Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Capítulo 78: La máquina perfecta…

Capítulo 78: La máquina perfecta…

“Su turno. Bajen y actúen rápido luego sigan…” La orden de Liam llego al grupo de Érica y Nicole.

El camión se movió a un lado dejando la fila de la caravana que viajaba con lentitud y cuando estacionaron Érica y Nicole saltaron de su camión.

Otro camión que llevaba a un paladín y un sacerdote también se estacionó a su lado bajando con ellas.

“Un grupo de cinco monstruos de especie lagarto, un Rango B y los demás son Rango C.” Informo Érica leyendo las descripciones de su reloj holográfico.

A su espalda los camiones siguieron pasando, pero el grupo empezó a moverse.

Nicole y el paladín que estaba completamente equipado con una armadura metálica se empezaron a mover a delante.

Érica y el sacerdote también siguieron a los dos luchadores cuerpo a cuerpo.

“¡Vengan por mí!” Grito el paladín emanando su fervor de batalla que inmediatamente atrajo a los monstruos.

Como criaturas sin inteligencia que actuaban para eliminar a sus enemigos, una provocación como la del paladín fue el señuelo perfecto.

“¡GRahhh!”

Los lagartos de Rango C eran del tamaño de un gran perro, solo el lagarto de Rango B era de un mayor tamaño, pero lo bueno para el grupo es que no se notaban mutados.

“[Púas de hielo]” Canto Érica y con su varita levanto a una gran velocidad una pared de púas delante del paladín y Nicole.

Su movimiento fue preciso y en el momento indicado, lo que hizo imposible que los lagartos pudieran evitarlo logrando que algunos se empalaran.

Solo el lagarto de Rango B no recibió heridas tan graves y golpeo con sus garras el escudo del paladín que se resistió valientemente, pero el momento siguiente Nicole golpeo con su puño la cabeza del lagarto mientras rayos emanaron de su puño.

Mientras el paladín se dirigía a terminar con los otros lagartos, Érica que ya había preparado su segundo hechizo lo lanzo.

“Grrh…”

Una lanza de hielo atravesó el estómago del lagarto que estaba paralizado y este solo pudo soltar un gruñido final por última vez.

Nicole siguió al paladín que había acabado con dos lagartos y mientras creaba plataformas en el aire para superar las púas de hielo, cayó en picada a la espalda de un lagarto que murió en el acto.

Luego con una media vuelta pateo al otro lagarto que lo estaba por atacar y lo lanzo a los pies del paladín que lo termino con su espada.

Si bien su patada fue precisa, Nicole se dio cuenta de que ese estilo no era el preferido para ella.

A diferencia de Aurora que podía dar vueltas por todas partes dando patadas mientras realizaba piruetas, Nicole era alguien que luchaba con sus puños.

Claro, eso no significaba que no se esforzara por añadir otro estilo a su forma de luchar tal como hizo ahora.

“Volvamos la caravana está por pasar…” Dijo Érica y el grupo rápidamente volvió a su camión.

El sacerdote que tenía una sonrisa suave en su rostro por no poder haber aportado en la batalla utilizo el hechizo ‘limpieza’ en todo el grupo.

Luego entraron en sus camiones mientras la caravana seguía pasando.

“Bienvenida.” Dijo un joven miliciano que estaba ligeramente tenso.

“Ya terminamos todo no hay de qué preocuparse.” Comento Nicole con una sonrisa mientras se sentaban cerca del lado trasero.

Los refugiados lo miraron agradecidos y cuando llego la cola de la caravana en donde se encontraba el vehículo de ingenieros que le dejo un espacio, los dos camiones se volvieron a unir a la caravana.

Su actuación fue bastante rápida lo que hizo posible que esta táctica funcionara.

Como la caravana era una larga línea de camiones en donde en la primera y última fila se encontraban los vehículos de ingenieros, tenían algunos minutos para terminar su trabajo y unirse a la caravana.

Agregando que viajaban lento debido a que el camino no había sido transitado durante bastante tiempo y el vehículo de ingeniero lo tenía que arreglar, les daba suficiente tiempo para terminar con su trabajo.

[17:12 p.m.].

Érica reviso la hora en su reloj holográfico y suspiro.

Habían partido cerca de la una del mediodía, pero todavía faltaba una hora para llegar a ‘Jinja’.

Lo bueno es que tendrían tiempo suficiente para atraer a la horda y prepararse para la batalla, lo malo que tendrían que pasar más tiempo para llegar a Yuba.

Si bien no había tomado demasiadas misiones, estaba segura de que esta misión marcaría una línea definitoria en su vida.

Viajar por el bosque mágico eliminado criaturas mientras sus alrededores estaban rodeados por un mar de árboles verde, sin duda era estresante.

“La próxima vez que los detengamos será en una hora cuando lleguemos a ‘Jinja’, les pedimos que aguanten.” Informo Andrés por el canal de comunicación instalado en el camión para que los refugiados escucharan.

