Para usar el Modo Noche debes estar Registrado e Iniciar Sesión.
A- A A+

TG – Historia Paralela Nuevo Comienzo Capítulo 22: Estaba enfadada.

Historia Paralela Nuevo Comienzo Capítulo 22: Estaba enfadada.

Aurora caminó en silencio al edificio principal en donde residía.

La hoja de su espada todavía sangraba y las personas comunes la miraban y murmuraban toda clase de palabras, pero ella continuó sin envainar o limpiar su espada.

Los jefes de la expedición que la siguieron no hablaron al frente de todos y solo siguieron sus acciones, hasta que entraron en la sala principal.

Aurora se dirigió al asiento principal y tras sentarse, clavó su espada en el piso delante de ella mientras bajaba la cabeza.

“Ese fue un error.” Dijo Arnold con una expresión seria y al ver que todo estaba en silencio, declaró. “Mataste a personas de un gremio. Dentro del área de ese señor de la guerra… Eso fue imprudente.”

Imprudente… Aurora sabía que fue imprudente.

Asesinó con bastante facilidad como si no sintiera nada y se había convertido en una máquina de matar sin que se diera cuenta.

Su espada dejó gotear la sangre cayendo por la hoja al suelo y Aurora miró esa arma, mientras su mano deseaba temblar, pero no lo hizo.

Ahora no era el momento de ser tragadas por sus emociones, su lamento o la consecuencia de sus propias acciones.

“Es suficiente.” Dijo la Cardenal Brousseau tratando de apoyarla.

“No. No lo es. Dejen de tratarla como una niña. Su decisión influye en el resultado de todos nosotros y ahora al asesinar a locales nos ha metido en problemas… A toda la caravana, poniendo en peligro nuestra misión.” Intervino Arnold con frialdad y con un tono frío, agregó. “Pusieron a una niña al mando, y ahora tiene que asumir las consecuencias de liderar.”

Su tono se notaba molesto y estaba dejando salir la frustración de estar bajo al mando de una niña y que estuviera aguantando durante todo el viaje dejo ver su profesionalismo.

“Y porque es la líder de la expedición, muestra más respeto.” Interrumpió la Cardenal Brousseau con una voz autoritaria y luego con un tono suave, agregó. “Aun así, la acción fue una equivocación.”

“Un simple regaño…” Murmuró Arnold todavía más enfadado por esa respuesta.

Se notaba su enfado y era normal que estuviera así… Ahora mismo él era el único que la trataba como la líder y los demás o se quedaban en silencio o le daban un pequeño regaño como la Cardenal Brousseau.

Esa respuesta demostraba que los demás la seguían mirando como esa niña y la trataban de cuidar.

El resultado de sus acciones podía poner la caravana en contra de las fuerzas y organizaciones locales, a la vez que lo dejaron en una mala posición con el señor de la guerra local.

Se acababa de empezar un conflicto imprudente, sin consultar con los demás líderes y tomando la decisión por su cuenta.

Todo mientras había una misión más importante que debía ser llevado a cabo y la cual era su principal objetivo.

“¿Qué vamos a hacer?” Preguntó Zhan Tian con un tono serio.

Aurora se rio suavemente ante esa pregunta y se levantó mirando a los líderes de la expedición.

Sus expresiones se volvieron serias al mirarla.

No estaba llorando como algunos de ellos esperaron y su expresión era más fría que antes.

“¿Qué quieren hacer? ¿Pedir disculpas?” Se burló Aurora sin poder controlar su irritación e ira.

Tales emociones empujaron a que su presencia de rango S apareciera dejando ver que ella era fuerte.

Estaba inestable, pero eso no significaba que se iba a quedar inmóvil sin hacer nada cuando vio a humanos encerrados en una jaula.

La prioridad principal en la misión no quitaba que terminaría su objetivo de una u otra manera.

Tal vez no podía ayudar a todas las personas del mundo, pero al menos cuando estuviera presente haría lo que tenía que hacer.

Aun así, los puso en un peligro inevitable y ahora…

“Me encargaré de solucionar todo. Ninguno de ustedes necesita arriesgarse.” Declaró Aurora con un tono más frio de lo habitual.

