<- Actualmente solo registrados A- A A+

ED – Capítulo 898

Capítulo 898: El plan del Barranco Casco Celestial

Después de dar órdenes al grupo, Li Qiye y Ming Yexue regresaron a la mansión maestra de la ciudad. Se pararon frente a la pintura al final del pasillo. Ming Yexue tenía un aura trascendente y antigua. Todo su cuerpo estaba radiante como si se hubiera convertido en una verdadera diosa.

“¿Cómo se sintió?” Li Qiye miró la pintura y preguntó.

Con una gracia inigualable, Ming Yexue asintió suavemente con su naturaleza inmortal: “Yo era el dao celestial de acuerdo con la naturaleza. Antes de darme cuenta, me convertí en la gobernante de un gran mundo, pero desafortunadamente no se mantuvo así”.

Ming Yexue logró abrirse paso y pudo llegar directamente al origen. Sin embargo, la repentina movilización de Ye Qingcheng del poder de la ciudad detuvo su iluminación.

Li Qiye sonrió y dijo: “Muy bien, incluso el Emperador Inmortal Bi Shi no pudo hacerlo en ese entonces. Definitivamente te convertirás en el gobernante supremo del mundo bestial”.

Ming Yexue inclinó ligeramente la cabeza y preguntó: “Me has cultivado durante millones de años, ¿fue por ti o por mí?”

Li Qiye sonrió en respuesta a esta pregunta: “¿Qué piensas? No lo negaré si piensas que estaba siendo egoísta y que esto fue todo por mí. Sin embargo, ¿prefieres ser una piedra por toda la eternidad, o prefieres convertirte en un gobernante supremo?”

Ming Yexue meditó este asunto. Ella fue privada de más información después de entrar.

”Esto es el destino, solo agilicé el proceso”. Li Qiye sonrió: ”Al final, cualquiera que sea el camino que tomes dependerá de ti. ¡Nada es más importante que ser sincero con su corazón, esto es tan cierto para ti como para cualquier otro cultivador! Por ejemplo, ¿por qué falló tu Emperador Inmortal Bi Shi? ¡Es porque este no era su verdadero objetivo! ¡Pero tú puedes tener éxito porque esta es tu aspiración!”

“Para pisar con precaución las lunas eternas, calcular a lo largo de las edades, ¿no crees que estás cargada de responsabilidades?” Ming Yexue suspiró y recordó el pasado cuando la llevó alrededor de los nueve mundos para fortalecerla. El mundo nunca podrá imaginar esas experiencias.

“Este es mi verdadero deseo y mi destino, así como mi destino final”. Li Qiye se rio entre dientes: “Los que están bajo los altos cielos… ¿Cuántos realmente han podido saltar de esta restricción? ¿Cuántos podrían superarla?” Suavemente acarició su cabello y dijo: ”Naciste aquí, así que deberías quedarte en este lugar. Ha pasado mucho tiempo y el mundo bestial necesita un maestro. Esta no es una tierra desolada, es un gran mundo con muchos lugares misteriosos. En el futuro, llevarás al mundo bestial a una era más brillante”.

”El Emperador Inmortal no es el único camino. En el futuro, aprenderás que este mundo es mucho más grande de lo que puedas imaginar. En el ápice, habrá una escena no disponible para el resto del mundo. En ese punto, naturalmente entenderás que la invencibilidad no es el final, sino simplemente el comienzo”. Li Qiye habló con una rara voz tierna.

“Entiendo”. Ming Yexue asintió. Ella estaba resuelta en este momento mientras hablaba: “Seguiré caminando hasta el final”.

”Ve, deja los problemas para mí, no hay necesidad de que te preocupes por ellos. Recuerda esto, sigue a tu corazón. La inmensidad del gran dao es la misma que la de tu corazón”.

¡Era raro ver al abrumador Li Qiye en un estado tan gentil!

Ming Yexue asintió una vez más mientras miraba la pintura. Dio un paso hacia ella y se volvió para hablar en voz baja: ”Joven Noble, gracias por ser siempre mi amigo todo este tiempo. Sin ti, no estaría aquí hoy”.

“No, debería agradecerte por hacerme compañía por tanto tiempo. Ve”. Li Qiye sonrió y asintió en respuesta.

Ming Yexue finalmente entró en la pintura y desapareció en un instante en el mundo sin fin dentro.

