<- Actualmente solo registrados A- A A+

SR – Capítulo 148

¡Estás equivocada!

La cara de Liang Shaoyang era oscura. Trató de mover su brazo derecho y descubrió que sus huesos estaban congelados ya que el concepto de escarcha que se recogió no se disipó.

Asintiendo con la cabeza, no habló y pasó por delante de Tang Siqi. Rápidamente dejó este lugar y desapareció.

—Tenía prisa por expulsar la energía fría de su cuerpo.

“¿Te las arreglaste para obligarlo a volver?” Los brillantes ojos de Tang Siqi brillaron mientras sus labios se curvaban con elegancia. “Él ha creado sus nueve Palacios Natales, y tú sólo deberías haber creado tres. ¿Cómo pudiste derrotarlo?” Estaba muy interesada.

“Tenía la ventaja de atacar primero. Además, su cuerpo… es mucho más fuerte que el de Shaoyang”, dijo la elegante matrona con una leve sonrisa.

Tang Siqi miró con más asombro a Qin Lie. Se detuvo y luego dijo: “Fuiste demasiado imprudente como para empezar un conflicto con Liang Shaoyang ahora. No es tan fácil de tratar”.

Qin Lie no respondió. Miró la figura de Liang Shaoyang cuando Liang Shaoyang se fue con una expresión fría.

Sabía que Liang Shaoyang no descansaría. La razón por la que había usado todo lo que tenía en su arsenal y había usado el poder de la escarcha y la Erradicación del Trueno Celestial juntos contra Liang Shaoyang era para forzarlo a usar algo poderoso para defenderse.

No esperaba que Liang Shaoyang sólo sufriera una pequeña pérdida y retroceso después de descubrir que la mitad de su cuerpo estaba paralizado.

Qin Lie se volvió aún más cauteloso, y su opinión sobre Liang Shaoyang se elevó. Se dio cuenta de que Liang Shaoyang era diferente de rivales como Wei Li y Du Heng. Definitivamente no era estúpido.

Claramente tenía la ventaja de la cultivación, y sus nueve Palacios Natales estaban llenos de poder. Este Liang Shaoyang no había atacado porque la mitad de su cuerpo había sido permeado por el concepto de escarcha, así que decidió retirarse… esta persona no era imprudente.

Qin Lie decidió instantáneamente tratar a Liang Shaoyang como su oponente más fuerte.

“Vamos, A’Hai está adentro”, dijo la matrona con una sonrisa en el jardín de hierbas.

Así Tang Siqi y Qin Lie entraron en la torre de bambú.

Dentro de la torre de bambú había un hombre alto y delgado, de mediana edad, que llevaba una túnica blanca y suelta con el pelo recogido. Estaba sentado en una silla de bambú y leyendo un libro como si no le importara el conflicto entre Qin Lie y Liang Shaoyang.

Al ver entrar a Tang Siqi, dejó el libro en su mano y levantó la cabeza. Luego empezó a hablar de forma pacífica: “Hace tiempo que no vienes”.

“Saludos, Gran Anciano.” Tang Siqi se inclinó respetuosamente.

“Saludos, Gran Anciano.” Qin Lie también se inclinó y examinó a Mo Hai en secreto.

Los rasgos faciales de Mo Ha eran largos y delgados, y sus movimientos eran metódicos. Era como un viejo erudito que daba a la gente un sentimiento anticuado e inflexible.

“¿Encontraste una pared recientemente en tu forja de artefactos?” La frente de Mo Hai se arrugó. Miró a las manos de Tang Siqi y asintió ligeramente. “Has sido relativamente diligente últimamente y no has aflojado. ¿Terminaste lo que te asigné?”

Tang Siqi dio una sonrisa brillante. “Lo terminé y no aflojé en absoluto. El Gran Anciano puede inspeccionarlo en cualquier momento”.

La frente de Mo Hai finalmente se alisó. Su mirada se posó sobre Qin Lie. “Habla, ¿por qué has traído a este chico para que me encuentre?”

“¡Qin Bing!” Tang Siqi llamó humildemente.

La expresión de Qin Lie se enderezó. Con ambas manos entregó una espada, una lanza de plata y un martillo de cobre que forjó a Mo Hai. “Estos son artefactos que este discípulo ha forjado recientemente. Gran Anciano, por favor, echa un vistazo.”

Mo Hai no se acercó para tomarlos. Solo los miró con los ojos entrecerrados e hizo un gesto a Qin Lie para que los bajara.

Qin Lie obedeció y dejó los tres objetos.

