XN – Capítulo 173

Modo Noche
Capítulo 173 – El segundo diablo

A partir de este momento “Sentido inmortal” pasa a ser “Conciencia Divina”

Wang Lin no tenía planes de deshacerse de estas pequeñas criaturas, sino que quería separarlas. Como era de esperar, bajo el impacto de la tormenta de espadas voladoras, las pequeñas bestias comenzaron a esparcirse nuevamente. Wang Lin vio su oportunidad, inmediatamente brilló y se precipitó a través de la brecha entre las bestias pequeñas, moviéndose hacia la Pagoda Negra. Una vez fuera de la pagoda
negra, Wang Lin se detuvo, todos esos varios cientos de espadas voladoras se volvieron en el aire y entraron en su bolsa de almacenamiento.

Al mismo tiempo, llamó al Diablo. El Diablo, que gozaba alegremente con las conciencias divinas de las pequeñas bestias, básicamente ignoró la invocación de Wang Lin. La conciencia Divina Extrema salió de los ojos de Wang Lin con un resoplido frío.

Cuando la voz cayó sobre los oídos del diablo, su cuerpo inmediatamente comenzó a temblar y no se atrevió a devorar más. Inmediatamente condensó su cuerpo, convirtiéndose en un humo negro y entró en la pagoda junto con Wang Lin. Flotando junto a Wang Lin, se sintió agraviado al ver que las conciencias divinas de las pequeñas bestias se dispersaban y regresaban a sus respectivos cuerpos.

No podía entender, qué parte del cerebro de este demonio estaba rota, como para permitir que tantos enemigos vagaran libremente e ilesos, pero en cambio le dijo que regresara.

Los ojos de Wang Lin tenían una expresión solemne, mientras él se encontraba en el piso superior de la pagoda negra mirando a esas pequeñas bestias. Había una razón por la que no dejaba que el Diablo siguiera festejándolos. Recientemente, Wang Lin había pensado en ello; Estas pequeñas bestias, con su número, y su tendencia a reunirse, se transformarían en huracanes, lo que a este Dominio de Tierra no le faltaba, era precisamente tales huracanes.

Evidentemente, la cantidad de estas pequeñas bestias era insondable. Estas pequeñas bestias atacarían tanto con las ondas sónicas como con sus conciencias divinas simultáneamente, en comparación con eso, sus cuerpos parecían ser muy frágiles.

Por lo tanto, si la cantidad de estas pequeñas bestias no fuera tan excesiva, entonces parece que serían muy fáciles de erradicar, especialmente con la técnica de [Humo Venenoso] del jorobado Meng, habría sido realmente fácil. Sin embargo, Wang Lin no podía olvidar la escena que había presenciado en la última planta de la pagoda negra hace unos días. Una cantidad interminable de huracanes negros se precipitaba rápidamente en una dirección.

Este tipo de comportamiento intencional, ya que se puede ver que estas pequeñas bestias realmente tienen una manera distintiva de llamarse, una vez que son excesivamente sacrificadas, inmediatamente llorarían por sus compañeros, y si uno estaba atrapado en este ciclo, entonces Sólo podían esperar a su muerte a través de estos huracanes sin fin.

Al mismo tiempo, debido a la cantidad masiva de sacrificio en tan corta duración, era posible que los huracanes probablemente que habrían sido atraídos hacia el jorobado Meng, habían sido llamados de vuelta, de esta manera, no era el jorobado Meng quien le ayudó a despejar el camino, más bien estaba ayudando al jorobado Meng obstruyendo a estos huracanes.

En la lucha de ahora, aproximadamente doscientas conciencias divinas de las bestias pequeñas fueron destruidas por Wang Lin y el Diablo. Los ojos de Wang Lin brillaron mientras miraba a las pequeñas bestias afuera. Poco a poco, estas pequeñas bestias una vez más se unieron y formaron un huracán. Aparentemente moviéndose hacia la pagoda negra en la que Wang Lin estaba ocupando, y después de girar unas cuantas vueltas alrededor del edificio, no sólo dejó de prestar atención, sino que también se desplazó y comenzó a moverse en otra dirección.

