueyi se preparó un poco mentalmente, ella fue capaz de retener el shock y finalmente habló.

“Tres píldoras en un solo intento …… ¡Y todas son de alta calidad!”