<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 121

Capítulo 121. Burdel de Río Claro

 

El estado de ánimo actual de Shen Zhongshan era bastante bueno. Actualmente estaba sentado en una habitación privada del burdel del Río Claro y abrazando a una chica excepcionalmente bella, usando sus grandes manos para tocar a tientas su delicado cuerpo de una manera vulgar.

 

Quizás se debió a la impaciencia de Shen Zhongshan, pero su maniobrabilidad hizo que la encantadora doncella se riera sin parar.

 

“¡Miss Jin, creo que ya debería entregarse a nuestro líder de la pandilla! Es la primera vez que nuestro jefe de pandilla está tan enamorado de una mujer. Vino con tanta prisa a pesar de que los asuntos de la pandilla no se han resuelto del todo”. La persona que dijo esto era un gordito negro que vestía ropa gris suelta. Su cintura era tan grande como un cubo, y sus piernas eran el doble de grandes que las de una persona normal.  Después de hablar, estaba un poco jadeando.

 

“¡Así es, Miss Jinzhi! Nuestro líder de la pandilla ha visitado su establecimiento todas las tardes durante cinco días seguidos y ha gastado una gran suma de dinero! Además, te has beneficiado bastante. Sólo dejas que nuestro líder de la pandilla te abrace por un tiempo y nunca le permites pasar la noche contigo ni una sola vez. ¡Esto no tiene sentido!” El que habló esta vez fue un erudito de mediana edad con un lunar en la cara. Sus ojos exudaban una ferocidad oculta, haciéndole parecer una persona intrigante.

 

Actualmente, además de Shen Zhongshan, había otras tres personas en la sala. No eran más que los tres Grandes Protectores de la Pandilla Cuarto Nivel.

 

El gordo negro era Qian Jing ‘Puño Loco’. Haciendo caso omiso de su extrañamente regordete tamaño, en realidad era extremadamente hábil en el ‘Ataque Enloquecido Dieciocho’ y había matado a muchos expertos de renombre.

 

El erudito confuso era Fan Ju, un ‘erudito malicioso’. Aunque practicaba una técnica de espada muy rápida y feroz de ‘Viento Nevado’, lo que hizo famoso su nombre en todo el mundo fue su corazón oscuro, sus métodos feroces y sus intenciones siniestras.

 

A un lado había una persona vestida de negro que no había dicho una palabra desde el principio. Era el más fuerte de los tres Grandes Protectores, ‘Lanza Daga’ Shen San. Su habilidad única de enviar dieciocho dagas sucesivas había ayudado previamente a Shen Zhongshan a deshacerse de muchos expertos que perseguían una venganza contra él. Además, Shen San también era pariente lejano de Shen Zhongshan. Por lo tanto, era el que Shen Zhongshan consideraba más digno en la Pandilla Cuarto Nivel.

 

Al igual que Shen Zhongshan, cada uno de los tres Protectores tenía una linda niña sentada en sus brazos. Pero estas chicas no se parecían en nada a la chica en el abrazo de Shen Zhongshan. Era delicada, encantadora, coqueta y muy bien desarrollada en figura.

 

En ese momento, cuando la risita de la pequeña Jinzhi escuchó las palabras, ‘Puño Loco’ y ‘Erudito Malicioso”, sus ojos comenzaron a llorar de inmediato, como si una lágrima pudiera caer en cualquier momento.

 

“¡Cuando el Maestro Fan y el Maestro Qian hablan así, me acusan injustamente. En el momento en que otros vean al Maestro Shen, sabrán inmediatamente que es un héroe! ¡Poder volar juntos y anidar junto con el Maestro Shen, eso es todo lo que deseo!”

 

“Sin embargo, ambos saben que mi cuerpo pertenece al burdel de Río Claro. Sin la aprobación de la Dama de la Tercera Edad del burdel, si Jinzhi se marchara y recibiera clientes sin permiso, me mataría a golpes. ¿Por qué no va el Maestro Shen y le pregunta a la anciana Dama Wang? Si ella acepta dejar que Jinzhi reciba clientes, entonces definitivamente esperaré diligentemente al Maestro Shen esta noche”. La prostituta principal del burdel de Río Claro habló en un tono sincero de dulce razonabilidad y miró a Shen Zhongshan con extrema adoración.

 

Sus palabras parecían bastante creíbles pero falsas al mismo tiempo, haciendo que Qian Jin y Fan Ju se miraran el uno al otro sin palabras, consternados.

