<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 33

Capítulo 33. El segundo golpe

La vida de Richard volvió a la normalidad después del Día del Destino. Ya había estado en su límite, así que todo lo que podía hacer ahora era continuar trabajando día a día. Sorprendía a los grandes magos una y otra vez a diario, tanto que incluso sabiendo lo misterioso que realmente era el mundo, se sorprendían de cómo un cuerpo tan joven podía ser la más precisa de las máquinas. Trabajó sin emociones, sin fluctuaciones, empujando y presionando sin cansarse.

La diligencia constante produjo una cantidad asombrosa de energía. El joven parecía estar mejorando tan rápido que asombró a todos. La única parte de su crecimiento que no parecía estar tomando un atajo fue su maná, que continuó creciendo a un ritmo normal.

El tiempo debió haber pasado volando como el agua, pero algunos pequeños incidentes perturbaron la paz. Richard estaba decidido a ocultar los acontecimientos del Día del Destino en lo más profundo de su corazón, pero a la legendaria maga le llevó menos de una semana contarlo, enfatizando con orgullo su valoración de que él era tierno y delicioso.

Al igual que cualquier otra información, esta se propagó rápidamente a través de Deepblue. La mayoría de los hombres, y la mitad de las mujeres, recordaron el nombre de Richard Archeron, sintiendo diferentes niveles de odio y deseando haber sido la persona en su lugar. Aunque en realidad no podían castigar a Richard, a muchos les encantó imaginarlo varias veces al día. Les daba placer, a veces mucho placer.

No importa lo impensable que esto pueda parecer, nadie tuvo el valor de dudar de Sharon. Ni una sola persona. El jefe es el jefe, y la persona que reparte el oro siempre tiene razón. Esta era la verdad en el Deepblue. Con el costo de la vida aquí, cualquier persona sin el Deleite de Sharon tendría dificultades incluso para sobrevivir, y la mayoría de las personas sin el derecho de siquiera obtener esa factura cada mes no tenían derecho a decir nada. Era la línea más destacada que dividía a los residentes en el núcleo del Deepblue de los otros.

Aquellos que conocían bien el Deepblue sabían que esa no era la intención de Sharon. La legendaria maga hacía lo que le gustaba, y no era muy hábil en la gestión de las sociedades. Esta estructura se había formado naturalmente y la gente se acostumbró a la jerarquía. Sin esto, muchos estarían perdidos, y a los magos que formaron la base del Deepblue les gustaba este estilo de vida.

La jerarquía del Deepblue se parecía a una sociedad feudal. Los residentes pagaban impuestos mientras el señor feudal se hacía cargo de su protección. Con la guerra por todas partes en el continente, poder vivir bajo el ala de una legendaria maga era una bendición.

Los diecisiete grandes magos reunidos al lado de la legendaria maga podrían brindarle sugerencias. Sin embargo, a diferencia de lo que mucha gente pensaba, estaban realmente felices de ver esto. Para ellos, la felicidad de la legendaria maga en cuerpo y mente fue lo más importante de todo, y el único que se sentía en conflicto por los acontecimientos fue Blackgold.

La primera reacción del enano gris ante el anuncio de Sharon fue la euforia: sintió que Su Excelencia había sido realmente sabia al usar este método para mostrarle su Deleite. Había que decir que Richard se estaba deleitando más y más últimamente, y que se estaba volviendo pesado en su mente. Aunque no significaba nada para la billetera personal de la legendaria maga, era una gran cantidad para el Deepblue. No parecía necesario ser demasiado exigente al respecto.

El enano gris había creído que como Sharon estaba encantada tanto en cuerpo como en mente, no había necesidad de expresar su deleite en términos de oro. El pago a Richard debió haber bajado mucho. Pero ese afortunado Richard…

El enano gris en verdad tuvo que llamar a Richard un suertudo. Con el criterio natural de su raza vio cómo el cuerpo del chico se fortalecía día a día, el maná fluyendo débilmente a medida que su línea de sangre comenzaba a revelar su verdadero poder. No importa cómo lo mirara, no podía ver cómo Richard era tierno y delicioso.

Blackgold era un enano especial; había dejado atrás la obstinada persistencia que fluía en la sangre de su especie. Por lo tanto, dado que Richard había recibido un honor tan especial, pensaba que no necesitaría contenerse a la hora de comprar runas más baratas que Richard haría en el futuro. El don del chico en la creación de runas resultaba cada vez más impactante. Él mismo había aprendido el oficio de sus otros cursos, y su conocimiento podría incluso ser considerado expansivo en este momento. Una vez que comenzó a estudiar las runas oficialmente, la estabilidad y precisión de las complejas formaciones de hechizos que creó era difícil de comprender para cualquiera. Sólo podían decir que esto era la iluminación de los dioses.

Todos los grandes seres, o aquellos dedicados a ayudarle, poseían una previsión asombrosa. Mientras que los grandes magos estaban obsesionados con las perspectivas de Richard, Blackgold se centró en las numerosas runas que crearía en el proceso.

Debido al Día del Destino, el enano gris redujo su objetivo de precios para las runas en un 40%. Los beneficios a este precio no serían demasiado grandes, pero en comparación con el precio general en el continente era un 70% más barato. Esta era una manera de tratar de consolarse a sí mismo, aun cuando se encontraba siendo muy generoso. Sin importar el precio al que comprara, ¿no sería todo para Su Excelencia al final?

