Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

POT – Capítulo 449

Capítulo 449 – Me pregunto, ¿cuánto ofrecerás ahora?

 

–Señor, si vende esa piedra a la Gran Tribu Mundo del Cielo, ¡entonces estamos dispuestos a pagar 3 millones de Cristales Chamán por ella! – Otra persona salió rápidamente de otro salón y envolvió su puño en su palma con una sonrisa hacia Su Ming. Era un erudito de mediana edad que estaba vestido muy elegantemente. Sin embargo, también había un temperamento único dentro de él.

–Nosotros… de Tribu Mar del Otoño estamos dispuestos a comprar esa piedra por 4 millones de Cristales Chamán–. Una vez que Tie Mu y la persona de la Gran Tribu Mundo del Cielo salieron, la suave voz de Wan Qiu llegó desde el tercer salón.

Cuando habló, salió con toda su gloria alta y delgada, con el cabello cayendo sobre sus hombros y bailando al viento, haciendo que se llenara de tanta belleza que podría hacer que los corazones se aceleraran. Observó a Su Ming y había una mirada escrutadora en sus ojos, como si quisiera ver a través de la máscara su verdadera apariencia.

– ¿Estás pensando en comprar esa flor de espíritu fantasma con solo 4 millones de Cristales Chamán? Aunque no puedes convertir esa flor en medicina, una vez que puedas esconderte con éxito con ella, será prácticamente imposible encontrarte en el mundo. ¡Estamos comprando esa flor con 5 millones!

Una vez que Wan Qiu habló, un frío resoplido viajó por el aire.

Ese frío resoplido pertenecía a una mujer que salió de otro salón. ¡Su túnica blanca, su mirada profunda y la elegante presencia dejaron en claro que ella era la Doncella Celestial de la Secta Dragón Oculto de la Tribu Inmortal!

No tenía idea de por qué, pero cuando vio a la Señora Sagrada de la Tribu Mar del Otoño, la despreciaba, especialmente cuando veía el escrutinio en sus ojos cuando miraba a Su Ming. Ella detestaba esa mirada.

Wan Qiu frunció el ceño y miró hacia la Doncella Celestial vestida de blanco. Las miradas de estas dos destacadas y hermosas mujeres chocaron en el aire.

– ¡Ofreceré 6 millones! – Cuando las miradas de las dos mujeres chocaron entre sí, una voz suave salió lentamente del salón a un lado. Esa voz era muy gentil e incluso sonaba ligeramente frágil y con la voz llegó una mujer con el pelo largo. Si bien no era impresionantemente hermosa, era una mujer que daba a los demás la sensación de que era una persona muy amable.

Esa mujer… era Tian Lan Meng.

Cuando salió, había una sonrisa en su rostro. Ella ignoró a Wan Qiu y a la Doncella Celestial de blanco volviéndose para mirarla, eligiendo en cambio mirar a Su Ming mientras hablaba suavemente.

Su Ming quedó momentáneamente aturdido. Miró a Wan Qiu, luego a la Doncella Celestial vestida de blanco y finalmente a Tian Lan Meng, que estaba caminando. De repente sintió un ligero dolor de cabeza golpeando contra su cabeza.

–Hermana mayor, pareces bastante desconocida. ¿De dónde vienes? – La Doncella Celestial vestida de blanco inmediatamente miró hacia Tian Lan Meng. Ese suave temperamento suyo también la disgustó.

–Hermana mayor, debes estar bromeando. Comparado contigo, no me atrevería a llamarme tu hermana mayor. En cuanto a mi procedencia, creo que no estoy obligada a decírtelo. Sin embargo, en comparación con nosotros, la Dama Sagrada de la Tribu Mar del Otoño debe tener el fondo más claro –. Tian Lan Meng dejó escapar una risita suave.

Su voz era suave como una pluma, pero sus palabras eran increíblemente agudas.

Wan Qiu frunció el ceño y una vez que pasó la mirada por la Doncella Celestial de blanco y Tian Lan Meng, miró hacia Su Ming.

Una vez que lo hizo, la Doncella Celestial vestida de blanco inmediatamente hizo lo mismo y miró hacia Su Ming. Incluso Tian Lan Meng hizo lo mismo y miró hacia él con una mirada gentil y con facilidad natural.

Su Ming no fue el único sorprendido por la repentina aparición de las tres mujeres, incluso Tie Mu quedó desconcertado momentáneamente. Lanzó una extraña mirada hacia Su Ming, luego a las tres mujeres y de repente se echó a reír.

– ¡El Templo de Dios de los Chamanes se llevará este objeto!

En ese momento, el Gran Anciano del Templo de Dios de los Chamanes habló sin prisa. Su voz no era alta, pero en el momento en que avanzó, provocó una onda en el área. A medida que se extendió esa onda, todas las personas sintieron como si un trueno acabara de golpear junto a sus oídos y en realidad logró que las discusiones en el área se callaran en un instante.

La presencia dominante en esa voz hizo que Su Ming sintiera que, si decidía desobedecer, su único resultado sería la muerte. ¡Fue un desprecio directo por su existencia!

