<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 672

Libro 5 – Capítulo 8. Giros Del Destino

 

Richard comenzó a vagar por Agua Azul, tratando de encontrar a alguien que pudiera explicarle los hechos. Al pasar por delante de Raymond hacia la ciudad propiamente dicha, el joven Joseph levantó la vista de un mapa para sonreírle. De repente, Richard sintió la necesidad de regañarlo, pero estaba preocupado y decidió dejarlo pasar.

Las puertas de Mito estaban cerradas y el sirviente que cuidaba del magnífico mago le dijo a Richard que ahora estaba meditando y que no debía ser molestado. Kellac y Zendrall se habían precipitado hacia el noroeste, sofocando un contraataque de los bárbaros que habían aprovechado la oportunidad cuando los soldados se habían ido.

Sintiéndose impotente, finalmente caminó a la Iglesia del Agua de Manantial. Al enterarse que estaba de vuelta, Faylen salió corriendo a recibirlo en persona y lo arrastró hasta la parte trasera del edificio. Esta nueva suma pontífice estaba ahora en el nivel 17, pero estaba tan cálida y feliz que parecía como si una adolescente hubiera abrazado el brazo de Richard y lo arrastrara a lo largo del camino.

Fuschia se molestó por su intimidad, pero los siguió. Con su fuerza, nadie en esta iglesia podría detenerla de hacer lo que quisiera.

Richard tardó una hora en hacerse una idea de lo que había pasado. Al mismo tiempo, también entendió la fuente de la pasión de Faylen. La batalla en las Tierras Ensangrentadas había eliminado a la mayoría de los sacerdotes y paladines de batalla de Neian. Con la muerte de estos adoradores más fieles, los poderes de Neian también habían recibido un golpe; no pudo sostener su asalto a las tres diosas y no le quedó más remedio que retirarse.

Las almas en el reino divino de Neian también habían sufrido grandes pérdidas. Inicialmente retenidas por las fuerzas de las tres diosas, habían perdido impulso con la derrota en el mundo de los mortales y poco a poco fueron empujadas hacia atrás. Neian había intercambiado golpe por golpe con la Diosa de la Caza y la Diosa del Bosque, pero una vez que el frente de guerra había alcanzado a la Diosa del Agua de Manantial, había perdido una parte considerable de sus fuerzas.

Las tres diosas absorbieron la fuerza de las almas que habían perecido en sus reinos, fortaleciéndose con el tiempo. Para cuando Neian se vio obligado a retirarse, incluso la Diosa de la Caza y la Diosa del Bosque habían recuperado la mayor parte de sus pérdidas.

Habiendo ganado en el mundo de los mortales, Faylen había sido elevada al nivel 17 por la Diosa del Agua de Manantial. Además, se le había dado un decreto secreto; cualquier hijo que tuviera con Richard continuaría su legado papal. Mientras concibiera, sería ascendida al nivel 18 también. Pocos sacerdotes o sacerdotisas en la historia habían avanzado tan rápidamente en su tiempo.

Con este oráculo en mente, Faylen presionaba constantemente su cuerpo contra el de Richard mientras contaba los acontecimientos. Fuschia se llenó de rabia, los ojos atravesando a la insolente sacerdotisa en nombre de su señora, pero se obligó a permanecer tranquila.

Richard tuvo que esforzarse mucho para reconstruir el curso de los acontecimientos a partir de la explicación de Faylen que estaba plagada de errores y saltos de tiempo. Al final, él se quedó preguntándose cómo había sido seleccionada como suma pontífice. Si no fuera por su apoyo, ella probablemente ya habría destruido la Iglesia del Agua de Manantial.

Afortunadamente, Fuschia sirvió como un disuasivo perfecto; en su presencia, Faylen no se atrevería a hacer nada extremo. La inusitada cercanía hizo que Richard se sintiera incómodo, pero considerando que ella era tan coqueta a pesar de que los ojos de Fuschia escupían asesinato, se dio cuenta de que probablemente había una razón detrás de ello. Quizás estaba relacionado con la Diosa del Agua de Manantial, pensó para sí mismo.

……

Después de despedirse de Faylen, Richard corrió inmediatamente a su centro de comando. Por otro lado, Fuschia se quedó un rato para ‘escoltar’ a la suma pontifice de vuelta a su oficina antes de seguirlo.