Estaba de muy buen humor los siguientes días. El Día del Destino reduciría sus gastos por un lado, y ahora tendría un flujo de ingresos en el futuro. No podría haber nada más grande que eso. Sin embargo, esos días se detuvieron repentinamente cuando Sharon decidió el subsidio mensual de Richard: ¡el pago del muchacho no bajó en absoluto! El enano gris quedó aturdido durante mucho tiempo. El aumento de los ingresos en el futuro todavía le consolaba, pero su precio se redujo otro 10%.

La noticia se extendió en todas las direcciones, como el chapoteo de una piedra en un lago. Cualquier persona interesada en la información podría juzgar cuán lejos estaban del núcleo basándose en el tiempo que les tomó recibir esta noticia.

Steven fue una de esas personas interesadas. No recibió las noticias ni demasiado pronto ni demasiado tarde, pero fue definitivamente más tarde de lo que esperaba. Sin embargo, no tuvo la energía para sentirse enojado por su posición en el Deepblue; la noticia en sí era tan impactante que nunca podría imaginarlo.

Después de recibir la noticia, Steven parecía estar tranquilo. Al menos, no había otros sonidos en su residencia. Se paró desnudo frente al espejo mágico y se miró a sí mismo durante dos horas. Minnie se paró junto a la ventana francesa detrás de él, inmóvil como si fuera una estatua sin vida.

Todavía nevaba afuera, y parecía que el clima nunca había mejorado desde el día en que regresaron del área de pruebas. Si bien los manantiales de Floe Bay a menudo tenían nieve, nunca antes había sido tan pesada y había durado tanto tiempo como este año.

La residencia siempre había estado completamente aislada del insensible mundo exterior. Incluso si uno abriera la ventana, la barrera mágica sería capaz de bloquear el frío y la neblina, pero ahora el sofocante gris del exterior parecía pasar a través de la ventana y extenderse hacia la residencia. El aire parecía rígido, la neblina de un gris oscuro parecía tan densa que provocaba una sensación de asfixia. Minnie inconscientemente se abrazó más fuerte, sintiendo que su frágil cuerpo bajo estas túnicas mágicas no podía soportar el estrago de la tormenta.

Floe Bay fue magnífico, pero no amistoso. Antes de que la ventisca revelara su ira, normalmente había una calma extrema, igual que ahora. La residencia estaba mortalmente quieta.

La residencia de Steven era muy, muy grande. El espacio era hermoso, una representación de su estatus y poder. En el pasado esta belleza la había embriagado, pero ahora le parecía un lugar demasiado grande. La incomodó al estar los dos en este enorme espacio, sintiendo tanto el frío desconocido así como el terror de estar a punto de perderse.

Minnie tenía ganas de escapar, pero se mordió los labios con fuerza y no permitió que ningún movimiento o sonido escapara de ella. Sabía que cuanto más largo fuera el silencio, más aterradora sería la ventisca cuando llegara. Steven ya había permanecido allí en silencio durante dos horas, ¿y quién sabía cuánto más duraría? Con sólo ellos dos en esta gran residencia, ella sería la persona sobre la cual se desahogaría. Ella sería el objetivo cuando la ventisca azotara.

Steven finalmente empezó a moverse. Mostrando cada músculo de su cuerpo frente al espejo, su sangre de dragón y su poderoso físico lo hacían mucho más fuerte que el mago común. El joven pero maduro hombre en el espejo era alto y fuerte, sin rastros de exceso de carne. Las proporciones de sus extremidades podían considerarse perfectas, y podía estar orgulloso de este cuerpo que parecía una personificación de la belleza masculina. La línea de sangre del dragón parecía como una neblina roja oscura en el espejo mágico, circulando por la superficie de su cuerpo para darle un encanto mayor.

Juzgándose objetivamente, Steven podría naturalmente hacer algunas evaluaciones. La mayoría fueron elogios que había recibido hace dos años, cuando acababa de cumplir quince y realmente entró en el mundo de los nobles. Definitivamente podía estar orgulloso de su cuerpo y su apariencia; a diferencia de ese maldito Richard que todavía emanaba un aura juvenil debido a su edad, él tenía un verdadero encanto masculino.

No faltaron palabras como guapo, decidido, robusto y poderoso en las evaluaciones que Steven tenía de sí mismo, pero le faltaron algunas cosas.

Giró la cabeza y preguntó con una voz espeluznante: “¿Qué significa tierno y delicioso?”

El cuerpo de Minnie tembló sin previo aviso; la ventisca había llegado. Bajó la cabeza sin decir una palabra; cualquier cosa que dijera en ese momento sería como gotear sangre fresca delante de un lobo hambriento. Sólo lo haría más brutal.

*¡Crash!* La piel de la mano derecha de Steven se cortó mientras golpeaba el espejo mágico, la sangre brotaba de una docena de puntos antes de gotear al suelo. Sin embargo, no pareció sentir el dolor, sino que se volteó y miró a Minnie con sus ojos sanguinolentos mientras gritaba con toda la fuerza de su cuerpo: “Te pregunto, ¡¿QUÉ SIGNIFICA TIERNO Y DELICIOSO?!”


Donación: 2 Capítulos patrocinados x 5 $ Facebook

Importante: Ya se pueden patrocinar capítulos, serán publicados en un tiempo no mayor a 24 horas y estos son aparte de los 7 capítulos semanales.

 

Descarga:

4 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.