“Los objetos que no tienen diagramas espirituales nunca serán considerados artefactos de espíritus. El objeto está muerto, sólo los diagramas espirituales están vivos, son los diagramas espirituales los que dan a un objeto su alma”. Mo Hai miró a Qin Lie y fríamente dijo: “Los objetos que has forjado son relativamente buenos y apenas alcanzan el nivel de los discípulos de la secta interior. Pero esto no es suficiente para convertirse en un discípulo de la secta interior”.

“Gran Anciano, por favor, instrúyeme”, pidió Qin Lie en voz baja.

Mo Hai asintió. Cogió el libro de la mesa y arrancó una página al azar, dándoselo a Qin Lie. “Esta es una pequeña parte del diagrama espiritual de Materialización. Tómalo ahora y estúdialo. Te daré seis horas. Seis horas más tarde, trata de inscribirlo en la tabla espiritual por mí”.

“Sí.” Qin Lie tomó el papel e instantáneamente se concentró en él. No había ningún hilo de duda o una palabra desperdiciada.

Los ojos de Tang Siqi estaban conmocionados. Abrió la boca como si quisiera decir algo, pero al final no dijo una palabra.

Mo Hai se levantó y empezó a caminar fuera de la torre de bambú. “Siqi, ven conmigo. Pondré a prueba tu progreso y veré si realmente terminaste la tarea que te asigné”.

Tang Siqi la siguió con la cabeza inclinada.

Una vez afuera, Tang Siqi preguntó en voz baja: “Gran Anciano, no debería saber cómo inscribir diagramas espirituales. Las conferencias de los ancianos no hablan de diagramas espirituales, y yo no dije nada sobre diagramas espirituales. ¿No sería demasiado difícil para él si le hicieras inscribir un diagrama de inmediato?”

Mo Hai no respondió. Caminó hasta que se alejó de la torre de bambú y estuvo al lado de la matrona antes de detenerse.

“Siqi, estás equivocada. No sólo entiende los diagramas espirituales, sino que también sabe cómo inscribirlos”, respondió de repente Mo Hai.

Tang Siqi se sorprendió y no pudo evitar gritar: “¿Cómo es posible?” Se tapó la boca apresuradamente con el temor de que pudiera perturbar a Qin Lie dentro de la torre.

“No te preocupes, no puede oír nuestra conversación.” La matrona sonrió.

Tang Siqi miró a su alrededor y descubrió que, en un momento desconocido, círculos con una luz tenue roja y anaranjada la rodeaban a ella, a Mo Hai y a la matrona.

La luz naranja-roja tenía el efecto de evitar que el sonido se filtrara. Cuando habló, pudo ver la onda de luz y el sonido fue bloqueado.

“Tiene callos en los dedos índice izquierdo y medio. Callos como esos sólo podrían formarse si uno inscribe frecuentemente diagramas espirituales y sus dedos han estado en contacto con tablas y objetos espirituales decenas de miles de veces”. La expresión de Mo Hai era tranquila. “No tienes callos en las manos porque usas el jugo especial de la Secta del Armamento en los dedos después de inscribir los diagramas espirituales. A todos los discípulos de la secta se les da este tipo de jugo y todos ustedes están acostumbrados a remojarse las manos en este jugo después de inscribir los diagramas espirituales”.

Miró a la torre de bambú. “No todos los lugares tienen condiciones como ésta, y no todos los Artífices se preocupan tanto. La gran mayoría de los Artífices externos no cuidan especialmente sus dedos. Durante largos períodos de tiempo, tendrán callos en las manos. Se forman de forma natural después de tocar tablas espirituales y manipular objetos.

Se detuvo y dijo: “Ese muchacho ha tallado diagramas espirituales por lo menos diez mil veces. De lo contrario, los viejos callos de sus dedos no serían tan gruesos”.

Tang Siqi se sorprendió con la conclusión. “Gran Anciano, ¿estás diciendo que él es un Artífice?”

“No estoy seguro de que sea un Artífice, pero definitivamente entiende cómo inscribir diagramas espirituales. Esto no se puede negar”. Los ojos de Mo Hai se entrecerraron. “Por eso le di una parte del diagrama espiritual de la Materialización como prueba. Este diagrama espiritual de la Materialización no es algo que los Artífices hayan visto antes, y no debería haberlo aprendido. Es más fácil ver el artefacto de una persona forjando talento por cómo aprende a inscribir un diagrama espiritual completamente nuevo”.

“A’Hai, el cuerpo de este niño es muy fuerte. Definitivamente ha puesto un gran esfuerzo en el camino marcial”, dijo la matrona a la ligera.

Mo Hai se calmó y miró a la matrona con expresión cálida. Él dijo: “Rong’er, ¿estás diciendo que también ha hecho un gran esfuerzo en su cultivación marcial?”

