Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

DRE capitulo 61

Guerra remota (2)

31 de agosto 2553

Noctis no pudo hacer nada más que grabar lo que haya ocurrido en la noche.

Sabe muy bien los problemas que podría enfrentar, especialmente por lo que pasó el día anterior.

Se salió levemente de control al recordar algunas cosas… Sin embargo fue capaz de controlarse y al final nada ocurrió.

Por lo menos por el momento.

Al despertar el sol ya ha completado dos tercios de su recorrido y sus ojos algo desenfocados observaron el cielo azul.

El cielo… Es tan extraño y a la vez lo único que le pareció familiar en todo el mundo.

A su mente llegaron varias imágenes, un niño solitario sentado a la sombra de un viejo árbol observando a un grupo de niños jugando frente a un viejo edificio.

Una anciana se acercó a el y señaló al grupo de niños, el niño sacudió su cabeza y la anciana asintió algo preocupada.

Repentinamente la imagen fue consumida por fuego y reemplazada por otra.

Un árbol joven, sus hojas movidas por el viento y un hombre adulto parado a su lado.

Repentinamente el verano llegó, el hombre ya no estaba parado, se encontró sentado a la sombra del árbol junto a un niño.

Parecían tener una conversación y el niño tenía una mirada llena de alegría.

El otoño vino y está vez el hombre sostuvo una hoja mientras señaló una parte de esta, el niño parecía prestar atención.

El invierno surgió y el árbol estaba solo, en una casa no muy lejana el niño y el hombre observaron una pantalla mientras tomaron chocolate caliente.

La primavera volvió, sus ojos se tornaron inestables mientras intentó alejar esos pensamientos de su cabeza.

Pero lo vio, el hombre estaba nuevamente en el árbol viendo al niño escribir en una hoja.

Repentinamente su vista se dirigió a un lugar en especial, desde donde surgió la perspectiva de Noctis.

Papeles volaron por todo el lugar y reemplazaron la imagen por fuego y el sonido de una corriente eléctrica.

Finalmente el sonido de un disparó de plasma resonó en su mente y el niño observando un pequeño planeta desde una ventana mientras lágrimas recorrieron sus mejillas.

Noctis movió su antebrazo encima de sus ojos y suspiró “… Si nos hubiéramos ido en su momento…” una lágrima recorrió su mejilla y sus ojos temblaron ligeramente.

Respiró con fuerza y se levantó de la cama.

Su mente no está del todo despierta y sus nociones están algo alteradas pero levantó su mano y esta comenzó a brillar.

Enfocando su mente en la luz se deshizo del adormecimiento.

Sus ojos se llenaron de claridad y su anterior fatiga desapareció, esta era una fatiga temporal causada debido a que acababa de levantarse.

Talló sus ojos con sus manos y suspiró, su expresión es algo triste, salió de la habitación y observó frente a él.

La vista ya no es extraña para él por lo que a pasó lento y con calma caminó hacia el lugar en el que se almacenaron las máquinas.

Después de una no muy larga caminata llegó frente a la puerta.

Presionó los tres dedos, índice, medio y anular, los mismos símbolos se presentaron, sin embargo esta vez se tornaron rojos y la puerta permaneció cerrada.

Noctis movió su mirada y se alejó “Parece que realmente vas a hacer tal cosa… Director… No soy capaz de comprender todo esto…”.

[“Analiza con ojos despejados y una mente imparcial”] resonó en su mente, cerró los ojos y después de una larga reflexión dijo “Set…”.

Sacudió su cabeza y continuó su caminó, al estar frente a la puerta se encontró con un hombre de mediana edad.

Este es el profesor que debía dar clases a su grupo y lo saludó sin emoción.

El hombre respondió a su saludo y estaba a punto de irse cuando Noctis habló “Señor ¿Porqué las clases son dadas por hologramas?”.

El hombre se acarició la barbilla mientras pensaba y dijo viendo a Noctis a los ojos “¿No lo sabés?, Se nos prohibió dar clases en persona hasta después del evento del seis”.

Noctis asintió y levantó su mano despidiéndose “Gracias”.

El hombre comenzó a irse sonriendo “No es nada, nos vemos”.

Noctis bajo su mano lentamente y la duda se imprimió en su rostro…

_Parte 2_

Si alguien paseará por este bosque no notaría nada extraño, porque eso se supone, “No hay nada extraño en el”.

Al menos esa fachada se mantuvo hasta el amanecer. Cuando la luz del sol cubrió el bosque una batalla comenzó.

Está no es una batalla legendaria, no es importante, no es necesaria y ni siquiera es real.

Son solo dos tipos probando sus juguetes para determinar quién tiene mayor ventaja.

Siete androides contra siete lobos.

Está vez no hubo retrasos, ambos lados se lanzaron a gran velocidad en contra del otro.

Los androides son parecidos a los robots obreros, sin embargo en este caso fueron hechos para el combate y son capaces de usar armas.

