Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 120: Empresa Cosmos.

Capítulo 120: Empresa Cosmos.

Cuando se acercaron al edificio pudieron ver los ventanales de la empresa y vieron a decenas de personas trabajando y moviéndose por todas partes en su interior, pero fue cuando entraron que se sintieron impresionados.

Apenas pasaron por la puerta sintieron que entraron en otro lugar diferente, en otro ‘espacio’.

“Distorsión mágica… Todo el edificio está encantado con magia espacial, aumentando su espacio interior.” Comento Cithrel apenas entro y mirando los alrededores con ojos curiosos que brillaban desbordados en energía mágica, declaro. “Es impresionante. Este edificio es decenas de veces más grande que lo que se ve desde afuera.”

No se necesitaba ser un mago espacial para darse cuenta, ya que todos lo sintieron una vez que entraron.

Esta sala del edificio era enorme y lo más impresionante es que no se sentía como un edificio monótono de recepción.

Una gran sala abierta con la recepción adelante, y en su espalda se encontraba un jardín con mesas para los trabajadores.

Las escaleras estaban rodeando ese jardín llevándolo a diferentes pasillos y diferentes habitaciones, para el primer y segundo piso del edificio.

Parecía un centro comercial, solo que las ‘tiendas’ eran oficinas de todo tipo.

Al lado de los ascensores se encontraban portales en donde las personas salían y entraban como si fuera era natural moverse de esa manera.

Esto era el futuro… Eso es lo que todos podían sentir.

“Un análisis maravilloso.” Dijo un hombre de mediana edad vestido formalmente como un secretario y mirando a los estudiantes, declaro. “Soy Elerius Trenus, seré su guía este día.”

Ese hombre había estado esperando en la entrada.

“Gracias, esperamos no ser demasiada molestia.” Respondió la Profesora Forde con el mismo tono respetuoso de ese hombre.

“Para nada, aquí en la Empresa Cosmos estamos encantados de recibir visitas.” Respondió Elerius y con sonrisa, pregunto. “¿Por dónde desean empezar?”

“Podemos visitar la sección de tecnología, psiónico o mágica antes de dirigirnos a ver ‘Terra nova’.” Declaro Elerius para sorpresa de los presentes.

Este viaje tenía como objetivo probar la tecnología virtual de la empresa, ‘viajando’ a ‘Terra nova’.

Ver ese mundo por sus propios ‘ojos’, era el objetivo de la Profesora Forde.

Solo que ahora que les ofrecían todo un viaje a diferentes lugares, hizo que los estudiantes se animaran.

No es como si todos los días tenían las posibilidades realizar un tour por la empresa más rica de todo el mundo.

Los estudiantes empezaron a murmurar entre ellos o instaban a ir primero a otras áreas, logrando que la Profesora Forde suspirara.

“Se lo dejaremos en sus manos.” Respondió la Profesora Forde librándose del problema.

Elerius dio una sonrisa y creo un portal que dejaba ver el otro lado.

“Vamos, empezaremos por nuestra sección psiónica.”

Con esas palabras todos se adentraron al portal y llegaron a una sección de investigación con una pared de color purpura, el color característico de la energía psiónica.

A ambos lados del pasillo se encontraban diferentes habitaciones, pero nadie podía darse cuenta en que parte de ese inmenso edificio se encontraban.

Lo que, si podían darse cuenta era que estas habitaciones y toda esta sección, era más grande que el edificio que se podía ver desde afuera.

“¿Cómo es posible?” Pregunto un estudiante incrédulo.

Como es posible que en tan ‘pequeño’ edificio pudiera adentrarse enormes secciones de investigación.

“Magia espacial… Supongo que aquí se desarrolló a través de la tecnología espacial.” Murmuro Cithrel en respuesta.

Su mirada brillante y emocionada estaba por todas partes.

Estaba claro, que este lugar la había sorprendido bastante.

