<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 142

Libro 2 – Capítulo 25. Bestias de Batalla

Marvin se fue solo en la tercera noche, saliendo de la base. Aprovechó la oscuridad para dirigirse al territorio de Sir Kocat.

Kocat era el padre de Marvin, así como el cuñado del Barón Forza. A pesar de que nunca había superado el nivel 9, incluso en la cúspide de su juventud, su herencia y su matrimonio habían cimentado su condición de caballero. De hecho, Kocat era más importante para el barón que Hubert y Kojo, sólo un poco menos que Menta.

Este plano era caótico debido a las luchas de poder. Aunque las guerras no eran tan frecuentes ni tan grandes aquí como en Norland, seguían siendo una norma. Las élites hacían uso de demasiadas excusas para hacer la guerra entre sí; ¡carajo, lo hacían incluso cuando los caballos de alguien pisoteaban las cosechas! Aquí no había necesidad de lógica, sólo se necesitaba una pequeña excusa para hacer la guerra.

Por supuesto, había razones reales para que se libraran estas guerras, la principal de ellas era que una de las partes fijara su mirada en las posesiones de otra. Esto podría ser por tierra, minas, ciertas especialidades locales o incluso rutas comerciales. Por supuesto, aquellos tontos que luchaban para llevarse a las hijas o esposas de sus enemigos ya habían sido eliminados con el tiempo.

Menta era un formidable luchador y comandante imprescindible, y Kocat lo sabía muy bien. Siempre había sido una persona pragmática que podía analizar la situación, y sabía que su matrimonio por sí solo no sería suficiente para darle el control total de sus tierras.

Marvin había decidido buscar a Kocat por esa misma razón. Si uno deseaba persuadirle para que se pusiera del lado de los invasores, por lo menos los ayudaría desde la oscuridad. Richard tenía fe en que Kocat sería convencido; después de todo, su único hijo se había convertido en un sacerdote caído, un archienemigo del Dios del Valor.

Una fuente de la confianza de Marvin para poder convencer a su padre fue que Flowsand podía ofrecer un camino a la fe. El dios de los invasores era tan fuerte que podían infiltrarse en su plano. La razón principal por la que los lugareños de un plano ponían todo en la eliminación de los invasores era porque sus dioses tenían una postura clara sobre ellos. Sin importar lo poderosos que fuesen los intrusos, mientras los dioses estuviesen dispuestos a pagar un precio suficiente, podrían al menos ahuyentarlos.

Sin embargo, estos invasores fueron diferentes. Aunque eran mucho más débiles que los anteriores, ¡tenían la capacidad de proveer fe! Esto hizo que las deidades locales perdieran su ventaja en ese sentido, quizás incluso revirtiéndola. Eso era algo que él había entendido bien desde su experiencia.

Richard continuó escudriñando el mapa del ducado después de que Marvin se fuera, tratando de encontrar un punto de ataque. Había numerosas etiquetas en este mapa después de los recientes interrogatorios, dándole mucha información.

Mientras continuaba deliberando, un pensamiento repentino entró en la mente de Richard. Levantó la cabeza, mirando hacia el oscuro y sombrío bosque que había fuera de la ventana. Acababa de recibir la noticia de que la madre cría había madurado, alcanzando el nivel 1. Él fue requerido inmediatamente para decidir su camino futuro.

Inmediatamente dejó de lado sus tareas actuales, poniéndose un abrigo y saliendo de su casa. La madre cría estaba a unos pocos kilómetros de distancia, y sólo necesitaría unos treinta minutos para llegar allí.

Sin embargo, al salir de la base, dos zánganos obreros gigantes de más de un metro de largo volaron repentinamente hacia él, causándole una fuerte conmoción. Incluso a la luz del día estas enormes criaturas podrían asustar a alguien desprevenido. Afortunadamente, Richard sabía que estos eran los zánganos de la madre cría usados para buscar comida, y los envió para que lo guiaran hacia ella.

Primero rodeó a la madre cría, examinando a su extraña bestia contratada. La criatura aún estaba cubierta de una brillante armadura negra, su abdomen ocupaba dos tercios de todo su cuerpo, pero no estaba tan deformado como al nacer. Tenía pliegues en todo el cuerpo, vibrando suavemente mientras la madre cría respiraba. La cabeza era casi la misma que cuando nació, difícil de reconocer con su cuerpo actual. Las tenazas también habían permanecido del mismo tamaño, lo que se suponía era un arma ahora simplemente parecían cubiertos.

En cuanto a su poder, las fortalezas de la madre cría residían actualmente en sus ataques mentales y el ácido que expulsaba, algo mucho más útil que un par de tenazas grandes. Además, sus seis patas se habían vuelto aún más robustas, aunque también más rechonchas. Podían soportar su peso, pero la velocidad significaba un problema.

“¿Hubo algún otro cambio cuando maduraste? ¿Obtuviste algún otro medio de ataque o defensa?” preguntó Richard entusiasmado.

La voz de la madre cría sonó en su mente: “No, Maestro. No estoy destinada a luchar en batallas yo misma, y mi ataque mental y el ácido son mis únicas formas de hacer daño. Sin embargo, esos son sólo mecanismos de autodefensa. Sólo cuando los enemigos están a treinta metros de distancia de mí puedo usarlos, y si deciden huir es imposible que los alcance. Sin embargo, ahora que he madurado tengo la habilidad de crear zánganos de ataque. Puedes usarlos como soldados”.

