<- Actualmente solo registrados A- A A+

HS – Capítulo 19

Capítulo 19: Shui Meng Chan (II)

Ning Xue preguntó con curiosidad: “Hermano, ¿qué es lo que el Hermano Long va a hacer?”

“Fue a buscar una mujer seductora.” Ye Wu Chen sonrió y dijo.

“Mujer seductora… ¿qué es eso?” Ning Xue miró hacia arriba y preguntó.

“La sonrisa de una mujer seductora puede comenzar una guerra mortal, un gesto de ella puede fundir un acero como el hombre en barro, una mujer seductora es una persona realmente terrible. Si un hombre no es lo suficientemente fuerte, ella lo arrastrará a todo tipo de catástrofes, pero si un hombre es lo suficientemente fuerte, entonces una mujer seductora le dejará deleitarse con su encanto”. Una ligera sonrisa apareció en la comisura de los labios de Ye Wu Chen, pero ella no sabía lo que estaba pensando.

Las multitudes pasaban sin cesar y el cabello blanco de Ning Xue llamó la atención de la mayoría de la gente, pero después de ver el rostro de la niña, rápidamente miraron hacia otro lado como si tuvieran miedo de contraer una plaga, y sus rostros mostraban expresiones obvias de repudio.

Ye Wu Chen miró con frialdad a su alrededor, y suavemente la cogió, apoyándola en sus brazos, y le preguntó: “Xue’er, la mayoría de las personas ordinarias juzgan a los demás por su apariencia, por eso mucha gente te va a odiar por tu rostro, ¿tienes miedo?”

Ning Xue negó con su cabeza, puso sus brazos alrededor de su cuello y dulcemente dijo: “Mientras mi hermano no me odie o me deje, no me importa si los demás me odian.”

Una ligera sonrisa apareció en los labios de Ye Wu Chen: “Nunca en mi vida, ni en la vida de Xue’er, odiaré a Xue’er, como Xue’er nunca odiará a su hermano, ¿verdad?”

Ning Xue asintió, con sus cejas arqueadas, y muy seriamente dijo: “Xue’er nunca odiará a su hermano.”

Ye Wu Chen sonrió y asintió, sus ojos involuntariamente miraron hacia más allá de la multitud, de repente su mirada se topó con una mirada muy aguda.

Era un joven de unos 16 o 17 años de edad, bien vestido, tenía un rostro atractivo, el cabello un poco revuelto, pero su expresión era muy fría y rígida, y su mirada se sentía tan afilada como el borde de una espada. Sus ojos escondían odio, indiferencia y alerta como si no hubiese nadie en quien confiar.

En ese momento, una mujer de mediana edad quien se estaba apoyando en él se tambaleó hacia adelante lentamente. Tenía sólo 40 años, pero la mayor parte de su cabello se estaba volviendo gris, lo que la hacía parecer 10 años mayor que su edad real. El joven la sostuvo con cuidado. Ye Wu Chen oyó débilmente el constante reproche de la mujer que estaba en el medio: “… La Ciudad Tian Long…………………… Finalmente he regresado a la ciudad Tian Long…”

Los ojos de ese joven pasaron por el rostro de Ye Wu Chen y Ye Ning Xue durante un instante, parece como si mientras permanecieran mirándole a los ojos, nadie pudiera escapar de ellos. Parece que este joven estaba constantemente en alerta máxima.

Viendo cómo se alejaba, Ye Wu Chen susurró pensativo “¿Es un lobo solitario o un águila?”

…..

En el último piso de la Casa de Sueños y Humo, Long Zheng Yang estaba en una habitación llena de un aroma embriagante, encima de una mesa circular había varias tazas con té fragante y humeante, delante de él había una cortina rosa traslúcida, además la insonorización de este lugar era excepcional, el sonido exterior y de las calles no se oían. Con este silencio, Long Zheng Yang parecía un poco incómodo, sin hacer ruido alguno para no alertar a nadie.