Después de un largo tiempo, Li Qiye finalmente miró hacia otro lado con un tinte de emoción en su corazón. Esta era la sensación de ver a una hija crecer y partir.

Li Qiye notó a los muchos golems en el pasillo y dijo insípidamente: “Después de millones de años, le daré un futuro a tu mundo bestial. Depende de todos ustedes ayudarla y ver cuán lejos pueden ir juntos. No me decepcionen”.

En una esquina del pasillo, el Comandante de la Guardia llegó y se postró ante Li Qiye: “Su Excelencia, por favor no se preocupe. La señorita Ming es nuestra esperanza. Si ella tiene éxito, ella será nuestra maestra. Definitivamente haremos nuestro mejor esfuerzo para apoyarla en el futuro”.

Li Qiye exclamó lentamente: ”Bueno, el camino por recorrer todavía es muy largo. ¡Todos ustedes necesitan tener la determinación para luchar hasta el final!”

”Sí, nuestro mundo bestial entrará en una nueva era. Definitivamente no perderemos sus millones de años de esfuerzo”. El Comandante de la Guardia prometió solemnemente.

Li Qiye asintió suavemente y salió del salón sin volver atrás.

***

En el Barranco Casco Celestial, la atmósfera era pesada hasta el extremo. Hubo un gran debate en la cámara principal debido al maestro del barranco.

El Maestro del Barranco Miao, quien había renunciado, regresó. Volvió para convocar esta reunión con muchos ancestros y ancianos presentes.

“¡Mi opinión personal es que deberíamos rendirnos!” El Maestro del Barranco Miao expresó su opinión.

Esto se encontró de inmediato con la oposición de los ancianos. Ellos nunca aceptarían tal cosa. ¡Rendirse fue una gran humillación!

Eran una secta con dos emperadores, ¿qué tipo de tormentas no han resistido antes? Todavía tenían antepasados ​​vivos del nivel Dios Rey, por lo que rendirse era imposible para ellos.

Debido a esto, la sugerencia del Maestro del Barranco Miao fue recibida con gran hostilidad. Uno de los antepasados ​​incluso regañó: “¿Tienes frita la cabeza o algo así? ¿Nuestro barranco rindiéndose ante un mocoso? ¡Ni lo pienses!”

“Rendirse es la mejor manera de salvar nuestro barranco”. ¡Mientras permanezcan las colinas verdes, no faltará la leña!” El Maestro del Barranco Miao profundizó su tono: ”Miao Chan también lo dijo. Solo debemos evitar esta generación. Mientras sigamos vivos, todavía hay una posibilidad de salir en el futuro”.

El padre y la hija dejaron el barranco. Sin embargo, el Maestro del Barranco Miao todavía se consideraba a sí mismo como un discípulo del barranco, por lo que cuando este desastre se avecinaba sobre la secta, él todavía eligió volver corriendo desde lejos sin Miao Chan.

“Miao Chan es joven e inexperta. La muerte del Sobrino Virtuoso fue un gran golpe para su confianza”. Un antepasado negó con la cabeza: “Nuestro barranco se mantuvo firme durante millones de años. ¡Nunca nos rendiremos ante un joven!”

“El Reino Filo Pedregoso también se mantuvo firme durante millones de años, pero al final fue aniquilado”. El Maestro del Barranco Miao habló en un tono serio: “Este no es el momento de salvar la cara. Además, rendirse no es algo vergonzoso en absoluto. Li Qiye es el único que tiene trece palacios en toda la historia. Nadie más se convertirá en Emperador Inmortal además de él. Rendirse ante el futuro emperador no es algo vergonzoso…”

“Incluso un Dios Rey invencible como el Árbol Padre Allpine prometió lealtad a Li Qiye, por lo que no es gran cosa que nos rindamos. Mientras podamos salvar el barranco, aún hay esperanza y un futuro. Si no, una calamidad nos sobrevendrá solo porque quisimos salvar algo de cara, esto se llama prestigio y dignidad. ¿Qué quedará si nuestro barranco es destruido?” El Maestro del Barranco Miao dejó las quejas del pasado y regresó para persuadir a los antepasados ​​de que salvaran el barranco. Se estaba quedando sin aliento por sus esfuerzos.

