<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 331

Libro 2 – Capítulo 214. La batalla del Troll (2)

 

El jefe de la taberna salió, con seis botellas de whisky casero en la mano. Casi no podía seguir el ritmo de bebida del troll.

“Este lote es de mi colección personal. Tiene un sabor diferente, ¡pero ten cuidado! ¡La cosa es fuerte!” Les recordó amablemente. Sin embargo, su tono hizo que pareciera que en realidad los estaba incitando. Era obvio que estos clientes podían beber todo su stock, lo que le permitiría ganar una gran cantidad de dinero.

<< Nota: Stock; Conjunto de mercancías o productos que se tienen almacenados en espera de su venta o comercialización. >>

Término Medio tarareó afirmativamente, agarrando la bandeja y colocándola sobre la mesa. Tomó una de las botellas por el cuello, vertiendo el líquido en su garganta. Un olor a añejado de fruta se extendió a medida que el alcohol fluía, y el sabor suave era mucho mejor que cualquier cosa recibida antes. Este rico fluido era en realidad muy fuerte; para cuando el contenido de la botella estaba en su estómago, incluso el troll sintió un mareo reconfortante.

La puerta de la taberna se abrió, y dos grupos de personas entraron uno tras otro. Mirando su atuendo, eran cazarrecompensas, una profesión común en las Tierras Ensangrentadas. Este tipo de personas hacían cualquier cosa para ganar dinero para beber, ya sea trabajando como guardaespaldas o bandidos.

El primer grupo de cuatro logró encontrar un buen lugar, dejando a los tres detrás descontentos. Solo quedaban dos mesas en la taberna, y ambas estaban al lado de Término Medio. Nadie se atrevió a acercarse al troll, por muy bondadoso que pareciera.

Los tres cazarrecompensas murmuraron algo, pero ya era demasiado tarde y aparentemente no querían encontrar otro lugar. Escogieron una mesa y se sentaron.

Uno de ellos fue un poco torpe mientras tomaba su asiento, haciendo que su abrigo volara y rozara la parte posterior de la cabeza de Término Medio.

“¡Oye! ¡Me tocaste!” Dijo Término Medio bruscamente.

“Lo siento, amigo. Este lugar es un poco estrecho,” el cazarrecompensa respondió disculpándose, con miedo en su voz. Sus compañeros también miraron nerviosos, nadie se atrevía a hacer algo que pudiera causar un malentendido. Afortunadamente, Término Medio no estaba de humor para discutir. El asunto concluyó con un movimiento de su mano, y Olar solo miró a los cazadores sin molestarse por ellos.

El troll comenzaba a ponerse achispado, poniéndolo de buen humor. Las continuas batallas habían dejado cada parte de su cuerpo llena de fuerza; no pasaría mucho antes de que pudiera alcanzar el nivel 13. Su cuerpo también se había vuelto más ágil, un signo de una próxima mutación. Aunque no había mutado en el nivel 12, no estaría mal hacerlo en el nivel 13. Después de todo, solo uno o dos de cada diez trolls podrían mutar en primer lugar.

Sin embargo, sintió un ligero entumecimiento en la parte posterior de su cabeza, como si un mosquito lo hubiera picado. Él rascó el lugar, maldiciendo a la criatura salvaje. Las Tierras Ensangrentadas realmente eran extrañas, había mosquitos aquí capaces de atravesar la gruesa piel de un troll.

Los cazadores en las dos mesas se sentaron, pidiendo alcohol y platos mientras comenzaban a jactarse ruidosamente. Mencionaron sus escapadas y aventuras, las ocasionales risas hacían que el lugar fuera más animado.

Término Medio y Olar también estaban charlando alegremente, “No sabes esto, pero el viejo Nasir nos hizo comer a Tiramisú y a mí un poco de lodo que era raíces, hierba y hojas mezcladas todos los días. ¡Fue simplemente asqueroso! Pero el viejo Nasir dijo que nos volveríamos más listos si lo comíamos todos los días. ¿De qué sirve ser inteligente? La fuerza siempre es mejor contra los enemigos fuertes. Tiramisú es más listo que yo, pero nunca antes me ha vencido incluso con magia. Bien, pequeño Olar, ¿sabías que el viejo Nasir me dijo que yo también podría aprender magia? Uf, pero odio quedarme en una sola pose como un tonto. ¡Oh, por supuesto, el Maestro es una excepción! ¡Prefiero ir directamente, usando mi martillo para aplastar las cabezas de los enemigos!”

