Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

KJN – Capítulo 113

Capítulo 113 – ¡Kyaaaa! ¡No seas tan rudo!

Edición por Paris_117

[Paris_117: a partir de este capítulo tengo que cambiar la pagina de dónde sacaba las traducciones pues está interrumpida la publicación, por lo que tratare de que los cambios sean lo menor posible… o no… también eso incrementa la dificultad de traducción y espero que no repercuta en el tiempo que tomara a cada capítulo en salir]

En medio de la noche, una caravana viajaba con rumbo a la capital del Reino Midgar y estaba a dos días de distancia.

Mientras eran iluminados con la luz de una antorcha, un grupo estaba levantando un campamento fuera del carruaje. Había un logotipo que se parecía a una máscara grabada en el costado del carruaje. Nadie entendía el significado del logotipo, pero eso era prueba de que el carruaje pertenecía al Grupo Mitsugoshi.

Había montañas de carga apiladas en filas de los carruajes que se habían detenido en silencio. Se rumoraba que la carga que un solo carruaje del Grupo Mitsugoshi transportaba valía más de 100 millones de Zeni. Pero lo mejor era la imagen de decenas de carruajes alineados.

Esos carruajes estaban siendo llevados con rumbo a la tienda de la capital real por la puerta principal. Cada persona se amontonaba en la entrada de la tienda para poner en sus manos dicha mercancía, por lo que la empresa floreció naturalmente con grandes ganancias. Haciendo esto, Grupo Mitsugoshi logró avances maravillosos.

Los avances hasta ese momento fueron lo que construyo la poderosa figura de una empresa comercial en cuestión pocos de años.

Muchos comerciantes trataron de obstaculizar al Grupo Mitsugoshi, sin embargo los productos de Grupo Mitsugoshi tenían una mayor demanda, y para apoyar la solidez financiera de sus empresas, algunos comerciantes individuales empezaron a trabajar juntos para competir contra Grupo Mitsugoshi.

Los comerciantes cedieron uno por uno ante el Grupo Mitsugoshi…

Mientras el Grupo Mitsugoshi vendía productos relativamente baratos, los vendedores ambulantes almacenaban productos de varios lugares en ese lugar.

El Grupo Mitsugoshi se había ganado el apoyo de la mayoría de los ciudadanos locales con la producción en masa orientada a ellos.

Hasta ahora, las grandes empresas sólo vendían artículos de alto valor, pues los comerciantes sólo se preocupaban por las ganancias y por nada más. Entonces surgió el Grupo Mitsugoshi mejorando drásticamente la calidad de sus medios de vida.

Una animada red comercial con una enorme fuerza se formó naturalmente con los vendedores ambulantes locales.

Ahora los comerciantes individuales, otras compañías y el Grupo Mitsugoshi estaban compitiendo entre sí.

La posición del Grupo Mitsugoshi se pensaba que era sólida como una roca.

No obstante, incluso si esas personas no podían ganar por sí solas, podían seguir siendo un problema si trabajaban juntas.

Finalmente, con el apoyo de las grandes empresas que soportaban las cargas, podían unirse.

Y—–

En la oscuridad, había varias sombras con ojos sobre el campamento del Grupo Mitsugoshi.

Estaban disfrazados, con visibles espadas en la cintura. Su papel era el de bandidos, pero una cosa estaba mal. Todos ellos eran espadachines mágicos.

Era común que un espadachín mágico que había cometido un crimen se convirtiera en bandido, pero era imposible que todos los bandidos fueran espadachines mágicos.

Utilizando señales con las manos para moverse, se arrastraron hacia el campamento de Grupo Mitsugoshi.

Luego atacaron simultáneamente.

“¡Kyaaaaaaaaaaa!” Sonó el grito de una mujer.

Viendo a una elfa de pelo plateado a punto de ser atacada, comenzaron a atar las manos del personal del Grupo Mitsugoshi.

El sonido de la masacre resonó en la noche.

Incluso el Grupo Mitsugoshi no podía defenderse cuando múltiples espadachines mágicos los atacaban.

