<- Actualmente solo registrados A- A A+

RMJI – Capítulo 326

Capítulo 326. Taladro Espiritual de Sangre

 

Han Li no se fijó en la mirada resentida del Emperador de Yue. En vez de eso, miró a la oscura y sangrienta luz que permanecía en su cuerpo.

 

Una regla dorada, un par de espadas púrpuras dentadas, y una espada larga azul flotaban entre la sangrienta luz. Eran las herramientas mágicas de Song Meng y compañía.

 

En ese momento, estaban inmóviles dentro de la luz sangrienta. Parecía que habían perdido completamente su espíritu.

 

Los ojos de Han Li brillaron reflexivamente; parecía que la luz diabólica que protegía el cuerpo del Emperador de Yue era capaz de corromper las herramientas mágicas comunes. El único objeto que Han Li tenía actualmente a mano que podía resistirse a esta técnica maligna era las Garras del Dragón Negro.

 

Hasta ahora, la única persona que aparecía entre la nube de escombros era el Emperador de Yue. Parecía como si el hombre de túnica azul, que había dicho ser el Maestro de la Escuela del Mal Negro, hubiera muerto verdaderamente por la Semilla del Relámpago Celestial.

 

Con ese pensamiento, aunque el corazón de Han Li se relajó, no tenía intención de darle al enemigo la oportunidad de recuperar el aliento. Han Li inmediatamente dio una orden mental a sus marionetas para que comenzaran su ataque, lanzando un interminable aluvión de rayos de luz y flechas hacia el enemigo.

 

Ahora, temerosos de perder aún más de sus herramientas mágicas, el grupo de cultivadores del Valle del Arce Amarillo cantó encantamientos y formó sellos de mano en su lugar, lanzando continuamente técnicas mágicas y talismanes junto con el ataque de Han Li. Todos entendieron que la única manera de liberarse de esta pesadilla sería golpear con todas sus fuerzas.  De lo contrario, más de ellos sufrirían finales trágicos.

 

Cuando el Emperador de Yue vio esto, movió su brazo frente a él sin expresión alguna. Un enorme escudo de luz de color rojo sangre apareció, bloqueando fácilmente los ataques que se acercaban. Sin embargo, la luz sangrienta emitida por su cuerpo se estaba debilitando cada vez más y daba la impresión de que podía fallar en cualquier momento. Esto causó que Han Li y compañía atacaran con aún más furia.

 

El Emperador de Yue resopló fríamente mientras sacaba en silencio una pequeña botella verde oscuro de su pecho.

 

Con agilidad tiró una píldora escarlata del tamaño de una longaniza de la botella que apestaba a sangre. No parecía ser ningún tipo de buena medicina, pero aún así se la llevó a la boca sin la menor vacilación y arrojó el frasco a un costado; en realidad, sólo contenía una sola píldora medicinal.

 

Una vez que la píldora escarlata llegó al estómago del Emperador de Yue, Han Li fue testigo de una escena impactante.  La expresión del Emperador de Yue tembló y su sangrienta luz volvió a brillar. Además, sus heridas se estaban curando a una velocidad visible para el ojo. En ese breve momento, Han Li vio como el enemigo recuperaba todo su poder mágico y sanaba todas las heridas que había recibido de la Semilla del Relámpago Celestial.

 

“¡Maldita sea! ¿Cómo pudo pasar algo así?”  Cuando Song Meng vio esto, murmuró con incredulidad, olvidando tirar sus decenas de picos de hielo ya preparados.

 

Han Li tampoco podía creer lo que veían sus ojos. No sabía qué píldora tomaba el oponente, pero tenía efectos que desafiaban al cielo.

 

Había leído toda clase de libros antiguos, pero ninguno de ellos había mencionado algo así.

 

“Usó una Píldora de Esencia de Cultivo. Una píldora medicinal que salva vidas y que sólo puede ser refinada después de cultivar varias artes diabólicas en particular y al dañar el propio cultivo. Esta píldora sólo puede ser usada por su creador, ya que es fatal para cualquiera que la tome”. Una clara y fría voz vino del lado de Chen Qiaoqian, dejando atónito a Han Li. Incluso Chen Qiaoqian se dio la vuelta con una cara llena de sorpresa.