Después de que el huracán se hubo marchado, Wang Lin se sintió aliviado, pero no pudo evitar sentir un escalofrío en su corazón. Este Dominio de Tierra era muy extraño, y no tenía sentido. Independientemente de quiénes fueran, siempre y cuando uno estuviera rodeado por estas pequeñas bestias y presenciara su ataque que combinaba las ondas sonoras y la conciencia divina, junto con saber que tenían cuerpos frágiles, tal vez la primera idea que surgiría en su mente sería rápidamente exterminar a todas ellos con el fin de evitar que atraigan a otra miríada de bestias. Al hacerlo, mientras uno exterminase hasta cierto grado, incluso si una sola pequeña bestia comenzó a convocar a sus compañeros, entonces, a menos que uno tenga un cultivo que realmente va en contra de los cielos, estaban destinados a enfrentar su caída.

Dentro de la pagoda negra, Wang Lin estaba sentado con las piernas cruzadas en la meditación, tranquilamente tomando un poco de descanso, miró fijamente la densa masa de huracanes en la distancia que todavía seguía moviéndose hacia una dirección particular. Permaneció reservado, no ansioso por salir y en su lugar se quedó dentro de la pagoda negra.

Miró de reojo al Diablo, su rostro parecía muy hosco mientras observaba desamparadamente el huracán fuera de la pagoda poco a poco volando lejos, y sus ojos mostraban signos de pesar.

Wang Lin no explicó, y fríamente dijo: “¡No me importa cuántos has logrado tragar, darme la mitad de ellos!”

El Diablo reflexionó sobre él durante mucho tiempo, pensando que, ¿qué pasaría si saliera corriendo de este edificio, este demonio lo perseguiría o no? Esto le hizo dudar un poco. Finalmente, el Diablo miró a Wang Lin y notó la mirada hostil en sus ojos. Inmediatamente, todo su cuerpo se estremeció y rápidamente escupió las consciencias divinas de las pequeñas bestias.

Después de haber escupido alrededor de veinte, él se puso apresuradamente una mirada frágil, mientras que complaciente se dijo a sí mismo: “¡No importa que tan capaz seas, todavía tiene que comer lo que escupo, hazlo si te atreves!”

Naturalmente, Wang Lin no sabía acerca de estos pensamientos que estaban ocurriendo dentro del corazón del Diablo, pero en su rostro había una expresión de satisfacción propia, y por lo tanto podría adivinarlo, pero con respecto a este tipo de cosas, Wang Lin era demasiado perezoso para preocuparse por ello. Ahora mismo, todo lo que le preocupaba era la conciencia divina de las veinte bestias pequeñas que estaban flotando delante de él.

Después de observar un poco, los ojos de Wang Lin parpadearon y tomaron las veinte Consciencias Divinas, mientras subía por la pagoda negra. Después de llegar a la mitad de la pagoda, observó el lugar para asegurarse de que el tamaño del lugar era adecuado, e inmediatamente dispersó su conciencia divina Extrema y la envolvió alrededor de las conciencias divinas de las bestias.

El Diablo había seguido detrás de Wang Lin, con una mirada satisfecha en su cara, deseando ver por sí mismo cómo Wang Lin consumiría las almas cubiertas de baba. De repente, encontró todo el lugar rodeado por un sudario de conciencia anti-divina. Un relámpago rojo brillaba sin parar en cada esquina, esto le hacía sufrir tanto dolor que ya no podía soportarlo más. Todo su cuerpo inmediatamente se volvió débil y apático, y se dijo: “Se acabó, se acabó, ese demonio quiere exterminarme…”.

Estaba tan asustado que estaba a punto de pedir misericordia, cuando vio que Wang Lin no lo miraba, sino que estaba mirando a las veinte conciencias divinas de las pequeñas bestias. Por lo tanto, tragó las palabras de misericordia que estaba a punto de decir y alabó su buena suerte desde el fondo de su corazón.

Wang Lin estaba observando las almas de estas bestias pequeñas. Las conciencias divinas de estas pequeñas bestias estaban todas en la etapa inicial de la Formación del núcleo, no se podía decir que fueran poderosas, pero tampoco se podía decir que eran débiles. Si no hubiera sido por él que alentara al Diablo a tener un rastro de características de un diablo*, entonces temía que no hubiera sido tan fácil de tragarlas, además su nivel actual de cultivo era casi equivalente a estas conciencias divinas que estaba observando.