 

Por supuesto que habían pedido el precio de pasar la noche con la pequeña Jinzhi. Usando la excusa de que la pequeña Jinzhi nunca había pasado la noche con un patrón antes, la Dama Wang exigió un precio exorbitante que hizo que el corazón del Líder de la Pandilla Shen Zhongshan se estremeciese un instante. Por lo tanto, nunca habían llegado a un acuerdo.

 

Era aún más imposible usar la fuerza para negociar. El burdel de Río Claro era propiedad de la tercera pandilla más grande de la ciudad de Jia Yuan, la Secta de los Tiranos Celestiales.

 

Después de golpear un obstáculo, Qian Jin y Fan Ju sólo pudieron descargar su frustración en las chicas del burdel de Río Claro que estaban en sus brazos. Sólo después de manosearlas ferozmente dejaron pasar el asunto.

 

“Jeje, muchas gracias a los dos dignos hermanitos por preocuparse por mis asuntos. Pero no se preocupen, hace dos días hice un gran negocio. Esta pequeña cantidad de dinero no es demasiado. Al contrario, usted, bella dama, no puede retractarse de sus palabras. ¡Debes esperar apropiadamente a este Señor Maestro cuando llegue el momento!” El lujurioso Shen Zhongshan dijo contento cuando de repente se giró hacia la pequeña Jinzhi, que estaba en su abrazo, y mordisqueó su fragante mejilla.

 

Shen Zhongshan era un hombre enorme con brazos y pecho muy peludos. Sus dos brazos eran mucho más largos que los de un humano promedio. Así, toda su persona parecía una bestia vestida, tan fea que podía asustar a la gente.

 

Hace unos años, este hombre extremadamente grosero usó ‘Golpe de Brazo Abierto’, una habilidad que dominaba a la perfección, para asesinar al predecesor de la Pandilla Cuarto Nivel, Gou Tianpo, y a sus ayudantes de confianza, los cuatro grandes Señores de la Guerra, con lo que se hizo con el puesto de Líder de la Pandilla. Por lo tanto, en toda la ciudad de Jia Yuan, él era definitivamente una parte de los expertos de alto rango y no debe ser subestimado.

 

“Maestro Shen”, la pequeña Jinzhi se mostró muy tímida cuando Shen Zhongshan le mordió a escondidas la mejilla y se comportó como una niña mimada en sus brazos, lo que hizo que Shen Zhongshan se sintiera muy complacido consigo mismo mientras se reía a carcajadas.

 

¡Dong dong dong! ¡Dong dong dong! Justo en ese momento, alguien llamó a la puerta.

 

“¿Quién es?” El gordito negro, ‘Puño Loco’ Qian Jin estaba descontento y gritó de mal humor.

 

“Estoy aquí para entregar bebidas a los caballeros en la habitación.” La voz de un hombre joven llegó desde el exterior.

 

“Entonces, ¿por qué tardas tanto en entregarlas? ¡Ya me he quejado de que no hay suficientes bebidas!” El gordito negro habló sin pensar cuando escuchó la respuesta.

 

Tras las palabras de Qian Jin, entró un joven vestido de sirviente. El joven de aspecto ordinario sostenía una bandeja con ambas manos. Había varios platos y dos botellas de alcohol en la bandeja.

 

“Rápido, trae el alcohol aquí. ¡Quiero ver a qué sabe!” El gordo Qian Jin era el típico borracho. Así sus ojos se iluminaron inmediatamente y clamó incesantemente cuando vio las dos botellas de alcohol.

 

“¡Sí, este sirviente se lo llevará!” Esta persona, con apariencia de joven sirviente, se adelantó unos pasos y colocó una copa de vino sobre la mesa.

 

En el momento en que el gordito vio la copa de vino, inmediatamente la agarró con la mano y quiso bajarla para probar su sabor.

 

“¡Espera, gordito!” La silenciosa persona vestida de negro, Shen San, de repente detuvo a Qian Jin de verter el alcohol en su boca.


Capítulo semanal (7/12)

¡¡Hey, cultivadores!! Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador. Ponerse en contacto a través de la página de Facebook.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos Facebook
Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Tadeo Martínez

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo Martínez - hace 4 meses

    😮😮😮 así que ese tipo no es tan simple como se ve…..ya decía yo que no sería tan simple como matar pollos.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.