Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 171: Confianza.

Capítulo 171: Confianza.

Aurora miró su reloj holográfico que estaba conectado a una videollamada.

“Ya he solucionado este pequeño problema, pero queda la parte más importante…” Dijo un anciano con cabello blanco canoso y al ver la mirada seria de Aurora, explico con una risa. “Tienes que lograr que ella acepte el pequeño duelo final.”

Sin darle tiempo para que Aurora diga algo, continuo.

“Este es un pequeño asunto, ahora puedes relajar tu expresión.” Señalo el anciano y con un medio suspiro, añadió. “Tengo que llevar a cabo algunas inversiones repentinas en china y no puedo llamarla, así que el paso final depende de ti.”

“Oh, avísame si no la han tratado bien y no la han alimentado como se debe.”

La expresión de Aurora tembló, pero al final suspiro y comento. “Gracias James.”

El anciano agitó su mano como si fuera un tema menor y tras despedirse corto la llamada.

Quedando en silencio miro por la ventana de la sala y su expresión no cambio al ver que era de noche.

Levantándose de su asiento salió de la pequeña habitación y se dirigió a donde tenían su amiga.

En este momento estaba en un hotel y era en este lugar a donde llevaron a Alice.

De esto se podía sacar que las autoridades deseaban mantener todo en silencio y que no deseaban que las cosas se volvieran públicas.

Pero también el asunto podía ser diferente hasta el punto de que pueda convertirse en cosas más turbias.

Aurora sabía quién era la familia de Xu Long y si llegaban a un acuerdo secreto con el Emperador entonces las cosas se volverían difíciles.

Había leyes y un ‘intento de asesinato’ entre usuarios de habilidades seria castigado pagando una gran suma, pero si las cosas se complicaban y se entraba en lo judicial podría terminar hablándose de prisión.

Agregando que estaban en un imperio en donde el emperador podía decidir todo como le plazca, el castigo podía ser mucho peor o mejor.

¿Estaba siendo paranoica?

¡Su amiga estaba encerrada!

Cuando subió en el ascensor hasta su destino, se encontró con unos guardias que la guiaron.

Esta era la seguridad que merecía un Rango S y si bien había medios para detener algunos individuos de usar su energía mágica, las cosas se complicaban cuando se trataban de alguien con una habilidad innata.

Era inútil restringir su energía mágica cuando su habilidad no funcionaba de ese modo.

Claro, había medios para restringir a Alice como utilizar una barrera, pero esta seguridad dejaba ver que todo era superficial.

La mirada de Aurora se mantuvo seria mientras caminaba al lado del guardia.

“Nuestra misión ha terminado. Nos retiraremos ahora.” Informo el guardia y al ver la expresión de Aurora, declaro. “Su Majestad espera la aceptación del duelo de su parte y también les recuerda que las batallas deben ser realizadas dentro de la arena.”

Con esas palabras el guardia se retiró junto a los demás guardias que estaban cerca.

Aurora no relajo su expresión, pero por dentro estaba ligeramente aliviada.

Sin embargo, mantuvo su cautela y abrió la puerta con una ligera ansiedad.

La habitación era cómoda y agradable, en el sofá se encontraba Alice leyendo un libro mientras comía unas papitas.

Expresión relajada e intrigada por el libro era evidente y estaba claro que disfrutaba de su lectura, pero cuando noto a Aurora su mano se detuvo a centímetros de su boca.

“…”

Ambas se miraron, pero al ver a su amiga, Aurora dio un suspiro de alivio.

“¿Te encuentras bien?” Pregunto Aurora con preocupación mientras se acercaba.

Se sentía aliviada al verla bien, pero su preocupación era seria.

Si las cosas se volvían peliagudas y sus contactos no ayudaban, Aurora estaba pensando en saltar al fuego por su amiga.

Alice noto su preocupación y dio una pequeña sonrisa inevitable, luego miro a Aurora que se había acercado a su lado y declaro. “Lo siento.”

Había causado que se preocupara, pero también se dejó llevar y llevo a que todo llegara a este punto.

Este asunto podía parecer menor, pero se trataba de un asunto cuyas consecuencias podrían crecer rápidamente.

Al escuchar esas palabras, Aurora dio una sonrisa y respondió. “Todo está bien.”

No necesitaba disculparse por esto, aunque…

“Pero, ¿por qué lo hiciste?” Pregunto Aurora sin poder evitarlo.

Su pregunta no llevaba solo su curiosidad, llevaba un tono profundo y ligeramente oscuro.

No había nadie mejor que Aurora para conocer a su amiga de toda la vida.

Algo que llevara a que Alice se excediera, era sin duda un asunto preocupante.

Y si ese asunto afecto a su amiga, Aurora no lo dejaría pasar fácilmente.

No era una santa o una heroína, le gustaba salvar a las personas, pero si era necesario… Las cosas se podrían volver aterradoras en un instante.

“Se lo merece. Tiro mis papitas al suelo.” Informo Alice con un ligero puchero y una mirada de víctima inocente.

Estaba tratando de hacer que se relajara actuando tan encantadora y Aurora no pudo evitar abrazarla con una media sonrisa.

“Me preocupaste.” Murmuro Aurora abrazándola con fuerza.

Alice era fuerte, muy fuerte.

Podía dejarle cualquier asunto preocupante de vida o muerte y Alice lo sobrellevaría, pero Aurora la conocía mejor que nadie.

Muy pocas cosas pueden causar ese arrebato y que tirara sus papitas no era una de ellas.