 

“Hermana Marcial Mayor Zhong, ¡estás bien!”

 

“¡Estoy bien! Sin embargo, el demonio que asesinó al Hermano Marcial Liu está ante mis ojos y debo matarlo”. Zhong Weiniang finalmente había recobrado el sentido común. Sonrió con gran dificultad a Chen Qiaoqian, antes de decirlo con expresión fría.

 

“Todos deseamos matarlo. ¡Pero el problema es que él desea hacer lo mismo con nosotros!” Contestó con indiferencia Han Li sin girar la cabeza.

 

Zhong Weiniang se giró y miró hacia abajo, sorprendida. Lo que vio de repente hizo que su expresión se volviera espantosa.

 

Mientras hablaban, el Emperador de Yue, que estaba debajo de ellos, retiró su escudo de luz. La sangrienta luz que rodeaba su cuerpo surgió y se expandió hasta alcanzar unos diez metros de espesor. Las herramientas mágicas que estaban atrapadas en la sangrienta luz habían empezado a derretirse gradualmente.

 

El resplandor que protegía su cuerpo era ahora varias veces mayor y su cultivo era mucho mayor que antes. Así, la luz sangrienta sobre su cuerpo ahora era capaz de resistir fácilmente el asalto de las técnicas mágicas y los ataques de las marionetas.

 

El Emperador de Yue levantó la cabeza para mirar solo a Han Li con ojos helados. Repentinamente extendió la mano hacia atrás y se movió. Una perla de color rojo fuego salió de repente de algún lugar y cayó con precisión en su mano.

 

Al ver esto, los ojos de Han Li brillaron con sorpresa al pensar en el hombre vestido de azul que había muerto de su Semilla del Relámpago Celestial. Parece que esta perla era de sus restos y ahora los'”Núcleos de Aangre de los Cinco Elementos’ pueden considerarse completos. Mientras Han Li pudiera asesinar a este demonio, podría adquirir este tesoro que beneficiaría enormemente a su Formación del Núcleo.

 

“Chico, ¿tienes más Semillas del Relámpago Celestial? Si las tienes, me quedaré aquí y las recibiré. Quiero ver si tus Semillas del Relámpago Celestial o mi arte diabólico de protección es mayor.” El Emperador de Yue cuidadosamente guardó la perla y se lo dijo a Han Li con voz fría.

 

Una vez que esas palabras salieron de su boca, los cultivadores del Valle del Arce Amarillo se sorprendieron y no pudieron evitar mirar a Han Li.

 

La expresión de Han Li no cambió, pero resopló hacia adentro. Él le contestó con calma: “Éste también tiene curiosidad por saber si usted es el Maestro de la Secta de la Escuela del Mal Negro, o si es la otra persona. ¡Además, de las circunstancias actuales se deduce que su estimada persona ha absorbido previamente más de la mitad de su cultivo antes de que usted fuera interrumpido! Estoy bastante desconcertado porque rara vez hay gente dispuesta a actuar como un sacrificio en este mundo”.

 

Han Li no respondió a su pregunta, pero hizo una pregunta a cambio. ¡Devolvió el sarcasmo con sarcasmo!

 

Cuando el Emperador de Yue escuchó esto, reveló una extraña expresión que parecía tanto arrepentimiento como burla. Pero poco después, por alguna razón desconocida, su rostro apareció cada vez más amenazante a medida que sus cejas se inclinaban hacia abajo.

 

El corazón de Han Li tembló y abrió un poco la boca, enviando silenciosamente a los cuatro cultivadores restantes del Valle del Arce Amarillo una transmisión de sonido que los dejó conmocionados.

 

Terminado esto, Han Li dijo indiferentemente: “¡Si crees o no en mis palabras, depende de ti!”