*(Recuerden que Diablo es el nombre que se le dio al esclavo de Wang Lin y diablo hace referencia a la “raza” del mundo de la decadencia, cuando Wang Lin era un Devorador de Almas.)
Fue debido al éxito de la creación del Diablo, que una idea surgió en la mente de Wang Lin para hacer otro Diablo. Se dio cuenta de que su mayor defecto era que no tenía muchas armas mágicas, ni tenía una gran variedad de ellas, hasta ahora, sólo tenía espadas voladoras. En cuanto a los demás, todos eran armas mágicas de bajo nivel y eran de poco uso.

Aparte de la espada voladora, sólo tenía al diablo, que tenía mucha utilidad. Por ejemplo hace un momento, si no hubiera expulsado al Diablo para tratar con las consciencias divinas, entonces Wang Lin habría tenido que gastar una cantidad considerable de tiempo.

Aparte de estos dos, también está el Tendón del Dragón, y esa pintura de pergamino, pero lamentablemente esa aura dentro de la pintura de pergamino era extremadamente extraña. Wang Lin no tenía la intención de usarlo antes de que pudiera entenderla completamente.

El punto principal en levantar al diablo, con respecto a los atributos de su alma, era porque tenía un potencial inherente de un Alma naciente, y era algo similar a un diablo errante. Por lo tanto, bajo el entrenamiento vigoroso de Wang Lin, finalmente ganó las características de un diablo errante. Pero si se compara con un verdadero diablo errante que es capaz de convertirse en una calamidad para el mundo, entonces hay mucha diferencia.

Si se trataba de un diablo errante, entonces, sin tener en cuenta ningún cultivo, sólo necesitaba avanzar y tragarse el alma, absorbiendo al mismo tiempo la carne, la sangre y otras partes vitales del cuerpo. Sólo a través de un poder divino poderoso, puede ser aniquilado, de lo contrario, su enemigo natural era sólo un Devorador de Alma.

Sin embargo, el Diablo creado con Xu Li Guo, sólo podría engullir a alguien del mismo nivel, y si se encontró con alguien con un nivel superior, como alguien en el Alma naciente y tratara de tragarlo con fuerza, entonces el proceso devorador podría fallar en cualquier momento.

Wang Lin comenzó a considerar las almas de estas pequeñas bestias altamente debido a su capacidad para fusionarse. Esta fue la primera vez que había visto tantas almas individuales fusionándose y formando una sola y enorme conciencia divina.

Esta peculiaridad fue lo que había causado la idea de hacer que otro Diablo se levantara en la mente de Wang Lin.

Wang Lin después de reflexionar un poco, dio una palmadita en su bolsa de almacenamiento. Varias Banderas de Almas volaron fuera y comenzaron a flotar en ambos lados de su cuerpo. Dentro de estas Banderas del Almas, numerosas almas fueron selladas, la mayoría de ellos eran cultivadores demoniacos, mientras que una parte de ellas eran las almas de las criaturas del Mar del Diablo.

Mientras golpeaba con la mano derecha, inmediatamente apareció una Jaula de Fuerza Espiritual, atrapando a diecinueve de las almas de las pequeñas bestias, dejando solo una flotando sola en el aire, completamente inmóvil.

Los ojos de Wang Lin brillaron, estirando su mano hacia una Bandera de Almas y sacó un alma, y después de marcarla con su conciencia divina, la arrojó.

Por desgracia, al igual que Xu Li Guo en el principio, el alma  de la pequeña bestia no sabía cómo tragar en absoluto, y en su lugar miró el entorno aparentemente perdido. Sin embargo, Wang Lin no tenía prisa, y con la experiencia de haber levantado ya un diablo, sabía que para que un alma normal obtuviera las características de un diablo, se requería tiempo.

Sin embargo, necesitaba darle un empujón en este primer paso. Un relámpago rojo salió de los ojos de Wang Lin y el la conciencia divina Extrema se convirtió inmediatamente en una red roja, apareció alrededor de la pequeña bestia y comenzó a contraerse lentamente.

Bajo esta presión, la conciencia divina de la pequeña bestia voló inmediatamente hacia el interior, viendo la red roja cada vez más cerca, se detuvo un poco. Se quedó sin otra opción que volar hacia esa alma, y poco a poco se fue acercando cada vez más.