Su Ming frunció el ceño bajo la máscara.

–Me pregunto, ¿cuánto ofrece el Templo de Dios de los Chamanes? – Su Ming miró hacia el Gran Anciano del Templo de Dios de los Chamanes.

–Podría haber aparecido una sombra, pero no podemos estar seguros de si realmente hay algo dentro de la piedra. ¡Un millón de Cristales Chamán! – El Gran Anciano del Templo de Dios de los Chamanes declaró con calma.

Si el hombre junto a Su Ming que había encontrado esa luz de dos colores lo hubiera hecho en cualquier otro momento, definitivamente sería el centro de atención. Sin embargo, solo podía convertirse en una decoración, de pie allí con un descontento increíble.

Si bien los rayos de luz inusual eran raros, habría algunos que brillarían con esa luz inusual entre los cientos de piedras carmesíes. Ya había aparecido dos veces, ¡pero esta era la primera vez que se formaba una sombra!

Los labios de Su Ming se curvaron en una fría sonrisa. ¿Quería comprar su piedra carmesí con solo un millón? Eso ni siquiera podría considerarse un precio. Sin otra palabra, levantó su mano derecha y señaló hacia el anillo de luz encantado. Inmediatamente comenzó a girar rápidamente antes de cortar la Piedra Carmesí una vez más. La resolución que mostró al cortar la piedra sorprendió y asustó a todos los que la vieron.

Después de todo, si no cortaba esa piedra con cuidado, ¡destruiría el tesoro dentro!

Sin embargo, con ese corte, Su Ming no solo no destruyó esa piedra, sino que incluso hizo que la multitud estallara con intensos gritos de sorpresa en medio de su silencio.

– ¡Es la luz! ¡Ha aparecido la luz!

Una luz roja brillaba desde el corte en la Piedra Carmesí de Su Ming. ¡Junto con la sombra que apareció justo ahora, la aparición de la luz aumentó exponencialmente la posibilidad de que hubiera una hierba medicinal en la piedra!

Nan Gong Hen estaba increíblemente emocionado y agitado. Cuando vio las acciones de Su Ming en el aire, también sintió que su corazón se detenía por el miedo y la conmoción. Sin embargo, así como él, junto con muchos otros, pensó que Su Ming se detendría, lanzó una mirada al Gran Anciano del Templo de Dios de los Chamanes.

–Ahora, ¿cuánto ofrecerás?

Una vez que terminó de preguntar, Su Ming señaló el artefacto encantado. ¡A medida que el anillo de luz encantada zumbó, se cortó hacia abajo en la piedra una vez más y con una explosión, otra esquina de la piedra carmesí fue cortada y el segundo rayo de luz apareció!

¡Los dos rayos brillantes hicieron que los alborotos en la multitud debajo se volvieran tan intensos que parecía que esos sonidos no podían ser forzados a bajar!

– ¡Luces de dos colores y una sombra, la Flor del Espíritu Fantasma definitivamente está en esa piedra!

–Ese Mo Su seguro es resuelto. Ni siquiera miró la piedra y cortó dos veces. Eso es… ¡Eso es demasiado arriesgado!

Su Ming miró al Gran Anciano del Templo de Dios de los Chamanes y preguntó lánguidamente: –Ahora, ¿cuánto ofrecerás?

– ¡3 millones! – El Gran Anciano del Templo de Dios de los Chamanes fulminó con la mirada a Su Ming y su expresión gradualmente se volvió helada.

Su Ming sonrió, luego, cuando levantó su mano derecha, decidió dejar de usar el anillo de luz Encantado para continuar cortando la piedra y agarró el aire. Inmediatamente, la Piedra Carmesí que ahora tenía solo la mitad de la altura de una persona normal flotó hacia él.

Con un destello verde en la mano, la pequeña espada salió disparada y atravesó la Piedra Carmesí. Una vez que hizo varios agujeros, Su Ming golpeó su mano contra la piedra. Aparecieron grietas finas y una pequeña parte se derrumbó con una explosión.

Cuando esa pequeña parte de la piedra se hizo añicos, las ondas distorsionadas aparecieron en el aire sobre la Piedra Carmesí una vez más y gradualmente, ¡apareció una segunda sombra!

La imagen seguía siendo de la Flor del Espíritu Fantasma, pero ya no estaba tan borrosa como antes. En cambio, ahora era mucho más claro.

– ¡Colores duales y sombras duales!

–Estoy completamente seguro de que hay una Flor de Espíritu Fantasma en esta piedra, ¡y la tasa de fosilización no será más del setenta por ciento de toda la flor!

–En los numerosos eventos de juego de tesoros organizados, los colores duales y las sombras duales solo han aparecido quince veces. ¡No esperaba poder ver esta vista con mis propios ojos hoy!

Mientras la multitud de abajo se dedicaba a intensas discusiones, Su Ming miró al Gran Anciano del Templo de Dios de los Chamanes una vez más.

–Me pregunto, ¿cuánto ofrecerás ahora?

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.