“¿Zánganos de ataque?” El concepto era incomprensible para Richard: “¿Quieres decir como esos obreros?”

La madre cría explicó: “Algo, pero no completamente igual. Los obreros fueron los únicos zánganos que pude conjurar en mi etapa inicial, y tienen energía limitada. Sólo son comparables a los lobos robustos en el mejor de los casos, así que incluso un guerrero de bajo nivel con el equipo adecuado podría derrotarlos. Su propósito principal es buscar comida, no protegerme”.

Richard asintió. Los obreros ladraban pero no mordían, con muchos más monstruos terribles ahí fuera. Aparte de una capacidad limitada para producir veneno paralizante, no tenían formas especiales de atacar. Un guerrero con escudo de nivel 5 podría fácilmente derrotar a algunos de ellos al mismo tiempo.

La madre cría continuó: “Los zánganos de ataque son diferentes. Su único propósito en la vida es la batalla, y eso permanecerá igual hasta la muerte. Ahora que maduré, en el nivel 1 puedo crear tres al día, con suficiente energía para controlar un total de diez. Originalmente sólo podía engendrar zánganos de ataque normales, pero debido a algún sustento especial en mi estado larval he sido capaz de mejorar sus rasgos hasta cierto punto.

Aquí, esta es la información sobre ellos. Su prototipo fue construido en base al ambiente de este plano, pero a medida que crezco en niveles, puedes modificarlo como desees”. Unos cuantos diseños tridimensionales aparecieron repentinamente en la mente de Richard, todos acompañados de grandes cantidades de información.

Eran criaturas terrestres similares a los velociraptor prehistóricos, con un par de fuertes patas traseras que les permitían correr rápidamente. Sus extremidades delanteras eran cuchillas similares a las tenazas de la madre cría, a la vez que tenían caninos bien desarrollados y afilados que podían perforar armaduras de placas. Cada uno era casi tan grande como un lobo grande, y podían estallar con poder durante cortos periodos de tiempo. Podían viajar a más de sesenta kilómetros por hora, más rápido que la mayoría de los caballos de guerra.

En una pelea uno a uno, estas criaturas eran similares a guerreros humanos de nivel 5. Sin embargo, aunque le tomó años a un guerrero entrenar a ese nivel, y un equipamiento básico para que se desempeñara a la perfección, ¡la madre cría podía engendrar tres de estas bestias en un día! Y eso fue sólo en su nivel actual – la producción aumentaría a medida que crecía en poder. Este zángano de ataque en particular se llamaba Raptor.

La madre cría incluso había sido capaz de mejorar los raptors, aumentando su fuerza hasta en un 20%. Estos raptors mejorados eran más robustos que sus parientes normales, y en un nivel entre 6 y 7 en términos de poder podían vencer a los guerreros de nivel 5 con facilidad. Sin embargo, también requerían más energía para su creación, de tal manera que, a su plena capacidad la madre cría sólo podía tener hasta ocho en total. Por otro lado, todavía podría crear tres de ellos en un día.

Por supuesto, había una desventaja que compensaba esto – los raptors sólo tenían un año de vida.

Richard ya había esperado grandes cosas de la madre cría, pero aún así no había esperado la cantidad de ayuda que podría proporcionar. ¡Dentro de un mes después de madurar, la madre cría podría crear una tropa de cientos de raptors que podrían rivalizar con los soldados de élite en un mes! Esto hizo que la conquista planar no fuera un problema para Richard. Podía simplemente adentrarse en un plano extraño y superar los poderes militares de allí; la madre de cría resolvería gran parte de su problema. El único requisito previo era asegurarse de que estuviera bien alimentada, pero esa no era una tarea difícil de lograr.

Más zánganos de ataque no era la única función del aumento de niveles de la madre cría. Con cada nivel desbloquearía funciones adicionales, y su cuerpo físico también seguiría fortaleciéndose. Al mismo tiempo, este proceso podría acelerarse alimentándola con algunos elementos especiales como cristales llenos de maná y similares. También podría absorber criaturas poderosas como Dragones Heráldicos, Draconianos o incluso Serpientes Multicabezas. La madre cría también tenía la capacidad de descifrar los misterios de esas criaturas, usando sus rasgos para mejorar sus zánganos. Por ejemplo, la mejora de la fuerza de los zánganos de ataque fue descubierta porque la madre cría había consumido una criatura de gran fuerza.

Por supuesto, lo que Richard no sabía era que la persona que había hecho una contribución tan especial a la madre cría había sido Sir Menta.

Considerando que Flowsand estaría apoyando a sus tropas, Richard decidió enfocarse en el poder individual sobre los números. “¿Podría un lote de raptors con fuerza mejorada ser engendrados para mañana? He decidido empezar la ofensiva por la mañana.”

“Por favor, espere pacientemente. Tendrás el primer lote en diez minutos,” respondió la madre cría.


Lista de Capítulos Donación: 5 Capítulos patrocinados x 10 $ Facebook

Capítulo Diario 2-2.

 

Descarga:

2 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.