Wang Lin observó atentamente con concentración, cuando de repente vio que la conciencia divina de la pequeña bestia se aceleraba de repente y continuaba a aferrarse al alma. No se lo tragó sino que en su lugar comenzó a fundirse con ella. Wang Lin podía sentir claramente que la conciencia divina de la pequeña bestia se había vuelto más fuerte.

Estaba bastante asombrado, había pensado que haría falta mucho esfuerzo para hacer otro diablo. Después de todo, Xu Li Guo también había comenzado en un estado similar a este, pero no esperaba que después de ser ligeramente convincente, la pequeña bestia comenzaría inmediatamente a fusionarse voluntariamente. Aunque no tragó, pero el efecto sería el mismo.

Wang Lin sin vacilar retrajo la red roja, y sacando otra alma, la arrojó después de marcarla con su conciencia divina. Esta vez Wang Lin no necesitó obligar, ya que la conciencia divina de la bestia pequeña inmediatamente se acerco y comenzó a fundirse.

Como resultado, el interés de Wang Lin se despertó completamente. Sus ojos brillaron, mientras apuntaba hacia las Banderas del Almas con sus dos manos, lo que dio lugar a decenas de almas volaran. Después de marcarlas con su conciencia divina, una a una, las arrojó hacia la conciencia divina de la bestia.

En este instante, la conciencia divina de la bestia se movió repentinamente, y golpeó a todas las almas a una velocidad extremadamente alta, después de golpear con una se fusionaría con ella inmediatamente, y luego pasaría a golpear la siguiente.

En unos minutos, la docena de almas estaban completamente fusionadas, en este momento, la conciencia divina de la pequeña bestia se había fortalecido mucho. Inesperadamente, comenzó a mostrar signos de romper a través de la etapa inicial y entrar en la etapa intermedia de la Formación del núcleo.

El interés de Wang Lin creció aún más, mientras agarraba la Bandera del Alma con su mano derecha y la sacudía. Otras cien almas volaron fuera de ella. Agarrándolas una por una y marcándolas con su conciencia divina, las arrojó todas hacia la conciencia divina de la pequeña bestia.

La conciencia divina de la pequeña bestia soltó inmediatamente un aullido feroz. Esta era la primera vez que hacía un sonido dentro de la Pagoda. Inmediatamente, los aullidos se convirtieron en ondulaciones y se extendieron hacia el entorno, la cara de Wang Lin se iluminó y sus ojos brillaron incesantemente.

Sabía que había recogido un tesoro. La conciencia divina de esta pequeña bestia por alguna razón desconocida parecía naturalmente apropiada para convertirse en un Diablo. Prácticamente no tuvo que forzarla, ya que voluntariamente se fusionó con las almas. Además de eso, lo que sorprendió a Wang Lin eran las ondas sónicas que sólo podían ser emitidas con un cuerpo físico, no se imaginaba que la conciencia divina pudiera también liberarlo.

Además, se dio cuenta de que esta onda sónica enviada por la conciencia divina, aparentemente parecía dirigirse exclusivamente a las almas. Después de la aparición de la onda sonora, las almas en los alrededores todos tenían su velocidad ralentizada, y inesperadamente comenzaron a mostrar signos de colapso, una por una.

En este momento, la conciencia divina de la pequeña bestia brilló como un relámpago y en pocos minutos, engulló las cien almas a fondo. Inmediatamente después de eso, todas las almas con un sonido de golpe, se convirtieron en una nube de niebla roja, extendiéndose aproximadamente tres metros, lentamente cayendo.

Los ojos de Wang Lin brillaron, mientras agitaba la Bandera de Almas, inmediatamente, las consciencias divinas de las diecinueve bestias restantes fueron absorbidas por la Bandera de Almas. Después de depositarlo en la bolsa de almacenamiento, Wang Lin miró fijamente a la niebla roja. Podía sentir que las huellas de la conciencia divina que había dejado en las almas habían sido fundidas poco a poco por esta pequeña bestia en su propia conciencia divina.

