<- Actualmente solo registrados A- A A+

ETH – Capítulo 27

Capítulo 27.

Si la habilidad de Amistad de Jung Sooah hubiera realmente aumentado la habilidad de todos, entonces era correcto reconocer esto en la clasificación de contribuciones. Lo único era que no había forma de medir lo mucho que ayudó… y la habilidad no se discutió con todos al principio, así que tendría que hacer la clasificación normalmente esta vez.

— De todos modos, ¿sabes cómo se activa la habilidad?

— Um. No estoy segura. Pero creo que podría saberlo. Es una sensación rara. ¿Se supone que una habilidad se siente así?

— Sólo porque aprendes una habilidad no significa que descubras todo al instante. Piensa en alguien que gana una habilidad de boxeo. Si les pidieras que explicara exactamente cómo dar un puñetazo y dar un paso en palabras, ¿podría explicarlo? No. Porque simplemente adquirieron la habilidad instantáneamente sin hacer físicamente el trabajo y descubrirlo ellos mismos.

— Eso tiene sentido.

— Así que tendrían que hacer algunas pruebas. Para aprender a dar puñetazos, necesitan probar algunos golpes… para aprender a esquivar, necesitan probar evadiendo un golpe.

— Entonces, ¿todo el mundo aprende sus habilidades al probarlas así también?

— No. Por lo general, hay una forma conocida de utilizar la habilidad. Ya han pasado cincuenta años desde que apareció el primer libro de habilidades. La mayoría de los libros de habilidades tienen mucho más del mismo tipo, por lo que la gente suele saber cómo activarla o usarla.

— Así que estás diciendo que no hay realmente una pauta para la mía.

— Tampoco hay una para la mía.

— Oh. Se siente como si hubiéramos ganado algún tipo de lotería o algo así.

— Vámonos.

Dijo Han Joonseok mientras se levantaba. Parecía que nuestro descanso fue un poco largo. Habíamos terminado de limpiar alrededor de la mitad de la mazmorra y el sendero de la izquierda, sólo falta el sendero derecho para terminar.

Habíamos empacado todo y nos estábamos preparando para continuar cuando oímos una voz bajando desde la entrada.

— ¡Por ahí! ¡Dejen de hacer lo que están haciendo y todo el mundo salga!

Todos miraron en la dirección de la que provenía la voz. Ahora podíamos ver a alguien en uniforme militar gritando y agitando sus brazos sobre nosotros.

— ¡Dije que salieran! ¿No pueden oírme?

— ¿Qué…?

— ¿Por qué hay alguien que no es de nuestro grupo en la mazmorra?

La mitad del grupo me miró, confundidos, mientras la otra mitad frunció el ceño. Esta fue la diferencia entre los experimentados y los novatos.

— Escuchemos lo que ese hombre está diciendo.

— ¿Qué? ¿Por qué? Aún nos queda tiempo.

La chica de lentes dijo. Podía ver por qué estaba molesta. Las mazmorras funcionan donde se reserva cada sesión por cuatro horas. Desde que estábamos aquí, podríamos reclamar que nos quedáramos aquí hasta que se agotara el tiempo.

Por procedimiento normal esto era cierto. Por procedimiento normal.

Moví mis brazos para que el militar supiera que lo entendíamos. Lo vi asentir con la cabeza y desapareció de nuevo.

Me enfrenté a los miembros del grupo y traté de explicar a ellos después de ver su desconcierto.

— Hay un montón de casos donde cosas como estas suceden en una mazmorra. Esto se llama un cambio de reserva y…

— Cambio de reserva, mi trasero. Es una estafa, saltarse la cola, es lo que es.

Dijo Jung Sooah.

— ¿Saltando la cola?

— Eh… así que, eso es lo que es. Hay personas que son… más grandes que nosotros… esperando para entrar.

A la respuesta de Han Joonseok, el gerente Kim respondió.

— ¿Así que tenemos que marcharnos entonces? ¿No pagamos la cuota de admisión normal?

— Ellos nos dan algo de eso de vuelta. Pero no podemos esperar nada más que eso.

El rostro de Han Joonseok se puso rojo en un instante.

— Espera. ¿Se dan cuenta de lo molesto que es prepararse y salir por completo por una incursión? ¡No es como si pudiéramos regresar en cualquier momento pronto si nos fuéramos ahora mismo!

— ¿Así que?

Gerente Kim dijo con un resoplido.

— …¿Lo siento?

— Entonces, ¿qué estás diciendo que vas a hacer al respecto? ¿Vas a decirles que no te vas?

— Por supuesto.

— Es por eso que los aficionados son aficionados. Tch.

— ¿No estás siendo un poco grosero?

— ¡Grosero! ¿Estoy diciendo algo malo?

— Las mazmorras son operadas por el gobierno.

