XN – Capítulo 98

Modo Noche

Capitulo 98: ​Prologo al campo de batalla extranjero.

Todos los poderosos cultivadores del Alma naciente volaron hacia la Torre del Cielo.

En las profundidades de las cuevas de la secta Cadáver Oscuro, los ojos de Ye Zi se iluminaron cuando desapareció de la habitación y rápidamente se teletransportó a la distancia. Antes de irse, usó
su jade verde para enviar una orden para cada discípulo de la secta.

“Voy a salir por unos días. ¡Abran la formación de defensa y maten a cualquiera que se atreve a salir!”

El antepasado de la familia Teng, Teng Hua Yuan, estaba cultivando dentro del hogar ancestral de la familia Teng cuando apareció la nube iridiscente. Sus ojos se iluminaron y vacilación apareció en sus ojos. Después de un rato, dejó un jade transmisión de voz y se fue.

La misma escena ocurría en varias sectas principales a lo largo de Zhao.

Desde el área de Zhao, muchos rayos de luz iridiscente se reunieron en la Torre Celestial.

La Torre Celestial es el símbolo de un país que forma parte de la Unión del cultivo. Cuando un país se une, la Unión envía a alguien para construir la torre. Un mensajero vive en el interior de la Torre Celestial. Este mensajero no interfiere con los asuntos del país en el que está y sólo sale para resolver grandes problemas.

Pun Nanzi fue el primer cultivador Alma naciente en llegar a la Torre Celestial. Después de todo, él era el último cultivador del Alma naciente de hace quinientos años. Su nivel de cultivación es de etapa intermedia y sòlo estaba a un paso de entrar en la avanzada.

Junto con la experiencia que obtuvo de un campo de batalla extranjero, tenía la posición del la mayor cultivador en Zhao.

Llevaba una túnica gris cuando apareció en la base de la Torre Celestial. En cuanto a la Torre Celestial, la torre en forma de octógono llega hasta el camino hasta el cielo. Hubo estallidos de luz que proviene de la torre, dándole un aspecto muy misterioso.

Pun Nanzi miraba hacia la torre con miedo en sus ojos. Esta fue la segunda vez que había estado aquí. La primera vez fue hace quinientos años, cuando los veintitrés cultivadores del Alma naciente de Zhao fueron obligados por un país de rango cuatro a entrar en el campo de batalla extranjero.

Quinientos años más tarde, él era la única persona que regresó.

Pun Nanzi Ni siquiera sabía cómo sobrevivió a estos quinientos años. Había grandes batallas todos los días y el vivir o morir se decidía en un instante.

Durante estos quinientos años él se enfrento a muchos cultivadores poderosos. Estos poderosos cultivadores sólo tendrían que mover sus dedos para matarlo.

Uno de los cultivadores del Alma naciente de Zhao, el antepasado de la secta Heng Yue, Pun Nanzi personalmente lo vio ser devorado entero por un cultivador de aspecto muy ordinario.

Cuanto más Pun Nanzi la miraba, más asustado estaba, y cuanto más miedo sentía, más quería romper más allá de la Alma naciente. En esos quinientos años en el campo de batalla extranjero, aprendió que más allá de la etapa de la Transformación del espíritu, está la Transformación del alma.

Con sentimientos encontrados, se inclinó hacia la Torre Celestial y dijo, “Mensajero, secta Xuan Zong Dao, Pun Nanzi está aquí.”

“Pun Nanzi, usted y yo podemos considerarnos viejos conocidos. Usted no tiene que ser tan formal. “Una amable voz vino de la torre, seguido de un anciano. Este anciano era ligeramente redondo, un poco feo, y llevaba una túnica verde que resaltaba  su vientre redondo, haciéndole parecer un poco raro.

Pero Pun Nanzi no se atrevió a mostrar ninguna falta de respeto. Agitó la mano y sacó una bolsa de almacenamiento. Se la entregó al anciano y le dijo: “Señor mensajero, estos son algunos de los materiales que he reunido desde que volví. Algunos de estos son los materiales que pidió”.