El diablo de costado parecía atónito ante la escena que tenía frente a él, mientras él decía, sombriamente, a sí mismo: ¡Implacable! ¡Este hermano menor es demasiado brutal! ¡Esto no puede ser! ¡Voy a tener que trabajar duro, de lo contrario ese demonio probablemente me usaría como alimento para este hermano menor!” El Diablo estaba en estado de conmoción cuando inmediatamente dio un paso atrás, y sin dudarlo se sentó con las piernas cruzadas mientras flotando en el aire, comenzó a digerir rápidamente las almas acumuladas en su cuerpo.

Este período duró tres días. Durante estos tres días, la niebla roja permaneció sin cambios. Wang Lin aparte de observar la niebla roja, también mira los numerosos huracanes de la ventana. Mientras aullaban alrededor, había un huracán entre ellos que tenía un diámetro de aproximadamente de tres mil metros, y parecía un Señor de los Huracanes cuando se movía de una pagoda a otra.

Ese huracán gigante viajó de un lado a otro por un momento, luego se detuvo ligeramente. Wang Lin inmediatamente se dio cuenta de que el objetivo de las innumerables conciencias divinas que habían venido silbando y gritando, no era él sino la niebla roja en la pagoda.

Sin embargo, en el momento en que esta enorme conciencia divina tropezase con la pagoda negra, rebotaba. Ese majestuoso huracán permaneció en silencio fuera de la pagoda durante un rato, luego lentamente se fue.

Wang Lin se dio cuenta claramente de que el momento en que llegó la conciencia divina del huracán, aparecieron ráfagas de fluctuaciones en la niebla roja. En cuanto a esto, Wang Lin se sorprendió secretamente mientras él seguía observando cuidadosamente.

Poco a poco, más y más huracanes aparecieron. El objetivo de todos estos huracanes fue en una dirección. Wang Lin se burló internamente, ya que no necesitaba adivinar para saber que en esa dirección, el jorobado Meng estaba localizado.

La cara del jorobado Meng palideció, y se puso tensa, de hecho, tan pronto como mató la primera ola de pequeñas bestias, inmediatamente fue rodeada por una segunda ola de bestias que eran diez veces mayor, se había dado cuenta de su propio error.

Había actuado de acuerdo con su experiencia anterior con el Mundo Glacial, donde también había criaturas, pero eran muchas en cantidad, y requirió que fueran asesinadas inmediatamente después de encontrarse, de lo contrario atraerían más.

Sin embargo, este condenado Dominio de Tierra fue inesperadamente lo opuesto, y esto había hecho que el jorobado Meng sonría amargamente. Pero las cosas ya habían llegado a tal punto, que incluso si él ya no mataba, estas pequeñas bestias todavía lo atormentaban, atacaban constantemente con su conciencia divina y sus ataques sónicos.

Finalmente, la naturaleza de demonio del Jorobado Meng se despertó, y desprendiéndose de acuerdo con su naturaleza, arrojó una gran niebla venenosa. De esta manera, las pequeñas bestias llegaban cada vez con más frecuencia, tanto que, aunque se escondía dentro de una pagoda negra, las pequeñas bestias no sólo no disminuían sino que aumentaban cada vez más hasta el punto en que su sangre comenzó a congelarse por miedo.

Ahora, él estaba justo de pie dentro de la pagoda negra, mirando fuera a la vista de los huracanes sin fin. Después de casi cada hora, la cantidad de bestias pequeñas aumentaba. También había tratado de usar la pagoda negra como bastión tratando de enviar su veneno a través de la ventana. Pero estas pagodas negras tenían una fuerte restricción en su lugar, que impide que las pequeñas bestias ataquen desde fuera, mientras que al mismo tiempo, impide que las personas ataquen el exterior desde dentro.

Sin embargo, si iba a salir de la pagoda negra, el jorobado Meng ya no estaba seguro de sí mismo. Creía que mientras tomara un solo paso, entonces lo que le aguardaba era sin ninguna duda, cien millones o incluso mil millones de bestias pequeñas que con toda probabilidad eran propensas a atacar con sus ataques de sónicos y sus conciencias divinas juntas.

Incluso si estuviera en la etapa de Formación del espíritu, quien podría con un pisotón de sus pies hacer que unos diez millones de cultivadores en el Mar del Diablo temblaran de miedo. Esta vez, él no tenía manera de resistir la conciencia divina y los ataques Sónicos de los cientos de millones de pequeñas bestias.