Sabía que estaba mal como los estaba tratando cuando algunos de ellos la trataban de ayudar, pero no iba a detenerse.

No era una niña como ellos creían.

Había vivido bastantes situaciones durante su corta vida.

Desde la presencia de la Calamidad No-Muerta, cuando la ciudad Jerusalén desapareció, su venganza al gremio que lo causó y recientemente cuando el ‘Gran Kan’ actuó.

Esto era África.

Una tierra de nadie, salvaje y en donde solo los fuertes sobrevivían y hacían lo que deseaban hacer… Y ella era fuerte.

Y estaba enfadada.

Lo suficiente enfadada como para acabar con todo ese gremio y eso haría.

—He encontrado la posición del Gremio Roble.

******

En una mansión alejada de la pequeña Ciudad Zinder, un grupo de personas se encontraba en una gran sala en medio de una reunión privada.

Su barrera impedía que las llamadas o interferencias externas entraran y algunos de ellos tenían varias sonrisas.

La mayoría eran del Gremio Roble, quien tenía algo de prestigio en la zona.

Tenían un rango S y en realidad el gremio había venido del exterior en busca de ganancias más rentables y una mejor vida… Básicamente queriendo disfrutar como reyes en donde nadie los detuviera.

“Zerzura… Una ciudad levantada en medio del desierto, el problema es la Iglesia del Tiempo y el Espacio y la Empresa Apicius que dicen que lo están apoyando.” Dijo uno de los miembros de la reunión.

Era el líder de una pequeña organización atada al Gremio Roble, y prácticamente ese hombre era quien se encargaba de la trata de personas y su venta.

Entre todas las pequeñas ciudades en el oeste de África, este lugar era el más pequeño y el que menos competencia tenía.

En otra área estaban los soldados del ‘General’ e incluso estaba presente la ‘Señora de las Bestias’ cuyos impuestos y tasas de intereses eran extremadamente altos.

Ellos eran los ‘Grandes Señores de la Guerra’ más cercanos, pero también al oeste se encontraba otro y ni hablar de que aquellos que controlaban las ciudades, eran bastante en número.

Oriente Medio había sido el lugar ideal para antiguos jugadores y lunáticos, pero eso cambio cuando Malik Zamora inició su estúpida guerra y ahora África se había convertido en el mejor lugar para aquellos que desean libertad.

Mientras sean fuertes, y evitaran aquellos más fuertes que ellos nadie los podría detener.

Ahora era diferente.

“¿Cómo vas a estar asustado por unas niñas?” Preguntó el líder dedicado a la sección de drogas.

Su pregunta burlona hizo que los otros se rieran con diversión

¿Qué clase de ciudad pone a dos ‘niñas’ como sus ‘protectoras’?

El título de ‘Protectora de Zerzura’ se estaba extendiendo rápido, pero mayormente se hizo con un tono burlón, poniendo al antiguo señor de la guerra ‘Gran Kan’ como un inútil.

Una situación era morir por un héroe que posiblemente sea un antiguo jugador y otra era morir por una niña que apenas estaba terminando la secundaria.

“Solo hay que demostrar quienes somos, lo que hacemos y de lo que somos capaces. La Empresa Apicius no se meterá con nosotros y en cuanto a las ‘Protectoras de Zerzura’, se lo pensarán dos veces antes de actuar… Y ni hablar de que la dejen decidir actuar.” Dijo el líder de rango S con una pequeña sonrisa.

El gremio antiguamente era pequeño, pero ahora se había fusionado con otras organizaciones y se había vuelto de tamaño mediano… Hasta el punto de que él había logrado ascender de rango.

Eran considerados la segunda fuerza más importante en la ciudad y en realidad estaba detrás del señor de la guerra que gobernaba, por el simple hecho de que tras de ese individuo se encontraba el ‘General’ de rango SS.

“Los negocios seguirán.” Dijo el líder y mirando los presentes, agregó. “Lo que necesitamos pensar ahora, es ver si es posible comerciar con los demonios. Ellos han traído bastantes cosas de su mundo y algunas pueden ser valiosas.”

Venderle personas para los rituales podía ser una buena forma de comerciar y otra era venderle armas modernas.

