<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 123

¡Usted Tiene Diez Pasos, Retírese o Muera!

Paso a paso, Li Mu se acercó. Sus ojos eran fríos, su expresión segura.

Bloqueando su camino, la expresión facial del Maestro del Primer Salón del Salón del Asura Oscuro, Yuan Tianya, se volvió cada vez más fea. El sudor comenzó a acumularse silenciosamente en su frente.

Ahora mismo, retirarse o no se había convertido en su mayor acertijo. Era una posición de lo más miserable.

Hu Chi había muerto; Pu Jiao también había muerto, y lo peor es que fueron asesinados en un instante. Ni siquiera vio lo que Li Mu hizo ni sintió ninguna ola de energía terrible viniendo de él….

¡Todavía no podía detectar el verdadero reino de Li Mu!

Por eso no se atrevió a actuar imprudentemente.

Si no se retiraba, se enfrentaría al desconocido ataque de Li Mu y posiblemente moriría….

Sin embargo, si se retiraba, entonces la Ciudad Piedra Helada se convertiría en una marca de vergüenza para el resto de su vida.

Se convertiría en el recuerdo más vergonzoso de su vida, ¡e incluso podría devorar su corazón en el futuro y convertirse en una barrera demoníaca que le impediría progresar más en el camino marcial!

Una gran lucha estaba teniendo lugar en su corazón.

Innumerables miradas se centraron en Yuan Tianya, observando cada uno de sus movimientos.

La fuerza de Li Mu estaba ahora profundamente arraigada en los corazones de todos los presentes, haciendo temblar a todos los espectadores. Nadie se atrevía a interponerse en su camino, y sólo podían moverse lo máximo posible.

Como Maestro del Primer Salón del Salón Asura Oscuro, Yuan Tianya fue el siguiente contendiente más probable para el puesto de Gran Maestro de Salón. Su fuerza era igual de insondable, y últimamente estaba en ascenso, mostrando débilmente la atmósfera de un aspirante a Gran Maestro de Salón.

Ahora, los dos personajes estaban a punto de chocar entre sí y provocar una violenta colisión. El mero hecho de pensarlo hizo que todos se sintieran excitados.

Mientras seguía a Li Mu, Qin Lie miró tranquilamente a la multitud que les rodeaba y leyó las muchas expresiones de aturdimiento en sus rostros….

¡En ese momento, se dio cuenta de lo importante que era tener el poder de barrer con todo en un momento crítico!

¡También comprendió finalmente que todos los obstáculos difíciles y las restricciones pesadas podían romperse con poder absoluto!

Li Mu continuó adelante con una mirada jovial en sus ojos, mirando casualmente a Yuan Tianya.

Su expresión era perfectamente tranquila, haciendo que todo el mundo se sintiera tan presionado como si tuviera una montaña encima de ellos. Parecía que Yuan Tianya no era nada para él; no trataba a Yuan Tianya como un digno oponente.

Yuan Tianya tenía exactamente la misma sensación; de hecho, él entendía esto mejor que nadie. Esto causó que un rastro de amargura se desarrollara dentro de su corazón.

“Tienes diez pasos. Retírese o muera”. Li Mu sonrió repentinamente y disminuyó un poco la velocidad. Su expresión se hizo más relajada con el paso del tiempo.

El sudor en la cara de Yuan Tianya se hacía más obvio con cada momento que pasaba. Todo el mundo podía ver su tensión y empezó a sentirse en conflicto en su lugar.

Retroceder, o no retroceder. Fue tan difícil como siempre.

Fue entonces cuando Yuan Tianya vio al gran perro lobo detrás de Li Mu; vio un par de ojos helados y fríos sin rastro de humanidad en ellos. La luz en esos fríos y despiadados ojos de lobo hizo que Yuan Tianya temblara abruptamente.

De repente recordó algo….