Finalmente, desde la cortina rosa se vio una luz y se oyeron los suaves sonidos de unas pisadas, detrás la cortina apareció la sombra de una mujer que caminaba elegantemente entre el viento y el sauce, y aunque no se veía su cara, su figura por sí sola era suficiente para encantar a los hombres normales.

La respiración de Long Zhen Yang se hizo más pesada, aunque ya ha pasado un año, esta figura aparecía en sus sueños en casi todas las noches, ¿cómo podría olvidarlo?

Tomó un pequeño sorbo de su taza con té para calmar su ansiedad, y luego se levantó y dijo calmadamente: “Meng Chan…. no nos hemos visto en un año, tú…. ¿estás bien?”

La elegante figura detrás de la cortina se sentó, mientras el viento llevó una suave voz: “Meng Chan está bien, gracias por su preocupación, su alteza. Veo que después de 5 años de haber entrenado su mente, Su Alteza Real el Príncipe Edward ha regresado a la ciudad Tian Long”.

Long Zheng Yang se rió amargamente: “Meng Chan, puedes llamarme Yang’er como siempre, ya nos conocemos desde hace mucho tiempo, el título de príncipe es demasiado…. distante….”

“Meng Chan es una mujer ordinaria, ¿cómo puedo faltarle el respeto a su alteza el príncipe real?” Dijo Shui Meng Chan con una voz que era como una brisa que podía sacudir los corazones de las personas.

“Ordinaria….. Si eres ordinaria, todas las demás mujeres del mundo son palos y hojas secas.”

Long Zheng Yang pensó en silencio, luego miró torpemente a la sombra del hada que estaba detrás de la cortina: “Meng Chan sabe que no me oculté para venir hacia aquí, debe haber sido cuando entré en la ciudad de Tian Long que ella me descubrió, Shui Meng Chan debe estar tan preocupada como yo por esto”.

Después de un corto momento de silencio, Shui Meng Chan se mostró impotente y suspiró con melancolía: “Su Alteza Real el Príncipe Heredero Edward es venerado como el príncipe heredero, se supone que usted debe traer la paz y la prosperidad a la nación y no para tratar con los asuntos mundanos, Meng Chan no se atrevió jamás a soñar con hacerle daño a su príncipe heredero. Y por eso esta historia de amor debe terminar. Su Alteza Real el Príncipe Edward sólo puede visitar a Meng Chan cada luna llena, y Meng Chan le estará muy agradecida, Su Majestad corresponda a mi petición”.

Esta es la primera vez que Shui Meng Chan le rechazaba directamente a Long Zheng Yang y también la primera vez que le pidió que se fuera. Incluso después de 5 años de entrenar su mente, hoy, ella ni siquiera le dio un rayo de esperanza…. Long Zheng Yang fue herido, estaba un poco pálido mientras se ponía de pie lentamente y decía con voz desgarradora: “En ese caso, Zheng Yang se marchará….. Meng Chan ha pasado más de cinco años desde que te vi, ¿me dejarías verte de nuevo como te vi ese día?”

“Meng Chan no tiene libertad para actuar por sí misma, su Alteza el Príncipe Edward por favor regrese, no hagas esperar demasiado a tus amigos.” Se oyó la débil voz de Meng Chan. Se refería a Ye Wu Chen y Ye Ning Xue.

Long Zheng Yang permaneció allí durante mucho tiempo, después de un tiempo finalmente se dio la vuelta y se marchó.

Fuera de la habitación, se apoyó en la puerta y se rió a carcajadas: “Príncipe…. ¿Qué clase de príncipe soy? ¿Qué puedo hacer con mi riqueza? ¿Cómo puedo ser todopoderoso, si ni siquiera puedo ver el rostro de mi propia mujer….?” Long Zheng Yang salió de la Casa de Sueños y Humo luciendo como una persona diferente.

Ye Wu Chen le dio una palmadita en el hombro y dijo en voz baja: “¿Quieres tomar un trago?”

“¿Beber alcohol?” Long Zheng Yang asintió con su cabeza, sus labios se inclinaron hacia arriba por un momento, y luego le preguntó de qué se estaba riendo. Mientras llevaba a Ye Wu Chen al restaurante de enfrente.

Descarga:

6 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.