En el centro de comando, Richard abrió un mapa de las Tierras Ensangrentadas y comenzó a reconstruir los acontecimientos de la guerra. Sus cejas se entrecruzaron lentamente mientras lo estudiaba profundamente, dejándole con muchas más preguntas de las que fueron contestadas. Dada la visión general de Faylen, la estrategia había sido impecable durante la segunda mitad de la guerra; incluso si estuviera al mando de los murciélagos de élite para explorar, el resultado no sería muy diferente. Además, tenía una serie de subordinados fuertes que podían lanzar ataques en varios frentes para aliviar la situación.

Dadas las habilidades de Kellac y de la madre cría, no debió haber manera alguna de que fueran tan buenos. Sólo podía pensar en unos pocos nombres en su cabeza que incluso se acercarían a este nivel de perfección: Alice, Salwyn, Raymond y Gaton.

Al recordar ese apellido, Richard sintió de repente un espasmo en su corazón. Rápidamente eliminó el nombre de la lista, fingiendo que nunca había pensado en el hombre. En su lugar, dejó el mapa y corrió directamente a la residencia de Raymond, encontrándolo todavía bebiendo té. La única diferencia era que ahora estaba leyendo en el interior en vez de en el patio.

“¿Dirigiste la guerra?” Richard preguntó directamente.

Raymond dejó su libro y su taza de té, mirando seriamente a Richard por un momento antes de suspirar, “Te diste cuenta tan rápido, eres más listo de lo que esperaba.”

“¿Cómo convenciste a la madre cría?” Un rayo de luz fría pasó por los ojos de Richard.

“Llegamos a un pequeño acuerdo. Los detalles no son tan importantes,” dijo Raymond encogiéndose de hombros. Sin embargo, vio que la expresión de Richard se tornaba más severa y finalmente levantó las manos impotente, “De acuerdo, no hay necesidad de ser tan serio. Realmente no fue mucho, puedes verlo por ti mismo.”

Un pájaro grande, de color blanco puro, entró volando en la residencia, posándose en la ventana con una sensación de familiaridad. Tan encantador como parecía, sus ojos mostraban rastros de inteligencia. Richard pudo darse cuenta al instante de que se trataba de una creación de la madre cría.

Justo cuando empezó a preguntarse por qué ella crearía un ser tan llamativo, el pájaro emitió un llamado claro antes de escupir de su boca una cuenta parecida a a una perla y salir volando. Raymond recogió la cuenta e inmediatamente se la tiró a la boca, riéndose de la expresión de disgusto de Richard, “No hay necesidad de eso, sólo hago esto para preservar mi vida. Ese pájaro es un ser especial en el plano en el que crecí, y últimamente he estado sintiendo nostalgia. A cambio de ayudar con la guerra, le pedí a la madre cría que me hiciera uno que también hiciera estas cuentas de nutrientes para mantenerme con vida. Nadie quiere ser picado por un enorme mosquito cada pocos días, estaba empezando a darme pesadillas. Ha sido tan agradable durante el último mes.”

Richard continuó mirando a Raymond en silencio, sin decir una palabra. Finalmente, Raymond fue incapaz de resistir la mirada y gruñó, “Está bien, tú ganas. Tomaste al Magistrado Mito y lo colocaste aquí. Poco después del comienzo de la guerra, lo forzaste a pasar a las líneas del frente solo. ¡Eso fue una sentencia de muerte! Le debo tantas vidas al hombre, que no podía ver cómo lo mataban. Por eso accedí a ayudarte a ganar esta guerra, el pájaro fue sólo una idea de último momento.”

“¿No temes que me haga más fuerte y destruya a tu familia?” Preguntó Richard.

“¿No lo harías de todos modos? Incluso si yo no hubiera estado al mando, habrías ganado esta guerra de todas formas. Las bajas serían mucho mayores, eso es seguro, pero con una semilla de guerra y destrucción ayudándote, ¿qué importaría eso?”

Richard se quedó callado por un tiempo, “… Nada puede calmar mi rencor hacia los Josephs, pero tú me ayudaste. Cuando destruya a tu familia en el futuro, consideraré mostrarles algo de misericordia.”

Raymond simplemente sonrió y levantó su libro una vez más, momento en el cual Richard se levantó y se fue.

Una guerra inesperada había sido ganada de manera inesperada. Sin embargo, a medida que se difundió la noticia del regreso de Richard, muchas personas comenzaron a temblar.


Capítulo semanal (3/14)

¡Hola, aprendices de Sharon! Publicaré capítulos extras según la donación; anunciando al patrocinador.

Patrocinio: 6$ x 4 capítulos
Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.