<- Actualmente solo registrados A- A A+

CoS – Capítulo 739

Libro 5 – Capítulo 75. Exploración

 

Una simple lápida sepulcral fue colocada finalmente en el centro del cementerio, con el nombre de Lina grabado personalmente por Richard. No pudo evitar mirar atrás cuando dejaron la tierra sagrada, mirando el eterno reposo de la Maga Dragón. Este lugar era hermoso y sereno, definitivamente algo que a Lina le hubiera encantado. Y mientras no perdiera este plano, nadie vendría a a perturbar su tumba.

“Vamos, tenemos otras cosas que hacer,” dijo a todos. Su voz era espeluznantemente tranquila, casi sin emoción, pero él sentía como si le hubiesen arrancado una parte de su corazón. Sus seguidores se fueron, pero él permaneció inmóvil en el puente suspendido durante mucho tiempo antes de encontrar la fuerza para alejarse.

Su primera tarea después de regresar fue interrogar a los tres sacerdotes, una tarea en la que solo pasó media hora antes de que fueran despojados por completo de sus vidas. Habían respondido a cada una de sus preguntas, pero aún así sus expresiones antes de morir eran de horror y no de alivio.

Richard no preguntó a dónde habían ido sus almas, porque él ya sabía la respuesta. Por otro lado, sus seguidores se esforzaron por mantener su distancia de Nyra después de presenciar todo el proceso.

Según los tres sacerdotes, el Nido de Dios y esta iglesia habían existido desde antes de que existiera la civilización en el Plano Orquídea en Reposo. Su gente no había experimentado ningún contratiempo a medida que evolucionaban sus sistemas de poder actuales y, en un momento dado, habían descubierto algunos de los secretos de esta iglesia y habían descifrado una manera de ingresar al reino legendario. Luego construyeron la Ciudad de los Santos alrededor de la iglesia, usando generación tras generación para explorar más a fondo sus secretos en un intento de descifrar los misterios que aún quedaban.

Norland no fue el primer contacto de los locales con la miríada de planos. Hubo otros casos en los que dos planos se habían alineado, y aunque estas personas no podían atravesar los planos en sí, habían eliminado a los invasores. Incluso el primer grupo de asalto de Norland había sufrido una derrota completa.

No hubo suficiente tiempo para aprender todo de estos sacerdotes, pero la mayoría de sus recuerdos habían sido sellados junto a sus almas. Nyra ahora los mantenía cautivos, capaz de extraer esos recuerdos almacenados cuando quisiera. Había un límite en el número de veces que podía navegar a través de ellos— cada escaneo dañaba enormemente al alma del objetivo— pero las mantenía al borde de la consciencia y las alimentaba regularmente. Incapaces de escapar de sus garras, sólo podían sufrir un tormento eterno.

Había un aire de misterio en esta iglesia. Quienquiera que la construyó era claramente fuerte, quizás incluso más poderoso que los de Norland. Como mínimo, los métodos de construcción de Norland no estaban a la altura de esto. Un enlace a otro plano primario que quizás sea aún más poderoso que Norland sería definitivamente un gran descubrimiento. Richard comenzó así en el lugar más importante, la sala de control donde habían encontrado a los tres sacerdotes. Parecía ser capaz de controlar varias cosas en el santuario, pero los locales solo habían logrado averiguar algunas de esas funciones. El Rayo Castigador fue uno de ellos, mientras que la apertura y el cierre del interior fueron otros.

Richard dio una vuelta alrededor de la sala de control, estudiando cada esquina antes de moverse hacia la mesa central. Pasando un rato estudiando detenidamente las runas talladas en el metal, rápidamente llegó a la conclusión de que los locales no habían descubierto la mayoría de las funciones del santuario. Los tres sacerdotes simplemente utilizaron su propia energía como un catalizador para impulsar los poderes de la mesa, y habían descubierto el tipo específico de energía que activaba el Rayo Castigador por casualidad. Teniendo experiencia con el arte de los antiguos elfos, enanos y gnomos de sangre de dragón, Richard sabía que el mecanismo definitivamente no podía ser tan simple.

Una vez que terminó con la sala de control, Richard se dirigió al reino de la divinidad que conformaba un cuarto del piso superior. El lugar estaba dividido en varios cuartos más pequeños, pero los locales solo habían logrado abrir dos, mientras que los otros todavía estaban sellados herméticamente por puertas metálicas. Richard sintió una sensación de déjà vu mientras miraba a través del lugar, como si hubiera sido transportado de vuelta al laboratorio Schumpeter en el Plano Forestal.

Dentro había un montón de artesas, algunas con líquido azul que fluía a través de ellas y la mayoría sin este. Cada artesa tenía una tapa transparente, pero las artesas vacías estaban destapadas. Dentro de cada una de las artesas cerradas yacía un local del plano, todos tendidos dentro con cicatrices aterradoras en todo el cuerpo. Sus pechos se movían lentamente, y ellos podían sentir que su fuerza vital se reponía en su interior. Entre estas personas había algunos enemigos que Richard reconoció, santos que habían sido heridos de gravedad en la batalla y lograron escapar. En ese momento él había asumido que simplemente morirían en la ciudad, pero al mirarlos ahora, se dio cuenta de que había una oportunidad de que se recuperaran.