Los interrumpí justo cuando estaban a punto de ir uno contra el otro.

— Hay alrededor de cincuenta grupos que pueden ejercer presión sobre el equipo que opera una mazmorra, entre los que se incluyen: empresarios, legisladores y otros altos funcionarios del ministerio. Muy rara vez, a veces un equipo de incursión también podría tener ese tipo de poder.

— Así que. ¿Si alguien con poder quiere hacer una cacería, sólo tenemos que rendirnos así?

Han Joonseok todavía no podía aceptarlo. Pero me gustaba este tipo de personas. Gente que se enfurece contra el juego sucio e injusticia. Si queríamos que algo cambiara para mejor, necesitábamos más gente como esta.

— Sí. Si causamos algún problema sobre algo como esto, podríamos estar en una lista negra. Esa lista es…

— Colocarte en su base de datos y distribuirla a todas las mazmorras.

Sooah terminó.

— Entonces…

— Por lo menos, sería difícil para ti encontrar trabajo de caza en toda Corea del Sur.

— Así que ellos están diciendo, ‘Ustedes, personas sin conexiones, pueden callarse y hacer lo que decimos’.

— ¿Por qué sigues tomando parte de su lado desde el principio? ¿Crees que eres algo especial?

Preguntó Han Joonseok.

— Este bastardo. ¿Quién dijo que he estado tomando su lado…!

— Vámonos.

Traté de detenerlos y hacer que todos volvieran a la labor. Cualquier pelea puede continuar fuera. Dado eso, era mejor salir antes que tarde. Aunque no era mucho, pudimos conseguir algunos minerales así que no era un desperdicio completo y siempre podíamos volver la próxima vez.

No podríamos decir que estábamos perdiendo demasiado porque los operadores de las mazmorras normalmente nos daban una espacio de reserva previa por nuestros problemas.

Tan pronto como salimos de la mazmorra, vimos a un par de jóvenes de pie. Probablemente tenían veinticinco años como mucho. Sorprendentemente, conozco a uno de ellos.

— Esa persona…

Sooah tiró de mi brazo. Uno de ellos era bastante grande. Era uno de los tipos que habían tratando de violar a Sooah en la mazmorra de Ansan. Me reconoció en cuanto lo reconocí.

Creo que se llamaba Park Jungbeh.

Él hizo una gran sonrisa mientras se acercaba a mí.

— Tiempo perfecto. Vamos a tener una charla. ¿Ah? ¿La chica de la última vez también está aquí?

— Ah…sí.

— ¿Están los dos saliendo?

Preguntó Park Jungbeh con timidez. Comencé a preguntarme si había algo malo en mi memoria. Entonces me preguntaba cuán estúpidos eran estos tipos.

No estaría sonriendo así a menos que fuera estúpido o retrasado.

Cuando me encogí de hombros, continuó.

— El cargador que se suponía que debía reunirse con nosotros aquí, nos incumplió. Así que, ¿Por qué no te encargas de nosotros un poco. Si esa chica viene, sería aún mejor.

— Estamos en camino de hacer una ronda en la mazmorra por lo que sería difícil para nosotros.

— Oye. No seas tan rígido. ¿No somos amigos? Si es por el incidente de la última vez, me disculparé. Honestamente, sólo lo hicimos por Hansol, así que no lo tomes tan personalmente. No soy un tipo malo, en realidad. Y si realmente somos sinceros, tampoco es que fueras perfecto. No sabes que casi he muerto por ti. Así que vamos a dejar pasar el pasado. ¿Qué piensas?

Pensé que era sólo Song Hansol quien era el bastardo loco, pero parece que este tipo tenía algunos tornillos sueltos. ¿Cómo es que puede estar tan absorto? Casi me hizo ponerme la piel de gallina cuando se felicitó diciendo que no era un mal chico.

— Realmente lo siento. Quizás la próxima vez.

— ¿De verdad vas a ser así?

— Más que eso, no son los grupos de ocio algo contra la ley en este momento…

— Ah. ¿Eso? No te preocupes. Tengo una nota diciendo que está bien.

Estaba hablando de una renuncia que decía que el país no sería responsable si el firmante moría en la mazmorra.

— Esperaremos que termines con tu otro grupo. Sólo tenemos cuatro en nuestro grupo, así que si ambos, tú y la chica vienen, sería simplemente perfecto. Asumiremos que te unirás a nosotros y esperarás. Te daremos treinta minutos.

Este bastardo no iba a dejarlo ir. Si seguimos insistiendo en no unirse, realmente podría llegar a ser más problemático para mí.

— De acuerdo.

Además tenía algo que quería probar. Podría ser realmente peligroso por lo que podría ser mejor probarlo con estos tipos que con mi propio grupo. Ya veremos.

 

Descarga:

3 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.