“Exacto. Con una combinación de magia y tecnología centrada en la distorsión del espacio, pudimos crear nuestro edificio y expandirlo sin ocupar demasiado espacio exterior.” Respondió Elerius y mirando a Cithrel, agrego. “Supongo que, para usted, esto debe ser algo del día común. Por lo que he escuchado existen dragones que pueden adentrar un castillo en una pequeña cabaña.”

¿Quién no ha escuchado las historias de poderosos dragones o impresionantes Archimagos capaces de realizar tales hazañas?

“Si, pero solo con magia…” Respondió Cithrel con una tenue sonrisa.

Se notaba que seguía impresionada por el desarrollo tecnológico de este mundo.

Como algunos terrícolas sentían un orgullo por su tecnología, los individuos de Terra nova eran similares.

Pensaban que su magia, era incomparable.

La realidad demostraba que por diferentes medios se podía llegar al mismo fin.

“El desarrollo psiónico es lento, pero estoy muy seguro de que en el futuro se llegara a comparar con la magia y la tecnología.” Comento Elerius dando una mirada a todos los psiónicos presentes.

Los había identificado al instante.

Caminando por el pasillo las diferentes habitaciones empezaron a revelar pantallas donde diferentes individuos trabajaban en diferentes proyectos.

Era difícil decir si era un video en la pantalla o era una ventana de vidrio, pero se podía ver a los investigadores trabajando en distintos proyectos relacionados con lo psiónico.

También se encontraban algunas explicaciones del proyecto que se investigaba en cada habitación.

“Por lo general nos centramos en una investigación psiónica centrada en lo ‘civil’ dejando la investigación armamentística a nuestros socios comerciales, pero avanzamos a grandes pasos a nuestra manera.” Declaro Elerius con un tono simple.

No oculto el hecho de que se investigaba armas, dejando en claro de que la empresa no tenía nada para ocultar.

Los diferentes proyectos estaban desde objetos con telequinesis que podían preparar automáticamente diferentes tipos de comidas o artefacto psiónicos capaces de aumentar la concentración y ayudar al estudio o al trabajo.

Lo que se buscaba es que el uso sea general para todas las personas ‘comunes’, en eso se centraba el desarrollo.

En cuanto a la investigación estaba muy centrada en la mente.

Desde medicina, artefactos o bebidas que permitían un mejor cuidado y recuperación de la mente de las personas.

Ayudar a personas con pérdidas de memoria recuperar sus recuerdos o aquellos que perdían su racionalidad y todo tipo de efectos relacionados con la mente de las personas.

Cada investigación y cada proyecto que estaba en marcha apuntaba a una dirección.

Traer a las personas promedios el beneficio de aquellos individuos psiónicos.

Desde curación hasta desarrollo diario… Distintos proyectos que todavía no habían salido oficialmente estaban en marcha y lo increíble era que algunos de esos investigadores no eran psiónicos, sino que personas normales.

“El tiempo nos ha demostrado que tener ‘poder’ no te hace superior a otras personas.” Señalo Elerius con un tono simple.

Tal vez era fuerte, pero no ‘superior’ como algunos en el pasado creían o seguían creyendo.

Los distintos proyectos de esta sección que hace años eran privilegios que solo los psiónicos podían obtener, era un claro ejemplo de que nadie era superior nadie.

La siguiente sección fue la sección mágica.

Era muy similar a la sección psiónica, pero aquí se encontraban más proyectos e investigaciones.

Era a un nivel que no solo se extendía a la vida diaria, sino que a otros aspectos de la vida de una persona común.

Desde formas para disminuir la contaminación que en el pasado la humanidad ocasiono al mundo, hasta investigaciones que ayudaban a millones de personas.

“La magia en la agricultura es uno de nuestros grandes proyectos. Los druidas, alquimistas y otros individuos que trabajan diariamente buscan la forma de mejorar los cultivos y reducir los problemas subyacentes. También se trata de llevar productos con energía mágica a las personas comunes.” Informo Elerius mirando una habitación en donde se encontraban decenas de plantas cultivadas y cuidadas por investigadores y algunas bestias mágicas.

