Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 22: Atenas.

“¡Tengan buen viaje!” –NikkyOfVictory

“Si, Grecia es muy lindo, disfrútenlo.” –PowerOfTheMind

“Recuerden enviar fotos.” –AlwaysHeadshot

“Gracias, suerte con su entrenamiento.” –TheSimplicityOfLife

Aurora sonrió al enviar el mensaje al grupo de chat dentro de la aplicación de la academia.

‘NikkyOfVictory’, era Nicole, ‘PowerOfTheMind’, Clémentine y ‘AlwaysHeadshot’, Leslie.

Las tres como no habían elegido la clase de historia y habían tomado otras clases, tenían que entrenar hoy como hacían todos los fines de semana.

“Gracias, disfrutaremos mucho la comida.” –AliceSacredPapitas.

A leer ese mensaje del grupo que se ganó todo tipo de emoticones de risas y algunos ‘GIF’ de bebés o gatos pareciendo como si se estuvieran riendo, los labios de Aurora temblaron y miro a su compañera.

En una mano tenía sus papitas y en la otra tenía su teléfono, era bastante hábil con los dos.

“¿Ya estamos todos?” Pregunto la Profesora Villacrés.

“No, faltan algunos estudiantes de nuestro grupo.” Dijo Andrés, y la Profesora refunfuño en silencio sin ocultar su emoción por el viaje.

Ahora estaban en la vereda cerca de la entrada de un edificio parecido a un gran domo.

Los estudiantes fueron llegando uno por uno, todavía faltaba para la hora asignada así que nadie se molestó.

No tomo mucho tiempo para que Érica llegara.

Ella salio de un BMW junto a Joslyn y luego se acercó al grupo sin sentirse orgullosa debido a las miradas de los estudiantes le daban al auto.

El chófer del BMW, se fue rápidamente.

Aurora a diferencia de los demás alabo al auto, pero específicamente a su blindaje y alta seguridad.

Había visto este tipo de autos antes, autos creados con metales mágicos resistentes a la magia y diferentes mecanismos de protección.

Érica se acercó al grupo y dio una simple sonrisa de saludo, quedándose al lado de Andrés.

“Bien, ¿estamos todos?” Pregunto la Profesora Villacrés y tras verificarlo por la aplicación de la Academia, asintió y ordeno. “Síganme.”

Los estudiantes de historia no eran tan numerosos como otras clases, sino 26 en total.

Estos estudiantes se dividieron en cinco grupos, siendo un grupo el que se llevó el estudiante extra.

Algunos estudiantes miraron el cartel ‘Portales Cosmos’ que estaba a la vista de todos y cuando entraron no pudieron evitar suspirar con asombro.

Este lugar era igual de concurrido como un aeropuerto y quizás más, pero era mucho más ordenado e impresionante.

Al centro se encontraba un ‘arco’ parecido al ‘Arco de Triunfo de Paris’, solamente que este no solo tenía detalles arquitectónicos y runas mágicas, sino también se unía con artefactos de alta tecnología.

El portal era de color celeste que no dejaba ver el otro lado, pero todos los estudiantes vieron como las personas entraban desde un lado y desaparecían.

También podían ver como desde el otro lado otras personas salían del portal.

Y todo a su alrededor se encontraban tiendas, restaurantes, bares y otros tipos de negocios.

“Para los primerizos en usar los Portales, les recuerdo que, si llevan comida, alimentos, plantas, frutas o cualquier objeto que podría crear un problema en el país a donde viajan, serán desinfectados a través de hechizos de forma automática.” Informo la Profesora Villacrés logrando que algunos estudiantes suspiraran aliviados.

Era normal que se prohibiera el viaje de elementos que podrían transmitir enfermedades a los cultivos de otras regiones, o en caso extremos llevar enfermedades virales que pueden afectar a otros países.

Era por eso que los ‘Portales Cosmos’ estaban protegidos contra esos incidentes.

