<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 349

Capítulo 349: Compitiendo por la Puerta del Vacío

Li Qiye respiró hondo mientras miraba la Puerta del Vacío ante él, luego sacó un talismán y lo puso en su mano.

Esta era una pieza discreta de papel amarillo. ¿Quién en este mundo sabría que este pedazo de papel amarillo era una Escritura Inmortal extremadamente rara, una de las tres únicas que quedaban?

En este momento, derramó una gota de sangre de longevidad en el talismán mientras cantaba un verdadero mantra: “Usa mi alma para construir un puente que ni los dioses ni los demonios puedan bloquear, hacia una miríada de dominios…”

El talismán inmediatamente absorbió la sangre de longevidad. En el momento en que el canto concluyó, el talismán estalló en llamas. Antes de que sus cenizas tocasen el suelo, repentinamente aparecieron ruidos metálicos. Una ley de loto divina y supremas órdenes inmortales se combinaron para construir un puente que atravesaba el cielo mientras se dirigía hacia la Puerta del Vacío.

En este mismo momento, todo se volvió insignificante ante este puente inmortal. Ya fueran miles de millones o millones de años, nada importaría ante este puente. Una vez que atravesó el cielo espacial, la Puerta del Vacío apareció realmente cuando el puente llevó a Li Qiye hacia ella.

Mientras Li Qiye caminaba a través del puente espacio temporal hacia la Puerta del Vacío, apareció otra persona. ¡Con extrema velocidad, también se dirigió hacia la Puerta del Vacío y los dos se encontraron!

” Niña, quiero este objeto ”. Li Qiye se volvió para encontrar a Mei Suyao, que también confiaba en un tesoro supremo para venir aquí.

” Las palabras del hermano Li son demasiado irrazonables. Este es un objeto sin dueño, debe pertenecer a quien esté destinado a tenerlo”. Mei Suyao respondió con su tono sagrado y trascendente.

” ¿Solo el destinado lo obtendrá? ” Li Qiye entrecerró los ojos y luego habló lentamente: ” Eso depende de lo que sea el objeto. No compito por cosas ordinarias, pero por esto… ¡Incluso si llegan los monarcas inmortales o desciende la ira del cielo, aún no podrán competir conmigo! ¡Si deciden obstaculizarme, mataré a los monarcas y destruiré los cielos! ”

En este momento, el aura de Li Qiye se elevó. Su aterradora mirada daba la impresión de una existencia extremadamente antigua que acababa de renacer.

” ¡Matar a los monarcas y destruir los cielos son palabras tan grandes! Incluso un Emperador Inmortal no se atrevería a fanfarronear así”. En solo un instante, Jikong Wudi también llegó con un brillo que rodeaba su cuerpo junto con una fuerza misteriosa y poderosa. Cualquiera podría decir que estaba llevando algo aterrador.

Todos dentro del Portal Eterno vieron esta escena. Innumerables personas querían volar hacia la puerta, pero no importaba lo mucho que intentaran, no podían llegar a este lugar de donde el tiempo y el espacio estaban alterados y mucho menos a la misteriosa puerta. Sin embargo, todavía fueron capaces de ver el evento desarrollarse.

Se sorprendieron bastante cuando vieron a Li Qiye, Mei Suyao y Jikong Wudi.

Jikong Wudi usó un tesoro supremo para venir a este lugar. Con el aura de una deidad de los cielos, exudó una presencia como si fuera el único gobernante de este mundo.

Li Qiye lo miró y dijo fríamente: “¡El Talismán Ancestral de la Era del Emperador es solo un pequeño juguete, no es gran cosa!”

La expresión de Jikong Wudi se hundió. Como Jikong Wudi estaba estudiando el dao en la Sala de la Era del Emperador, obtuvo el Talismán Ancestral de la Era del Emperador, un elemento supremo. Este talismán ancestral causó que incontables personas ardieran de deseo.

” Así que incluso el talismán ancestral no es digno de entrar en tu vista. Parece que el amigo dao realmente piensa que es inmejorable en este mundo ”. Los ojos de la Deidad Jikong Wudi emitieron un destello divino mientras hablaba.