Ahora que la guerra estaba en favor de los humanos era posible que algunos demonios empezaran a escapar y ellos podían recibirlos.

Los ojos de los demás miembros brillaron con intensidad, pero el líder sintió algo y frunció el ceño.

Era una extraña sensación de ser encerrado.

“¿Sucede algo?” Preguntó otro individuo con curiosidad.

No todos eran usuarios de habilidades y algunos de ellos eran personas comunes que solo realizaban negocios.

El líder desactivó la barrera de la sala y permitió que los relojes holográficos se conectaran con el exterior.

Los mensajes empezaron a llegar, pero la visión de todos se fue a la ventana.

“¿Ya se hizo de noche?” Dudó alguien con un fruncir de ceño.

La barrera era lo suficiente fuerte como para evitar escuchas o miradas, así que era normal que cubriera todo el lugar evitando que la luz entrara.

Sin embargo, esa ventana que dejaría entrar la luz del sol, ahora dejaba ver oscuridad.

Ambos se acercaron y abrieron la ventana apartando la cortina, entonces las expresiones de todos cambiaron.

Toda la mansión fue rodeada de oscuridad.

No era como si la noche hubiera caído de repente, sino que era como si ellos hubieran sido tragados por un abismo de oscuridad interminable.

El cielo estaba completamente ocultó sin dejar ver estrellas, pero también en el jardín no dejaba ver los árboles que estaban al otro lado.

Entonces, esa oscuridad tembló y dos jovencitas atravesaron la capa de masa negra que cubría el lugar, con miradas frías.

Una de ella estaba conectada a esa oscuridad por medio de sus pies que lograba extenderse por ese inmenso domo en el cual habían sido encerrados.

La otra tenía una espada en su mano que lograba dar una sensación fría e insensible.

Ambas tenían el cabello negro y ojos del mismo color, pero su mirada era diferente de una forma única.

Aquella con la espada tenía una mirada fría y seria, mientras que su compañera daba una mirada indiferente como si estuviera mirando cadáveres.

Ellas eran tal como los rumores habían dicho… Dos niñas guapas de cabello y ojos de color negro azabache que eran lo suficiente frías como para asesinar al ‘Gran Kan’ y su grupo.

“¡Ríndanse!” Exigió la jovencita con la espada.

“…”

Primero hubo un silencio y le siguió una gran risa por parte de todos lo que estaban presente.

“¿Rendirse?” Preguntó el líder divirtiéndose y al salir por la ventana dejo ver su aura de rango S de un espadachín.

Había ascendido hace poco, pero era fuerte y además…

“¿Por qué nos rendiríamos?” Preguntó de vuelta con una gran sonrisa al ver a su gente salir de la mansión.

Hoy se llevó a cabo una importante reunión con bastantes jefes de diferentes secciones y si bien algunos de ellos no eran usuarios de habilidades, sus guardias eran fuerte.

Como si fuera poco, este lugar era la sede de su gremio y en ella se encontraba toda su gente y ahora cada uno de ellos salieron con sus armas.

Tal vez solo había cerca de siete rangos A, pero todos los demás eran rango B o C y la cantidad ahora se convirtió en un tipo de fuerza.

Dando sonrisas engreídas al estar al lado de sus compañeros, sintiendo la confianza de sus números, sus sonrisas solo duraron un breve momento.

“…”

El domo de oscuridad tangible tembló con fuerza y entonces cientos de miles de lanzas negras salieron desde todo el lugar apuntando a la mansión.

Eran demasiadas para contarlas a simple vista… Y al verlos todos temblaron en pánico.

Dándose cuenta de que habían entrado en un dominio de otra persona… Un dominio de oscuridad.

Y ahora se dieron cuenta de que muy posiblemente no podrían salir vivos.

***Nota del Autor:

Mañana volvemos a los capitulos de la historia presente. Por cierto, tambien va a ver doble capitulo y uno sera un ‘Capitulo extra’. No se si a alguien le gusta esos tipos de capitulos, pero sirven para profundizar en algunos temas.

 

Descarga:

Deja un comentario para mostrar que estuviste aquí:

Necesitas Iniciar Sesión para comentar.