Al igual que Oliver y Jordán cuando inicio la academia, Alice no los intento asesinar y solo controlo su fuerza para golpearlos un poco.

Nunca los hirió de gravedad manteniendo su ‘venganza’ en otro aspecto, como lo fue arrastrarlo por toda la academia.

Ahora que algo sacara lo peor de ella, significaba que era un asunto significativo para Alice.

“Está bien si no quieres decírmelo, pero si necesitas mi ayuda… Te apoyaré.” Susurro Aurora con un tono simple.

Tenía límites y sus propias reglas, pero cuando se trataba de su amiga… Podría adentrarse al abismo más oscuro si era necesario.

Alice estuvo en sus peores momentos a su lado, la contuvo cuando lloro y la apoyo cuando era débil, siempre apoyándola a su lado.

Ahora Aurora estaba dispuesto hacer lo mismo.

“No tienes que preocuparte.” Respondió Alice dando un abrazo suave y al ver que Aurora se relajaba, murmuro. “Dijo algo malo sobre ti y cuando me lo imagine, me hizo querer matarlo. Ahora mismo quiero matarlo.”

Un tono frío y sin emociones que haría temblar a aquellos de corazón débil, pero Aurora no tembló ni se sorprendió.

Antes de que pudiera decirle que estaba dispuesta a ayudarla, Alice se separó y con una sonrisa, declaro. “Ya no importa. Solo sigo enojada porque tiro mis papitas.”

Cambiando de tema y reduciendo su molestia.

Aurora no pudo evitar reírse suavemente al verla.

“Entonces, ¿qué tengo que hacer para salir de este problema?” Pregunto Alice y al ver la mirada sorprendida de Aurora, señalo su reloj holográfico y explico. “James me informo que estaba todo solucionado, pero no la manera.”

La expresión de Aurora tembló al pensar en el anciano, pero al final suspiro.

“Es un duelo en el coliseo, seguramente con todos mirando.” Dijo Aurora con ligera preocupación.

“Iré y ganaré de forma simple, no realizaré nada extremo.” Interrumpió Alice y con un tono bajo, murmuro. “Ya revele la forma de guerrero y ahora no la podremos usar para escondernos.”

Al escuchar esas últimas palabras que parecían sonar como una disculpa, Aurora no pudo evitar reírse.

La ‘forma de guerrero’ era la manera que ambas lo llamaban y se trataba de convertir la sombra en una masa oscura y crear una criatura con Alice dentro.

En esta forma, Alice tenía un aumento en fuerza física y una alta resistencia logrando enfrentarse a luchadores de su mismo rango.

Lo usaron para atacar el campamento del General Kavuri cuando estuvieron en Kenia durante la misión ‘Arca’ y lo usaron antes como una fachada para ocultarse.

Todos pensaban que era un ‘monstruo’ y como tal, nunca podían culparla.

Claro, esta forma tenía el defecto de que no podía extender la sombra al suelo y encargarse de una gran cantidad de enemigos, pero era muy útil.

Pero para Aurora…

“Eso es lo de menos.” Declaro sin darle demasiada importancia.

Aurora también tenía su forma de ocultarse y que utilizaba para causar problemas sin que la conectaran a la ‘Protectora de Zerzura’.

La verdad era que cuando uno llegaba a la posición en donde tenía responsabilidades, era difícil excederse debido a las consecuencias.

Cuando los deseos personales y las responsabilidades chocan… Aurora utilizaba esos métodos para actuar libremente.

Ambas se quedaron en silencio, pero Alice lo miro débilmente dudando un momento.

Al notar su mirada, Aurora espero con calma al notar que estaba teniendo dificultad para hablar.

“Si… Yo soy detenida por ‘hacer algo malo’, ¿me ayudarías?” Pregunto Alice de forma indiferente.

Aurora se congeló ante esa pregunta.

Su tono indiferente parecía no llevar ninguna emoción, pero Aurora pudo notar un poco de temor y miedo a que ambas se alejaran.

Ambas tenían dos formas de mirar la realidad.

Alice era fría y podía ser capaz de asesinar a alguien de forma indiferente sin darle importancia, pero Aurora trataba de no asesinar al menos que sea necesario.

No deseaba manchar sus manos con sangre de forma despreocupada, pero eso no la hizo superior a otra persona.

Cada persona tenía sus perspectivas y al final eran esas perspectivas lo que llevaban al conflicto… Y podían llevar a los amigos a separarse.

¿Hasta qué limite uno podía ceder por su amistad o cariño?

Alice era fuerte, sin duda muy fuerte, pero no era perfecta y tenía sus debilidades.

La única respuesta que Aurora podía dar en este momento, fue simple.

“Si, te ayudare.” Declaro Aurora.

No necesitaba realizar promesas o decir palabras floridas e impresionantes para demostrar la firmeza de sus palabras.

Los labios de Alice no pudieron evitar elevarse, pero solo esquiva su mirada logrando que Aurora se riera.

—Informaré a Liam que no tiene que infiltrarse en las redes del imperio.

Su sistema dio su informe y Aurora solo disfruto molestar a su amiga por revelar un rastro de debilidad.

No estaba mintiendo sobre ayudarla y tampoco mentía sobre que saltaría al fuego por ella.

Y si ese fuego representaba tener que realizar un asalto para rescatar a su amiga… Entonces, era un pequeño precio que tenía que pagar.

Aurora estaba dispuesta a arriesgarse por su amiga no importa lo que hiciera o por que fuera acusada.

Confiaba en su amiga y esa confianza era todo lo que necesitaba para creer en ella.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.