Li Qiye era demasiado perezoso para echarle otro vistazo mientras respondía: ” Si entraba en el Salón de la Era del Emperador, me hubiera llevado todo, ¡no un simple talismán antiguo! En este momento, quiero tomar esta cosa, sean inteligentes y escapen, ¡sino los mataré a los dos personalmente! “Habiendo dicho esto, sus ojos se posaron en Mei Suyao.

Le sería aburrido matar a Jikong Wudi, pero Mei Suyao era un asunto distinto. Sin embargo, si ella no se comportaba mejor, entonces ya no sería considerado con el Emperador Inmortal Xiu Shui. ¡Cualquiera que se haya puesto en su camino sería asesinado sin piedad!

” En ese caso, señorita Mei, primero deberíamos ocuparnos de él y luego colaborar para entrar ”, dijo Deidad Jikong Wudi a Mei Suyao. Quería trabajar con ella para matar a Li Qiye antes de ingresar a la Puerta del Vacío.

” ¿Quieres matarlo? ¿Con una fuerza tan escasa como la tuya? ” En este momento, apareció una hermosa voz. Una mujer montó una ola en el aire. La ola revoloteaba de un lado a otro bajo sus pies como un verdadero dragón. Esta mujer era como una diosa del mar, la señora de los océanos.

“¡La Diosa Protectora del Cielo!” Al ver a esta mujer, muchas personas en el portal se alarmaron.

La Diosa Protectora del Cielo Zi CuiNing también usó un tesoro supremo para venir aquí. Mei Suyao se sorprendió bastante: “¿La señorita Zi también vino?”

Aunque otros se referían a ella como una diosa y a pesar de tener su Hueso Natural Inmortal, no se atrevía a subestimar a Zi Cuining.

Se rumoreaba que Zi Cuining era la sucesora elegida por el Rey Dragón Negro. ¡Nadie se atrevería a tratarla a la ligera!

Cuando el Rey Dragón Negro estaba vivo, ¡incluso los Emperadores Inmortales mantenían su distancia! A pesar de que el invencible Rey Dragón Negro ya no estaba allí, como su heredera elegida, Zi Cuining tenía un considerable prestigio.

Jikong Wudi se puso más serio después de ver la llegada de Zi Cuining. Sus ojos se entrecerraron mientras enfocaba sus pensamientos para desatar un aura aterradora como si un dios hubiera poseído su cuerpo.

Después de presenciar esta escena sobrecogedora con estos cuatro reunidos en un solo lugar, alguien susurró en voz baja: “Brutal Li Qiye, Diosa Mei Suyao, Deidad Jikong Wudi y La Diosa Protectora del Cielo Zi Cuining… Los cuatro genios superiores de esta generación finalmente se reunieron”.

”Jikong Wudi y la Diosa Protectora del Cielo son enemigos irreconciliables. Seguramente habrá una pelea a muerte”. Un príncipe no pudo evitar murmurar.

Todos en los nueve mundos conocían la historia entre el Emperador Inmortal Ta Kong y el Rey Dragón Negro. Después de esa batalla, ambos desaparecieron junto con la desgarrada Voluntad del Cielo y las dos sectas juraron que nunca coexistirían en armonía.

Jikong Wudi era el descendiente de la Montaña Space Trample mientras que la diosa era descendiente de la Ciudad Protectora del Cielo. Como dice el dicho, “la mirada de uno estaría especialmente enrojecida si se encuentra con sus enemigos”. Jikong Wudi y Zi Cuining seguramente pelearían hasta el final.

Mientras montaba su majestuosa ola y blandía la Lanza del Dragón Negro, señaló directamente a Jikong Wudi y Mei Suyao y declaró: “¡Ambos pueden unirse!”

Tales palabras dominantes intimidaron a innumerables espectadores. ¡Estaban Mei Suyao y Jikong Wudi, pero Zi Cuining quería enfrentarse a ambos al mismo tiempo! ¡Tenía un aura tan arrogante que le permitiría barrer el mundo!

”No estoy interesado en pelear ”. La pura Mei Suyao habló. Tomando una postura increíble, de repente se convirtió en un rayo de luz y desapareció de la escena, se dirigía a la Puerta del Vacío.