“En términos de fuerza corporal, ninguno de los discípulos de la secta interna y externa es más fuerte que él.” El tono de Feng Rong era cierto, “Incluso el Pang Feng de la Montaña del Cielo Nublado. Si no usa el poder en sus Palacios Natales, perderá aunque cultive el Arte de Piedra Dorada”.
N/T: (Capítulos atrás lo llame Montaña Celestial de Nube, pero me di cuenta que era muy poco coherente y le cambie el nombre)
Mo Hai y Tang Siqi temblaron. Miraron a Feng Rong con incredulidad y les resultó difícil comprender lo que acababa de decir.

“El Arte de Piedra Dorada es un arte espiritual que enfatiza enormemente el templar el cuerpo. Pang Feng es también el mejor de los jóvenes en las Montañas del Cielo Nublado, y ha cultivado el Arte de Piedra Dorada durante muchos años. Su cuerpo es duro como una piedra. ¿Cómo podría no ser tan fuerte como Qin Bing?” Tang Siqi estaba extremadamente conmocionada.

La frente de Mo Ha se arrugó fuertemente.

“Ustedes dos son competentes en la forja de artefactos, pero su destreza en el camino marcial es insuficiente comparada conmigo.” Feng Rong no era modesta. “Sabes que he estado cultivando en Lanza de Sangre. He visto todo tipo de artes espirituales raras, y deberías saber que definitivamente no hablo sin base.”

Tang Siqi asintió con la cabeza y dijo respetuosamente: “Conozco las habilidades de la Tía”.

“Créeme,” Feng Rong sonrió un poco. “Su cuerpo es muy fuerte. Estoy cien por ciento segura de esto, y él no sólo cultiva el poder de escarcha. Este tipo… no es simple. Si su talento en la forja de artefactos también es extraordinario, entonces es aún más interesante”.

“Bien, ¿de dónde viene?” Feng Rong preguntó a Tang Siqi.

“Yo, no lo sé. Nunca habló de sus orígenes”, respondió Tang Siqi tímidamente.

La expresión de Mo Hai de repente se oscureció. “La personalidad de Liang Shaoyang es oscura y venenosa, lo he visto hace mucho tiempo. El Maestro de la Secta también lo ha visto. Las muertes de Long He y Yin Hao están relacionadas con Liang Shaoyang. El Maestro de la secta me ha dicho esto. La maldad que se puede ver es fácil de controlar y puede ser enseñada lentamente y guiada de vuelta al camino correcto….”

Miró a la torre de bambú con una expresión compleja, y luego dijo en voz baja: “Pero este muchacho que tiene muchas cualidades sospechosas, es de origen desconocido y tiene una personalidad un poco difícil de tratar”.

El trío de repente se quedó en silencio.

Tang Siqi miró a la torre de bambú. Tenía una profunda preocupación en la cara, y su mente estaba hecha un desastre.

“¿Quién es usted? ¿De dónde saliste? ¿Con qué objetivos llegaste a la Secta del Armamento?”

Las preguntas aparecieron flotando. De repente se encontró con que Qin Lie estaba cubierto de acertijos, y no podía verle con claridad. Ella no sabía qué intenciones tenía Qin Lie al venir a la secta de Armamento.

Con esas preguntas colgando, pero sin respuesta, el trío esperó en silencio.

Seis horas después.

Qin Lie salió de la torre de bambú con una tabla de jade. Caminó respetuosamente ante Mo Hai y presentó la tabla espiritual, diciendo: “Gran Anciano, por favor, inspecciona.”

Mo Hai había recuperado la calma. Tomó la tabla espiritual y puso un hilo de conciencia mental en la tabla espiritual.

Su cuerpo tembló visiblemente, y una luz destelló en sus ojos. Agarrando la tabla espiritual, miró profundamente a Qin Lie, preguntando: “Antes de esto, ¿alguna vez has aprendido el diagrama espiritual de la Materialización?

“Nunca”. Qin Lie agitó la cabeza.

Mo Hai se quedó en silencio durante un rato y luego asintió. Declaró: “A partir de mañana, muévete de la secta exterior, y te convertirás formalmente en un discípulo de la secta interior. Siqi, baja con él de la montaña más tarde y dile esto a Tong Jihua. Di que esta es mi orden”.

“De acuerdo”, contestó Tang Siqi, lleno de perplejidad.

“Gracias, Gran Anciano”, Qin Lie expresó su agradecimiento.

Descarga:

5 Comentarios Comentar

  1. Valenod

    Lector

    Nivel 9

    Valenod - hace 2 meses

    Más temprano que tarde le va tocar al prota decir todo de su pasado para evitar malos entendidos
    Gracias por el capítulo

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.