Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

SE – Capítulo 201

Capítulo 201

* SolcarJ: Aquí tendremos un leve cambio de Espíritus del Bosque a elfos, no se de quien fue el error o si hay error alguno pero el punto principal es que los Espíritus del bosque ahora son elfos*

 

 

–¿Qué quieres decir? – Ben frunció el ceño. Al ver la expresión de Qi Aoshuang, un sentimiento ominoso surgió en su corazón.

–Déjame explicarte–, intervino Leng Lingyun. No quería que Qi Aoshuang volviera a contar sus tristes experiencias.

Cuando Leng Lingyun explicó todo en voz baja, los ojos de Ben se llenaron de más y más odio. Inconscientemente apretó su reposabrazos hasta convertirlo en pedazos.

–Destruiré la capital de Amparkland y arrasaré el humilde Templo de la Luz hasta el suelo–. Ben se levantó, a punto de explotar.

– ¡Ben! – Qi Aoshuang se levantó para detenerlo.

–¿Qué? – Ben rechinó los dientes.

–La raza del dragón no puede atacar a los humanos sin razón, especialmente una ciudad humana. ¿Olvidaste las reglas de tu Dios Dragón? –. Al ver la ira de Ben, agregó, – ¿Crees que no tengo la capacidad de destruir el Templo de la Luz? ¡Yo puedo!

– ¡Bien! Entonces, ¿por qué no te vengas? –. Ben estaba atónito, completamente sin comprender.

–Incluso si el Templo de la Luz fue destruido, seguirán viviendo en los corazones de las personas. Siempre pueden reconstruir. Por otro lado, en lugar de limpiar mi nombre, me convertiré en el enemigo de todos los creyentes del Templo de la Luz. ¿Sabes cuántas personas en Amparkland son seguidores del Templo de la Luz? ¿O todo el continente? ¿Creerán mi lado de la historia? ¿O van a creer las excusas del Templo de la Luz en las que siempre han creído? –. La cara de Qi Aoshuang estaba helada, enfatizando cada palabra.

La cara de Ben se oscureció. Se sentó lentamente, frunciendo el ceño, contemplando sus palabras. Ahora, él no era el príncipe impetuoso de antes que habría corrido impulsivamente sin pensar en las consecuencias. Después de mucho tiempo, finalmente suspiró. –Sí, solo sería un ataque superficial que no resolvería el problema principal–. La cara de Ben estaba sin precedentes tranquila y seria.

–Entonces, ¿qué planeas hacer? –, Preguntó Ben solemnemente.

–Exponer los verdaderos colores del Templo paso a paso. Derrocar su imagen en los corazones de las personas y cambiar su fe. Entonces, personalmente la mataré–. ¡Los ojos de Qi Aoshuang brillaron fríamente con una determinación aterradora!

–Bueno. Te ayudaré a encontrar los artefactos restantes –, prometió Ben. –La raza de espíritus está más cerca de nosotros. Aunque nunca han desarrollado una relación con la raza dragón, siempre nos han tratado con cortesía. Les preguntaremos primero.

Con la personalidad impaciente de Ben, tenía prisa por vengar a Qi Aoshuang. Se puso de pie abruptamente. –Vamos ahora mismo.

Al ver lo apurado que estaba Ben, Qi Aoshuang se sintió conmovida. Recordó la primera vez que conoció a Ben. En ese momento, ella solo había querido aprovecharse del tipo tonto e impulsivo, pero de alguna manera, sin darse cuenta, habían cambiado de personas que se explotaban entre sí a camaradas en la batalla.

Qi Aoshuang no dijo nada durante mucho tiempo. De repente, se escucharon pasos apresurados desde la puerta.

– ¡Su alteza, atrapamos a la chica humana! –, Dijo una voz en la puerta.

–Tráelos–, dijo Ben fríamente.

La puerta fue abierta. Dos hombres de gris trajeron fríamente a una mujer maltratada. Ella se estremeció, su rostro pálido estaba aterrado. Por su ropa, podían decir que ella había engañado al príncipe Banis. Sin embargo, su apariencia había cambiado.

Justo como Qi Aoshuang sospechaba, ella había estado usando una poción embellecedora. Su aspecto actual era su verdadero yo. Su rostro podría considerarse bonito, algo similar a los rasgos delicados y refinados de Summer.

