<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 477

Libro 3 – Capítulo 142. Ambición

 

Al norte de Lausana había un antiguo edificio de ladrillo rojo de cuatro pisos. Esta era la institución donde los ancianos se reunían; aunque no era grande, tenía quinientos años de historia. Aunque hubo renovaciones y decoraciones a lo largo del tiempo, la apariencia exterior seguía siendo la misma que cuando se construyó la ciudad por primera vez. Un gran número de decisiones que afectaban a todo el Reino Sequoia se tomaban en este lugar.

El cuarto piso tenía un total de treinta oficinas, dieciséis de las cuales estaban ocupadas. Sin embargo, este lugar no siempre había estado medio vacío; en el apogeo de la Asociación, había magníficos magos que ni siquiera podían conseguir una oficina aquí. La influencia de la Asociación sobre el Reino Sequoia no era tan grande como antes.

A pesar de que la influencia de la Asociación de Magos creció durante el siglo pasado, el número de magos había disminuido. En la actualidad había menos de 600 magos registrados en el Reino que eran de nivel 8 o superior.

Sin embargo, esto fue sólo una disminución superficial. Los ingresos de la Asociación no habían disminuido en absoluto; si bien la reducción del número de magos afectó la producción de equipos encantados y otros dispositivos mágicos, esto también les permitió duplicar el precio. En el mismo período de tiempo, el precio del trigo en el Reino solo había aumentado un 5%. Las ganancias de los ancianos de la Asociación en realidad habían aumentado; el pastel no se había vuelto más pequeño, pero sí el número de quienes podían comer.

A la mayoría de los magníficos magos de la Asociación no les gustaba trabajar en este edificio; básicamente nunca vinieron aquí aparte de las reuniones. Sin embargo, aún había personas a quienes les gustaba el olor a poder en este lugar, dispuestos a quedarse aquí. El Magnífico Leon venía aquí casi todos los días.

Como el genio más destacado del Reino Sequoia en los últimos años, Leon no estaba dispuesto a entregar sus responsabilidades a otra persona. Se había convertido en el anciano más joven de la Asociación, llegando incluso a ocupar el cargo de vicepresidente el año pasado. Sus túnicas habían cambiado del rojo de los ancianos a un dorado oscuro.

Solo había tres magos dorado oscuro en toda la Asociación— el presidente, Leon, y un magnífico mago de nivel 18. El mago del nivel 18 era el más poderoso de la organización, pero a menudo no estaba en Lausana. Su torre mágica fue construida en las fronteras del norte del Reino, se decía que custodiaba una gigantesca mina de cristal mágico. Había toda una tribu entera de esclavos enanos extrayendo minerales para él allí.

Leon estaba tomando una taza de café negro en su oficina, concentrado en el informe que tenía en sus manos. En frente de su escritorio había un mago alto de mediana edad, con las túnicas doradas que indicaban que tenía un alto rango dentro de la asociación.

“¿Has confiscado un total de diez conjuntos de equipo encantado?” Preguntó Leon.

“Sí señor. ¡Estos diez conjuntos pueden armar a un soldado de pies a cabeza!”

“¿Dónde están los bienes? Déjame ver.”

“Están abajo, por favor, sígame.”

Un momento después, el mago con túnica dorada abrió personalmente dos cofres mágicos en una sala de exhibición oscura y mostró el equipo en el interior. Leon levantó una espada y la activó, iluminando la mesa con luz azul.

“No está mal. Es una espada larga de primera clase que no puedo distinguir en absoluto. Técnica, material, encantamientos… todo es de primer nivel. Según tu criterio, ¿cuál es la calidad de esta espada?”

“Debería ser más o menos igual que los productos de calidad de la Asociación”, dijo cuidadosamente el mago de túnica dorada.

Leon no pudo evitar reírse mientras lanzaba la espada al cofre, “¿Productos de calidad? ¿Crees que esos debiluchos pueden hacer productos de esta calidad? No sería capaz de hacer algo así aunque lo encantara yo mismo. Sólo el viejo Bank, que trabaja día tras día en los encantamientos puede superar esto. Pero Bank sólo puede producir unos pocos artículos encantados en un mes. Los artículos en estos dos cofres le llevaría un año hacerlos.”

El mago de túnica dorada se sobresaltó por las palabras de Leon, su mirada sobre los cofres se retorció.

“¿Y estas cosas vinieron de las manos de Richard?” Leon preguntó de nuevo.

“Sí, lo investigué a fondo. Este equipo fue traído por el Barón Schachter, destinado a la guardia personal del Conde Burr. El Barón Schachter fue un miembro activo del proyecto de la Carretera Ensangrentada y aún se encuentra en las Tierras Ensangrentadas. No hay duda al respecto, la fuente de este equipo tiene que ser Richard…

“Señor”, continuó el mago después de un rato, su tono se llenó de preocupación, “¡He oído que Richard está vendiendo más barato que la Asociación! Esto es terrible, a este ritmo todos los nobles van a buscarlo a él en vez de a nosotros.”

Sin embargo, este comentario no obtuvo el elogio que el mago había esperado. Leon se limitó a reír, “¿Es eso tan extraño? ¡No es que Richard esté vendiendo barato, nuestro precio es demasiado alto! Piénsalo, ¿cuáles son los costos de crear una pieza de equipo encantado? Incluso el lafite base lo vendemos al triple del precio promedio en el Reino, y luego están las tarifas de encantamiento. Tomemos al Maestro Moxy, como ejemplo, que es experto en encantamientos de afilado. Las formaciones están disponibles para él, y sólo utiliza aproximadamente el valor de maná de un hechizo de grado 6 para terminar un encantamiento en tres minutos. Eso le da una ganancia de 500 de oro. ¡Hmph, incluso yo estaría dispuesto a hacer algo tan lucrativo! ¡Así de alto es nuestro costo!”