El anciano gordo entrecerró los ojos y soltó una risa. Él aceptó la bolsa sin siquiera mirarla, la guardó y dijo, “Pun Nanzi, usted el primer cultivador del Alma naciente de Zhao que logró regresar del campo de batalla extranjero desde que soy el mensajero de Zhao. Ya he enviado toda su información a mi secta. Han mandado a decir que si logras entrar en la etapa avanzada del Alma naciente dentro de cien años, entonces van a romper las reglas y te aceptaran como un discípulo honorario.

Pun Nanzi reveló una expresión de éxtasis y asintió.

Mientras los dos estaban hablando, dos rayos de luz llegaron, aterrizando en un área abierta. Un hombre y una mujer estaban en ellos. El hombre aparentaba unos treinta años de edad. Era muy guapo y con un aire nefasto. Cuando vio al anciano gordo, rápidamente y con respeto, dijo, “Secta He Huan, Chen Huan saluda al mensajero.”

La mujer era muy hermosa. Miró al anciano gordo y con respeto, dijo, “Secta He Huan, Chen Yan saluda al mensajero.”

El mensajero gordo asintió y ya no les prestó atención y continuo su conversación con Pun Nanzi. Desde su punto de vista, sólo Pun Nanzi apenas tiene el derecho de hablar con él.

Poco después, más de diez personas llegaron, incluyendo Teng Hua Yuan. El último en llegar fue de Ye Zi. En el momento en que entró en la torre, el mensajero gordo exhaló suavemente. Miró a Ye Zi y dejó escapar una leve sonrisa.

Cuando todos los cultivadores del Alma naciente llegaron, la nube iridiscente se hizo aún más densa en el cielo. La expresión del mensajero gordo se puso más seria mientras formaba unos sellos y los disparó hacia el cielo.

Poco después, la nube comenzó a agitarse y un rayo de luz roja cayó del cielo sobre la Torre Celestial. Pronto, otros rayos con seis colores del arco iris se posaron en la torre del cielo también.

Después de que la Torre Celestial absorbió los siete rayos de luz, tembló y un anillo de luz de decenas de metros de diámetro apareció desde la parte superior de la torre. El anillo de luz se disparado hacia el cielo, formando un agujero negro. Anillos de relámpagos blancos rodearon el agujero negro.

Mirando hacia arriba, se podía ver ondas de energía de los haces de luz desde el centro. Las nubes se derritió como agua caliente que se vierte sobre la nieve.

Ráfagas de viento aparecieron a partir de los haces de luz. La ráfaga golpearon la ropa de todos, haciendo sonidos de estallidos. La mayoría de las personas presentes eran  del Alma naciente de la etapa inicial. Todos ellos retrocedieron unos pasos por el viento. Solo cuatro personas resistieron el viento y no retrocedieron.

Estas cuatro personas eran Pun Nanzi, Ye Zi, un cultivador de pelo blanco de la secta Piao Miao, y un anciano flaco de la secta Camino Celestial.

La expresión del mensajero gordo se puso muy seria. Él voló en el aire y con respeto gritó, “Moderador del pais rango tres, Shi Linyi da la bienvenida a la llegada del mensajero de la Unión del cultivo.”

Una enorme cabeza apareció desde el agujero negro y fríamente miraba a todos.

Incluyendo los cuatro que no retrocedieron, todos los cultivadores del Alma naciente se sintieron como si sus almas nacientes estuviesen a punto de colapsar bajo esa mirada. No les cabía duda de que si la persona en el agujero negro se quedaba mirando por más tiempo, sus almas nacientes no serían capaces de soportar la presión y explotarían.