Permaneció en silencio durante largo rato, mientras acariciaba el sapo sobre su hombro. Su rostro mostraba un rastro de perversidad. Sin decir nada más, este sapo inmediatamente bajó de su hombro, y acostado boca abajo en el suelo hizo ruidos de gorgoteo.

El jorobado Meng podía sentir su corazón dolorido mirando al sapo, y suspirando de nuevo, una vez más tomó de nuevo al sapo. Después de reflexionar un poco, sacó de su bolsa de almacenamiento, una pitón roja de treinta metros de largo, en la cabeza de este pitón surgió un cuerno, y justo como apareció inmediatamente emitió explosiones de Qi de fuego.

“Si el Sapo Celestial Místico fuera enviado en este lugar, entonces este Viejo no tendría que sufrir heridas, como resultado, este sapo ciertamente moriría. Por desgracia, esta pitón rojo es del nivel espiritual del grado medio, y aunque puede ser usado en su lugar, teme que este Viejo saldrá herido.” El jorobado Meng murmuró, luego cortó su pulgar en el centro e inmediatamente una gota de sangre salió volando, varias pronunciaciones extrañas salieron de su boca, el color de esa gota de sangre se desvaneció inmediatamente, y finalmente se volvió de color lechoso, ya que rápidamente voló sobre la enorme cabeza de la pitón.

El rostro del jorobado Meng parecía lleno de concentración, mientras sus manos se movían de acuerdo con la técnica, y mientras presionaba lentamente su propia frente, después de levantar la mano, un hilo brillante se sacó de su frente y se imprimió lentamente en la mancha blanca lechosa en la cabeza enorme de la pitón.

Después de un largo tiempo, el jorobado Meng respiró hondo, y lentamente se puso de pie, lanzó la pitón al suelo. La pitón inmediatamente después de aterrizar en el suelo, se enroscó, y siguió allí, inmóvil.

Una mirada viciosa destelló en la cara del jorobado Meng, y sin dudarlo dio un paso fuera de la pagoda. En el momento en que salió, el rugido de los huracanes afuera fue realzado inmediatamente por varias veces. Todas las pequeñas bestias dentro de los huracanes condensaron su consciencia divina, y se convirtieron en una serie de relámpagos, localizados locamente.

En este punto, el cielo y la tierra se habían descolorido, aunque el cielo del Dominio de Tierra tenía restricciones, no paró de oscilar y emitir rumores de truenos.

Wang Lin no estaba cerca de ese lugar, pero todavía podía sentir ráfagas de la inmensa presión. Abrió los ojos de la meditación y se volvió hacia la dirección de Meng.

Al mismo tiempo, los cambios comenzaron a surgir en la niebla roja una vez más. Wang Lin retrajo su visión, e inmediatamente comenzó a mirar fijamente a la niebla roja. Al extender su mano derecha ligeramente, un trozo de llamas azules emergió del centro de su palma.

Si el Diablo dentro de esta niebla roja se liberara de su control, entonces Wang Lin pretendía usar esta llama helada para destruirlo a fondo y completamente. Si es posible controlarlo, entonces manejarlo sería naturalmente fácil.

Esa majestuosa conciencia divina atacó en un instante, el Jorobado Meng no trató de esquivar, él simplemente lanzó ligeramente sus dos mangas, e inmediatamente un gran número de nubes negras salieron de sus mangas.

Estas nubes oscuras empezaron inmediatamente a extenderse en el momento en que aparecieron. Cada pequeña bestia que tocaban caería inmediatamente del huracán y con su cuerpo cubierto de espasmos se convertiría en humo negro que a su vez se levantría y se convierten en parte de las nubes negras.

Al mismo tiempo, los desastrosos y majestuosos ataques de las conciencias divinas se acercaron. El jorobado Meng gimió ligeramente mientras todo su cuerpo gradualmente se volvía ilusorio, convirtiéndose eventualmente en una pitón de treinta metros de largo con cuernos, mientras rodaba en el aire. Su cuerpo inmediatamente se hizo rígido, y fue destrozado por el siguiente ataque sónico, que desapareció en un instante junto con su núcleo interno.