“¡Apártense! ¡Todos ustedes, quítense del camino!” La expresión de Yuan Tianya cambió masivamente en un instante cuando el sudor brotó de su cara como la lluvia. Mientras exhortaba a sus subordinados, se apartó demasiado rápido del camino mientras Li Mu seguía adelante, paso a paso.

…Se había echado atrás sin luchar.

“Hehe”. Li Mu sonrió antes de pasar por el pasaje abierto por el grupo de Yuan Tianya con Qin Lie y el gran perro lobo. Con eso, se dirigieron a la puerta de la ciudad más cercana.

“¡Abre las puertas de la ciudad y déjalos ir!” instruyó Yuan Tianya mientras rechinaba los dientes.

Yan Wenyan y Liu Yuntao se congelaron desde el fondo de sus corazones. Inmediatamente después, ordenaron que la gente de al lado se reportara a la puerta de la ciudad tan pronto como fuera posible. Además, prohibieron que nadie bloqueara a Li Mu al salir.

Y así de fácil, trayendo a un hombre y a un perro con él, Li Mu pasó por el centro de los espectadores y se dirigió tranquilamente a la puerta de la ciudad.

“Maestro… Maestro de Salón”. El tono de Liu Yuntao era amargo.

La expresión de Yuan Tianya era igual de fea. Mirando la espalda de Li Mu desde lejos, tardó mucho tiempo en decir finalmente: “Ese gran perro lobo es el verdadero rey de las bestias de la Codillera Ártica: el Rey Lobo de Nieve PiedraHelada”.

En el momento en que salieron las palabras, cada una de sus expresiones cambió.

“¡BOOM!”

Fue en ese mismo momento cuando la Tienda Li explotó repentinamente en pedazos, convirtiéndose instantáneamente en una ruina.

El grueso y sólido hielo que había congelado todo en treinta metros también se convirtió en mechones de escarcha blanca como la nieve, volando hacia el cielo. El hielo sólido no se derritió para convertirse en agua, sino que milagrosamente se hizo más y más delgado hasta que desapareció por completo.

“¡El Rey Lobo de Nieve PiedraHelada!” El cuerpo de Lu Li se estremeció un poco, y la extraña luz en sus hermosos ojos era penetrante.

“¿Señorita?” Liang Zhong estaba un poco inseguro. “¿Es como dice el Maestro del Primer Salón? Ese gran perro lobo…. ¿es realmente el Rey Lobo de Nieve PiedraHelada que de repente desapareció de la Cordillera Ártica?”

“Lo es”. Xie Jingxuan asintió.

“Cielos…” Liang Zhong parecía aturdido. “¿Quién es Li Mu?”

“Dios sabe”. Xie Jingxuan se espació, mirando en la dirección en la que los dos hombres y el perro desaparecieron.

“Este Qin Lie con el que te has unido probablemente tiene un buen trasfondo”, dijo Tu Mo sin avisar después de una larga pausa.

Tu Ze, Zhuo Qian, Kang Zhi, y los otros todavía estaban conmocionados. También habían sido intimidados por Li Mu.

…El maestro del Rey Lobo de Nieve PiedraHelada. ¿Quién era exactamente Li Mu?

Ninguno podría dar una respuesta.

Todos los espectadores estaban completamente sorprendidos mientras discutían en privado, haciendo sus respectivas suposiciones sobre la verdadera identidad de Li Mu. Y sin embargo, no pudieron descubrir ni un rastro de ello.

“Maestro de Salón, ¿vamos a soltarlo así como así? A pesar de que muchos de los míos murieron”, preguntó impotente Wei Xing, del Pabellón de la Nebulosa.

“¿Qué estás diciendo?” Yuan Tianya le miró. “Perdí un general y un comandante, y no tengo más remedio que soportarlo. ¿Qué te parece?”

“Perdóneme, Maestro de Salón. Este subordinado conoce su error”. Wei Xing parecía temeroso.

“Dejémoslo así.” Yuan Tianya está frunciendo el ceño. “Primero regresaremos al Salón del Asura Oscuro. Una vez que lleguemos allí, preguntaré sobre los antecedentes de Li Mu y averiguaré qué tipo de persona es realmente”.