Los lobos tienen un pelaje plateado y sus ojos están apagados como si no tuvieran vida.

En el primer encuentro un lobo se encontró con un androide y le lanzó a aplastar su cabeza, sin embargo el androide disparó a la cabeza del lobo con una pistola.

Su cabeza voló en pedazos y su cuerpo cayó frente al androide, su cabeza se llenó de sangre, pero no presto atención.

Lux se sorprendió levemente, sin embargo su mirada se concentró en la pantalla e ignoró tal cosa.

En el siguiente dos androides se encontraron con un lobo, el lobo dudó sobre a cual atacar, no importaba a cual eligiera puesto que ambos sacaron espadas y se lanzaron contra el.

“Mn… Parece que elegí a las mascotas equivocadas”.

El lobo arrinconado mordió el antebrazo de uno de los androides, normalmente el dolor le hubiera invadido y detenido.

Pero pareció no sentir dolor, sus dientes se encajaron una pequeña parte, sin embargo estos también se rompieron y sangre chorreó desde sus encías.

Cómo sea, eso no es lo más importante, su cuerpo fue cortado por la mitad por el otro androide.

En cuestión de fuerza, destreza, dureza y resistencia, los androides simplemente muy superiores.

Está vez pareció que Lux estaba jugando, estos lobos son apenas más fuertes que las muñecas.

El tercer encuentro llegó, esta vez fue un androide contra dos lobos.

Ni mencionar una pausa, el androide corrió a toda prisa hacia uno de los lobos con una escopeta en mano.

Apenas llegó al rango de la escopeta disparó, al mismo tiempo el otro lobo salto hacia la cabeza del androide.

Su mordida fue más fuerte de alguna manera, logró atravesar la cobertura craneal pero no llego a ninguna parte especialmente importante.

El androide apunto la escopeta a su cabeza y disparó, está escopeta es una con la finalidad de atravesar incluso trajes de poder.

Acabó fácilmente con su cabeza y el lobo.

No hay que mencionar que ocurrió con el otro, ya no es más que un charco de sangre.

Lux suspiró, realmente lo arruinó esta vez, las dos luces de los lobos y una luz de los androides desaparecieron.

Estaba a punto de apartar su mirada cuando dos luces desaparecieron.

Sus ojos brillaron “Quiza pueda usar el refuerzo de los muertos…”.

El enfrentamiento “final” comenzó, un androide contra un lobo, cualquiera que haya visto los anteriores diría que el androide vencería.

De hecho no necesitaban ver los otros enfrentamientos, es obvio.

Por lo menos lo fue antes de que un aura blanca lo rodeará, corrientes azules surgieron de los cadáveres de los lobos.

Estás se arremolinaron encima del lobo y formaron una gran esfera que entró en su cuerpo como un hilo de energía.

Su cuerpo creció, sus ojos se volvieron filosos, sus garras incrementaron su tamaño y sus músculos adquirieron mayor masa.

Más que plateado su pelaje se volvió más blanco.

El androide sacó una espada y corrió hacia el lobo, su espada chocó contra el colmillo derecho del lobo, chispas saltaron del lugar de impacto y un sonido parecido chirrido se extendió.

El androide inmediatamente sufrió un gran retroceso y le costó estabilizarse.

El lobo también sufrió un retroceso y la tierra debajo de el se quebró cuando forzó su balance.

La tierra bajo ellos se destrozó con cada choque y el retroceso se volvió más fuerte mientras sus choques resonaron cada vez más.

El lobo confío en la firmeza y dureza de su colmillo por lo que no se contigo en lo más mínimo.

El androide se lanzó nuevamente pero esta vez lanzó un corte diagonal de abajo hacia arriba y el colmillo salió volando.

A su vez atravesó la parte derecha de su boca y retrocedió con un salto.

El lobo no pareció sentir dolor, sin embargo su cuerpo comenzó a ceder ya que los músculos que le permitían controlar su boca fueron dañados.

Antes de que el lobo pudiera recuperarse el androide llegó a su lado y tomó su mandíbula, la abrió y con fuerza tiró de ella, con el propósito dislocarla.

El lobo por primera vez pareció reaccionar con dolor y con sus garras cortó al androide en tres piezas.

Esto lo tomo por sorpresa, sin embargo cuando estuvo a punto de reaccionar ya había “muerto”.

Parecía haber terminado y se calmó, su cuerpo ha sido dañado en gran medida y le sería difícil recuperarse.

Cuando estaba a punto de descansar un sonido de bala resonó y antes de que pudiera reaccionar su cabeza fue atravesada.

Un androide encima de un árbol con un rifle de francotirador retiro su mirada y se detuvo.

Lux asintió “Por desgracia elegí los elementos incorrectos para esta batalla… Cómo sea, esperó ver lo sucederá mañana…”.

Fin del capítulo LX

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.