El mago con túnica dorada se sorprendió al no haber esperado que el vicepresidente desarmara a la Asociación sin haberlo endulzado en absoluto. No tenía respuesta para esta declaración. La experiencia le dijo que esta conversación podría ser una oportunidad, pero también una trampa fatal.

Leon suavizó su tono, “En realidad, la calidad del equipo encantado que la Asociación produjo hace cien años fue mucho mejor que ahora, no muy lejos de lo que tenemos frente a nosotros. El precio de venta en ese entonces también era más bajo que el de Richard. Sin embargo, eso fue hace cien años.”

El mago solo asintió vagamente de acuerdo, cambiando el tema, “Señor, ¿cómo tratamos los bienes del Conde Burr?”

“¿Has averiguado los antecedentes de Richard?”

El mago estaba preparado, “Todavía lo estoy investigando. Hemos descubierto que Richard parece tener una relación con el Ducado de Roca Blanca, pero nuestra relación con la Asociación de Magos allí no es muy buena. Sólo podemos hacer esto en secreto…. Esto necesitará tiempo.”

Leon asintió, “No hay prisa, no puede correr a ninguna parte. Pero tampoco puedo dejar que esto llegue al Conde Burr…. Bien, ¿no hay una ley que establece que las transacciones al por mayor de equipos encantados tienen que pasar por la Asociación?”

“Así es.”

La voz de Leon se volvió fría, “Está bien, entonces. Toma algunos hombres y captura al Conde Burr. Llévalo a Lausana en secreto para ser juzgado. Debe ser acusado de contrabandear equipo mágico.”

El mago de túnica dorada se sorprendió, “¡Señor, no es fácil capturar a un verdadero noble!”

“Hay un precedente”, contestó Leon.

“Es diferente, sólo era un barón. ¡Este es un conde! ¡Si no tienes cuidado, la familia imperial y otros nobles poderosos podrían intervenir!”

Leon se rió, “No, Burr es un noble neutral. No tiene enemigos, pero tampoco protectores. Solo tenemos que capturarlo, lo peor que podría pasar es un período de protesta. ¿Tienen realmente las agallas para ir contra nosotros? ¡Este es el momento para que mostremos nuestro poder!”

El mago se estremeció por dentro, dándose cuenta finalmente de que la ambición de Leon definitivamente no se limitaba a convertirse en presidente.

——-

Mientras tanto, Richard tuvo un raro período de tranquilidad durante medio mes. Su vida diaria consistía en crear runas y meditar, recuperando su reserva de maná lo más rápido posible. El estilo de vida tranquilo incrementó enormemente su producción de runas, permitiéndole elaborar ocho en quince días. Mientras tanto, ya se había recuperado al nivel 12.

La situación en las Tierras Ensangrentadas era bastante estable. Los seguidores de Richard trabajaron por separado para purgar a todos los bandidos que amenazaban la ruta comercial de la Carretera Ensangrentada. Con la ruta tan sólo siendo un trozo de oro, muchos bandidos olieron dinero y acudieron en masa. No se atrevieron a poner sus manos sobre las caravanas más grandes, pero incluso los grupos pequeños valía la pena salivar. Además, muchos de ellos tenían malas intenciones, como los soldados Cosacos Rojos restantes.

Las inmensas ganancias de la ruta comercial podrían volver loco a cualquiera. Los bandidos de las Tierras Ensangrentadas eran feroces y despiadados, y la persuasión era obviamente inútil. Amenazarlos tampoco tuvo ningún efecto, por lo que Richard dio la orden de matar a los bandidos encontrados a menos de cincuenta kilómetros de la ruta. Una vez que un número considerable fuera enviado a sus tumbas, los sobrevivientes se volverían lo suficientemente inteligentes como para no tocar su tesoro.

El Imperio Triángulo de Hierro estaba extremadamente furioso por el hecho de que Richard había destruido todas sus fortalezas en las Tierras Ensangrentadas y mandaron enviados al Reino Sequoia solicitando que entregaran a Richard. Por supuesto, no cumplirían. Las ganancias de la mitad de los nobles del Reino ya estaban entrelazadas con las de Richard, y aunque esto afectaría el equilibrio de poder, aumentaría la fuerza del Reino. ¿Por qué se cortarían su propio brazo? El Imperio también había esperado este resultado, solo había sido un acto para apaciguar a sus propios subordinados.

Así era la política, así era la diplomacia.

El Imperio ya había luchado contra Richard dos veces. En la primera, Salwyn había sufrido pérdidas masivas en Agua Azul. En la segunda, Richard había destruido nueve campamentos y una caravana. Ya herido por la pérdida del Campamento Plaza Azul, las élites del Conde Lambert junto con la caravana también habían sido eliminadas. Además, tres de los nueve campamentos destruidos eran suyos. Eso dejó al conde con un total de 4.000 élites y dos santos muertos. Incluso un duque perdería el sueño por tales pérdidas.

Sin embargo, el Imperio Triángulo de Hierro tuvo numerosos problemas en otros frentes. Rislant estaba perdiendo gravemente ante la Iglesia del Dragón, y la expedición hacia la costa tampoco iba bien. El Imperio no podía permitirse declarar la guerra al Reino Sequoia. Además de eso, si bien los beneficios de la Carretera Ensangrentada serían inmensos, era mucho más importante para el futuro del Imperio tomar el control de la costa.

Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.