Una vez terminado, Yuan Tianya dirigió a sus comandantes subordinados en dirección al Pabellón de la Nebulosa. Era como si tuviera miedo de volver a encontrarse con Li Mu por el camino.

Una vez que se fue, el grupo de Liu Yuntao y Yan Wenyan también se dispersó inmediatamente. Nadie se atrevió a investigar lo que había dentro de las ruinas de la tienda.

“¿Señorita?” Liang Zhong se inclinó.

“Con una persona tan influyente como Li Mu cuidándolo, no hay necesidad de preocuparse por el camino de Qin Lie en el futuro.” Xie Jingxuan frunció el ceño. “Volvamos al Salón del Asura Oscuro también”.

“Mn.”

“Hermana Mayor Lu, ¿deberíamos irnos ya?” La arrogancia en la cara de Li Zhongzheng se había disipado mucho.

“Vayamos primero a la Familia Ling y traigamos a sus hombres de clan. Aprovecharemos esta oportunidad para dejar la ciudad”. La mente de Lu Li era increíblemente clara. “En estos momentos, el coraje de Liu Yuntao y sus hombres se ha visto completamente destrozado gracias al dueño de la tienda, y definitivamente no se atreverían a causar más problemas en este momento. Podemos tomar prestada la intimidación de Li Mu y salir de Ciudad Piedra Helada con facilidad”.

“La Hermana Mayor Lu es la más sabia”, alabó alguien…

Lu Li ya no dijo nada, y mientras aún llevaba una expresión fría, fue directamente en dirección a la Familia Ling.

Ella todavía estaba experimentando el gran choque dentro de su corazón….

Hace dos años, en la Ciudad Ling, una vez le había dado a Qin Lie una píldora para que se olvidara de Ling Yushi. Dijo que ya no pertenecerían al mismo mundo.

Todavía podía recordar las reacciones agresivas de Qin Lie. Además, también podía recordar su terquedad cuando él abrió la puerta y le devolvió la píldora enojado.

Cuando volvió a ver a Qin Lie, pensó que la razón por la que pudo llegar al Reino Apertura Natal fue gracias a los efectos de las píldoras que Ling Yushi escondía en secreto.

Esto hizo que se volviera cada vez más desdeñosa con Qin Lie. Ella había asumido que él era el tipo de persona que era duro por fuera, pero en realidad era una persona inútil que dependía de una mujer para que le ayudara en su avance.

No fue hasta la escena en la calle donde Qin Lie saltó repentinamente por la ventana y, de la nada, desafió a Du Haitian a una pelea a pesar de que había una gran brecha entre sus reinos que ella realmente miró a Qin Lie con admiración.

Más tarde, se las arregló para matar a madre e hijo, Du Jiaolan y Du Fei, e incluso mató a Du Heng. Además, a lo largo del camino, masacró a más de veinte practicantes marciales del Pabellón de la Nebulosa.

La serie de acciones locas de Qin Lie no sólo conmocionó a todos en la Ciudad Piedra Helada, sino también a ella.

Ahora, finalmente se dio cuenta de que no había ninguna posibilidad de que Qin Lie dependiera de las píldoras del Valle del Demonio Oscuro para llegar al Reino Apertura Natal. ¡Ahora también podía ver que la persona que Ling Yushi nunca podría olvidar era un individuo tan carismático y lleno de vida!

“Ella tenía razón.” No pudo evitar susurrarse a sí misma: “Este Qin Lie… era definitivamente alguien especial.”

En la puerta de la Ciudad Piedra Helada.

Con un hombre y un perro a remolque, cuando Li Mu llegó a las puertas de la ciudad, se abrió de par en par, y todos los guardias se mantuvieron lejos, muy lejos de la entrada.

Li Mu dio una sonrisa fresca y caminó con el gran perro lobo y Qin Lie. Salieron fácilmente de Ciudad Piedra Helada.