Esto despertó un poco el interés de Richard, lo que hizo que se dirigiera más profundo hacia la segunda habitación para encontrar un área mejor decorada, donde las artesas también fueron construidas para ser más grandes y robustas. Dos de las artesas aquí estaban completamente vacías, mientras que una mujer estaba acostada dentro de la tercera con un líquido azul que la cubría.

Uno podía ver por los tatuajes en su rostro que era una guerrera totémica, pero no era tan grande como los otros que había visto hasta ahora. De hecho, su estatura parecía incluso más pequeña que la de los locales comunes. Aún así, uno podía ver por las proporciones de su cuerpo que escondía una fuerza explosiva en su interior.

La mujer tenía un corte largo pero poco profundo a lo largo del costado de su cintura, incluso la parte más profunda revelaba una pequeña cantidad de hueso de la cadera, pero la carne alrededor de la herida era de un gris mortal. El líquido en la artesa burbujeaba constantemente en el proceso de curación, pero la nueva carne que se estaba creando sólo tardó unos momentos en marchitarse.

Richard se sorprendió ante la falta de recuperación. La artesa obviamente tenía propiedades curativas asombrosas, y la piel suelta era evidencia de que ella había estado aquí por mucho tiempo. Sin embargo, el latido del corazón de la mujer era extremadamente lento y desprendía la sensación de una cáscara vacía cuya alma había sido drenada hacía mucho tiempo.

“¡Daychase!” Un gruñido sonó cuando sus seguidores entraron en la habitación, “¿Cómo es que sigue viva?”

“¿La conoces?” Richard se giró hacia Senma.

“Esta es una de las dos leyendas locales, y no es una leyenda inutil como Stardragon. Ella sola detuvo tanto a Gaton como a Mordred durante nuestro empuje inicial, y además se las arregló para matar a la mitad de nuestros caballeros rúnicos. Incluso el Señor Gaton no pudo evitar admitir que la única razón por la cual logramos vencerla fue por su falta de runas.”

Recordando los eventos de ese día, Senma suspiró, “Mordred logró encontrar una abertura cerca del final de su batalla y la hirió gravemente. Incluso usó su habilidad de línea de sangre para lanzar un ataque que destruye el alma, por lo que todos estábamos seguros de que ella moriría eventualmente. No hay sacerdotes en este plano, e incluso si hubiera uno necesitaría a alguien en el reino de los santos para eliminar completamente la energía destructiva. Los locales insistían en que ella seguía viva todo este tiempo, pero nunca más se mostró en una batalla…. De todos modos, parece que sólo su cuerpo sigue vivo. No hay un alma dentro.”

Richard se acercó a un lado de la artesa, sus ojos brillando. Su expresión rápidamente se tornó seria, “No, su alma sigue viva. El cuerpo tiene alguna conexión espiritual, por lo que su alma se fue a algún lugar. Tampoco fue hace mucho tiempo.”

Todos inmediatamente se pusieron alerta. Una simple alma no puede lograr mucho, pero no siempre se sabe en el caso de las leyendas. Ella podría ser capaz de unirse a otro cuerpo, o vivir dentro de una marioneta mágica. Incluso si el nuevo huésped no fuera tan fuerte, su propia experiencia y pericia la convertirían en una fuerza aterradora. Con todos sus otros misterios, no sería extraño que esta iglesia estuviera escondiendo marionetas poderosas.

Richard frunció el ceño, observando rápidamente la habitación. Luego negó con la cabeza, “Nyra!”

Nyra abrió la boca de par en par, soltando un grito desgarrador que resonó a cientos de metros en todas direcciones. Una onda de color gris claro salió de su boca, pasando rápidamente a través de las paredes. Los párpados de Richard apenas se contrajeron cuando la onda desgarradora del alma pasó, mientras que Flowsand ni siquiera parecía sentir eso. Asiris sacudió la cabeza con mareo, mientras que los otros reaccionaron de manera mucho más violenta. Los más fuertes comenzaron a balancearse de un lado a otro, mientras que los caballeros rúnicos más débiles se desmayaron directamente.

El grito que cubrió la mitad del santuario tuvo un gran impacto en el alma, aunque no tan dañino como el Llanto de la Banshee. Si el alma de Daychase estuviera cerca, este ataque probablemente la destrozaría. Sin embargo, Richard no sintió nada, sin importar cuán atentamente escuchara. Finalmente, él solo sacudió la cabeza, “Toma el cuerpo.”

Io echó un vistazo a la artesa antes de sacudir la cabeza, “Su cuerpo está lleno de energía destructiva. Se descompondrá en el momento en que deje la artesa.”

“Pensé que eras un sacerdote de nivel 18,” comentó Richard en voz baja.

El sacerdote de batalla levantó rápidamente su cabeza con arrogancia, “Tratar con esto es pan comido, pero si la curo ella se convertirá en un gran peligro. ¡Tendré que curarla completamente para eliminar la energía destructiva, y si su alma vuelve, será un enemigo legendario completamente curado!”

“Eso es simple. Cúrala por ahora, la enviaré a alguien en Faelor.”


Capítulo semanal (10/14)

Descarga:

7 Comentarios Comentar

  1. Luis Rojas Valle

    Lector

    Nivel 26

    Luis Rojas Valle - hace 5 meses

    Aún me duele lo de Lina 😣😥😫😢😭 de todas formas gracias por los capítulos 😁👍

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.