Los portales fueron creados por la Empresa Multinacional Cosmos, una empresa encargada de desarrollar todo tipo de tecnología futurística, innovar con mecanismos, ciencia y tecnologías. Incluso desarrollaban tecnología combinándolo con artefactos psiónicos y mágicos.

Esa era la razón por la que Empresa Cosmos, era la más poderosa y rica de todas.

Su influencia se extendía desde productos alimenticios, hasta lo más pequeño productos de la vida cotidiana.

A Aurora le encantaba, no es que ellos fueran los únicos que pudieron crear portales, pero sin duda fueron lo que lo llevaron al nivel de excelencia extrema, ganando la confianza de todos los países.

“Aquellos que tienen anillos espaciales u otros elementos espaciales, recuerden que serán inspeccionados a la fuerza para ver si sus equipos cumplen o no las leyes. En cuanto a las armas, no tienen que preocuparse, ustedes son ‘Héroes’ o al menos futuros héroes y tienen permisos para los tipos de armas más comunes.” Comento la Profesora Villacrés.

Construir objetos espaciales que guardaban otro tipo de objeto era un conocimiento que se había traído de Terra nova, había muchos antiguos jugadores que podrían crearlo.

Era conocido que antes era muy difícil asegurar los elementos dentro de esos anillos.

Casos en donde bombas estaban en anillos espaciales guardados en el fondo del equipaje, eran para el lamento de muchos algo común.

La Empresa Cosmos fue quien diseño aparatos de seguridad y ahora los aplico en sus Portales, llevando a que se asegurara el tráfico de elementos ilegales.

“¿Vamos o quieren ir a comprar?” Pregunto la Profesora Villacrés poco dispuesta por la segunda opción.

Su mirada instaba a los estudiantes a apurarse.

“Vamos…”

Los estudiantes la complacieron con bastante emoción.

Esta no era la primera vez que Aurora viajaba en Portales, pero para muchos esta era la primera vez.

No solo por los costos de los pasajes, que tenían como un mínimo de diez mil dólares y aumentaba dependiendo la distancia, sino porque los portales poco a poco se estaban normalizando y todavía seguía existiendo los aviones.

Los Portales Cosmos solo se encontraban en las ciudades capitales más importantes de todos los países y poco a poco se estaban construyendo en otras ciudades de importancia.

Aurora para llegar a la Ciudad Atlántida había tenido que volar en avión, debido a que en Zerzura donde ella estaba trabajando, los Portales Cosmos estaban en construcción.

Los estudiantes hicieron cola y entonces empezaron a pasar por los puestos de seguridad.

La Profesora Villacrés encabezo al grupo y lentamente llegaron a Alice que era la penúltima.

Cuando se pasaba por puestos de seguridad, los guardias no eran los encargados de la verificación, sino los aparatos tecnológicos y los artefactos mágicos.

Aurora fue la última en pasar por el puesto de seguridad.

Primero fue escaneada por una cámara de pie a cabeza, luego sintió como si una energía extraña la estuviera analizando y después sintió como esa energía se adentraba a su anillo espacial.

Al final la energía tembló alrededor de Aurora, buscando deshacer cualquier ilusión, efecto de artefactos mágicos o simplemente cualquier imagen holográfica.

Entonces Aurora pudo cruzar sintiéndose igual de impresionada como la primera vez por las medidas de seguridad.

—Primero identifica los rostros con la base de datos internacional de los principales organismos. Luego usando medidas mágicas busca cualquier elemento peligroso y revisa el anillo espacial. Al final intenta deshacer cualquier elemento para ocultarse.

Aurora agradeció en su mente la explicación detallada de su sistema y sin dudarlo se adentró al portal celeste.

Su visión se volvió celeste ilimitada y al momento siguiente se encontró en un lugar diferente.

Parecía un domo igual en el que estaba antes, solo que esta vez la tienda tenían palabras griegas en ellas, que extrañamente podía entender.

Eso no se trataba de que Aurora hablaba griego, sino que simplemente había diferentes métodos que fueron introducidos tras el ‘Gran Cataclismo’ que permitieron entender diferentes idiomas.

