WDQK – Capítulo 142

Modo Noche

Capítulo 142: El resultado de la Batalla.

En un parpadeo, habían pasado seis días. Y aun así, no solo el número de personas fuera de la Torre Dominio de Símbolos no decreció, sino que continuó incrementándose. Una masa negra de gente observaba el octavo nivel de la Torre Dominio de Símbolos al mismo tiempo. Allí, una manchita de luz rehusaba moverse.

“Han sido seis días…”

A la cabeza de la multitud, la garganta del Gran maestro Yan se movió ligeramente. Como el resto, miraba hacia arriba, contemplando la manchita de luz del octavo nivel.

Al principio, habían creído que sin importar si era Lin Dong o Zhou Tong, incluso si uno de los dos había logrado contundentemente entrar en la octava planta, definitivamente sería incapaz de permanecer allí por demasiado tiempo. Aun así, esta vez, la realidad les había hecho comprender que habían supuesto erróneamente de nuevo.

Esa manchita de luz había permanecido en el octavo nivel por seis días. Si no fuera por el hecho de que todos tenían absoluta fe en la torre, muchos habrían cuestionado si esa manchita de luz era un error…

“Si esa persona es Zhou Tong, en el futuro, mi Hermandad de Maestros de Símbolos de Ciudad Yan, se verá quizá reprimida hasta que no seamos capaz de levantar nuestras cabezas, tanto que incluso la Hermandad de Maestros de Símbolos de Tiandu se verá amenazada”. La expresión del Gran Maestro Yan era algo solemne. Claramente comprendía las repercusiones de este asunto, pero, bajo este tipo de nerviosismo intenso, dentro de su corazón, todavía esperaba lo mejor…

Por tanto, el que había logrado avanzar hacia el octavo nivel no era Zhou Tong, sino Lin Dong!

Si esto era cierto, un Maestro de Símbolos Alma que podría sacudir el Gran Imperio Yan nacería en el futuro desde Ciudad Yan!

Un Maestro de Símbolos Alma. En ese punto, ni siquiera aquellos élites que habían avanzado a la etapa de las tres creaciones se atreverían a menospreciarlo. Una palabra sería todo lo que necesitaría para mover montañas. Incluso en todo el Gran Imperio Yan, su habilidad sería considerada verdaderamente de primera clase!

Sin embargo… ya que Lin Dong y Zhou Tong no habían aparecido todavía, lo único que podían hacer era esperar.

Para el séptimo día, el número de manchitas de luz que permanecía dentro de la Torre Dominio de Símbolos podían ser contadas con una mano. Aquellos que podían aguantar por tanto tiempo serían lo mejor de ambas ciudades.

Cuando llegó la tarde del séptimo día llegó, Liu Long y Cao Zhu emergieron algo tristes de la Torre Dominio de Símbolos. Ambos parecían un poco feos, con sus manos empapadas de sangre. Sin embargo, por sus ojos, uno podía decir que estaban en buena condición. Parecía que se habían beneficiado del entrenamiento por los pasados días.

Justo mientras los dos de ellos salían caminando, vieron a la multitud reunida en frente de la Torre Dominio de Símbolos. Inmediatamente se quedaron pasmados, especialmente cuando varios pares de ojos se giraron hacia ellos, haciendo que sus corazones se saltaran un latido. Después de estar boquiabiertos un momento, cuidadosamente se acercaron hacia el lado de Han Yun.

“Maestro Han, qué ocurre?” Liu Long y Cao Zhu preguntaron cautelosamente. Ambos estaban pasmados por esta situación rara.

Han Yun no respondió. En cambio, señaló hacia las plantas superiores de la Torre Dominio de Símbolos con su mentón. Cuando Liu Long y Cao Zhu vieron esto, rápidamente levantaron sus cabezas. Mientras sus miradas paraban en donde estaba la octava planta, sus bocas se abrieron totalmente.

“La octava planta?!”

Tomando violentamente  una bocanada de aire frío, Liu Long y Cao Zhu estaban ambos extasiados mientras exclamaban: “Es el senior Zhou Tong?”

Los dos tenían una fe absoluta en las habilidades de Zhou Tong, y creían que nadie sería capaz de igualarle en Ciudad Yan. Por tanto, la única persona que podía posiblemente entrar en la octava planta sería él.

Sin embargo, justo mientras hablaban, inmediatamente vieron la boca de Han Yun retorcerse y realmente no responder.

Cuando vieron su expresión, las expresiones faciales de Liu Long y Cao Zhu cambiaron mientras tanteaban: “podría ser Zi Yue?”