Dando una sonrisa, declaro. “En este sentido nosotros trabajamos con la Empresa Apicius quien lidera estos proyectos.”

Cithrel asintió bastante impresionada.

Sería ingenuo pensar que la magia solo era útil para luchar o enfrentarse a enemigos.

Había bastantes formas de aplicar la magia a diferentes áreas de la vida.

La agricultura era un ejemplo claro.

Aumentando la producción, reduciendo las consecuencias de las grandes plantaciones y a la vez dando la posibilidad de que esos cultivos obtuvieran un poco de energía mágica, capaz de revitalizar el cuerpo de una manera nutritiva.

En vez de dejar que solo los ricos pudieran probar ‘comidas mágicas’, la Empresa Apicius y la Empresa Cosmos trabajaban para extender esa posibilidad a toda la humanidad.

Siguiendo las otras áreas, era iguales.

No solo se realizaban investigaciones para crear nuevos productos, sino que formas para aplicar la magia de la mejor manera en diferentes áreas.

Convertir la energía mágica en otra fuente de energía capaz de serle útil a la humanidad o simplemente aplicarla a la medicina, ingeniería o ciencia.

La tierra seguía cambiando a una gran velocidad y la empresa cosmos era un ejemplo claro del progreso.

Su constante investigación y desarrollo empequeñecía a otras grandes empresas de investigación.

Hasta algunos de sus proyectos no tenían ningún beneficio económico grande, como por ejemplo crear agua potable para distribuir entre las personas que carecían de ese recurso vital para la subsistencia humana.

Elerius explicaba los diferentes proyectos e investigaciones que se realizan.

No tenía miedo de que esta información se extendiera, ya que gran parte de estos proyectos eran públicos.

Sin embargo, si demostraban esta capacidad tan públicamente a los estudiantes, todos sintieron curiosidad para saber cuáles eran los proyectos clasificados.

Sin darse cuenta llegaron a la sección de tecnología, pero esta vez no solo era puramente tecnología, sino que era un área en donde se buscaba aplicar la tecnología, magia y una influencia psiónica.

A diferencia de antes, esta vez la empresa cosmos se encargaba de obtener la tecnología y otras empresas afiliadas se encargaban de desarrollarlo.

Diferentes campos de estudio se estaban desarrollando en diferentes áreas.

Desde aeronáutica, aeroespacial, robótica y electrónica entre otros campos de estudio, todos tenían proyectos en esta sección.

Elerius explico que algunos proyectos se llevaban aquí, mientras estaban conectadas con otras secciones de investigaciones repartidas por el mundo.

Aquí se combinaban tanto la tecnología con la energía psiónica y mágica para desarrollar el mundo de una manera única.

A simple vista desarrollar tres direcciones a la vez era un costo enorme y a la vez para algunos resultaba contraproducente, pero de esta forma era la que se guiaba la empresa cosmos y era de la forma con la cual obtenía enormes beneficios.

No es como si tuviera un monopolio, la mayoría de los proyectos eran desarrollos en conjunto con otras empresas y permitía el uso de sus patentes.

Ver tantos proyectos y tanto desarrollo hizo que Aurora se sintiera tranquila.

La humanidad está preparada…

Para lo que sea que estuviera por venir, la humanidad estaba preparada para aceptarlo y superarlo.

******

Aurora vio un enorme árbol extremadamente grande y alto.

Era hasta el punto de que ella tenía que levantar la cabeza para ver si tenía final…

Este era el ‘árbol del mundo’ que se encontraba en el ‘Imperio Lunar’ en Terra nova, de donde Cithrel era princesa.

Era la primera vez para Aurora en este tipo de ‘lugar’ y tenía que admitir que se sintió pequeña… En un sentido muy literal.

Sentía que solo una hoja de ese gran árbol podría aplastarla, así de grande era el ‘árbol del mundo’ de Terra nova.