Pun Nanzi fue el primero en recuperarse. Su rostro estaba pálido. Reconoció a esta figura muy claramente. Era un experto de la familia del Demonio gigante del campo de batalla extranjero. Esta familia de cultivadores cultivaba un metodo para devorar otros cultivadores. El antepasado de la secta Heng Yue fue tragado por un miembro de la familia del Demonio gigante antes de que incluso revelarse su verdadera forma.

La mirada del gigante aterrizó en Linyi y su expresión se volvió un poco más suave, pero con impaciencia dijo: “Esta zona desolada apenas tiene energía espiritual. Si no fuera por el maldito tratado, podría succionar toda la energía espiritual de aquí en un solo respiro. Todos ustedes, escuchen bien. El campo de batalla extranjero se abrirá en cinco meses. Ustedes de Zhao son responsables de un terreno de cien mil kilómetros cuadrados a cincuenta y ocho grados al norte de la entrada. Hay siete fichas allí. Mismas reglas habituales; cuatro de ellas deben ser rotas. A lo sumo a tres sectas se les permite entrar. Si más de tres fichas permanecen después de cinco meses, el país de Zhao perderá su derecho a participar.

*(Este “campo de batalla extranjero” parece ser más unos retorcidos juegos de guerra para el entretenimiento de algunos cultivadores “dioses”).

Con esto, el gigante abrió la boca y siete rayos de luz voló fuera de él, aterrizando en el suelo y revelando siete fichas. Una vez hecho esto, la cabeza del gigante volvió a entrar en el agujero negro, pero su cabeza de repente regreso y gritó, “Si encuentra una perla como esta en el campo de batalla extranjero, deberá regresar inmediatamente. ¡Cualquiera que la regrese será recompensado ​​con un tesoro mágico del Alma, su secta será recompensada​con diez ataúdes con cuerpos de la Transformación del espíritu listos para ser refinados, y el rango de su país se incrementará en uno!”

“Pero si alguien se atreve a mantenerla para sí mismo, la totalidad de su país será eliminado. Linyi, este es un mensaje enviado por los altos mandos de Suzaku. Recibirá el mismo  mensaje en unos pocos días. “Con eso, sus ojos se iluminaron y las nubes en el cielo se movieron para formar una imagen. La imagen era la de un perla con algunas nubes talladas en la misma*.

*(Por suerte para Wang Lin no dijo nada de que podía “evolucionar”)

Si Wang Lin estaba aquí, sabría de inmediato que se trataba de la perla que había estado guardando cerca de su pecho.

El gigante murmuró unas cuantas veces y luego una mano gigante salió del agujero negro y agarró el hazde luz en la parte superior de la torre del cielo. Lo sacudió un par de veces y dijo: “Linyi, estoy tomando este tesoro mágico de siete colores. No puedo venir aquí por nada”.

Después de un gran estruendo, el haz de luz se metió en el agujero negro y desapareció junto con él. La nube iridiscente  el cielo dispersó y la enorme presión que cubría a Zhao desapareció.

La cara del mensajero gordo se volvió fea. Él dejó escapar un resoplido fría mientras agitaba las mangas y entró en la torre. Desde la torre llegó su voz sombría.

“La misma antigua regla; Los cultivadores de la Formación del núcleo y del Alma naciente no se les permite unirse. Traigan sus cultivadores del Establecimiento de la base. Ellos son su principal fuerza de combate. Todo el mundo, regrese. La batalla comenzará en tres días”.

Las siete sectas demoníacas y ortodoxas recogieron sus fichas. Se miraron el uno al otro y se fue sin decir una palabra. La única parte interesante fue que los cultivadores del Alma naciente de las tres sectas ortodoxas fueron todas en la misma dirección.

El anciano flaco de la secta Camino Celestial brutalmente miró a las tres personas que se fueron y dijo: “Compañeros cultivadores, ¿qué tal si todos vienen a mi casa para conversar?”

  • Ecle-chan

    Entonces saben que la perla está allí.

    No sé que es más retorcido si los juegos del hambre o esto.