Han Yun sacudió lentamente su cabeza, intentando mantener su voz todo lo tranquila que pudo: “Podría ser Lin Dong. Sin embargo, hay una oportunidad mayor de que sea Zhou Tong.”

“Podría ser Lin Dong…”

Cuando escucharon estas palabras, los cuerpos de Liu Long y Cao Zhu empezaron a temblar involuntariamente. Mientras se giraban a mirarse mutuamente, un horror incontrolable emergió en sus corazones. Ese tipo… pensar que realmente había sido capaz de enfrentarse con el senior Zhou Tong.

“Será nuestro senior”. Liu Long forzó una sonrisa mientras hablaba. Sin embargo, cuando vio que Han Yun permanecía en silencio, su corazón empezó a hundirse.

Cao Zhu, que estaba plantado al lado, no se atrevió a soltar otra palabra. Originalmente, planeaban realizar una queja contra Lin Dong  y forzarle a soltar los objetos que les había arrebatado. Sin embargo, la realidad de la situación les hizo comprender que probablemente sería sabio evitar ofender a esta persona. Por tanto, sus pérdidas esta vez solo podrían permanecer como una lección.

Aun a pesar de que era un poco salvaje, no era un tonto. Claramente comprendía que si Lin Dong era realmente capaz de colarse en el octavo nivel, el potencial que poseería sería inmensamente terrorífico. Esto no era algo que una persona pudiera siquiera acercarse a tocar.

Después de que Liu Long y Cao Zhu dejaran la Torre Domino de Símbolos, permanecieron únicamente tres manchitas de luz dentro. Todos sabían a quienes representaban esas tres manchitas de luz.

En el séptimo día, la manchita de luz de la sexta planta desapareció. Poco después, una figura seductora púrpura apareció en la entrada de la Torre Domino de Símbolos.

Cuando vieron aparecer a Zi Yu, una conmoción estalló fuera de la Torre Dominio de Símbolos. Ya que la anterior había aparecido, esto confirmaba que las dos finales manchitas de luz de la Torre Dominio de Símbolos eran de hecho Lin Dong y Zhou Tong.

Cuando Zi Yue vio la multitud masiva fuera de la torre, una expresión de pasmo apareció fugazmente en su helado pero bonito rostro antes de desaparecer seguidamente. Dio unos cuantos pasos rápidos mientras caminaba hacia el Gran Maestro Yan, después de lo cual murmuró suavemente: “Profesor, lo siento”.

“Haha, está bien siempre que dieras lo mejor”. El Gran Maestro sonrió mientras sacudía su cabeza antes de levantar su cabeza y dijo: “El ganador final todavía está por decidir…”

Después de escuchar estas palabras, Zi Yue también levantó su cabeza. Cuando sus bellos ojos se concentraron en esa manchita de luz de la octava planta, repentinamente apretó sus esbeltas manos blancas. Mientras tanto, una tormenta empezó a formarse dentro de su originalmente pacífico corazón.

“Quién es?” la voz de Zi Yue tembló mientras preguntaba.

“No estamos seguros” dijo el Gran Maestro Yan soltando una risa dolorida, “podría ser Zhou Tong o Lin Dong…”

“Lin Dong…” los dientes de Zi Yue suavemente mordieron sus labios rosados mientras recordaba a ese hombre joven. Nunca hubiera esperado que ese joven ordinario pudiera realmente ponerse en cabeza siendo el primero entre los Maestros de Símbolos de Ciudad Cielo de Fuego.

“Mi juicio fue pobre”. Zi Yue se burló silenciosamente de sí misma mientras sacudía su cabeza. El joven, quien había ella presumido que no serviría de mucho, tenía ahora sobre sus hombros la reputación de todos los Maestros de Símbolos de Ciudad Yan.

Mientra Zi Yue abandonaba la Torre Dominio de Símbolos, la atmósfera fuera se volvió extremadamente tensa. Todos sabían que la siguiente persona en salir caminando de la Torre Dominio de Símbolos sellaría el resultado de esta Batalla de la Torre!

Bajo esta agonizante espera, pasaron otros dos días lentamente…

Cuando llegó el noveno día, un coro estalló fuera de la Torre Dominio de Símbolos. Esta conmoción hizo que la tensa atmósfera explotara.

“La manchita brillante de la séptima planta está descendiendo!”

Los ojos de todo el mundo se movieron, solo para encontrarse que la manchita de luz que había aguantado por nueve días en la séptima planta, estaba ahora bajando nivel a nivel….

Mientras miraban fijamente a la manchita de luz que descendía, fuera de la torre, todo el mundo se puso en pie bruscamente mientras sus ojos miraban fijamente sin parpadear a la entrada.

