<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 281

Libro 2 – Capítulo 164. Eventos Inesperados (2)

 

Los castillos pequeños normalmente se pueden construir con solo siete u ocho mil monedas. Richard tenía algunos requisitos adicionales con respecto a la fortaleza de las defensas, por lo que los costos aquí superarían los 20.000. La adición de la reconstrucción de carreteras y similares tampoco fue un gasto menor, pero aún así las etapas iniciales no sobrepasarían las 5.000 monedas.

El caballero respetuosamente saludó a Richard al recibirlo, pero esa etiqueta no mejoró su humor en lo más mínimo.

“¡¿Que está pasando aquí?! ¿Por qué no hay más trabajadores? ¿Estás planeando construir mi castillo con estos tipos, poco a poco? ¿Dónde está Pierce?¿ Adónde fue?!” La voz de Richard se volvió cada vez más severa.

El caballero estalló en un sudor frío, dándose cuenta de que este apuesto y amable joven maestro estaba enfurecido. La imponente aura que Richard estaba emitiendo hizo palpitar su corazón. “Sir Richard, usted quería que Pierce y yo fuéramos al territorio del Barón Fontaine para contratar artesanos y conseguir piedra y madera …”

“Así es”. Richard asintió, viendo la expresión del caballero. Frunció el ceño, preguntando con desdén, “¿Qué, no te di suficientes monedas de oro para comprar los artículos y contratar a los artesanos?”

El caballero se rió amargamente, “Hablando lógicamente, el oro que nos diste debería haber sido suficiente. Sin embargo, realmente no pudimos comprar los artículos ni contratar personas. El nuevo barón aumentó diez veces el costo de todos los materiales de construcción e hizo lo mismo con los salarios de los albañiles. No nos atrevimos a tomar la decisión nosotros mismos, así que solo podíamos esperar hasta que regresaras del Acantilado Profundo para decidir.”

Richard pareció algo sorprendido, “Entonces el nuevo barón no tiene intención de vendernos…”

El caballero dijo cuidadosamente, “Nosotros teníamos la misma opinión, pero como era su orden, tuvimos que seguir luchando. Pierce todavía está en el Castillo Crepúsculo, y yo regresé primero para reclutar hombres. Sin embargo, no hay mucha gente aquí y sólo podemos extraer y cortar los materiales.”

Richard asintió sin decir palabra, dando vueltas lentamente al lugar de la construcción una vez más antes de hablar deliberadamente, “Parece que algunas personas no desean que construya un castillo aquí…”

“Mi Señor, entonces …” preguntó el caballero con cautela. Había seguido a Richard durante bastante tiempo, pero se sentía cada vez más incapaz de ver a través de este joven gran mago. Incluso ahora, la expresión severa de Richard le asustaba mucho.

“Continúa ocupándote de las cosas aquí, y no detengas la construcción. Voy a hacer un viaje al Castillo Crepúsculo mañana mismo.” Dicho esto, Richard regresó a una residencia de madera de dos pisos preparada para él en el cuartel, extendió una copia del mapa que había obtenido del Duque y buscó a los nobles vecinos de la lista que Bevry le había dado.

No estuvo absorto en sus pensamientos por mucho tiempo antes de que un suave golpe sonara en la puerta.

“Hemos estado viajando un día entero, ¿por qué no estás descansando?” Richard soltó la lista en sus manos, sonriendo mientras tiraba de Flowsand hacia él.

La clériga resopló, dándole un fuerte golpe con la mano, “¡Primero el negocio!”

Richard no la soltó a pesar del dolor, pero al menos no hizo nada más. “Está bien”, Dijo, “Hablemos. ¿Qué negocio? Tenemos nuestro propio negocio que atender más tarde.”

Flowsand se puso furiosa, mordiéndole vilmente en el hombro mientras hablaba con los dientes apretados, “¡Todos los días y todas las noches! ¿No temes que tu nivel baje?”