“¡Li Qiye es realmente extraordinario, pero no debemos menospreciarnos a nosotros mismos! Nuestro verdadero poder es muchas veces más fuerte que el Reino Filo Pedregoso. ¡No se pueden comparar con nosotros!” Un antepasado diferente negó con la cabeza: ”Tenemos la protección de nuestros emperadores. No importa cuán fuerte sea y cuántas aniquilaciones arroje, podemos hacer lo mismo. El vencedor aún no se ha determinado”.

”No es tan simple”. El Maestro del Barranco Miao negó con la cabeza: ”Incluso un linaje imperial como la Ciudadela del Señor de las Bestias está dispuesto a trabajar para Li Qiye. Él no es tan simple como pensamos. Quizás incluso esté relacionado con esa legendaria existencia. ¿Por qué no podemos rendirnos cuando incluso la ciudadela está dispuesta a hacerlo? Deberíamos sacrificar un poco e intercambiarlo por grandes beneficios y paz. ¡Esto no es algo escandaloso a tener en cuenta!”

El barranco se estableció después de la destrucción del Reino de las Bestias Divinas. No experimentaron el infierno de la guerra del pasado, por lo que naturalmente no entendieron cuán aterradora era la legión. Sabían incluso menos sobre una existencia como el Cuervo Oscuro.

El nuevo maestro del barranco se burló: “¿Qué es esta legendaria existencia? Es solo un rumor. La Ciudadela del Señor de las Bestias simplemente valora a Li Qiye y cree que se convertirá en Emperador Inmortal. ¡Su monarca quiere casar a su hija con Li Qiye y espera que ella se convierta en la Reina Imperial!”

Continuó: “Hermano Miao, tu actitud hacia Li Qiye es muy sospechosa. Sigues ayudándolo, alabando su prestigio y bajando nuestra moral. Esto hace que la gente se pregunte si hay algo más en juego…”

“¡Estúpido! Lin, si no renunciara, no sería tu turno de convertirte en el nuevo maestro del barranco. ¡No juzguen a un caballero con la mentalidad de un miserable!”. El Maestro del Barranco Miao inmediatamente gritó: “¡Si tuviera otros planes, ese mocoso Cuervo Dorado no habría estado en la posición de convertirse en el futuro maestro del barranco! ¡Mi hija se habría convertido en la descendiente y mi asiento se solidificaría! ¿Un joven como tú piensa que está calificado para ser el maestro del barranco…?”

Esta vez, el Maestro del Barranco Miao estaba furioso y no le importaba su propio estado. Él comenzó a maldecir en voz alta.

“De acuerdo, pequeño Miao, sé que solo quieres lo mejor”. Finalmente, apareció un antepasado del nivel Dios Rey del barranco. Su voz lánguida surgió: ”Rendirse es imposible. No podemos avergonzar el prestigio de nuestros antepasados ​​en nuestra generación. Sin embargo, debemos prepararnos para lo peor también. ¡Deja que nuestra generación más joven se vaya con el pequeño Miao junto con una porción de nuestros tesoros! Si realmente no podemos ir en contra de Li Qiye, ¡al menos dejaremos atrás algunas de nuestras semillas! ¡Deja la guerra para proteger el barranco en manos de huesos viejos como nosotros!”

Los jóvenes no se atrevieron a decir nada más después de que este Dios Rey había hablado. El Maestro del Barranco Miao no pudo hacer nada y tuvo que aceptar esta decisión final.

 

Descarga:

10 Comentarios Comentar

  1. Avatar

    Autor

    Nivel 7

    Saludos, jóvenes cultivadores. Me disculpo por los días de ausencia, una fuerte infección me mantuvo en cama varios días. Esta vez les traigo un pack de 5 capítulos como compensación, espero que sea de su agrado.

  2. Maxtrui

    Lector

    Nivel 12

    Maxtrui - hace 3 meses

    Es mejor que descanses Noya, ¡Espero que te recuperes!

    -Gracias por el capítulo

  3. Tadeo_MTZ

    Lector

    Nivel 22

    Tadeo_MTZ - hace 2 meses

    Al menos no fueron tan estúpidos y salvarán a su joven generación…..
    .
    .
    .
    Gracias por el capítulo 😊

  4. Avatar

    Lector

    Nivel 170

    rdrtoh - hace 1 mes

    Además tienen la ventaja de no tener una piedra estúpida como descendiente 🙂

    Gracias por el capítulo.

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.