Sólo quedaba una hermosa elfa de cabello plateado.

Entonces fue arrastrada fuera del carruaje, con lágrimas fluyendo desde sus pupilas color cian.

“Por favor……. Por favor, perdona mi vida…..” Desenmascararon a la elfa extremadamente hermosa con una sonrisa sombría en su rostro.

“Oye, enséñamela.”

“Kuku, es muy bonita.”

Y entonces la elfa atada fue asaltada.

“¿Enseñarme? ¿Qué quieres decir?”

“¿Qué con eso? Esto se siente tan bien que podría morir en paz ahora.”

“¡Kyaaa, no seas tan rudo!”

El hombre saco su espada, cortando el vestido de la chica con facilidad. Exponiendo su hermosa piel blanca.

“Tuviste mala suerte al hacer enojar a la compañía Garter. Los presidentes de muchas compañías y las grandes empresas que habían sido hostiles hasta ahora están trabajando juntos. Este será el fin del Grupo Mitsugoshi.”

“Aah… tal… nunca… tú….”

“Como se esperaba. Se rumoraba que la fuerza militar de la compañía Garter era comparable a la de un pequeño país.”

La desesperanza era visible en los ojos de la chica.

El hombre soltó una sonrisa barbárica, cortando el vestido que cubría los pechos de la chica.

Dos bultos blancos aparecieron desde dentro, o deberían aparecer.

No obstante, tenía ropa negra muy ceñida a su piel.

Y en un abrir y cerrar de ojos, cubrió todo el cuerpo de la chica, escondiendo su cuerpo desnudo.

“¿¡Na……nani!?”

“Gracias por la información.” Ya no estaba el color de la desesperación en sus ojos. Sólo quedaba la mirada fría de una persona absolutamente fuerte.

“¡Tú!”

El hombre blandió nuevamente su espada.

La chica no intentó evadirla.

La espada del hombre golpeó el cuello de la chica, pero se detuvo ahí. La ropa negra la había protegido.

“Una espada barata.”

Y luego, lo empujo.

Desde el corazón del hombre, una hoja negra emergió.

El hombre miró hacia atrás y cayó con una burbuja de sangre que estalló en su boca. La chica saco su hoja negra.

“Espada del castigo.” Ella grito, entonces la primera elfa de cabello plateado se levantó y corto a un asesino cercano, matándolo.

A partir de ese momento, las empleadas de la empresa que habían sido asesinadas comenzaron a levantarse una tras otra, erradicando a los asesinos. Esas chicas, sin excepción, llevaban ropa negra debajo de su ropa normal.

La situación se había invertido completamente.

Las chicas acuchillaron a los asesinos que escapaban, matándolos.

Los gritos de súplicas, el ruido de la muerte, y los ecos de la agonía resonaron en la oscuridad. Y un momento después, el silencio volvió a reinar en la noche.

“Beta, reporte.” Una elfa de cabello rubio habló con la elfa de cabello plateado.

“Alpha-sama, los asesinos han sido completamente aniquilados. No hubo bajas ni heridos. Tres personas han sido capturadas vivas para obtener información.”

Alpha, la hermosa elfa, asintió ante el informe.

“Dejemos esto atrás.”

“Si”

Alpha y Beta desaparecieron más tarde en la oscuridad después de lidiar con las secuelas.

Y cuando la noche se quebró al amanecer, ambas se detuvieron.

El cadáver de un vendedor ambulante había sido crucificado en un carruaje detenido al borde de la carretera. Las mercancías de Grupo Mitsugoshi habían sido esparcidas a sus pies por todas partes.

Era una advertencia.

“Esto es terrible….” Beta se cubrió la boca con las manos. “Alpha-sama, como esos——”

“Más de mil vendedores ambulantes en este país están tratando con artículos de Grupo Mitsugoshi, no podemos proteger a todos.”

Alpha caminó hacia el hombre crucificado, abrazando el cadáver a los que no les queda nada de los brazos.

“Compensa a su familia”

“Sí…….”

“La guerra, ha comenzado….” Alpha miraba el amanecer con sus ojos azules.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.