Dentro de la pagoda negra, ese pitón de antes, en ese momento se había vuelto ilusoria y eventualmente transformado en el jorobado Meng, cuyo rostro estaba pálido mientras jadeaba sangre. Su rostro mostraba una sonrisa sanguinaria mientras murmuraba: “¡El Veneno del Destino del Viejo Hombre, tenía una reputación en el Mar del Diablo como el veneno número uno, lo he dejado todo por completo, y no creo que falle en destruir toda tu especie!”

Estaba unido a sus nubes negras, fuera de la pagoda negra, cada uno de los huracanes que golpearía se derrumbaría convirtiendo inmediatamente a las pequeñas bestias en humo y a su vez convirtiéndose en una parte de la nube negra.

Como resultado, esta nube negra creció más grande y más grande, y la tasa de su propagación comenzó a despegarse rápidamente.

Mientras tanto, Wang Lin con una mirada de concentración en su rostro miraba fijamente la niebla roja, mientras las fluctuaciones dentro de la niebla roja se hacían cada vez más intensas, lenta y gradualmente la niebla roja comenzó a encogerse. Wang Lin no parpadeó, mientras la llama de hielo en sus manos emitió el sonido de estallidos.

Al mismo tiempo, la luz roja parpadeó en sus ojos, al establecer una restricción de conciencia divina Ji Extrema muy fuerte alrededor. Incluso el Diablo meditador tomó conciencia de las anomalías y, después de recobrar a sus sentidos, miró a su alrededor sintiéndose muy feliz en su corazón dijo interiormente: “Parece que este pequeño amigo no será tan fácil de someter, sería mejor si ustedes dos pelean hasta que ambos lados están sufriendo, y cuando llegue el momento, los tragaré a ambos, Jaja! ¡Qué buena idea!”

Cuanto más pensaba, más emocionado se volvía, mientras sus ojos brillaban incesantemente. Este diablo Xu Li Guo, aunque había recuperado un poco de memoria, era sólo un rayo de ella, y el recuerdo restante se había evaporado en el momento en que se convirtió en un diablo, y en este punto, ya no se consideraba a sí mismo como un cultivador, en vez de eso se consideraba a sí mismo como un diablo.

El tiempo pasaba lentamente, mientras esa niebla roja se hacía cada vez más pequeña, hasta que finalmente se detuvo. La niebla roja se condensó en una bola roja que emitía luz roja. Sólo se oía un sonido de “Ka Ka”, antes de que la bola roja se rompiera repentinamente y un rayo de gas rojo carmesí repentinamente se extendiera. En el momento en que apareció este gas, inmediatamente formó una pequeña cabeza de bestia y una boca larga y aguda, que emitió un aura de impresionante densidad.

Acababa de empezar a cambiar de forma, cuando de repente desapareció. Wang Lin se sobresaltó, pero sus ojos permanecieron tranquilos y permanecieron compuestos, mientras seguía mirando el mismo espacio vacío mientras su conciencia divina Extrema brillaba como un relámpago.

La cabeza del Diablo Alterado de repente apareció en el lugar que Wang Lin esperaba que fuera, sus ojos revelaron una visión de pánico, mientras que su cuerpo desapareció de nuevo. ¡Por primera vez, su conciencia divina Extrema había terminado con las manos vacías!

De esto se puede ver que, este Diablo Alterado, tenía una velocidad muy rápida. Wang Lin parecía como de costumbre y sus ojos no mostraban signos de pánico, pero al contrario, tenía calma, dejando salir la luz fría, su conciencia divina Extrema brillaba furiosamente detrás de él.

Inmediatamente un grito miserable pudo ser oído, mientras que el Diablo Alterado apareció justo y había chocado directamente con la Conciencia Divina, incapaz de esquivarla, la conciencia divina Extrema inmediatamente atravesó todo su cuerpo.

El cuerpo, flotando involuntariamente, llegó lentamente delante de Wang Lin. Sus ojos revelaron una expresión de horror al soltar sonidos de gemidos.

El diablo Xu Li Guo respiró hondo, mientras rápidamente guardaba los pensamientos rebeldes en su mente, no esperaba que este demonio pudiera derrotar tan fácilmente a este pequeño amigo. Después de reflexionar un poco, pudo vagamente adivinar la respuesta mientras maldecía en su corazón: “¡Despreciable!”

  • Ecle-chan

    un demonio y una mascota demonio de esclavos