<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 666

Libro 5 – Capítulo 2. Las Profundidades del Abismo

 

“Mi Rey, permíteme mostrarte mis nuevas habilidades. Desgarraré el espacio para llevarte de vuelta al origen del caos, en las orillas del río del inframundo donde alguna vez se libró la guerra eterna. Una vez que lleguemos, ¡obtendrás la inmortalidad!”

Mordred se quitó la máscara deformada para revelar un rostro lleno de determinación. Luego levantó ambas manos hacia el cielo, formando un brillo negro puro entre ellas. El mundo inmóvil empezó a moverse una vez más, los cadáveres en la colina empezaron a temblar mientras el brillo negro se expandía rápidamente. Una fuerte fuerza de succión irrumpió desde dentro cuando de repente voló hacia el cielo, transformándose en una esfera de absoluta oscuridad que comenzó a arrastrar todo hacia su interior.

Al principio fueron sólo los pequeños trozos de escombros que cubrían la colina. Sin embargo, pronto le siguieron las armas, armaduras y, finalmente, incluso los cadáveres que estaban por todas partes. El vórtice comenzó a girar, creciendo en tamaño a medida que incluso la colina misma comenzaba a ser consumida.

Mordred miró en silencio el agujero negro en expansión, su mirada fija en la lava que fluía dentro de sus profundidades y que sólo él podía ver. La succión se hizo más fuerte y tiró de las cabezas a sus pies; estos dioses que deberían haber muerto abrieron repentinamente sus ojos en furia, pero por mucho que aullaron maldiciones desconocidas a Mordred, no lograron emitir ningún sonido en este mundo sin aire. Pronto, desaparecieron en el agujero negro y los últimos restos de su poder divino se desvanecieron.

Mordred se rió fríamente, sin preocuparse en absoluto por sus maldiciones. La maldición de un dios a pleno poder era peligrosa, pero a estos seres huecos se les había robado todo su poder con un hechizo del que nunca podrían librarse.

La barrera que protegía esta pequeña montaña también se rompió de repente, los escombros se convirtieron en un tornado cuando incluso los pilares de fuego se inclinaron hacia el agujero negro. Los fragmentos destrozados del cielo y las últimas nubes restantes fueron absorbidos rápidamente, al igual que toda la energía de origen sin forma del mundo.

“Mi Rey, ya es hora. Debemos irnos.” El Rey Diablo levantó a Gaton con ambos brazos y caminó hacia delante, la tierra temblando a cada paso. Al poco tiempo, estaba caminando sobre la nada, como si una escalera invisible lo llevara hacia el centro del agujero negro.

Los cuerpos de Kaylen y Kayde pasaron volando uno tras otro a su lado, pero Mordred no parecía tener la intención de salvarlas de su destino. Gaton era el único ser que le importaba; los demás eran meros conocidos con los que una vez había rozado los hombros. Ya era un privilegio para ellos haber sido eliminados por sus poderes.

Este mundo fue una vez hermoso, una vez lleno de vida. Una vez tuvo un hermoso nombre propio: el Plano Rosie. Sin embargo, ahora los dos últimos cuerpos se habían marchado.

……

Los residentes de Fausto de repente sintieron que sus corazones daban un vuelco. Los plebeyos no podían entender lo que había pasado, pero de repente todos los expertos tuvieron una premonición y corrieron hacia sus balcones para mirar los cielos.

“¡El Arco Iris de las Lunas!” Alguien gritó conmocionado, “¡¿Dónde está el Arco Iris de las Lunas?!”

La voz viajó a lo largo y ancho de la tranquila ciudad, haciendo que un gran número de personas levantaran la cabeza y miraran hacia el cielo azul. La vista que los recibió fue un cielo despejado y azul, pero esta vista que habría sido tranquilizadora en cualquier otro lugar fue una vista alarmante. El Arco Iris de las Lunas había sido esparcido por el cielo de Fausto por toda la eternidad; esta fue la primera vez desde la fundación de la Alianza Sagrada que la luz del sol pura había caído sobre la ciudad de los milagros.

“¡Las islas! ¡Rápido, miren las islas!” Gritó otra persona. Todos desviaron sus miradas, sólo para encontrar que todas las islas flotantes de Fausto se detuvieron en su camino. Gritos de diferente intensidad resonaron por toda la ciudad, causando un gran caos hasta que fueron silenciados mágicamente. La gente salió de sus casas y se dirigió a las calles, mirando tanto al cielo como a las islas. Muchas de esas personas también comenzaron a mirar hacia la Iglesia escondida detrás de los árboles.