Una vez fuera, Li Mu confirmó adónde iba y guió a Qin Lie y al perro lobo hacia adelante.

“Tío Li, ¿por qué estabas en la Ciudad Piedra Helada? preguntó Qin Lie después de un largo período de tiempo en el que ya no pudo contenerse y finalmente se aclaró con las dudas dentro de su corazón.

“Estoy aquí por él.” Lu Mu miró una vez al gran perro lobo.

Qin Lie se sorprendió cada vez más. “¿Él?”

“Mn.” Li Mu asintió con la cabeza, y mientras caminaba hacia adelante, explicó en una nota casual: “Cuando era más joven, una vez me perfeccioné dentro de la Cordillera Ártica. En ese momento, era un lobo de nieve normal. Fue mi… amigo durante esos años”.

“Más tarde, cuando dejé la Cordillera Ártica, él se había quedado para continuar su cultivo. En un instante, muchos años habían pasado, y viajé a muchos continentes y experimenté muchas cosas importantes en la vida. Sin embargo, regresé porque le prometí antes que si algún día lo lograba, definitivamente regresaría a la Cordillera Ártica por él”.

“Así que, después de muchos años, he vuelto una vez más para cumplir mi promesa.”

“Sin embargo, no esperaba que, después de tantos años, yo no fuera la única persona que se había convertido en consumada. Él también se había convertido en el rey indiscutible de la Cordillera Ártica…”

“Estaba un poco indeciso acerca de irse conmigo y me dijo que necesitaba tiempo para pensar. Así que me quedé temporalmente en Calle Comercio a esperar a que volviera”.

Li Mu sonrió y miró al gran perro lobo que tenía detrás. “Ahora que finalmente se ha dado cuenta, naturalmente, ya no necesitaba quedarme en Calle Comercio.”

Un rastro de afecto se filtró por los ojos del gran perro lobo. Incluso parecía haber una sonrisa en la cara del lobo.

“…El rey indiscutible de la Cordillera Ártica, Pequeño Hielo, ¡el Rey Lobo de Nieve PiedraHelada!” Qin Lie se sorprendió al mirar abruptamente al gran perro lobo. Lo conectó con el grueso y sólido hielo que había fuera de la tienda y finalmente lo entendió. “¡¿Es el Rey Lobo de Nieve PiedraHelada?!”

Li Mu sonrió y asintió. “Exacto, correcto.”

Qin Lie estaba estupefacto.

No podía imaginarse que el gran perro lobo que siempre aparecía dentro de la tienda y bebía vino como una persona sería el verdadero rey de la Cordillera Ártica: el Rey Lobo de Nieve PiedraHelada.

“Así que la razón por la que desapareció de repente fue porque encontró a su maestro. La razón por la que se fue dio a luz a un nuevo rey bestia en la Cordillera Ártica, causando que las bestias espirituales y los practicantes marciales pelearan entre sí por más de un año”. Después de un largo rato, Qin Lie agitó amargamente la cabeza. “No podría haber imaginado que el verdadero culpable de estos grandes cambios estaba dentro del patio justo debajo de mi nariz.”

“No, hay alguien más que es el verdadero culpable al que te refieres”, dijo Li Mu.

“¿Quién es?” Exclamó Qin Lie.

“La persona que tienes en la mano.” Li Mu se dio la vuelta y miró la escultura de madera que tenía en la mano. “La persona que te dio ese tallado en madera es el verdadero culpable que causó el cambio masivo en la Cordillera Ártica. ¡Él fue quien le dio a Pequeño Hielo la verdadera determinación de irse!”

N/T: (Muy bien muchachos, supongo que este es el final del arco sangriento, muy bueno según mi opinión)

N/T: (Este es el yo del futuro, para los que no entiendan, es porque ya estoy muy adelantado, mas que ustedes :p, y este capítulo ya lleva mucho tiempo traducido, el resto del vol que queda es mi parte favorita, y llegara un personaje que odio… Pero bueno ya lo verán)

Descarga:

7 Comentarios Comentar

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.