Olar resopló en respuesta, “¿No les gustaba a ti y a tu hermano cocinar entonces? ¿Cuándo tuviste la oportunidad de aplastar cráneos? Además, soy más viejo que tú. Deja de llamarme pequeño Olar!”

Término Medio se rascó la cabeza y se preguntó confundido, “¿Me gustaba cocinar entonces? ¿He dicho eso? Eh, podría. ¡La comida del viejo Nasir era horrible! Y luego… y luego murió. Aunque su comida era terrible, a Tiramisú y a mí realmente nos gustaba. También nos gustan los humanos.”

“¡Los humanos que te convirtieron en esclavo!”, Dijo fríamente Olar. Una vez fue esclavo de los deseos de los humanos. Su mezcla de sangre aseguró que nunca tendría estatus entre humanos y elfos.

Término Medio se rascó la cabeza, “Pero el Maestro es humano.”

Olar asintió esta vez, mostrando su aprobación. Richard era en realidad un buen maestro, tratando muy bien a sus subordinados. Su futuro también fue prometedor. Sería aún mejor si esas dos mujeres feroces no estuvieran a su lado. Flowsand y Waterflower eran excepcionalmente hermosas, pero lamentó haber pensado en ellas ahora. De hecho, no pensó ni siquiera que se le pudiera levantar por ellas.

En ese momento, Término Medio sintió que la parte posterior de su cabeza le picaba una vez más. El veneno del mosquito parecía ser bastante potente. Los trolls tenían una resistencia natural a las toxinas y a las enfermedades, y un mosquito capaz de lastimarlo era algo que nunca había visto antes. Estiró la mano para rascarse, ¡pero entonces gritó repentinamente!.

¡Tenía una gran llaga hinchada en la parte posterior de su cabeza del tamaño de un cuenco! Estaba bien antes de que lo rascara, pero se rompió en el momento en que lo rascó y roció sangre negra en todas partes. El dolor era penetrante.

“¿Qué está pasando?” Olar estaba aterrorizado y aturdido, inmediatamente recobró la sobriedad. Rápidamente se levantó, solo para ver que los siete cazarrecompensas que habían llegado tarde sacaban armas de sus túnicas. ¡Unas cuantas ballestas ya estaban apuntadas hacia él!

El cazador más cercano al troll ya había desenvainado una daga opaca y grande en algún momento, con el objetivo de perforar la espalda del troll. El ataque fue rápido y feroz, inesperadamente silencioso. Si no fuera por el hecho de que Olar mirara en esa dirección y lo viera, ni siquiera se hubiera percatado de que  había alguien allí.

Un asesino ¡Un poderoso asesino! El cabello de Olar prácticamente se erizó, el frío de la muerte ya estaba invadiendo su corazón. Las cuatro ballestas dispararon simultáneamente, las flechas cortas sin cola silbaron por el aire. Tres de ellas brillaban con una misteriosa luz azul, evidentemente impregnadas con poderosas toxinas.

Dado lo cerca que estaban, Olar no podía esquivar en absoluto. Dado su físico, incluso con la cota de malla puesta, ¡no conseguiría bloquear la masa de flechas que venía hacia él!

Término Medio rugió furiosamente, el rugido hizo que todos vieran lo negro. Todas las botellas de vino en la taberna explotaron, fragmentos volaban por todas partes. ¡No pareció verse afectado por la daga que le atravesaba las costillas, levantándose ágilmente y colocando su amplio cuerpo como una barrera para proteger a Olar y Phaser!

Sonidos apagados resonaron cuando las cuatro flechas envenenadas penetraron en la espalda del troll, incrustándose profundamente en su cuerpo. Solo dejaron cuatro pequeños agujeros en la superficie de su espalda.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.