La Diosa Protectora del Cielo quería tomar medidas, pero Li Qiye fue un paso más rápido. Él movió ligeramente su cuerpo y usó el puente inmortal para perseguir a Mei Suyao, solo dejando atrás un “Déjamela a mí”.

Jikong Wudi también quería ir, pero Zi Cuining se elevó al cielo y bloqueó su camino en un instante: “¡Hoy no te irás!”

“¿Crees que mi Montaña Space Trample tiene miedo a los problemas?” Deidad Jikong Wudi lanzó un grito cuando las leyes universales abrieron los cielos con un poder inmortal opresivo.

‘‘ ¡La Montaña Space Trample no es nada! ” Zi Cuining atacó con la Lanza del Dragón Negro que emitía continuos rugidos de dragón. Todos vieron una ilusión como si el Rey Dragón Negro hubiera vuelto a la vida. Este único golpe de lanza aniquiló a todas las estrellas brillantes y una miríada de dao. La cara de cualquier genio perdería sus colores debido a este ataque aterrador.

Uno era una deidad mientras que el otro era una diosa. Uno era el nieto de la sexta generación de un Emperador Inmortal, mientras que el otro era el heredero elegido de un dechado. Los dos atacaron al mismo tiempo y destrozaron la tierra para comparar sus técnicas. Incluso los reyes celestiales de las generaciones anteriores fueron tomados por sorpresa al ver sus técnicas.

Por otro lado, Mei Suyao corrió a la Puerta del Vacío cuando Li Qiye la siguió. Los dos desaparecieron en la puerta.

Cuando Li Qiye entró al vacío, no fue teletransportado a un lugar diferente. Para ser más exactos, después de haber entrado, uno encontraría que esto era un callejón sin salida.

Este lugar era como una habitación sin puertas además de la entrada. Toda la Puerta del Vacío fue construida por una ley suprema que se formó naturalmente como si se hubiera creado a partir del comienzo primordial. No hubo luces deslumbrantes ni hermosos colores. La Puerta del Vacío consistió en pura simplicidad, volviendo al comienzo de todas las cosas.

Solo había una cosa dentro y era una runa del tamaño de un puño. Era una runa simple y antigua, sin embargo, incluso el maestro de runas contemporáneo más informado no entendería su significado. La cabeza y la cola de esta runa estaban conectadas, la derecha y la izquierda se abrazaron mientras que la parte superior e inferior estaban interrelacionadas. La runa completa era solo una existencia perfecta sin principio ni fin.

Era evidente que esta runa no era del tipo común encontrado en los tiempos actuales, unas que fueron abandonadas por los monarcas inmortales. Fue como si hubiera nacido del cielo y la tierra y se unió naturalmente. Una runa tan simple representaba los profundos misterios del cielo y la tierra y el conocimiento de años interminables.

Li Qiye estaba hipnotizado por esta runa. Inmediatamente comprendió su significado debido a su propia comprensión del cielo y la tierra. Esto era absolutamente un tesoro invaluable.

Sin embargo, Li Qiye no fue el único cautivado por esta runa. ¡Mei Suyao, quien vino antes que él, también quedó asombrada por esta maravillosa runa!

Descarga:

12 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Lector

    Nivel

    Noya - hace 2 años

    Saludos, mis queridos mortales. Algo tarde pero igualmente subo este nuevo capítulo. Esta semana ha sido algo atareada y eso me molesta. Ya estoy viendo la posibilidad de compensarlos con un pack lo más pronto posible, espero que disfruten de mi trabajo.

  2. Avatar

    Lector

    Nivel

    Ecle-chan - hace 2 años

    Muchas gracias.
    Mientras el mundo le llame arrogante, qué demonios importa… pobres mortales que se atreven a meterse en el camino del maestro de maestros…, por otro lado una pelea epic entre herederos se está llevando a cabo… ¿reaparecerá pequeño negro?

  3. Avatar

    Lector

    Nivel 10

    CarlosRD - hace 3 meses

    No creo que Suyao sea mala, pero no conoce la inmensidad del cielo y lo basta que es la tierra, así que no me molestaría que Li Qiye la matará. Nadie trata de quitarle tesoros ancestrales debajo de su nariz y vive para contarlo, y si vive se irá bien sometida xD

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.