Muchas de estas personas habían olvidado que Fausto era una ciudad mágica que había existido mucho antes que la humanidad. Cuando los fundadores de la Alianza la descubrieron estaba ocupada por los humanos. Todavía quedaban muchos misterios de esta ciudad por desvelar, y ahora el arco iris había desaparecido y las islas se habían detenido. Para muchos, esto fue una revelación de que no eran los verdaderos dueños de esta ciudad.

¿Estaba a punto de ocurrirle algo a la ciudad de los milagros? El tiempo parecía haberse detenido mientras la gente contenía la respiración subconscientemente, esperando que se produjera un evento devastador.

No fueron decepcionados. Una luz cegadora apareció repentinamente en el cielo, un ser apareciendo desde el interior del resplandor. La figura dio grandes pasos, como si hubiese un camino invisible bajo sus piernas que le apoyaba mientras caminaba hacia delante. La figura en llamas parecía estar llevando algo en sus brazos, a cada paso que daba dejando un rastro en llamas.

Sin embargo, otro rayo de luz destelló rápidamente y la figura desapareció. Al mismo tiempo, innumerables respiraciones contenidas fueron liberadas.

“¡Es Mordred!” Alguien en la multitud gritó una vez más, pero la voz se calló rápidamente como si alguien hubiese tapado su boca. El Rey Diablo era una existencia temible dentro de Fausto, incluso para los expertos del plano.

Una vez que Mordred desapareció, el cielo pareció ondular por un momento. Muchos sintieron una marea de energía surgir a través del cielo cuando el Arco Iris de las Lunas apareció una vez más y las islas flotantes reanudaron su movimiento.

Mordred vino y se fue, todo el proceso fue extremadamente extraño. Sólo cuando desapareció por completo, la gente recordó que había sido encerrado en el Plano Rosie junto a Gaton. ¿Podría ser que Gaton hubiera regresado?

……

Dentro de su patio en la Iglesia del Dragón Eterno, Ferlyn reflexionó sobre el extraño fenómeno con el ceño fruncido. Rápidamente regresó al Salón del Alba, mirando un gran reloj de arena lleno de arena dorada.

La fuerza del tiempo surgió de la punta de su dedo derecho y se fusionó con el vidrio, haciendo que parte de la arena volviera a flotar en la cúpula superior. Una imagen virtual de los cielos de Fausto fue proyectada frente a ella, mostrando la luz cegadora que significaba la entrada de Mordred. Apenas vio que había una figura entre los brazos del Rey Diablo, y tuvo que inyectar otra porción de la fuerza del tiempo para aclarar la imagen.

La imagen se ralentizó y la distorsión de la potente luz se redujo. Ferlyn apenas pudo captar que el fuerte destello de luz había venido de un portal, pero esta pantalla de energía parecía diferente a cualquier otra. Este portal se construyó utilizando una fuerza formidable que funcionaba sobre la base de las leyes del espacio-tiempo, un modo de transporte que sólo podían lograr las potencias legendarias con experiencia en tales leyes.

Siguió mirando fijamente a la figura en el clip, sin dejar que ningún pequeño detalle se le escapara. Ahora vio que lo que Mordred llevaba era un humano, y añadió aún más tiempo para congelar la imagen en el momento en que Mordred abrió el portal. La imagen se hizo más clara y ampliada, ahora enfocada en el portal del que acababan de salir. Ella apenas logró ver el mundo en ruinas que habían dejado atrás.

La imagen comenzó a moverse una vez más mientras Mordred caminaba hacia delante, formando un segundo portal frente a él. Ella apretó los dientes y continuó inyectando su preciosa fuerza del tiempo en el reloj de arena, permitiéndole entrever un mundo de lava y cielos carmesí. Ella amplió la imagen una vez más, ahora capaz de ver claramente un mundo con lava brotando y fluyendo por todo el suelo.

En la esquina de la imagen había una formación de cristal rojo oscuro que reconoció. Una sola pieza pequeña de ese cristal podía alcanzar un precio altísimo en Norland, y por lo que sabía, sólo había un lugar en la miríada de planos que lo producían. La expresión de Ferlyn se torció entre el asombro y el horror mientras se abrazaba, “¡Las profundidades del abismo!”

De repente aparecieron arrugas en el rostro de Ferlyn, un precio que tuvo que pagar por reproducir las imágenes del pasado. Su tiempo casi se había agotado, haciendo que se sintiese fatigada, pero aún así había visto claro como el día que el hombre envuelto en llamas y acero era Mordred. Su cara estaba llena de determinación, lava ardiente fluyendo por sus ojos mientras una neblina sangrienta parecía salir de los huecos de su armadura. Su aura abrumadora se había fortalecido aún más.

Y lo más importante, llevaba a Gaton en sus brazos.


Capítulo semanal (11/14)

¡Hola, aprendices de Sharon! Publicaré capítulos extras según la donación; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos
Descarga:

1 Comentario Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.