Se habían detenido hace una hora atrás para que aquellos que quisieran hicieran sus necesidades.

En la caravana viajaban niños y ancianos, así que se buscaba que el viaje no resultara demasiado pesado y estresante para ellos.

“Son muy considerados.” Comento el joven miliciano con una sonrisa cálida.

Los refugiados que estaban en el camión, asintieron ante ese comentario.

Érica dio una sonrisa de respuesta.

No podían empujar en los refugiados a un viaje a toda marcha cuando no había preocupación de tiempo y era innecesario.

Es más, hacerlo resultaría en más problemas que beneficios…

“Bien, hasta que nos toque nuestro turno faltara demasiado tiempo.” Dijo Nicole mientras cerraban sus ojos para relajarse.

Los que tomaban el trabajo de eliminar criaturas eran los primeros camiones, así que una vez en la última fila solo había que esperar.

Érica también cerro sus ojos.

En unas horas tendrían una gran batalla y había que aprovechar cada momento para descansar y prepararse para luchar.

******

La mirada de Aurora tembló al ver que Alice empezaba a comer algunas papitas mientras un joven lo miraba seriamente.

Una persona normal devolvería la mirada y seguramente convidaría de sus papitas, pero Alice era diferente.

Ella solo miro hacia afuera y siguió comiendo sus papitas como si no hubiera visto nada.

Lo bueno es que en este camión se encontraban adultos y no niños que podrían representar un problema para su glotona y poco amable amiga.

[18:20 p.m.].

“Ya acamparemos y puedes pedir algo de comer hasta la cena.” Dijo el miliciano que estaba presente en el camión y el joven se avergonzó al escuchar esas palabras.

Aurora miro a Alice y agito su cabeza sin decir nada.

Sabía que para Alice sus papitas eran ‘sagradas’ lo que significaba que no invitaba a cualquiera a comerlas con ellas y le daba un significado especial.

A pesar de que tenía un anillo espacial que se encontraba repleto de bolsas de papitas de toda clase…

“Jefa un grupo de lycaons se encuentran en las ruinas de ‘Jinja’.” Informo Liam de repente.

Aurora miro su reloj holográfico y noto algunos lycaons rondando por las ruinas de la ciudad en donde crearían su campamento.

La proyección de los drones fue bastante eficiente.

“Nos adelantaremos con teletransporte.” Ordeno Aurora por el canal de comunicación y de inmediato utilizo su brazalete para moverse, llegando al cielo de la ciudad.

Las ciudades en ruinas por lo general no estaban cubiertas por árboles como todo el bosque lo que era agradable ya que permitía una mejor lucha y a la vez acampar de forma más cómoda.

A su lado apareció Alice, Akira, la Sumo Sacerdotisa Xaali y el aventurero Vázquez.

“Limpiemos la zona central para la llegada de la caravana.” Dijo Aurora y descendió en picada como un meteorito golpeando el centro de donde estaban las bestias mágicas, creando una nube de polvo en el proceso.

“Grrr…” Los Lycaons gruñeron salvajemente.

A Aurora no le importo que la manada de lycaons hicieran de este lugar su guarida, simplemente hizo que sus puños fueran cubiertos por relámpagos y golpeo a los ‘perros’.

No usaba demasiada fuerza solo la necesaria para quebrar algunos cuellos y romper algunos huesos.

Al principio los lycaons gruñeron queriendo hacerle frente, pero todo cambio cuando los brazos de Alice cayeran atrapando y golpeando a los lycaons.

Que Akira empezara a congelarlos y que Vázquez empezara a cortarlos no ayudo a la manada y el líder gruño e hizo que huyeran.

Lamentablemente al lugar que se dirigieron fue en donde la Sumo Sacerdotisa Xaali se movió y creo una distorsión espacial que hizo que los lycaons murieran de forma desagradable.

“Pueden venir.” Dijo Aurora por el sistema de comunicación y mirando a Vázquez, ordeno. “Encárgate con los aventureros de crear el campamento para esta noche, ustedes tienen más experiencia en este asunto. Los milicianos te ayudaran.”

Gran parte de los aventureros tenían una gran experiencia a la hora de sobrevivir en áreas peligrosas como estas.

Instalar el campamento y desplegar la seguridad en los lugares indicados maximizando la eficacia, era algo fácil para ellos.

“Sumo Sacerdotisa Xaali le pediré que se encargue de limpiar los alrededores con sus paladines. En cuanto a los demás necesitamos prepararnos para la llegada de esa ‘horda’.” Agrego Aurora por el sistema de comunicación y luego se empezó a dirigir al puente con Alice.

Cuando llegaron al rio ‘Victoria Nile’ se encontraron con un puente de piedra, pero no creado por manos humanas, sino que parecía ser creado por magia de tierra.

El rio era bastante caudaloso y fuerte.

“¿Crees que alguna criatura puede pasar a través del rio?” Pregunto Aurora a su amiga.

Si le dijeran a ella que tendría que pasar nadando, sería una odisea.