“Repartidos por el mundo de Terra nova, se encuentran otros ‘árboles de la vida’ y aunque más pequeños, son extremadamente útiles y muy valiosos para nosotros los elfos.” Explico Cithrel con una sonrisa.

Mirando ese gigante árbol, Aurora recordó que en el centro del bosque mágico de la tierra se encontraba un enorme árbol muy parecido.

Aunque tal vez no tan grande como este, era sin duda impresionante a su manera.

Claro, la diferencia de tamaño era enorme.

“¿Es cierto que el fruto del ‘árbol del mundo’ te vuelve inmortal?” Pregunto Nicole con curiosidad.

Tantos rumores provenían de ese mundo que era difícil decir la autenticidad de ellos.

Millones de jugadores entraron a ‘Terra nova’ y ellos vieron y escucharon demasiadas historias.

Algunas incomprobables y otras certeras.

“No, el fruto tiene la capacidad de alargar la vida y si es usado por un alquimista experto, entonces es capaz de curar enfermedades o maldiciones, pero la ‘inmortalidad’ no la puedes alcanzar de esta manera.” Respondió Alice comiendo sus papitas con una expresión indiferente y mirando al árbol, agrego. “Bueno, si alguien desea ‘inmortalidad’ lo más cercano seria convertirse en un no-muerto o en un vampiro. Aunque a ambos se los puede asesinar, así que técnicamente no cumplen el requisito.”

El tono ligero con la que dijo esas palabras hizo que algunos no supieran cómo reaccionar, pero sus palabras eran ciertas.

“De todas formas, los elfos protegen fuertemente este árbol y no dejan que ningún extranjero se acerque fácilmente.” Explico Cithrel cambiando de tema.

Luego el grupo descendió hacia la base del árbol del mundo en donde se encontraba una gran ciudad.

Decenas de casas en las copas de los árboles, con un estilo muy natural como si se estuviera asimilado a la naturaleza.

Aurora al sentir los alrededores se dio cuenta de que todo era irreal, todo era falso.

Se veía bien, pero siempre había una evidente falta de realismo que no daba una completa inmersión.

Esta era una máquina de realidad virtual, pero no era completamente inmersivo.

Se podía sentir la corteza de los árboles, se podía oler el aroma de las flores y se podía escuchar el chillido de los pájaros.

Sin embargo, no se lograba superar esa sensación de que estaban en un mundo falso.

El problema era, que no se trataba de defectos por error, sino que se trataba de demostrar que este mundo era falso e irreal.

Desde la información que aparecía ante su visión como si fuera una ‘pantalla de datos’, como un juego y la desincronización en sus sentidos cuando estos empezaban a confundirse.

“El tiempo ha terminado…”

Una voz se escuchó en sus oídos y Aurora vio cómo su visión se distorsionaba mientras revelaba el interior de un casco.

Sacándose el casco con cuidado, miro a los otros estudiantes que estaban emocionados por lo que habían visto.

Se podían dividir en grupos o ir con la profesora, ellos eligieron seguir a Cithrel debido a que ella era una experta en el conocimiento de su mundo.

“Como se esperaba de la empresa cosmos, su máquina sin duda fue impresionante.” Dijo la Profesora Forde con un tono sincero.

Los demás estudiantes también dieron sus comentarios positivos.

No podían negar que todos disfrutaron de ese ‘viaje’ a otro mundo.

La misma Aurora quedo impresionada cuando visito los palacios y otras áreas, guiada por Cithrel.

“Muchas gracias por sus comentarios. Nuestros desarrolladores estarán satisfechos al escucharlos.” Respondió Elerius y con un suspiro comento. “Lo sucedido con ‘Terra nova’ hace años, ha sido un duro golpe para la industria de realidad virtual. Es por eso que hemos reducido la inmersión de nuestras máquinas.”

Una supuesta máquina de realidad virtual término llevando a la humanidad a otro mundo, un mundo en donde se creía que era un juego.