 

Han Li no usó la transmisión de sonido para esa última frase, permitiendo que el Emperador de Yue escuchara claramente. La cara del Emperador se enfrió, y de repente señaló con el dedo a Han Li, disparando un rayo de luz roja tan grueso como un pulgar hacia él en un instante.

 

Aunque el rayo de luz roja era asombrosamente rápido, Han Li apenas era capaz de hacer que su escudo de escamas blancas y su caparazón de tortuga se superpusieran delante de él. Poco después, una barrera de luz azul cubrió su cuerpo. Han Li no se atrevió a ser descuidado contra ese ataque desconocido.

 

*Pupu. Cuando Han Li escuchó esto, inconscientemente se inclinó hacia su lado, antes de sentir calor en su hombro derecho, seguido de un dolor agudo.

 

Después de ver un agujero sangrante del tamaño de un dedo en su hombro, la cara de Han Li se volvió fea.

 

Se lamió los labios secos y dirigió su mirada hacia sus dos herramientas mágicas con incredulidad.

 

Un pequeño agujero similar apareció en el escudo de escamas blancas y en el caparazón de tortuga; la luz roja había penetrado en ambos sin resistencia. En cuanto al Escudo de la Espada de la Esencia Azul en su cuerpo, no tuvo el más mínimo efecto. Al entrar en contacto con el ataque, se disolvió completamente sin dejar rastro.

 

¡Lo que Han Li vio hizo que se le cayera el corazón!

 

Si su cuerpo no fuera ágil por su larga práctica con los Pasos Cambiantes de Humo, entonces su corazón habría sido golpeado y habría muerto inmediatamente. ¡Un solo momento de descuido como este podría hacer que cualquiera pierda la vida!

 

Cuanto más pensaba Han Li en esto, mayor era el miedo que sentía.

 

Aunque sabía que el Emperador de Yue había absorbido la mayoría del poder mágico del hombre de túnica azul, el drástico aumento de fuerza del Emperador superaba con creces sus expectativas.

 

Sin embargo, Han Li no sabía que, mientras estaba atemorizado por su experiencia cercana a la muerte, el Emperador de Yue estaba aún más asombrado de que Han Li hubiera sobrevivido a su ataque.

 

Aunque parecía que su último movimiento parecía fácil de usar, este ‘Taladro Espiritual de Sangre’ era en realidad un movimiento de un solo uso. Sólo después de comprimir la verdadera esencia de uno por varias decenas de veces se podría desencadenar este movimiento asesino sorpresa.

 

Este fue uno de los movimientos asesinos de las artes diabólicas que cultivó. No sólo fue una preparación insoportablemente dolorosa, sino que también requirió demasiado tiempo.

 

Cuando el Emperador había utilizado anteriormente esta técnica, ni un solo cultivador había logrado sobrevivir a ella. Pero ahora, Han Li solo estaba ligeramente herido por ello; ¡cómo no iba a sorprenderse!

 

Sólo un Taladro Espiritual de Sangre permanecía dentro de su cuerpo. Dudó, no estaba seguro de si usarlo o no en Han Li una vez más.

 

Cuando los cultivadores del Valle del Arce Amarillo vieron que Han Li había sido herido por el reciente ataque, sus expresiones cambiaron enormemente.

 

Inconscientemente, Han Li ya se había convertido en su pilar de apoyo. El hecho de que le hirieran de forma tan inesperada los alarmó mucho.

 

“¡Vamos!” Han Li escupió esto sin la menor vacilación después de apartar la mirada de su herida.

 

Locamente derramó poder mágico en su Bote de Viento Divino y rápidamente voló hacia un lado.

 

Cuando Song Meng y los demás escucharon esto, se miraron mutuamente antes de seguir las órdenes de Han Li de huir.

 

Cuando el Emperador de Yue vio esto, al principio se sorprendió, pero luego se mofó poco después.

 

Voló hacia delante, queriendo perseguir a Han Li. Sin embargo, ahora se dio cuenta de que más de diez marionetas de forma única le habían rodeado.


Capítulo semanal

¿Quieres mostrar tu apoyo? Según la donación publicare capítulos extras; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 3 capítulos Facebook
Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.