Los anillos por lo general tenían un hechizo de traducción y la Iglesia del Conocimiento permitía que las personas sean ‘bautizadas’ permitiéndole entender lenguas extranjeras.

El segundo método era el más generalizado y por el cual Aurora había pasado debido a sus padres.

Esa era la razón por la que todos hablaban ‘español’… No era como si el español fuera el idioma dominante, cada persona hablaba en su idioma principal y Aurora lo entendía en español, para los demás era todo lo contrario.

Cuando salieron del puesto de seguridad tras haber sido escaneados por segunda vez, la Profesora Villacrés hizo que la siguieran.

Caminaron hacia el aparcamiento donde los taxis se encontraban a la espera, cambiaron de rutas a donde se encontraba un autobús en particular.

“Como ya les he informado, la Academia de Héroes es la que se encarga del pago de todo el viaje. La Academia nunca ha sido egoísta incluso si es para un viaje estudiantil que está cerca de llamarse vacaciones. La mayor razón no son los patrocinadores o el mismo Director Vincent, sino los estudiantes egresados que siempre apoyan la Academia.” Comento la Profesora Villacrés con una sonrisa, y cuando llegaron a un autobús, agrego. “Vamos, primero iremos al hotel.”

Entre los estudiantes había algunos becados, pero eso no significaba que hubiera alguna división a causa de los privilegios como otras Academias importantes.

Todos recibían lo mejor, ya que todos tenían el mismo objetivo… Convertirse en héroes y ayudar.

Eso fue aplicado desde el principio y como la Academia de Héroes fue dirigida por una sola persona desde su creación, solo los más allegados del Director Vincent podían opinar sobre sus métodos de enseñanza.

Claro, también estaba el ‘Gremio de Héroes’ una organización internacional que fue creada por el Director Vincent y otras personas importantes años antes, esta organización se encargaba de registrar y gestionar a los héroes.

Estaba apoyada por diferentes países que firmaron acuerdos de aceptación para que los héroes actuaran en sus tierras, pero el Director Vincent había dejado su puesto a otras personas y solo se dedicaba a la educación, teniendo una aceptación tácita entre otras autoridades sobre sus métodos.

Esa era la razón por la que la Academia de Héroes era tan apreciada en el mundo, y aquellos egresados de la Academia siempre apoyaban a que la academia siguiera los mismos métodos.

Aurora se sentó al lado de Alice y miro por la ventana mientras el autobús abandonaba el aparcamiento.

El domo parecía estar en el centro de la ciudad al igual que la ciudad Atlántida, así que cuando salieron notaron algunos edificios de tamaño mediano bastante modernos.

Entonces mientras se dirigieron por la carretera, se dieron cuenta de que el domo si bien estaba en el centro de la ciudad estaba en una pequeña zona montañosa elevada que dejaba a la vista toda la Ciudad Atenas.

Su visión paso por los innumerables edificios y luego…

“Wow…”

Las personas no exclamaron a ver la ‘Acrópolis de Atenas’ un lugar que se habían mantenido parcialmente indemne incluso tras el ‘Gran Cataclismo’ y la Guerra Europea contra Oriente Medio y los demonios.

Su exclamación provenía de lo que estaba a cientos de metros a su lado.

Un enorme templo creado con el estilo arquitectónico griego, y entremezclando un estilo arquitectónico romano.

A su alrededor había otros templos más pequeños, y algunos de ellos tenían un estilo particular centrado en la majestuosidad.

“Ese es el Templo de la Diosa del Conocimiento, creada por sus creyentes de Terra Nova y es unos de los primeros escenarios que dan la bienvenida a Atenas.” Declaro la Profesora Villacrés y mirando a los estudiantes en sus asientos, comento. “Espero que disfrutemos estas vacaciones… Es decir, este viaje estudiantil.”

Ante ese error que parecía sincero, los estudiantes soltaron unas risas y miraron a Atenas.

La Ciudad de dos Mundos.

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.