“¿Cómo podría ser eso?” Richard se rió, “Mi maná aumenta durante el ‘negocio’. Es el momento perfecto para entender muchos principios de la magia y las runas.”

“¡Hmph! Te estás volviendo cada vez más obsceno. ¿Eres realmente un gran mago?”

Después de haber pasado mucho tiempo con Flowsand, Richard comenzaba a volverse más descarado, “Según el estándar de Norland, estoy lejos de ser un gran mago.”

Al oír hablar de Norland, la débil sonrisa en el rostro de Flowsand desapareció repentinamente. Suspiró suavemente, enderezando su espalda, “Acerca de regresar a Norland … ¿Tienes alguna idea?”

“No tengo ningún método concreto, pero tengo algunas ideas.” Richard soltó su agarre, acercándola al mapa mientras hablaba con una sonrisa, “Ya hemos dado los primeros pasos. Ahora, tenemos que aumentar nuestra fuerza y aumentar nuestras posibilidades de supervivencia. La clave para eso es recursos y militares. Sin más, mientras tengamos un canal estable podré vender runas para mantener un constante flujo de oro. Esa riqueza puede intercambiarse por materiales, esclavos, territorio o incluso mercenarios.

“También haríamos bien en establecer algunas líneas comerciales. Ahora que hemos luchado tantas batallas, puedo garantizar la victoria en cualquier pequeño campo de batalla. Siempre que tengamos alrededor de mil cada uno, y la calidad no sea demasiado desigual, no perderemos. Si continuamos derrotando a más enemigos, podemos obtener los dos materiales que más necesitamos: cristales mágicos e ídolos de adoración. Con ellos, la madre cría crecerá más y más fuerte.”

Luego señaló con un dedo las Tierras Ensangrentadas: “En menos de tres años, controlaremos toda esta tierra.”

Flowsand miró fijamente el perfil de Richard, dándose cuenta de que este joven había ido adquiriendo confianza y decisión con el tiempo, comenzando a asumir más responsabilidades. Ella suspiró en su corazón, centrándose en el mapa cuando dijo, “Los ídolos no son tan efectivos como las estatuas de un dios.”

Richard quedó atónito, hablando con vacilación, “Eso provocaría una guerra abierta contra una iglesia. Incluso si podemos hacer eso, al menos deberíamos esperar hasta que hayamos abierto un pasaje a Norland primero. Solo después de que regresemos a Norland tendremos el respaldo para resistir a los seres legendarios.”

“Tal vez volver no sea tan difícil como crees”, Ella dijo suavemente, acariciándole el rostro.

Esta vez, Richard fue quien realmente se sorprendió. Él levantó la cabeza, asombrado, “¿Qué? ¿Podemos regresar ahora?”

“Por supuesto que no es tan fácil”, Flowsand golpeó a Richard en la cabeza con su pequeño puño, “La razón principal por la que no podemos regresar a Norland es porque perdimos las coordenadas.
Nuestra propia fuerza no es lo suficientemente grande como para determinar nuestra ubicación en la miríada de planos. Sin embargo, pensé en algo cuando le estábamos diciendo a Bevry acerca de esa gracia divina que es imposible de obtener. Es difícil, pero no imposible.”

“¿Hmm? ¿Podemos realmente ofrecer sacrificios al Dragón Eterno a través de un altar al azar? “Richard se sorprendió una vez más.

Flowsand se quedó sin paciencia, girando los ojos hacia él antes de golpearlo de nuevo, “Por supuesto que no. El Dragón Eterno no tiene uso para un altar sin una marca. Sin embargo, el Libro del Tiempo puede conectarse con él y podemos pedirle las coordenadas de Norland. Ya conocemos la ubicación de dos faros del tiempo aquí en Faelor, por lo que podemos desmontarlos para construir uno nuevo que nos lleve a casa.”

“¡¿Qué?! ¡¿Por qué no pensé en este método antes ?!” Richard dijo después de un grito.

Flowsand miró a Richard y suspiró de nuevo, “Richard … no es tan fácil como crees”.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.