Sin embargo, la disposición moral y los planes de esta mujer eran despreciables. Esto quedó claro por cómo ella había usado su belleza para explotar al príncipe Banis y sus hombres.

–¿Tu nombre? – Qi Aoshuang miró fríamente a la mujer. Si ella fuera realmente la pariente de Summer, sería difícil explicarle a Summer si la mataran.

La mujer aterrorizada tembló cuando levantó la vista para ver al dueño de la voz, luego se congeló. ¡¿Humano?! ¿Esta mujer ordinaria era la que había visto en la boca del barranco? El hombre también estaba a su lado. ¿Qué está pasando? ¿Conocía a la raza dragón?

¿Nombre? ¿Para qué quería su nombre? La mujer de repente tuvo esperanza. Quizás ella podría vivir. Sabía que cualquiera que perturbara a los espíritus en Hueco del Dragón estaba condenado a morir si era atrapado, pero al ver a esta mujer hacer esta pregunta, sintió que había esperanza de poder sobrevivir.

–Kimira Ailuo–, respondió a toda prisa. Miró a Qi Aoshuang y dijo con cautela. –Señorita, ¿eres amiga de los dragones? Por favor sálvame. Definitivamente te lo pagaré.

La expresión de Qi Aoshuang no cambió. Ella solo compartió una mirada con Ben. Como habían esperado…

–¿Conoces a Summer Ailuo? – Qi Aoshuang ya lo sabía, pero aún esperaba la respuesta de la mujer.

–Ella es…– Kimira miró la expresión de Qi Aoshuang, luego miró nerviosamente al hombre intenso con cabello negro. ¿Era él el rey dragón? ¿Los dragones podrían ser tan guapos?

–Responde a su pregunta–. Ben entrecerró los ojos, su voz baja.

– ¡E-ella es mi hermana pequeña! – Kimira tomó una decisión resuelta. Fue una apuesta. No podía decir que no conocía a Summer. Ella solo apostó a que el humano de aspecto común conocía a Summer y tal vez la salvaría.

–Viniste a robar dientes de dragón para pasar la prueba–. Qi Aoshuang todavía no mostró sus intenciones. Luego frunció el ceño. –Si eres su hermana mayor, ¿por qué todavía no has pasado la prueba?

La cara de Kimira palideció aún más. Ella sabía que este humano realmente conocía a Summer ahora.

–Yo… yo…– Sus ojos brillaron con renuencia y odio.

Qi Aoshuang sonrió fríamente, entendiendo. Kimira era de hecho la hermana mayor de Summer, pero no era tan talentosa. Por eso todavía no había pasado la prueba. Por el odio en sus ojos, parece que no tenía buenas relaciones con Summer. Con la personalidad venenosa de esta mujer, tal vez incluso representaría una amenaza para Summer. La idea de matarla cruzó por la mente de Qi Aoshuang. Las semillas de la disidencia deben ser destruidas antes de que broten.

Sin embargo, antes de que Qi Aoshuang pudiera decidirse, Ben habló. –Sal. Le perdonaremos la vida esta vez, pero no vuelva a pisar el Valle del Dragón nunca más. Dirigió a los dos soldados. Tírala. Si intenta acercarse al Valle del Dragón, mátala.

Los dos soldados no cuestionaron la decisión de su rey. Solo asintieron con deferencia, luego se fueron, arrastrando a Kimira.

Kimira se dio la vuelta para mirar a Ben. Incluso cuando las puertas se cerraron, ella todavía no retiró su mirada.

–¿Por qué la dejaste ir? – La voz de Qi Aoshuang era firme.

–Porque ella es la hermana de Summer–, dijo Ben en voz baja.

Qi Aoshuang suspiró en voz baja. Ben se había enamorado de Summer, razón por la cual no quería quitarle la vida a esa mujer. Esa mujer aún no había hecho nada para dañar a Summer. Si Summer supiera que Ben mató a su hermana, tal vez se convertiría en algo más complejo.

–¿Hice algo mal? – Ben pudo ver que la cara de Qi Aoshuang estaba algo oscura.