La aparición de esta persona les diría quién era el ganador final de esta Batalla de la Torre!

Ante las atentas miradas de la multitud, después de varios minutos, la manchita de luz apareció finalmente en la planta baja…

Repentinamente se volvió mucho más quieto el exterior de la Torre Dominio de Símbolos. Débilmente se podían escuchar los sonidos suaves de las pisadas saliendo de dentro de la torre. Momentos después, una figura borrosa salió desde las sombras y apareció lentamente en frente de la multitud.

Cuando vieron a este hombre agotado y drenado plantado fuera de la Torre Dominio de Símbolos, la multitud se quedó totalmente en silencio. Mientras tanto, sopló una suave brisa, barriendo las hojas caídas en el suelo…

Zhou Tong!

Mientras sus ojos estaban fijos en la entrada de la torre, una sensación de mareo entró inmediatamente en la cabeza de Han Yun. Detrás de él, una expresión de incredulidad apareció en Liu Long y en los otros Maestros de Símbolos de Ciudad Cielo de Fuego.

Mientras permanecían allí, incrédulos, algunas personas se giraron involuntariamente para mirar a la octava planta. Cuando confirmaron que la manchita de luz todavía estaba allí, tomaron fuertemente una bocanada de aire frío.

La respuesta había sido finalmente revelada. La persona que realmente había logrado colarse en la octava planta no era Zhou Tong, sino Lin Dong!

El silencio mortal permaneció por un segundo, inmediatamente sonidos de celebración salieron desde la Hermandad de Maestros de Símbolos de Ciudad Yan. Después de dos años consecutivos de derrotas ante la Ciudad Cielo de Fuego, su Ciudad Yan había obtenido la victoria.

Cuando escuchó ese ruido de celebración transcendental, una sonrisa sincera floreció en el envejecido rostro del Gran maestro Yan mientras que daba un pesado suspiro de alivio. Esta vez, había ganado la apuesta…

Detrás de él, Zi Yue frunció sus labios rosados mientras sus bellos ojos se volvían a mirar hacia la manchita de luz de la octava planta. La frialdad de sus pupilas casi se había disipado ahora. Sin importar cómo de orgullosa y helada hubiera sido, después de la actuación extraordinaria de Lin Dong, no tenía más elección que conceder totalmente!

Entre las celebraciones, Zhou Tong caminó silenciosamente hacia delante hasta parar en frente de Han Yun y se frotó su rostro. Después de hacer esto, su rostro parecía menos andrajoso que antes. Mientras tanto, sus ojos recuperaron su anterior ánimo.

“Regresemos a Ciudad Cielo de Fuego.”

Zhou Tong habló tranquilamente a Han Yun. Parecía que su ánimo no había sido totalmente aplastado debido a esta derrota.

Cuando vio la expresión tranquila de Zhou Tong, Han Yun dejó salir una risa amarga. A pesar de todo, no le regañó. La actitud mostrada por éste era muy admirable hasta para él. Este tipo de persona, aun si no podía igualarse a Lin Dong en el futuro, definitivamente lograría grandes cosas.

Después de que se escucharan las palabras de Zhou Tong, tomó la delantera y levantó sus piernas mientras se alejaba caminando. Mientras tanto, la multitud de alrededor empezó rápidamente a dispersarse.

Zhou Tong lideró el grupo de Ciudad Cielo de Fuego mientras caminaba. Mientras iba sobrepasando a la multitud, sus pisadas repentinamente pararon. En ese momento, estaba en el punto central de la plaza. Por tanto, cuando le vieron parar, todos centraron su atención en él.

“Gran Maestro Yan, por favor, dígale a Lin Dong que esta vez, reconozco totalmente mi pérdida. Sin embargo, la próxima vez que tengamos oportunidad, definitivamente le sobrepasaré!”

Después de hablar, Zhou Tong no se molestó más en permanecer allí, por lo que salió caminando directamente y desapareció de la visión de la multitud.

“Este tipo no se derrumbó después de su derrota. Realmente es algo…” mientras miraba fijamente a la figura que se alejaba de Zhou Tong, el Gran Maestro Yan suspiró suavemente mientras hablaba.

Los Maestros de Símbolos de alrededor asintieron con sus cabezas después de escuchar sus palabras. Aun a pesar de que había perdido, los gestos de Zhou Tong eran verdaderamente admirables.

El Gran Maestro Yan sonrió suavemente mientras giraba su cabeza a mirar a esa manchita de luz de la octava planta.

“Haha, sin embargo, nuestro chico de Ciudad Yan es aún más destacable…”

 

<<<Capítulo anterior Índice Capítulo siguiente>>>