Ya que las aguas no solo eran caudalosas, sino que también se veía como si el rio fuera demasiado profundo.

Los cambios climáticos causados por la energía mágica fueron sin duda demasiados llamativos y era normal que este pequeño rio se volviera tan agitado.

Al sur de la ciudad a lo lejos este rio desembocaría en el ‘Lago Victoria’, que podía ser visto desde aquí.

“Solo criaturas superiores a Rango B. Las aguas se ven demasiado agitadas para que las criaturas más débiles lo intenten pasar… Claro, aquellas criaturas con afinidad al atributo agua o que tengan capacidades anfibias, lo podrán hacer.” Comento Alice comiendo sus papitas y observo el otro lado del puente.

El otro lado solo estaba la carretera descubierta y a cada lado estaba lleno de árboles verdes.

Si bien estos árboles no eran tan altos como los árboles en la tribu de gorilas, eran más frondosos lo que iba a ser complicado si había una batalla.

“Tendremos que limpiar los árboles y crear un área desierta para que los magos, tiradores y arqueros puedan demostrar sus habilidades con más eficacia.” Señalo Alice con un tono serio.

Aurora también observo la situación.

Las ramas, las hojas y el follaje complicaría a los tiradores, podrían disparar, pero su eficacia al actuar disminuiría al tener que usar habilidades de tiro avanzadas.

“Un equipo que los atraiga, un equipo de emboscada, y un equipo de asalto defensivo…” Murmuro Aurora planeando en su mente la mejor forma de utilizar a cada miembro de la caravana.

En la horda se encontraban más de mil criaturas.

Era muy posible que en el grupo no se encontrara un Rango S, debido a que esa clase de criatura, aunque tuviera una menor inteligencia no sería fácilmente intimidada por una bestia mágica de Rango SS.

Esta horda se formó debido a una criatura de rango superior presionaba a otras criaturas solo con su presencia lo que hizo que intimidara a las criaturas débiles y huyeran en una misma dirección en grupos que los hizo sentir a salvo.

Claro, gran parte de la horda eran criaturas o bestias mágicas que no eran tan inteligentes y se guiaban por sus instintos lo que hizo fácil conformar a esta horda.

“Atrapar su atención será el problema… ¿Usaremos un cebo mágico?” Pregunto Alice con curiosidad.

Algunas ciudades y pueblos tenían artefactos que alejaban a las criaturas y bestias mágicas normales sin una alta inteligencia.

De la misma forma había artefactos que podrían atraer la atención de esas criaturas sin alta inteligencia.

Llevaría a una batalla más complicada en un área determinada, pero si se usara bien podría convertirse en un cebo para crear una trampa perfecta.

La caravana tenía un par de esos artefactos en caso de necesidad.

“Si, necesitamos movernos rápido. La horda llegara en dos horas como máximo.” Comento Aurora mientras caminaba en dirección al otro lado del puente.

Los brazos de Alice que la seguía, se empezaron a convertir en cuchillas negras mientras caminaba por el puente.

Podían utilizar los vehículos de ingenieros para que movieran los árboles caídos, pero nadie era mejor para realizar el trabajo de cortar que Alice.

“Vamos te toca trabajar.” Dijo Aurora golpeando el hombro de su amiga y con una sonrisa, declaro. “Yo hago la cena hoy…”

Los ojos de Alice brillaron y con dos brazos se adelantó cortando la base de un árbol con su otro brazo en forma de cuchilla.

Tenía diez brazos en su espalda y cuatro eran usados para caminar, pero los otros seis servían como espadas afiladas que cortaban la base del árbol y las ramas solo dejando el tronco.

Alice se movió muy rápido mientras los arboles empezaban a caer uno tras otros sin que nadie la detuviera.

La máquina perfecta para la desforestación…

Por su parte Aurora empezó a organizar los preparativos para la defensa de la horda a la vez que se encargaba de que no hubiera un sobre esfuerzo en la organización permitiendo que todos se encontraran en perfecto estado para cuando la batalla llegara.

No era un trabajo tan difícil ya que los vehículos de ingenieros podrían encargarse de mover los árboles y reducir la fuerza de trabajo a la vez que podrían preparar algunas defensas con magia de tierra o el artefacto psiónico.

Mirando los recursos que estaban registrados en su reloj holográfico, Aurora empezó a seleccionar lo que sería útil para desplegarlo ahora.

Minas, artefactos mágicos ofensivos, pergaminos de hechizos y toda otra clase de objetos útiles en caso de emergencia.

Este no era el primer trabajo de Aurora, tampoco era su primer enfrentamiento a una gran ‘horda’.

Estar preparada para cualquier situación al azar era prioritario cuando se viajaba al interior del bosque mágico.

Esta situación no era diferente.

***Nota del Autor.***

Mapa del viaje de ida en los comentario. Si les gusto no se olviden de dejar un comentario o una reaccion. Tambien puede dejar su criticas, ¡los estare leyendo!

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.