Qi Aoshuang tampoco sabía cómo explicarle. Los humanos tenían emociones complejas. Su astuto engaño no era algo con lo que los dragones pudieran compararse. Qi Aoshuang seguía sintiendo que la mujer que acababa de ser salvada no era tan simple.

–No es nada. Solo debes tener más cuidado en el futuro. Esa mujer es muy calculadora. No la dejes cerca de Summer –, dijo Qi Aoshuang en voz baja.

–¿Qué? ¿No es ella la hermana mayor de Summer? –. Ben frunció el ceño, confundido.

–¿No fuiste traicionado también por tu hermano mayor? – Qi Aoshuang se desvió con molestia.

La expresión de Ben cambió, sin palabras.

–Entonces… Lo tendré en cuenta. Si alguien se atreve a dañar a Summer, los freiré hasta que queden crujientes–. Los ojos de Ben se llenaron de una crueldad aterradora.

Qi Aoshuang suspiró en su corazón. Sería demasiado tarde para vengarse si ya estaba lastimada. Sin embargo, como dragón, Ben no parecía entender el complejo corazón de los humanos. Lo que sea, ella le enseñaría más tarde. No lo entendería si ella intentara explicarlo. Lo más importante, Kimira todavía no había hecho necesariamente nada malo. Todo eran meras reflexiones de Qi Aoshuang.

–Hablando de Summer, ¿dónde está ella? –, Preguntó Ben.

–Se fue de viaje, pero no sabemos dónde está ahora–, dijo Qi Aoshuang débilmente. –Actualmente está con Shui Wenmo. Qiao Chuxin y Dong Fenghou fueron al clan de las bestias para ayudar a recolectar los artefactos.

–Debemos apurarnos entonces. Después de encontrar las muñequeras en la tesorería, inmediatamente iremos a visitar los elfos–. Ben no perdió el tiempo, se puso de pie, listo para irse. –Vámonos. No puedo esperar un minuto más.

Al ver la apariencia impaciente de Ben, el corazón de Qi Aoshuang se calentó. Ella asintió.

Volaron hasta el final de una inmensa cordillera, luego descendieron lentamente. Dos dragones al pie de la montaña se levantaron para inclinarse una vez que vieron a Ben, pero Ben les indicó que se detuvieran. Con un leve movimiento de cabeza, dijo: –Necesito encontrar algo.

–Sí, su majestad–. Las miradas de los dos dragones se movieron hacia Qi Aoshuang y Leng Lingyun. Comprendiendo que eran amigos de su rey, no preguntaron nada.

Ben los condujo dentro de una caverna gigante. Cuanto más entraban, más delgados se volvían los rayos de luz. Sin embargo, se hizo más y más brillante. Una vez que Qi Aoshuang y Leng Lingyun vieron la gran montaña de tesoros, tomaron una respiración profunda.

¡Tanto! Impresionante, deslumbrante, resplandeciente… Qi Aoshuang y Leng Lingyun se quedaron sin palabras para describir lo increíble que era. Para encontrar un par de muñequeras entre todo esto…

Qi Aoshuang sacó la refinada tiara de su anillo interespacial. –Si Ben tiene razón y las muñequeras están aquí, deberían tener diseños similares a esta tiara.

Ben echó un vistazo a la tiara. –Mm, solo sé que los dragones lo tienen. Todos los reyes dragones lo sabían. Solo tenemos que buscarlo–. Y así, fiel a su palabra, comenzó a buscar. Después de un largo tiempo, finalmente encontraron el par de muñequeras en algún rincón o grieta, acumulando polvo. Todo el tiempo, Emperador Blanco y Pluma Negra rebotaban felices en la pila de tesoros.

Qi Aoshuang limpió las muñequeras y luego las comparó con la tiara. Efectivamente, tenían el mismo diseño misterioso.

–Son los correctos. Luego, obtengamos el artefacto del clan elfo. Ben asintió con entusiasmo.

–Mm–. Qi Aoshuang colocó cuidadosamente la tiara y las muñequeras en su anillo interespacial. Miró a Ben y dijo seriamente: –Ben, gracias.

–¿Por qué me estás agradeciendo? Somos amigos–. Ben sonrió.

 

 

 

 

 

 

 

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.