Era normal pensar que las personas tendrían una opinión negativa a tales máquinas, y esa era la razón por la cual no se buscaba una ‘inmersión’ completa.

“Supongo que aquellas personas que todavía desean volver, les gustara su máquina.” Señalo otro estudiante con entusiasmo.

Veinte años pasaron desde el ‘Gran Cataclismo’ y desde que la máquina virtual fue ‘desconectada’.

En su momento no todas las personas fueron malas, algunas tenían una ‘segunda vida’ en ese mundo.

Familia, amigos, y un lugar que podrían llamar hogar, cuando se desconectó fue un gran golpe que se volvió mayor cuando se dieron cuenta de que todo era real.

Durante mucho tiempo ese grupo de personas busco volver y a pesar de que hace unos años individuos de Terra nova pudieron viajar a este mundo, nadie hasta el momento podía viajar al otro.

Este era un tema en debate que rondaba Grecia y la iglesia del tiempo y el espacio… Claro, como un dios dio esa posibilidad, ellos solo podían debatirlo y buscar una manera de lograr un cambio, era otro tema.

Elerius dio una sonrisa y luego guio al grupo para que lo siguieron.

“Antes de que deseen retirarse, los invitamos a que disfruten su tiempo en nuestras instalaciones.” Dijo Elerius cuando atravesaron un portal.

Llegaron al jardín de la recepción en donde se dieron cuenta de que en una habitación cercana se encontraba un bufé.

“Pueden pedir lo que deseen y descansar. No se olviden que antes de retirarse deben recibir el ‘recuerdo’ en la recepción.” Informo Elerius con una sonrisa misteriosa.

Luego para no incomodar al grupo, dio algunas órdenes a sus secretarios y dejo a los estudiantes por su cuenta.

“Son muy amables…” Murmuro Alice mirando el bufé.

Este era el bufé de la empresa y se podían encontrar diferentes platos de comida para servirse.

También se encontraban algunos cocineros al otro lado que podían recalentarla o pedir algo de otro tipo.

Se notaba que la empresa le daba una gran importancia a la buena alimentación.

“Vamos, no podemos rechazar su buena voluntad.” Dijo la Profesora Forde instando a los estudiantes que dejaran su timidez de lado.

Los estudiantes se dirigieron al bufé y empezaron llenar sus platos de las comidas que más le gustaban.

A excepción de Alice que literalmente se llevó varios platos de diferentes comidas.

Su amiga no conocía la vergüenza cuando se trataba de comida, así que Aurora solo suspiro e hizo como si no viera la mirada extraña de los cocineros y los otros trabajadores.

Lo peor era que no parecía como si la miraran extraña por llevar demasiada comida, sino que era una mirada extraña que provenía de la duda de si era posible que alguien como Alice comiera tanto.

Una joven mujer delgada con una figura perfecta, era difícil asimilarla con la glotona que devoraba varios platos.

“Si vendes tu secreto, creo que te volverás famosa…” Murmuro Clémentine con un tono divertido.

¿Vender el secreto para siempre permanecer en forma?

Aurora dio una sonrisa al igual que todos los demás miembros de su grupo.

Incluso Cithrel parecía impresionada por tal hazaña.

Comiendo y charlando a su ritmo, el grupo comento sobre el torneo y sobre el comunicado que realizaría la iglesia hoy.

“Iré a buscar una bebida, ¿quieren algo?” Pregunto Aurora cuando se llegó al tema del informe.

Ella sabía la verdad, así que era un tema difícil cuando los demás lo hablaban con curiosidad.

Como se trataba de un tema que descubrirían hoy a la noche, Aurora no revelo demasiado.

Tras ver que nadie deseaba una bebida, Aurora se alejó del jardín en donde estaban comiendo y se dirigió a donde se encontraban las bebidas.

Estaba por pedir la bebida cuando noto una figura en una esquina.

Una sonrisa apareció en sus labios sin que se diera cuenta y ella siguió a la figura que se había adentrado en una esquina.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.